jueves, 12 de marzo de 2009

CONVERSATORIO UNIVERSITARIO

Tras una charla a 300 catequistas les desafié a organizar algo más comprometido: Invitar a jóvenes de universidades e institutos superiores para conversar acerca de la realidad y del compromiso cristiano.

Dicho y hecho. Dos alumnas de mi universidad aceptaron el reto y se lanzaron a organizarlo. El tema: EL PAPEL DEL JOVEN CRISTIANO EN LAS INSTITUCIONES SUPERIORES

Los ponentes el Dr. Luis Solari de la Fuente, Decano de la Facultad de Ciencias de la Salud , Universidad Católica Sedes Sapientiae, EX MINISTRO de Salud,  EX  PRESIDENTE del Consejo de Ministros y un Servidor, Doctor en Historia de América, Profesor de Historia de la Universidad Católica Sedes Sapientiae, Director del CEPAC. Miembro del Instituto Riva Agüero

En el afiche figuraba, además; FECHA: Viernes, 20 de febrero. HORA: 7:00 PM.

LUGAR: Parroquia Santísimo  Sacramento: Aula Magna. Lima Norte. Diócesis de Carabayllo

PARTICIPANTES:

Estudiantes de Academias, Institutos y Universidades.

¡INGRESO LIBRE!: SE ENTREGARÁ CONSTANCIA DE PARTICIPACION

Me sorprendió la masiva respuesta, casi cien jóvenes. Se comenzó con la inscripción, una oración, minutos de dinámica 3 x 3 en la que se reunieron para identificar necesidades que ellos veían en el compromiso católico universitario. Y, luego, las ponencias del Doctor Solari, tan ilustrado y tan comprometido, y la mía, seguidas ambas de un montón de preguntas.

Yo, al ver tan concurrido auditorio, comencé hablándoles de Don Bosco y su pasión por los jóvenes, invitándoles a darse todo a Cristo y a la Iglesia para ganar a los jóvenes. Quedó muy claro que hay jóvenes dispuestos, maduros, y decididos a darlo todo por nuestro Dios y por Perú, desde su condición universitaria.

Quedamos animados a proyectar la iniciativa en otros lugares. Pues, ya lo saben. Estamos en contacto. Les dejo el esquema de mi charla. Seguimos en la brecha. ¡Todo por los jóvenes!

 

UNIVERSIDAD,  VOLUNTARIADO y MISIÓN

Ser y sentido de la Universidad

Si el secreto de no envejecer es aprender permanentemente, la universidad puede proporcionarnos el elixir de la juventud. Pero ¿qué es aprender? ¿Acumular conocimientos? Por supuesto que sí, pero ¿es sólo eso?. Si admitimos que es adquirir cultura nos veremos obligados a definir este término. No he encontrado otra definición más breve y sencilla que la aportada por Juan Pablo II en la UNESCO: “Cultura es aquello por lo que el hombre en cuanto hombre es más”. Aquí está la clave, SER, no basta con tener, adquirir, acumular, SER. Recordamos el himno universitario comienza con un deseo: Gaudeamus igitur (alegrémonos ahora) iuvenes dum sumus (mientras somos jóvenes). Uno de los componentes más representativos del mundo universitario es la tuna. La actitud juvenil y dinámica de los tunos nos recuerda que vivimos una época cuya nota de identidad esencial es el cambio permanente. El desafío de la Universidad es provocar, inculcar en los profesionales una actitud crítica y creativa, el propiciar la formación continua y el perfeccionamiento académico; constituirse en centros del más alto nivel donde se enseñe científicamente y con la mayor calidad, el crear comunidades que investiguen, todo ello con una ética personal y una proyección social comprometida (tanto con su realidad local inmediata como con la aldea global mundial).

Me gustaría hablarles de tres asuntos:

I. Qué es la Universidad a la luz de la historia

II. Horizontes para el voluntariado

 

I. QUÉ ES LA UNIVERSIDAD A LA LUZ DE LA HISTORIA

A. ¿ Qué no es la Universidad ?

1. Una fábrica de títulos. 2. Centro de acogida a jóvenes sin trabajo que les "coloca" provisionalmente con la esperanza de un futuro modus vivendi en la sociedad. 3. Oficina de trabajo para funcionarios docentes más o menos prestigiosos. 4. Almacén donde se guardan y transmiten conocimientos; o supermercado donde llenar nuestros cestos mentales. 5. Sala de fiestas 6. Torre de marfil donde se refugian enciclopedias con patas, sabios distraídos, encerrados en ghettos aislados de la sociedad.7. Sacristía de los partidos políticos donde acolitan tiernos monaguillos a los sacerdotes de la nueva religión del saber o sociedad del conocimiento. 8. Rebaño de "borregos de Pancorbo o rumiantes de la Santa Alianza" (J. Maritain); ni miméticos imitamonos de todas las modas futuristas por el hecho de ser lo último, ni nostálgicos de otras épocas para los que "cualquier tiempo pasado fue mejor".9. Kiosco de distinciones académicas que olvida lo fundamental como denunciaba Luis Puchol, subdirector de Ciencias Empresariales Europeas en Madrid, al comentar por qué había rechazado a un brillante titulado superior cargado de condecoraciones: "sabe muchas cosas menos tres: no sabe hablar, no sabe leer y no sabe escribir". 10. Despiezamiento de saberes, creación de monstruos que desarrollan mucho unos órganos y dejan otros sin crecimiento.

B. Factores históricos que propiciaron el surgimiento de la Universidad:

La causa fundamental del surgimiento y organización de las Universidades son las circunstancias y condiciones de la época, lugar, ambiente cultural y social, junto con una institución fuente, la Iglesia, que aportó las ideas y los hombres.

C. Misiones de la Universidad. Entre muchas, yo he seleccionado cinco:

1. Escuela donde se forman los dirigentes que, conociendo el pasado y aprendiendo de él, poseen una acitud crítica y constructiva de todas las dificultades que impiden al hombre un mayor grado de realización personal y social. Es un centro de liderazgo, de formación se selectos.

2. Síntesis de saberes

Uno de los peligros que acechan a la Universidad de nuestro tiempo es la falta de sentido de la totalidad del saber. La superespecialización está llevando a un neoanalfabetismo aunque esté revestido de ropaje de la educación superior. Son los "nuevos bárbaros" según J. Ortega y Gasset. La esencia de la Universidad es reconciliar todos los saberes obtenidos en las ciencias naturales y sagradas en un síntesis general que las comprendía y explicaba. Aunque en la actualidad la gran cantidad de información y conocimientos hace inviable esa síntesis general exterior, a lo menos sí es posible una síntesis general basada en la sabiduría interior que plenifica y potencia al construir personas cabales y unificados interiormente.

Como detalle práctico el universitario debe extractar de cada materia los conocimientos básicos, los que le dan sentido, y una vez realizada esta tarea relacionarlos con otros deiferentes asignaturas de su especialidad.

3. Formación integral. Conjugar el progreso en los aspectos materiales de la vida con la defensa de los valores del hombre que dan sentido a ese progreso material. El gran reto de la Universidad actual es enseñar a ser persona, formar su conciencia, ayudando a descubrir con claridad la luz que encamina al hombre a lograr que su conducta alcance la plenitud humana a la que está llamado. Exige además la realización de una obra perfectamente acabada

4. Buscadora de la verdad: de las cosas, de la propia vida, del ser humano.

Como bien decía A. de Sain Exupery : "La Verdad para el hombre es lo que hace de él un hombre" Este empeño por buscar la Verdad, pro comprender  yhacer comprender el mundo es la misión más sublime del hombre.

Además de esta Facultad menor, la Universidad medieval estaba constituida por otras tres Facultades mayores, la de Teología, la de Derecho y la de Medicina, las tres grandes ciencias de la «adecuación», del «orden»:

a) La Teología nos enseña cuál es el «orden divino» a «orden macrocósmico», que, como es obvio, es raíz y fuente de todos los demás.

b) El Derecho nos enseña cuál es el «orden civil» a «orden del mesocosmos», el «orden de la república».

c) La Medicina, en fin, nos enseña cuál es el «orden humano» a «orden del microcosmos», el «orden del cuerpo».

5. Compromiso solidario. Es uno de los más eficaces instrumentos de renovación y perfeccionamiento social. Presta un gran servicio al hombre y a la sociedad ayudando a obtener respuesta a los interrogantes más íntimos del ser humano, colocándole como centro de todo su actuar. No debe olvidar el universitario que la sociedad ha invertido un fuerte presupuesto en su formación y debe retribuirle con su proyección. O la Universidad sirve, se proyecta en la sociedad, o de lo contrario, no sirve para nada.

II. VALORES DEL VOLUNTARIADO:

Ser voluntario es una nueva forma de ver, de mirar, de sentir al hombre y la realidad. Vivimos en una sociedad que nos muestra lo que quiere y nos oculta lo que no le interesa. Y podemos pasar ante realidades de marginación social, exclusión, soledad, indiferencia, desigualdad con una mirada epidérmica, abúlica y acorazada. Todos hemos tenido la experiencia de personas que no dan crédito a pequeños detalles de nuestra labor con el cuarto mundo. No es patrimonio de una clase social o de un factor coyuntural. Nace de la conciencia que sabe que todo hombre viene a la existencia con una misión que cumplir. R. Follerau, el vagabundo de la caridad y apóstol de los leprosos: "O bomba atómica o caridad".

Una primera aproximación a la imagen del voluntario la encontramos en el capítulo 3 de los Hechos de los apóstoles. 'Pedro y Juan suben al Templo y encuentran en la puerta un tullido de nacimiento que pide limosna a todo el que entra. Éste al verlos, les pidió una limosna. Fijaron en él la mirada y Pedro le dijo: "míranos". Él les miraba con fijeza esperando recibir algo de ellos. Pedro le dijo: "no tengo plata ni oro; pero lo que tengo, eso te doy: en nombre de Jesucristo echa a andar'.

Responsabilidad. G. Villapalos, ex-rector de la Universidad Complutense de Madrid y A. López Quintás, catedrático de Estética, acaban de publicar un libro muy interesante, El libro de los valores  (Planeta, Barcelona 1996) en el que incluyen este cuento, a la vez simpático y sugerente: "Éste es un cuento sobre Gente llamados Todos, Alguien, Cualquiera y Nadie. Había que hacer un trabajo importante y Todos estaban seguros de que Alguien lo iba a hacer. Cualquiera lo podría haber hecho, pero Nadie lo hizo. Alguien se enojó por esto, porque era el trabajo de Todos. Cada uno pensó que Cualquiera lo podía hacer, pero Nadie se enteró de que Todos no lo iban a hacer. Todos culparon a Alguien, cuando Nadie hizo lo que Cualquiera podría haber hecho".

 

0 comentarios:

Video homenaje a Manolo

"¡Cómo no creer!. Señor de los Milagros

 

José Antonio Benito Copyright © 2009 Gadget Blog is Designed by Ipietoon y adaptado por ANGEL SANTA MARIA R. Sponsored by Online Business Journal