martes, 4 de mayo de 2010

Nelson Dellaferrera, ¡derecho al Cielo!

Nunca olvidaré su paternal acogida en mi visita a Buenos Aires con motivo del seminario “Las Fuentes Peruanas para el Estudio del Derecho Canónico Indiano” los días 14 y 15 de octubre del 2009, en la Universidad Católica Argentina (Buenos Aires). Me obsequió sus magistrales obras –alguna de las cuales entregué a la Facultad de Teología Pontificia y Civil de Lima-, así como los dos tomos del merecido homenaje a su persona por expertos de derecho canónico. Se interesó mucho por el “Diario de la Visita de Santo Toribio” y se lo envié. Les adjunto dos notas publicadas por dos agencias, una civil y otra eclesiástica de Buenos Aires. Nuestra oración y nuestra gratitud por sacerdote tan ilustrado y espiritual, todo un maestro en el campo del derecho canónico indiano.

"Enterramos a sus protagonistas, pero no podemos enterrar el pasado", reflexionó ayer un conocido abogado, durante el multitudinario velatorio del legendario cura Nelson Dellaferrera, en barrio Jardín.


El deceso se produjo como consecuencia del cáncer que lo aquejaba desde hace tiempo. Sus restos fueron transitoriamente depositados en el Panteón de las Esclavas, del Cementerio San Jerónimo. A pedido suyo, Dellaferrera descansará finalmente en Santa Cecilia, la parroquia donde ofició en la última década. En el Arzobispado estiman que en mayo se podrá concretar la inhumación.


Nelson Dellaferrera fue sacerdote, profesor y un referente internacional en Derecho Canónico, además de historiador, ensayista y ex Vicario Judicial. Había nacido en Sacanta el 4 de abril de 1930. Se ordenó en 1954. Su trayectoria es un testimonio de las vicisitudes del catolicismo en la segunda mitad del siglo pasado. Tanto o más que por su aporte a la casuística jurídico religiosa, sobre todo a las nulidades matrimoniales, el "cura de las Monjas Azules" será recordado por su accionar en el Movimiento de Sacerdotes del Tercer Mundo.


En los años '60, durante la dictadura de Juan Carlos Onganía, fue una figura conspicua en la influyente parroquia Cristo Obrero. En parte, allí se gestó la militancia nacional y cristiana que luego tomaría caminos diversos, en la aciaga década de 1970.


Personaje. Aunque el escritor Marcos Aguinis nunca lo admitió oficialmente, el personaje de Carlos Samuel Torres, protagonista de la célebre novela La cruz invertida (1970), estaría directamente inspirado en Dellaferrera. En Córdoba, éste es un secreto a voces. También lo es que a él nunca le gustó la forma en que había sido retratado.


El padre Nelson integró los máximos tribunales de Derecho Canónica e Historia. Fue un gran estudioso de los sínodos, la legislación colonial y las vidas de los Obispos Orellana y Arancibia. Logró que el miedo y la violencia conyugal, en particular ejercido por el marido sobre la esposa, fueran una razón indeclinable de nulidad del vínculo.


Por cuestiones burocráticas, no alcanzó a ocupar su sitial en la Junta de Historia de Córdoba, en la que pensaba presentar su extenso estudio sobre "Matrimonios clandestinos".


Hombre de mucho carácter, Dellaferrera poseía una condición retórica poco común. Tenía muchos seguidores, sobre todo jóvenes, que no extrañarán su pasado beligerante ni su copiosa autoría, sino sus elocuentes sermones dominicales.



Pocos días antes de cumplir los 80 años –su cumpleaños era el 4 de abril-, afectado por un cáncer generalizado, falleció en Córdoba, el domingo 28 de marzo, a las 0.30, el presbítero doctor Nelson Dellaferrera, sacerdote que era una autoridad en derecho canónico.

Era miembro del consejo de la Facultad de Derecho Canónico de la Universidad Católica Argentina (UCA), donde fundó y dirigió hasta su muerte el Instituto de Historia del Derecho Canónico Indiano. Era vicepresidente de la Sociedad Argentina de Derecho Canónico, de la que fue el primer presidente en 1990.

Instantes antes de morir, lúcido y conociendo perfectamente su estado, recibió la unción de los enfermos, que había recibido también un tiempo antes, sereno, dando gracias a Dios por todo. En los últimos días se confesó y recibió cada día la comunión en el instituto donde estuvo internado. Hace pocos días, el 25 de marzo, fue a visitarlo allí el nuncio, monseñor Adriano Bernardini, quien recordó que era un eximio canonista, que influyó mucho en la Iglesia en la Argentina.

Su figura adquirió notoriedad pública cuando la intervención dispuesta por el gobierno del general Juan Carlos Onganía a las universidades en 1966, dado que era el párroco de la capilla Cristo Obrero de Córdoba, donde muchos estudiantes universitarios hicieron una huelga de hambre como protesta.

El sacerdote guardaba siempre un gran afecto y admiración por la prudente conducción pastoral y la contención a los sacerdotes que ejercitó el cardenal Raúl Francisco Primatesta en la arquidiócesis de Córdoba.

El presbítero Dellaferrera fue rector del seminario de Córdoba, donde brindó su experiencia y sus conocimientos en la formación de jóvenes seminaristas. Había nacido el 4 de abril de 1930 y recibió la ordenación el 5 de diciembre de 1954.

Entre otros libros y escritos, Dellaferrera era autor de una magna y minuciosa obra de investigación, que presentó en 2007 y se imbrica con la historia nacional, denominada “Procesos canónicos. Catálogo (1688-1888) Archivo del Arzobispado de Córdoba.” Presentó y comentó allí más de dos mil fichas de legajos judiciales conservados en ese archivo.

Participó en la Facultad de Derecho Canónico de la UCA desde su fundación. Viajaba habitualmente desde Córdoba a Buenos Aires para dar sus clases de derecho penal canónico y de historia del derecho canónico indiano.

Con motivo de su fallecimiento, la Junta Directiva de la Sociedad Argentina de Derecho Canónico rindió homenaje “al maestro de canonistas, investigador riguroso, juez intachable y sacerdote fiel hijo de la Iglesia” y rogó ofrecer sufragios por el eterno descanso de su alma.

Hoy se inhumaron sus restos en la capilla Santa Cecilia, que él mismo hizo construir en Barrio Jardín, en la ciudad de Córdoba. La misa exequial fue presidida por el arzobispo de Córdoba, monseñor Carlos Ñáñez, y concelebrada por el flamante obispo de Alto Valle del Río Cuarto, monseñor Marcelo Cuenca, y el obispo emérito de Cruz del Eje, monseñor Félix Colomé. Asistieron numerosos fieles y religiosas de las Monjas Azules, congregación de la que fue capellán varias años.+


Misa en memoria del Pbro. Nelson Dellaferrera


La Facultad de Derecho Canónico “Santo Toribio de Mogrovejo”, de la Pontificia Universidad Católica Argentina “Santa María de los Buenos Aires” tiene el agrado de invitar a usted a la Santa Misa que presidirá el Pbro. Dr. Víctor Manuel Fernández, Rector de esta Universidad, al cumplirse un mes del fallecimiento del profesor Pbro. Dr. Nelson Carlos Dellaferrera, quien fuera Profesor Ordinario con dedicación especial de nuestra facultad desde su fundación; Director del Instituto de Derecho Canónico Indiano; Vicario Judicial del Tribunal Interdiocesano de Córdoba desde 1978 hasta 2005; Presidente de la Sociedad Argentina de Derecho Canónico; Miembro del Consejo de Asuntos Jurídicos de la Conferencia Episcopal Argentina; Académico de número de la Academia Nacional de Ciencias de Buenos, Académico de número de la Académia Nacional de Derecho y Ciencias Sociales de Córdoba; Miembro correspondiente de la Junta Nacional de Historia Eclesiástica Argentina y Rector de la Capilla "Santa Cecilia", Barrio Jardín - Córdoba, (citando solamente algunas de sus múltiples labores educativas, investigativas y pastorales).



0 comentarios:

Video homenaje a Manolo

"¡Cómo no creer!. Señor de los Milagros

 

José Antonio Benito Copyright © 2009 Gadget Blog is Designed by Ipietoon y adaptado por ANGEL SANTA MARIA R. Sponsored by Online Business Journal