lunes, 27 de abril de 2009

CONGRESO SOBRE SANTO TORIBIO EN EL CALLAO

Actas del I Congreso Teológico Internacional De la primera evangelización a la Nueva Evangelización del Perú, celebrado en noviembre del 2006. Facultad de Teología “Redemptoris Mater”, Callao, 2008, 190 pp.

 

Grandes eventos como el V Centenario de la evangelización de América en 1992 o el IV centenario de la muerte de Santo Toribio pueden pasar sin pena ni gloria si a la efímera celebración no la continúa el seguimiento de publicaciones o conmemoraciones. Por tal razón, saludamos y felicitamos la edición de las Actas de un congreso singular que quiso unir los 400 años del tránsito a la gloria del segundo arzobispo de Lima y los 60 años de la ordenación sacerdotal de Juan Pablo II.

Entre los grandes aportes, se ha de resaltar en primer lugar la presencia del sucesor de Santo Toribio en la sede limeña, Cardenal Juan Luis Cipriani, quien inauguró el congreso con una conferencia referida a la santidad de su predecesor: “En la vida de Santo Toribio se entrelazan de manera admirable la gracia de Dios y la libertad del hombre y ese encuentro forja en santo Toribio una personalidad recia, culta y madura que causa una verdadera revolución en el corazón de todos los habitantes de su época” (p. 29).. Concluyó que  “de  la Primera Evangelización a la Nueva Evangelización, de la vida de Santo Toribio a la del Siervo de Dios Juan Pablo II hay un hilo conductor, una realidad sobrenatural: la opción por la santidad” (p.32)

A mí te tocó hablar de “El sacerdocio ministerial en las enseñanzas y en la vida de Santo Toribio” (pp.33-60), centrándome en su empeño por el fomento de los estudios teológicos y la animación de las vocaciones sacerdotales.

El Nuncio de SS en Perú, Rino Passigato, nos compartió un emotivo testimonio sobre Juan Pablo II, acerca de su ordenación episcopal, sus conversaciones personales de sus misiones en Burundi, Bolivia, Perú.

El P. Silverio Nieto Núñez disertó con ciencia, conciencia y fino humor, sobre “La Iglesia y su relación con la sociedad: De la primera a la nueva evangelización”. Es un retrato de nuestro mundo postmoderno en relación con nuestra Iglesia, la de España y la del Perú. Partiendo del régimen de “patronato regio” la sociedad toribiana sembró la fe, plantó la Iglesia y con defectos y virtudes dejó huella indeleble. Sobre los grandes retos de la Nueva Evangelización y la sociedad actual cabe anotar las ocho propuestas del Papa Juan Pablo II: defensa de la vida, promoción de la familia, eliminación de la pobreza, derechos humanos, desafío de la paz, medicinas para todos, conservación del ambiente, la libertad humana. Por su parte, los desafíos a la fe, pasan por  la dictadura del relativismo, el sentido de comunión, el encuentro con las religiones y la salvación ofrecida por Cristo al hombre, el gnosticismo y la nueva era como “rechazo implícito de la Encarnación de Cristo como única salvación” (p.85), el avance de las sectas, los nacionalismos xenófobos y fundamentalismos religiosos o ideológicos, el Islam, el terrorismo. “Pero vino Jesús” (p.89) y los “cristianos”, quienes con la confesión humilde, enérgica y sin falsos pudores, de su fe en el Señor, darán la respuesta que el mundo plantea. Juan Pablo II lo dijo en España: ¡Reavivad vuestras raíces cristianas!.. No dejéis de testimoniar vuestra condición de creyentes, actuando con coherencia en el ejercicio de vuestras responsabilidades familiares, profesionales y sociales” (p.93)

Juan Ginés Ortega analizó el rico magisterio del papa sobre la familia: la casa familiar no es solo el lugar del acogimiento de las personas, sino también el lugar de la memoria; puede ser la “morada de Dios con los hombres”, el santuario de la vida, el lugar conde se fragua el futuro de la humanidad.

El P. Néstor Alejandro Ramos, de FASTA (Argentina), estudió “El aporte de Santo Tomás según Juan Pablo II”, tanto en su formación (sus estudios en Roma con los dominicos como el R. Garrigou-Lagrange) como en sus enseñanzas (varias de sus encíclicas y mensajes rebosan textos tomistas), quien “en medio de la crisis moral actual propone rescatar, de la mano del Angélico, una armoniosa relación entre lo natural y lo sobrenatural” (p.130).

La ponencia “El camino para formar fieles cristianos para la Nueva Evangelización en el Siervo de Dios Juan Pablo II y SS Benedicto XVI”  de José Luis del Palacio, desborda lo académico y resulta un clarín de guerra contra el paganismo y los bárbaros del siglo XXI: “este cambio epocal que está padeciendo la Iglesia debe ser enfrentado con valentía, decisión y confianza...Necesitamos con ojos proféticos mirar con lucidez hacia delante, reponernos de sustos y renunciar a litigios mezquinos, hacer un nuevo acto de fe, esperanza y amor en Jesucristo...y evangelizar” (p.132). El medio es el catecumenado, institución consustancial al bautismo y confirmación. Los paradigmas: Pablo, Agustín, Francisco de Asís, Vicente de Paúl, Kolbe, Teresa de Calcuta, Juan Pablo II. “De la cruz nace la revolución del amor... ¡Bendita sea la cruz de Cristo que nos enseña a dejarnos crucificar!” Cristo crucificado salva al hombre” p.138

Monseñor Javier del Río expuso “Eclesiología y evangelización. De Santo Toribio de Mogrovejo al Siervo de Dios Juan Pablo II: Reflexiones para la nueva evangelización”. Tiene de fondo el tema de su tesis doctoral: la autocomprensión de la Iglesia (como se hiciese en el Perú del siglo XVI) genera un genuino estilo misionero del talante de Santo Toribio. El tiempo presente, el vivido santamente por Juan Pablo II, el de la nueva evangelización hay que verlo como “una oportunidad providencial para fortalecer y completar la primera evangelización del Perú” (p.170) a través de la renovación teológica, la renovación litúrgica y la vida en comunidad.

La conferencia de clausura corrió a cargo del Prelado del Callao, Monseñor Miguel Irízar, quien habló de “los movimientos eclesiales y las nuevas comunidades como respuesta del Espíritu Santo a los desafíos del nuevo milenio”. Más allá de un recuento magisterial, Monseñor Irízar brindó su rica experiencia episcopal con los movimientos eclesiales: Movimiento Familiar Cristiano, Cursillos de Cristiandad, Movimiento de Vida Cristiana, Renovación Carismática Católica, Comunión y Liberación, y, sobre todo, con el Camino Neocatecumenal. Todo ello, en el contexto de la V Conferencia Episcopal de Aparecida y enmarcado en el Plan Pastoral Diocesano (Iglesia Comunión, Evangelizada y Evangelizadora, Misionera, Servidora)

 

Video homenaje a Manolo

"¡Cómo no creer!. Señor de los Milagros

 

José Antonio Benito Copyright © 2009 Gadget Blog is Designed by Ipietoon y adaptado por ANGEL SANTA MARIA R. Sponsored by Online Business Journal