domingo, 19 de abril de 2009

LA TORRE DE LA IGLESIA DE MI PUEBLO


Al celebrarse el día del monumento este 18 de abril, me viene a la memoria lo que sucedió con la torre y espadaña de mi pueblo, Rollán (Salamanca). Yo, que nací enfrente de esa torre, he sentido siempre una fascinación particular por las torres y los campanarios; sufrí una depresión impresionante cuando la vi desmochada en 1990; era desolador. Ha sido de las pocas veces que me sentí con ganas de expresarlo a través de un poema, a ritmo de copla, como suelen cantar los de mi tierra. A continuación les brindo varios poemas del señor Argimiro de la Nava, gran amigo a quien admiro por su honda sensibilidad estética a la hora de escribir, así como su sencillez y coherencia.

¡LEVANTEMOS LA TORRE!
Lo primero que contemplaba
al acercarme a Rollán
era la torre empinada
como el ara de un altar.
Clavada en el cielo
como flecha inmortal
me atraías a tu suelo
como poderoso imán.
Nido de cigüeña,
alas para volar,
vida sana, gente limpia,
libertad en soledad.
Y en lo alto el campanario
pregonero de unidad
que anuncia la nueva vida
y despide la que se nos va.
Repique de campanas
que llamas gozoso para bautizar
y te quejas doliente
al doblar para el funeral.
Leales compañeras
que tocáis a rebato
por un incendio,
la pérdida de un niño
y siempre para fundirnos
en la fuerza de un destino.
Campana de mi espadaña
mensajera de hermandad,
antídoto del egoísmo
con tu cadencioso sonar.
Diez de agosto del noventa,
san Lorenzo, nuestra fiesta,
la campana amordazada,
ha caído la cabeza.
Desmochada nuestra torre,
por los suelos sepultada,
montón caótico de piedras,
bella atalaya destrozada.
Ni las cigüeñas sin nido
se quedan en el lugar,
buscan llorosas la torre,
cimientos para su hogar.
Hay un silencio de muerte
en la villa de Rollán,
ya no tocan las campanas
¡viva la juerga y el pan!
Pueblo solitario
de infinita paz,
llora sin campanario
añora la eternidad.
Todo es horizontal
mi coche, mi piso, comodidad
cada cual a lo suyo
¡todo va a estar igual!
Bostezos de siesta,
cuento de nunca acabar,
yo me quedo en mi casita
¡mira qué bien se está!
De repente una campanilla
lanza un tímido tan tan.
Cristo viejo del Humilladero,
¡danos tu voz de cristal!
"Vecinos de Rollán
no digáis que es imposible,
lo importante es comenzar ¡
Venid a esta ermita
venid y meditad
lo que puede un pueblo unido
cuando tiene voluntad".
Cristo del Humilladero,
dulce y misericordioso,
agradecido por la obra
de fieles tan generosos
lanza un grito de socorro
al pueblo de Rollán,
"¡Alza la vista, en marcha, ya!
Contempla tu historia,
aviva tu memoria.
Un celta, Rolland, te fundó,
la Orden de Alcántara
te levantó y te formó.
Perla de la Pequeña Armuña,
capital de arciprestazgo,
cantera de hombres honrados,
pueblo andaluz en Castilla injertado.
¡Manos a la obra!
¡Todos a una!
Levantad la torre
más alta que ninguna,
dejaos de Babeles,
de dimes y de diretes,
poned una piedra firme
que os una y os despierte."
¡Repica campana,
campana de mi lugar,
repica más que ninguna,
convida a la fiesta ¡ya!
Mártires de la villa,
patrono de mi Rollán,
sonreíd satisfechos
que una torre hasta el techo
unidos os construirán.


AL CAMPANARIO Y LAS CAMPANAS
Desde el camino de Sagos
qué triste se ve Rollán,
sin campanario y campanas
a mí qué pena me da.
No dejaré de estar triste
cuando vaya a pasear
por el camino de Sagos
y yo mire para Rollán.
Tu elegancia se ha caído,
¡quién la podrá levantar!
para que nos den alegría
cuando se va a bautizar
Hoy te visita a ti un hijo
que hace muchos ya
las campanas repicaron
en la villa de Rollán.
Y los que nacen ahora
no le pueden repicar,
ni le doblan al que muere
para poderlo enterrar.
Triste se ha quedado el pueblo
¿cuándo se podrá alegrar?
Sin campanario y campanas
está muy triste Rollán.
(Rollán, 9.9.91 A.N.B)

Ya no se ven las cigüeñas
en la torre de Rollán,
ahora quedamos diciendo
¿cuándo la levantarán?
Según he sabido yo
entre el alcalde y el cura
le han pedido tres millones
a Castilla y León.
Castilla y León le dicen
andamos mal de dinero
pedídselo a Felipe.
Yo pienso y digo: señores
y creo estar muy certero
que para levantar la torre
no encontraremos dinero.
Cada vez que paso y veo
a las piedras de la torre
me dan ganas de hacer (caca)
el pensar cuando las ponen
qué hermosa iglesia tenemos en el pueblo de Rollán
pero nos hace falta la pasta
para poderla arreglar
Por muy cierto me han hablado
que el derribar la torre
millón y medio ha costado
hay que mirar esta iglesia
del arco central adelante
con sus bóvedas de piedra
y un altar con mucho arte.
Del arco hacia atrás tenemos
de techo el artesonado
de madera de castaño,
con una hermosa capilla
y unos excelentes santos.
Para el piso de la iglesia
y levantar dicha torre
si los cálculos no me faltan
serían ocho millones
y qué hemos adelantado
con bajar la cantería
si hemos dejado el mampuesto
que es donde está la avería.
El cura y ayuntamiento
han tenido reunión
para ver si de algún modo encontraban solución.
Señores, esto lo verán ustedes
que han hecho cosa mala
¿Cómo habrá quedado la piedra
según está de amontonada?
Es una pena, señores,
esto el que entienda
un poco lo sabe
que le hayan puesto esta teja
y le quitaran la árabe.
Felipe le dice a don Eustaquio
muy cargado de razón
si no tocamos las campanas
se acaba la devoción.
No han tocado las campanas
el día que resucitó
van a tardar en tocar
eso os lo digo yo.
Si estas líneas ofendieran
a alguno de los que miento
por favor, que me perdonen
no he querido faltar, lo siento
No quiero faltar a nadie
con estas líneas sinceras
y si esto no fuera así
bajara Dios y lo viera.
Yo no soy ningún poeta
ni tampoco un escritor
soy un señor jubilado
que habré cometido faltas
por lo que pido perdón.
Con esto termino y digo
no cargado de bebida
que la torre de Rollán
ni en cien años se caía.

AL ALBAÑIL de ROLLÁN
Albañiles de Rollán
artistas con la paleta
la plomada y el nivel
el renglón y la piqueta.
El ladrillo en vuestras manos
toma vida y emoción
y el cemento con la arena,
lo funde en feliz unión.
- Noble oficio el alabañil
que con sus manos trabaja
diversidad de elementos
para construir la casa.
Pon tu alma en tu trabajo
albañil o constructor
que nunca te falten ganas,
entusiasmo e ilusión.
A todos los albañiles
un saludo muy cordial
porque bien se lo merecen
por su trabajo genial.

REPICAN LAS CAMPANAS
Ay qué alegría tan grande
nadie puede imaginar
que repican las campanas
en el pueblo de Rollán.
Cuando tiraron la torre
todos juntos a una voz
¿se volverá a ver subir?
y esto ha sido una ilusión
Pascua de Resurrección
al estar la procesión
al encuentro con su Hijo
la campana ya tocó
Pero no definitiva
hasta que el doce de mayo
qué de lleno repicaron
para rezar el Rosario.
De vuestra Virgen querida
de Fátima que llamamos
que en el pueblo de Rollán
la fiesta le celebramos.
Así que fue una emoción
al oírlas repicar
que todos ese gran día
se anhelaba de verdad.
Por Ángel Sánchez Vicente
las gracias hemos de dar
y a Castilla y León
que tienen buena amistad.
Así que todos unidos
y no seamos veletas,
la fijeza de la torre
todo eso se demuestra.
El de ser buenos cristianos
y no esperamos al fin
de ser firmes como torres
y para Cristo vivir
Y cuando llegue la hora
estemos bien preparados
y allí Dios nos dará el premio
que nos hemos ganado.
Esta torre levantada
qué alegría nos ha dado
por eso un acto cristiano
tenemos que celebrarlo
y estemos todos unidos
mirando bien a lo alto
con la firmeza de torre
que es la señal del cristiano.


0 comentarios:

Video homenaje a Manolo

"¡Cómo no creer!. Señor de los Milagros

 

José Antonio Benito Copyright © 2009 Gadget Blog is Designed by Ipietoon y adaptado por ANGEL SANTA MARIA R. Sponsored by Online Business Journal