lunes, 7 de septiembre de 2009

EL ROSARIO EN TU VIDA FAMILIAR

Tal es el título de este librito de 118 páginas editado por Catequesis Familiar de Lima. Figuran como responsables el P. Juan Binoni, misionero monfortiano, y la Hna. Augusta Carrara, de las Hijas de la Sabiduría. Han colaborado los Padres Kraft, el P. Daniel Malasquez y el profesor J.A. Benito.

Sumamente práctico. La parte introductoria contiene cuatro apartados: El rosario como corazón maternal de la catequesis familiar, historia (cómo se ha ido formando el Rosario, la presencia de María en la evangelización de América, santos peruanos devotos del rosario), la contemplación como alma del rosario, modo práctico de rezar el rosario. El segundo capítulo, central, contiene la meditación de los 20 misterios de acuerdo con un esquema muy atractivo: Momento de silencio-Meditación, preguntas para reflexionar, testimonio, oración. El tercero, y último, recoge 30 textos sobre el valor de esta oración. Como apéndice, se presenta el aleccionador ejemplo de santa Juna Beretta, madre de familia. Quien desee obtener, puede ponerse en contacto con la Oficina Nacional: 4615087, oficina@catequesisfamiliar.org al módico precio de 4 soles. Magnífico instrumento ahora que entramos en la Gran Semana Mariana (día 8, su cumpleaños; día 12, fiesta del Dulce Nombre; día 15, Nuestra Señora de los Dolores; para rematar en la fiesta de la Merced).

Juan Pablo no pudo ser más claro y explícito al señalar la importancia del Rosario en las familias y la sociedad actual, en su carta sobre El Rosario de la Virgen María:  (RVM) “Otro ámbito crucial de nuestro tiempo, que requiere una urgente atención y oración, es el de la familia, célula de la sociedad, amenazada cada vez más por fuerzas disgregadoras, tanto de índole ideológica como práctica, que hacen temer por el futuro de esta fundamental e irrenunciable institución y, con ella, por el destino de toda la sociedad. En el marco de una pastoral familiar más amplia, fomentar el Rosario en las familias cristianas es una ayuda eficaz para contrastar los efectos desoladores de esta crisis actual” (n.6).

Después de varios años en relación con Catequesis Familiar y de conocimiento y rezo del Rosario, veo que hay una estrecha correspondencia. Este libro colmaría de gozo al Papa Juan Pablo II, quien en su carta sobre el Rosario pedía “a cuantos se dedican a la pastoral de las familias que recomienden con convicción el rezo del Rosario. La familia que reza unida, permanece unida. El Santo Rosario, por antigua tradición, es una oración que se presta particularmente para reunir a la familia. Contemplando a Jesús, cada uno de sus miembros recupera también la capacidad de volverse a mirar a los ojos, para comunicar, solidarizarse,  perdonarse recíprocamente y comenzar de nuevo con un pacto de amor renovado por el Espíritu de Dios”. (n.41)

En el marco de la Catequesis Familiar, el Rosario puede ser un método para introducir, a la vez que para profundizar e irradiar... Su sencillez, el protagonismo de la familia, las raíces bíblicas...su carácter popular...lo hace sumamente apropiado.

El pueblo latinoamericano es profundamente mariano, reconoce con una gran sabiduría popular católica, que llegamos a Jesus Salvador a través de María Santísima su Madre y desde los mismos tiempos de la evangelización fundante, se generó una gran devoción por la Virgen María; en Ella, nuestros pueblos siempre han mirado el rostro maternal de quien nos trajo la salvación y con la primera manifestación explicita de la Reina del Cielo en tierra americana, con rostro y figura de mujer mestiza, en México, se acrecentó aun mayor el amor y la devoción a ella en todos los países hispanoparlantes, reconociéndola como nuestra propia Madre, llena de amor, de misericordia y de piedad para con sus hijos.

El Rosario nos educa en la oración, nos acerca a María, Modelo y Madre, colmándonos de ternura, seguridad y confianza. Cuando lo rezamos en familia nos ayuda a vivir la Iglesia doméstica, restableciendo la autoridad paterna dirigiendo el rezo, profundizando en el afecto maternal, sintiendo el calor de la fraternidad.

Tanto si pensamos en la urgente necesidad que la familia tiene de ser evangelizada como si consideramos la eficacia de su método, el Rosario, hoy más que en tiempos del gigante propagador de los tiempos modernos, P. Peyton, puede convertirse en el medio privilegiado de la nueva evangelización para dar solución a los graves problemas que acucian a la sociedad. El Rosario –como nos recuerda el Papa con el Beato Bartolomé Longo es la “'cadena' que nos une a Dios. Cadena, sí, pero cadena dulce; así se manifiesta la relación con Dios,  que es Padre. Cadena 'filial', que nos pone en sintonía con María, la «sierva  del Señor» (Lc 1, 38) y, en definitiva, con el propio Cristo, que, aun siendo  Dios, se hizo «siervo» por amor nuestro (Flp 2, 7).Es también hermoso ampliar el significado simbólico del rosario a nuestra relación recíproca, recordando de ese modo el vínculo de comunión y fraternidad que nos une a todos en Cristo”. ((RVM) n.36)

 

0 comentarios:

Video homenaje a Manolo

"¡Cómo no creer!. Señor de los Milagros

 

José Antonio Benito Copyright © 2009 Gadget Blog is Designed by Ipietoon y adaptado por ANGEL SANTA MARIA R. Sponsored by Online Business Journal