jueves, 22 de julio de 2010

"Yo quiero ayudar siempre a mi padre. Tengo mi corazón con él": Alvaro del Bosque

Escenas como la presente nos llenan de ganas de vivir y ser mejores. Les comparto las imágenes de ANTENA 3 y unas reflexiones en EL COMERCIO de Lima y ALFA y OMEGA (22-julio-2010) de Madrid.

Álvaro del Bosque calificaba la victoria de España de impresionante. "Yo quiero ayudar siempre a mi padre. Tengo mi corazón con él", ha asegurado Álvaro a las cámaras de Antena 3.http://www.antena3.com/especiales/noticias/deportes/mundial2010/hijo-vicente-bosque_2010071200023.html

El hijo de Vicente del Bosque, director técnico de la selección española, también gozó del triunfo de su padre y cargó la Copa del Mundo durante los festejos que se le rindió a 'La Furia Roja' en la ciudad de Madrid.

El DT español le había prometido a su hijo Álvaro que si la selección española se proclamaba campeona del mundo, él tenía que celebrarlo con los jugadores. Y así lo hizo.

Cuando el autobús de la selección llegó al Palacio de la Moncloa, sede del gobierno español, Álvaro saludó a su padre con un fuerte abrazo que emocionó al DT. El hijo de Del Bosque, vestido con la camiseta azul de España, el número 6 y el nombre de su padre, recibió el cariño de los jugadores y el capitán Iker Casillas le dio la Copa para que la levantara.

Todo ellos mientras todos los integrantes del equipo cantaban "Campeones, campeones".

Álvaro del Bosque es un joven con síndrome de Down que ha disfrutado a rabiar la victoria española en Sudáfrica. Fue el momento más emotivo de una tarde de festejos que recién comenzaba.

Después de ese emocionante momento, Álvaro le entregó la Copa a Xavi, su jugador favorito y su padre los abrazó, mostrándole todo el cariño que le tienen él, su familia y todo el equipo. Casillas le regaló una camiseta roja con el '12'.

Según informa Eurosport, Vicente del Bosque comentó en alguna ocasión que su hijo es el único que le discute las alineaciones. "Es un fenómeno. Es la alegría de la casa", dijo en una reciente entrevista.La felicidad de los familiares del seleccionador Vicente del Bosque ha sido tanta que, acabado el partido en Johannesburgo, su esposa Trinidad ha querido que su hijo Álvaro hablara a Antena 3 y contara lo orgulloso que está de su padre.

Vicente y Alvarito del Bosque

 Las emociones y vivencias de la Copa del Mundo nos han desbordado. Las imágenes se superponen unas a otras en nuestra cabeza, un gol sobre otro, un gesto sobre otro… Acabamos exultantes de felicidad. Ha habido muchas, e importantes, imágenes en nuestra retina: la serenidad de Del Bosque en los malos –y en los buenos– momentos, el rey felicitando emocionado en el Palacio Real a los jugadores, la marea de gente agitando banderas españolas al paso de la selección… Y, entre todas, una con la que yo me quedo hoy, porque me ayuda a volver a la normalidad… Yo me guardo la imagen de Álvaro del Bosque, sonriendo pletórico al lado de su padre, Vicente, el entrenador campeón del Mundo. El día de la final sudamos, sufrimos y, al final, vencimos. Pero la victoria no es fruto de la casualidad, sino del esfuerzo constante, del trabajo en equipo, del espíritu de superación de todos; del trabajo callado, constante y sereno de su entrenador, magnífico profesional, que ha sabido impulsar, apoyar, dirigir, alentar a sus hombres, y que el día de la celebración nos dejó ver su calidad humana, su gozosa paternidad.

Aestas alturas, ustedes ya saben que Álvaro del Bosque nació con síndrome de Down, y que su padre le prometió que le acompañaría en la celebración, si llegaban a la final. El padre, Vicente, cumplió la palabra dada sin complejos, con la naturalidad que le caracteriza. Yése fue el momento en que toda España conoció a Alvarito. «Ahora lo entiendo todo», comentó una persona que tiene un niño Down. «Este hombre está acostumbrado a sacar petróleo de donde nadie cree que lo hay», me dijo la madre de un hijo con problemas. Unos pudieran pensar que es su condición de castellano recio o su gran profesionalidad; pero, sin minusvalorar lo anterior, esa serenidad en los momentos adversos, esa constancia, ese no rendirse nunca, ese espíritu de superación y sacrificio…, eso…, se lo debemos todos a la existencia de Álvaro del Bosque, porque los padres de un niño Down son gente muy especial; son personas con coraje, que afrontan con reciedumbre los distintos avatares, personas que apuestan por la vida y generan esperanza. Aeste padre hoy quiero darle las gracias por su humana profesionalidad, por  nseñarnos esa frase de todo lo que viene, conviene, por dejarnos conocer a Álvaro, por compartirlo con todos nosotros, porque padre e hijo nos llenaron de ternura el corazón y nos emocionaron juntos. El niño, digno hijo de su padre, apuesta por los valores seguros, pues ante una pregunta contestó que él no se separaba de su padre porque era el que más le quería y el que mejor le cuidaba. Ynosotros ahora a seguir construyendo España; a seguir creando familia, cada uno desde su pequeño rincón, aglutinando, uniendo con un corazón noble que no se desaliente, que no se rinde, con espíritu de sacrificio, sin dejar de luchar, con mucha humildad y espíritu de superación y cruzándonos en la vida de las personas que nos rodean, que han puesto en nuestras manos. Porque el Señor de la creación nos regala la vida para que la cuidemos.

Carla Diez de Rivera


Universidad Catolica Sedes Sapientiae

Video homenaje a Manolo

"¡Cómo no creer!. Señor de los Milagros

 

José Antonio Benito Copyright © 2009 Gadget Blog is Designed by Ipietoon y adaptado por ANGEL SANTA MARIA R. Sponsored by Online Business Journal