jueves, 11 de marzo de 2010

Frente a las mentiras sobre la Píldora del día siguiente. ¡PERUANO DEFIENDE LA VIDA!


Conferencia Episcopal Peruana

¡PERUANO DEFIENDE LA VIDA!

 El Tribunal Constitucional emitió en octubre del 2009  una sentencia en la que prohibía al Estado la distribución de la denominada píldora del día siguiente (Levonorgestrel), señalando  que "se debía declarar que el derecho a la vida del concebido se veía afectado por acción del citado producto".

 

1.    Fundándose en el ordenamiento jurídico peruano respecto del derecho fundamental a la vida, especialmente los principios pro-hominis, pro-debilis y precautorio, el Tribunal llegó a la citada  conclusión esencialmente sobre la base  de la información expresada en la documentación de cada una de las presentaciones de la píldora del día siguiente, que en su totalidad hacían referencia al efecto de impedir la implantación del concebido en el útero de la madre.

  La información actualmente vigente sobre este efecto es constatable en los principales medios de consulta para prescribir medicamentos

 

2.    Lamentamos profundamente que el Ministro de Salud, en lo que constituye un desacato a la sentencia del Tribunal Constitucional, haya refrendado la Resolución Ministerial N° 167-2010/MINSA, incumpliendo el mandato del órgano jurisdiccional al disponer la distribución de la píldora del día siguiente por el Estado, invocando equívocamente el numeral 62 de la sentencia referido a "Algunas consideraciones en torno a la venta de la denominada "Píldora del Día Siguiente" aplicándolo indebidamente a la distribución gratuita.

 

3.    La opinión de la OMS/OPS, citada como nueva por el Ministro, no constituye norma técnica supranacional y vinculante, ya que para este organismo la vida humana se inicia con la implantación, mientras que el derecho peruano protege la vida humana desde el momento de la concepción o fecundación, cuando se une el óvulo con el espermatozoide.

 

5.  El Tribunal Constitucional desechó tal opinión no solo por razones jurídicas de protección al concebido, sino como lo señala la sentencia en los numerales 43 y 44, también  porque los propios fabricantes de la píldora del día siguiente reconocen el efecto anti implantación del concebido, y también porque el propio Ministerio de Salud lo reconoció en la evaluación y aprobación de los registros sanitarios del cuestionado fármaco.

 

6.    El tema de la píldora del día siguiente, más que un tema confesional, es para nuestro país un tema de soberanía nacional, de defensa constitucional y de Estado de Derecho.

 

¡PERÚ DEFIENDE LA VIDA!

 CONFERENCIA EPISCOPAL PERUANA

 Lima, 10 de marzo de 2010.

LES ADJUNTO UN INFORME DE CEPROFARENA SOBRE LA VERDD

LA PÍLDORA DEL DÍA SIGUIENTE

La píldora que extermina al ser humano al día siguiente de ser concebido

He aquí las pruebas

 

Resumen

 

La mujer es fértil 5 a 6 días al mes. Imaginemos una mujer que tiene una relación sexual una noche, y horas antes había ovulado. Al día siguiente va a la farmacia o al médico, para que le proporcionen las dos tabletas de la píldora del día siguiente. ¿Cómo actuará la píldora? Está claro que ya no podrá impedir que el óvulo salga del ovario (efecto anovulatorio), tampoco dificultando el movimiento de los espermatozoides (efecto anticonceptivo), que ya habrán pasado horas antes a través del moco fértil y habrá tenido lugar probablemente la fecundación. En ese caso sólo podrá actuar como antiimplantatorio, impidiendo que el nuevo ser humano concebido anide en el útero.

 

Introducción

 

Una nueva guerra contra la vida humana se ha iniciado. Una nueva "arma de destrucción masiva" se quiere poner a disposición de la gente. Los que estamos agradecidos con la vida que se nos ha dado, y la valoramos, sentimos un respeto casi sagrado por los seres humanos que cada día vienen a la existencia, y que están en riesgo de ser asesinados nada más llegar. A nosotros se nos dio la posibilidad de existir. Nosotros no somos quién para impedir que otros existan. Si queremos que en el mundo reine la solidaridad, tendremos que empezar por desterrar todo egoísmo. No podremos acabar con el terrorismo, la corrupción y la delincuencia, si no respetamos lo más básico, el derecho a la vida.

 

¿Cómo actúa la píldora?

 

Según afirman los entendidos actúa por tres mecanismos:

 

  • Impidiendo la ovulación, la maduración y salida del óvulo del ovario (efecto anovulatorio).
  • Dificultando el transporte de los espermatozoides o del óvulo fecundado. En el primer caso, haciendo que las glándulas del cuello del útero produzcan un moco de características infértiles, es decir, que dificulte el paso de los espermatozoides (efecto anticonceptivo). En el segundo caso, dificultando los movimientos de la trompa, haciendo que el nuevo ser humano (óvulo fecundado o zigoto) se desplace lentamente hasta el útero.
  • Impidiendo la implantación de embrión en el útero (efecto antimplantatorio).

 

Este último mecanismo antiimplantatorio está ampliamente fundamentado. Así lo avalan, por ejemplo: 

 

  • Los mismos fabricantes (prospecto de Postinor-2, de Shering[i]).
  • La OMS[ii],
  • La FDA[iii],
  • Centro de Información Nacional para la Salud de la Mujer (National Women's Health Information Center - NWHIC) de los Estados Unidos[iv]
  • El Ministerio de Salud de Argentina: Guía para el uso de Métodos anticonceptivos[v].
  • y múltiples trabajos de investigación, por citar uno: The Annals of Pharmacotherapy: Postfertilization effect of hormonal emergency contraception, C Kahlenborn[vi].

 

Contra toda evidencia científica

Sin embargo, la Ex Ministra de Salud, Pilar Mazzetti, y el Ministro Ugarte contra toda evidencia científica, afirma lo contrario, basándose en un artículo sueco sobre una muestra de solo doce mujeres, y en dos estudios realizados en Chile con ratas y monas respectivamente[vii], con errores metodológicos que no resisten un análisis serio.

Más no hace falta recurrir a la extensa bibliografía médica existente para probar el efecto antiimplantatorio de la píldora del día siguiente. Usando el sentido común y conociendo algo de fisiología se puede llegar a darse uno cuenta de cómo funciona.

Sucesos básicos

Para ello nos hacen falta recordar unos hechos básicos:

v  El óvulo, cuando sale del ovario, no vive más de 12 horas a 1 día, en el caso de que no sea fecundado por el espermatozoide.

v  Normalmente el cuello del útero está cerrado por un moco grumoso, que dificulta el paso de los espermatozoides y bacterias procedentes de la vagina. Poco antes de la ovulación (salida del óvulo del ovario), el cuello del útero produce un moco fértil que deja pasar fácilmente a los epermatozoides. Una vez producida la ovulación, el cuello del útero vuelve a producir un moco grumoso, cerrando el paso de las bacterias y espermatozoides.

v  El espermatozoide puede vivir hasta cuatro días cuando es depositado en este moco fértil.

v  En cada eyaculación se depositan 150 a 400 millones de espermatozoides en la vagina.

v  El espermatozoide, cuando es depositado en la vagina, puede tardar de 2-3 horas a 4 días en ascender hasta el tercio externo de la trompa de Falopio y fecundar al óvulo. Tarda sólo 2-3 horas si encuentra un moco fértil[viii]. Si no ha ovulado todavía, los espermatozoides pueden sobrevivir hasta 4 días en este moco fértil, esperando a que la mujer ovule.

v  La vida humana se inicia en la concepción, es decir, en la fecundación o unión del óvulo con el espermatozoide. Este embrión humano, desde el momento mismo de la fecundación, constituye un ser con identidad genómica propia y diferente a la de los padres que le dieron origen.

v  Este embrión humano tardará 5 a 7 días en viajar hasta el útero e implantarse en su capa interna (endometrio). Por ello, dispone de alimentos para una semana de viaje. Cuando llega este momento, se llama blastocisto, y está integrado por cientos de células. La membrana que lo envuelve (pellúcida) se disgrega, pues es preciso que las células más periféricas (trofoblasto) contacten con la mucosa del útero y reciban de ésta los materiales nutricios para su desarrollo.

 

El ser humano lo es desde la fecundación

 

Es un ser humano con todo el genoma completo y que nada se añadirá a la cadena genética, durante el resto de su vida. Desde ese instante ese nuevo ser humano ya tiene su sexo y grupo sanguíneo, que pueden ser diferentes al de la madre. También en ese momento de la concepción está determinado el color de los ojos y de la piel, así como otras características físicas. Es verdad que su viabilidad es entonces más baja que en las etapas posteriores de su existencia y muchos embriones incipientes se malogran de modo natural. Pero esto no autoriza a nadie a eliminarlos consciente y voluntariamente. Todos hemos pasado por esa situación de debilidad vital y agradecemos que nadie haya puesto fin en aquellos momentos al curso natural de nuestra vida, impidiéndonos llegar a ver la luz. Eso habría sido un crimen. La vida humana ha de ser respetada y protegida siempre; con mayor esmero, si cabe, cuando más débil es y más a merced está del cuidado ajeno.

Filosóficamente hablando, decimos que, desde el momento de la fecundación, tenemos un ser humano en acto, puesto que ya es una vida humana, distinta al padre y a la madre, con su propio código genético, su individualidad y autonomía. Lo que está en potencia son sus cualidades y capacidades que se van desarrollando de manera continua desde la fecundación, pasando por todas las etapas de desarrollo, hasta su muerte natural. Desde el momento de la concepción, no de la implantación, es y seguirá siendo un individuo de la especie humana si no interrumpimos el proceso de desarrollo y crecimiento. Pensándolo en términos informáticos, diríamos que en ese momento se pone en marcha el programa de una nueva vida humana (un programa .exe ejecutable) que no acabará hasta la muerte natural, excepto que acontezca una enfermedad mortal o muerte violenta. Y el que el embrión sea autónomo lo prueba el que se pueda congelar y después volver a implantar en una mujer que no tiene por que ser su madre biológica.

Los que no respetan al ser humano concebido y son partidarios del aborto, alegan como justificación que el cigoto resultante de la fecundación todavía no es un ser humano, del mismo modo que una semilla no es un árbol; que si bien la semilla puede llegar a ser un árbol, aún no lo es. La analogía no está bien puesta, puesto que la reproducción del hombre es sexuada, mientras que la de los vegetales generalmente es asexuada, y no se puede comparar la dignidad del ser humano con la de una planta. La semilla en el caso del ser humano es el óvulo y el espermatozoide (tienen vida humana pero no es un ser humano), no el óvulo fecundado o zigoto. Tan planta vegetal es la semilla que acaba de germinar (zigoto, embrión), como la pequeña plantita (niño), el pequeño arbolito (joven), o el árbol esbelto. Son las fases por las que pasa el ser. ¿Si la zigoto o embrión no es un ser humano, cuándo lo será? ¿Cuándo tenga todos los órganos? ¿Cuándo tenga forma humana? ¿Cuándo haya nacido? ¿Cuándo sea consciente de lo que hace? ¿Cuándo cumpla los 6 ó 7 años? ¿Cuándo tenga conciencia moral? ¿Cuándo pueda valerse por sí mismo? No hay ningún límite que nos lo diga. Tan ser humano es un feto que es abortado a los seis meses en el vientre de su madre como el prematuro de seis meses.

 

 

Supongamos el siguiente caso

 

Después de asentar estos principios básicos, nos encontramos en condiciones de poder sopesar sobre cómo actúa realmente la píldora del día siguiente. Para poder hacerlo trataremos de resolver el siguiente caso:

Imaginemos una mujer que tiene una relación sexual una noche, y horas antes había ovulado. Al día siguiente va a la farmacia o al médico, para que le proporcionen las dos tabletas de la píldora del día siguiente. ¿Cómo actuará la píldora?

En este caso, está claro que no impide la ovulación, pues ya se ha producido.

Tampoco puede impedir que los espermatozoides asciendan rápidamente a la trompa, pues ya existe un moco fértil que lo facilita. Cuando al día siguiente se tome la píldora, los espermatozoides ya habrán pasado hace horas el cuello del útero donde se produce el moco.

Si los espermatozoides tardan de 2-3 horas en ascender hasta la trompa y se encuentran con el óvulo, tendrá lugar la fecundación, y por consiguiente, un nuevo ser humano empezará a existir bastantes horas antes de que la mujer se tome la píldora. En este caso, está claro que la finalidad de tomar la píldora en las 24 ó 72 horas siguientes a la relación sexual es la de destruir o exterminar este ser humano ya concebido. ¿Cómo lo hace? Mediante los dos mecanismos que quedan.

Podría suceder por el mecanismo de disminuir las contracciones de la trompa[ix], haciendo que el nuevo ser humano no llegue a tiempo al útero y muera por inanición. No obstante, no parece que sea el mecanismo principal, pues en este caso el riesgo de embarazo ectópico o tubárico sería altísimo, con el consiguiente riesgo para la vida de la madre. Entendemos por embarazo ectópico, cuando el embrión anida fuera del útero, generalmente en la trompa, y por eso se llama tubárico. Si no se diagnostica a tiempo, el embrión se desarrolla y acaba produciendo la rotura de la trompa, ocasionándose una gran hemorragia en la cavidad peritoneal, que lleva a la muerte de la madre si no se diagnostica y se trata a tiempo. (De todas formas, existe riesgo de embarazo ectópico, tal como lo han notificado en el Reino Unido, donde se detectaron 2 embarazos ectópicos entre 201 embarazos inesperados después de utilizar la píldora del día siguiente[x]).

Tan sólo nos queda el último mecanismo reconocido por la comunidad científica —excepto por la ministra—, y que explica la eficacia de la píldora (es efectiva en un 89 %, en 7 a 9 casos de cada 10 que la toman). Este último mecanismo consiste en impedir la implantación del embrión en la capa interna del útero, impidiendo que llegue a anidar en el útero y así muera. ¿Cómo lo hace?

 

Resolvamos una objeción que no tiene consistencia

La píldora del día siguiente contiene levonorgestrel, un progestágeno. Los que pretenden que se distribuya esta píldora en los países en que se respeta la vida humana desde la concepción, aducen que al ser un progestágeno, favorecerá la implantación, ya que es una hormona sintética con efectos muy parecidos a la progesterona, la hormona del embarazo. Pero lo que no dicen es que se da a una dosis 50 veces mayor que la de una minipíldora anticonceptiva normal (Microlut = levonorgestrel 0,03 mg). La píldora del día siguiente contiene 0,750 mg, al tener que tomar dos tabletas: 0,750 x 2 = 1500 mgr, 50 veces mayor que los 0,030 mg del Microlut). Tal carga de hormonal es una auténtica agresión contra el útero, y sobre todo, contra la maduración de su capa interna, el endometrio. Pensemos que ocurriría si administrásemos a una persona una dosis 6 veces mayor de hormona tiroidea o de insulina que la que requiere, los efectos serían catastróficos.

Para la mentalidad anti-vida la verdad científica no cuenta

Por lo dicho, queda claramente demostrado el efecto que se busca con la píldora del día siguiente: matar al ser humano que acaba de ser concebido. Sin embargo, poco les importa este hecho a los que promueven la píldora del día siguiente, el que se mate o no a un ser humano (NEJM )[xi]. Lo único que les importa son sus intereses. Tampoco les importa que la ciencia diga que la vida humana comienza con la fecundación, cuando se une el óvulo con el espermatozoide. Y por ello tratan de no emplear ciertas palabras (embrión[xii], ser humano...) que ponen en evidencia que están jugando con la vida humana. En vez de éstas, hablan de aborto[xiii] y embarazo[xiv], términos a los que anteriormente han cambiado su significado originario. Todo lo que hay antes de la implantación, para ellos, no es nada, o como mucho una masa amorfa de células. Han perdido la capacidad de asombrarse ante el maravilloso proceso de desarrollo del ser humano en su etapa más temprana. Y con el fin de olvidar que están ante un ser humano cargado de dignidad, se inventan un nuevo término: pre-embrión[xv].

 

Última aclaración: ¿por qué tomar la píldora del día siguiente cuando se está en periodo infértil?

El periodo fértil de una mujer suele durar unos 7 días, periodo comprendido alrededor de la ovulación, mientras hay moco fértil, y que la mujer podría reconocer si aprendiese los métodos naturales de regulación de la natalidad (Billings, por ejemplo). El resto del mes es infértil, si tiene una relación sexual, y no quiere quedarse embarazada, para nada necesita tomarse una píldora del día siguiente, pues es imposible que se quede embarazada; se está exponiendo sin ningún motivo a sufrir los efectos secundarios de la hormona.  

Mucho más adelantaría el gobierno si invirtieses sus recursos en enseñar a la mujer peruana a reconocer sus días fértiles e infértiles del ciclo,  enseñanza que le va a servir para siempre, en vez de hacerlas consumidoras de un producto extranjero, al que probablemente van a estar sujetas toda su vida, y que las expone a riesgos innecesarios. Pensemos, por ejemplo en el embarazo ectópico, ¿quién asumirá los gastos que suponga la operación quirúrgica?

 

CONCLUSIONES

 

Con todas las pruebas que tenemos respecto de la píldora del día siguiente, podemos llegar a las siguientes conclusiones:

 

1 - Se trata de un fármaco que no sirve para curar ninguna enfermedad, sino para acabar con la vida incipiente de un ser humano. Con su utilización en las 24 ó 72 horas siguientes a las relaciones sexuales, se pretende que, si ha habido fecundación, el ser humano concebido no llegue a anidar en el útero y muera, siendo expulsado del cuerpo de la madre.

2 - El ser humano existe desde la fecundación, no desde la anidación o implantación. El óvulo fecundado ya es un ser humano, distinto de la madre, que empieza a vivir su propia vida en las fases previas a su anidación en el útero materno. La vida humana ha de ser respetada y protegida siempre; con mayor esmero, si cabe, cuando más débil es y más a merced está del cuidado ajeno.
3. La "píldora del día siguiente" es un fármaco a base de hormonas, que no es inocuo para la mujer. Su concentración hormonal es muy superior a la de los anticonceptivos clásicos. No trata de preparar a la mujer para evitar la concepción, sino de impedir el desarrollo de una posible concepción ya realizada. No es un anticonceptivo. Por eso, es necesaria una gran cantidad de hormonas administrada de golpe, en una o dos veces. De ahí que se puedan producir trastornos y problemas de salud en la mujer que lo utiliza, pues se trata de una auténtica agresión hormonal a su organismo
[xvi]. Este posible daño se añade, como causa de inmoralidad, al atentado deliberado a la vida humana.

4. Permitiendo la venta de la "píldora del día siguiente", la autoridad pública abdica de nuevo de su gravísima  responsabilidad de tutelar siempre la vida humana. El ser humano no es una "basura" que hay que eliminar de la mujer que lo ha concebido.

5. Los médicos y los farmacéuticos amantes de la vida humana y coherentes con la conciencia ética no deberían prestarse a facilitar en modo alguno este instrumento de muerte que es la "píldora del día siguiente".

6. Exhortamos a todos, una vez más, a respetar y cuidar la vida humana. Nadie con conciencia recta querrá contribuir a la confusión entre el bien el mal, un signo tan triste de la llamada cultura de la muerte, que induce a matar haciendo creer erradamente que así se sirve a la vida. El problema de los embarazos no deseados y no deseables, por ser fruto de relaciones sexuales irresponsables, en particular entre los más jóvenes, no se puede tratar de resolver recurriendo, con mayor irresponsabilidad aún, al expediente criminal del aborto. Intentar enmascarar la realidad por motivos políticos, comerciales o de cualquier otra clase, acaba perjudicando a las personas y al bien común.

7. Nos comprometemos como jóvenes a defender la vida, y a vivir la sexualidad como un lenguaje de amor auténtico, y por tanto, generoso y abierto a la vida, que sabe respetar al otro y que integra en la libertad los instintos y las emociones. La libertad que la virtud posibilita es la que hace felices a las personas, pues respeta y ama la vida de todos.

La Constitución Política del Perú protege a todo ser humano desde la concepción hasta su muerte natural. Pero por encima de la Constitución, la misma conciencia rectamente formada nos dice que toda vida humana debe ser respetada, sin ninguna discriminación.

Los jóvenes amamos la vida, queremos que el amor triunfe y no la violencia o el egoísmo. Por ello estamos en contra de los que pisotean la dignidad de la persona humana en aras de los ídolos del placer, del dinero (compañías farmacéuticas), del poder (países ricos, intereses geopolíticos) y de una falsa libertad irresponsable ("hago lo que quiero con mi cuerpo"). Sabemos que el verdadero amor exige sacrificio y a veces renuncias, y estamos dispuestos a ello. Nuestra naturaleza está hecha para amar, y los falsos amores sabemos que no nos darán la felicidad, tan sólo vacío y una vida sin sentido.

CEPROFARENA (Centro de Promoción de la Familia y Regulación Natural de la Fertilidad.

C) General Suárez 259, Miraflores, Lima



[ii] La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce que la AE es abortiva:

"Por definición, los métodos de regulación de la fertilidad, que tienen un mecanismo de acción postovulatorio, ejercen su efecto contrario a la fertilidad después de la ovulación. Este efecto toma lugar al interferir con uno o más de los procesos involucrados en la fertilización del óvulo, el transporte o la implantación del embrión, o con el posterior establecimiento del embarazo. De esta definición se sigue que los métodos postovulatorios para regular la fertilidad incluyen a aquellos que son verdaderamente anticonceptivos, a saber, los que impiden la fertilización y el establecimiento del embarazo, así como también los métodos que causan el aborto del embrión. Por consiguiente, los métodos postovulatorios, tanto los que existen como los que se están desarrollando, representan importantes adendos a la gama ya disponible de anticonceptivos, y también ofrecen respaldo en los casos en que los anticonceptivos fallan".

H. von Hertzen and P.F. A. Van Look, "Post-Ovulatory Methods of Fertility Regulation," Annual Technical Report 1995 49, pág. 52. Portal de la OMS: http://www.who.int/reproductive-health/publications/HRP_ATRs/1995/049-071.pdf

[iii] FDA's Decision Regarding Plan B: Questions and Answers: Plan B is emergency contraception, a backup method to birth control. It is in the form of two levonorgestrel pills (0.75 mg in each pill) that are taken by mouth after unprotected sex. If fertilization does occur, Plan B may prevent a fertilized egg from attaching to the womb (implantation).

http://www.fda.gov/cder/drug/infopage/planB/planBQandA.htm

[iv] La contracepción de emergencia también impide que el óvulo fecundado se adhiera o implante en la pared del útero ("Emergency contraception also stops a fertilized egg from attaching, or implanting, itself to the wall of the uterus) Fuente: wombhttp://www.4woman.gov/faq/econtracep.htm

[vii] De los artículos mencionados 2 han sido realizados en humanos: a) Durand et al, 2001 (Mexico). No se ha respetado la asignación original del "tratamiento" en los grupos (A, B, C) para el análisis respectivo, ver pag 229. Por eso es que si miran el tamaño de la muestra en las diferentes tablas se ve que no concuerdan. Cuando eso ocurre, el estudio experimental ya no tiene validez y no será publicado en los mejores "journals" porque la probabilidad de manipulación de resultados es muy alta, es decir podría haberse re- asignado 'a posteriori' a los sujetos a gusto del autor. b) Marions et al, 2002 (Suecia), Mencionado en el programa Cuarto Poder del Domingo 20 por la Ministra  El grupo de estudio fue de 12 mujeres pero sólo  6 pacientes recibieron levonorgestrel. Además (ver pag 69), los autores sólo hallaron falta de cambios en el endometrio en 3 mujeres, porque como ellos mismos reconocen a 2 no se le pudo revisar la muestra y en una sí encontraron cambios endometriales (reducción de la coloración de COX-2 en células glandulares).

Los otros 2 son en animales :

c) Muller et al, 2003 (Chile). Aquí el esquema de asignacion de los tratamientos tampoco esta claro. No se ha utilizado una dosis de levonorgestrel equivalente a la dosis en humanos. Ademas, en los resultados ¿ por que solo presentaron los sitios de implantacion conteniendo embriones vivos? (pág. 417). Debiera  conocerse los resultados para todos los embriones, incluyendo los muertos. d) Ortiz et al, 2004 (Chile). El levonorgestrel no fue efectivo en impedir el embarazo cuando fue administrado después del coito (pag 1356).¿ No será porque actúa diferente en humanos que en este modelo animal según reconocen los mismos autores del estudio? No siempre existe un modelo animal que se pueda extrapolar a humanos.

[viii] Diagnóstico y tratamiento ginecoobstétricos, Ralph C. Benson.  Editorial El Manual Moderno, S.A. 1983, Tercera edición, pág. 69. "Aunque muchas células espermáticas son depositadas en la vagina, sólo pocas llegan a los oviductos. Se mueven con rapidez a través de la cerviz y el útero, y alcanzan los oviductos minutos u horas después del coito."

[ix] Progestogen-Only Emergency Contraception and Ectopic Pregnancy: Una posible explicación, es que la progesterona modifica la función tubárica, reduce la contractibilidad y por tanto enlentece la velocidad de transporte del óvulo o blastocisto (A possible explanation is that progesterone modifies tubal function, reduces contractility and thus slows the rate of ovum or blastocyst transport). Fuente: Intormation for health proffesionals. http://www.medsafe.govt.nz/Profs/PUarticles/ectopic.htm

 

[x] Medical Officer Review of NDA 21,045: Levonorgestrel 0.75 mg tablets (2) for Emergency Contraception, at pg. 28, July 31, 1997, available at www.fda.gov/cder/foi/nda/99/21-045_Plan%20B_medr.pdf (accessed 12/02/03).

[xi]  The New England Journal of Medicine: Emergency Contraception — Expanding Opportunities for Primary Prevention NEJM vol. 337:1077-1079, Oct 9, 1997: Llega a afirmar "Incluso si la contracepción de emergencia trabajara únicamente preveniendo la implantación del zigoto, no debería ser considerada como un abortivo" ("However, even if emergency contraception worked solely by preventing the implantation of a zygote, it would still not be an abortifacient").

[xii] Embrión: "la forma más joven de un ser". "Comienza en una célula fertilizada", (óvulo fertilizado que también se denomina cigoto), según la Enciclopedia Larousse. Tan pronto como los 23 cromosomas paternos se unen a través de la fertilización con los 23 cromosomas maternos, se reúne toda la información genética necesaria y suficiente para expresar todas las cualidades innatas del nuevo individuo. Cuando el cigoto, se divide en dos células se llama embrión de dos células, cuando se divide en cuatro se llama embrión de cuatro células.

[xiii] Desde siempre el aborto se ha definido como "la muerte provocada o natural de un ser humano concebido (embrión o feto) todavía no nacido". O dicho de otra forma, es la eliminación deliberada y directa, como quiera que se realice, de un ser humano en la fase inicial de su existencia, que va de la concepción al nacimiento". El nuevo significado que nos quieren imponer es el de "interrupción de un embarazo" . Con ello ponen el énfasis en la interrupción del proceso que es una consecuencia de la existencia de una nueva vida humana, y no en esta misma vida humana.

[xiv] Desde siempre el embarazo se ha entendido como el "estado de la mujer que espera ser madre", es decir, el tiempo que dura la gestación. La gestación es la acción y efecto de gestar o gestarse; el tiempo comprendido entre la concepción de un ser y su nacimiento. Este proceso comprende el crecimiento y desarrollo dentro de la mujer de un nuevo individuo humano, desde la concepción, a través del desarrollo embrionario y fetal, hasta el parto. ¿Quién es el causante del embarazo y de la gestación? La presencia de un ser humano en el útero de la mujer, el cual envía le envía un mensaje (hormona gonadotrófica coriónica) para iniciar el proceso. Para la cultura de la muerte, la nueva definición de embarazo sería la siguiente: Tiempo desde la implantación del pre-embrión hasta el parto. Ellos prefieren que la vida humana comience con la implantación, para no tener que afrontar la responsabilidad moral que supone destruir un ser humano antes de ser implantado.

[xv] Pre-embrión: nuevo término, lo que existe desde la fecundación hasta la implantación. No admiten que sea un ser humano. (En realidad no se puede hablar de pre-embrión y embrión, puesto que el óvulo fecundado, o sea el cigoto o embrión unicelular, tiene un desarrollo contínuo, gradual y coordinado, sin saltos cualitativos).

[xvi] Los efectos secundarios que se observan son: nauseas y vómitos; vértigos, fatiga y dolor de cabeza; dolor en el bajo vientre y sensibilidad mamaria; sangrado vaginal; aumentan el riesgo de embarazo ectópico o tubárico (implantación del embrión en la trompa de Falopio, poniendo en riesgo la vida de la madre); pueden ocasionar trombosis venosa profunda o embolismo pulmonar (lo desarrollaron 19 mujeres de 73.302 que recibieron 100.615 prescripciones de píldora del día siguiente, entre 1989 y 1996, 19; Contraception 59; 79, 1999).




--
http://jabenito.blogspot.com/
Celular: 993520965; UCSS: 5338002-239; Casa: 2618601
¡Todo lo puedo en Aquél que me conforta!

Video homenaje a Manolo

"¡Cómo no creer!. Señor de los Milagros

 

José Antonio Benito Copyright © 2009 Gadget Blog is Designed by Ipietoon y adaptado por ANGEL SANTA MARIA R. Sponsored by Online Business Journal