jueves, 19 de agosto de 2010

Rosa, primera flor de santidad de América.

UNGIDOS, O.P., Juan José Rosa, primera flor de santidad de América, Santuario de Santa Rosa de Lima, Lima, 2009, 106 pp

El autor, P. Juan José Ungido- con más de 55 años de ministerio sacerdotal y vida religiosa dominica, es el prior del convento de la santa popular limeña. Muy bien informado, conocedor de la mayoría de las 400 biografías de la Santa y el poderoso influjo mundial actual, logra un relato sencillo y enjundioso para llegar a todos los públicos. La brevedad de los capítulos y la excelente ilustración ayudan también a que la lectura sea ágil y atractiva.

La semblanza, sin dejar de ser completa, es muy humana. Contextualiza con claridad fechas y lugares. El libro va respondiendo a las preguntas más elementales: el por qué del cambio de nombre, cuándo se enteró, quién lo hizo, cómo denominarla (Rosa o Rosa de Santa María), lugares en los que vivió. Su retrato físico y psicológico; su espiritualidad, su vida santa (oración, penitencia, misericordia con los pobres y enfermos).

Gran interés despierta el capítulo “mujer culta en su tiempo” en el que se nos habla de sus lecturas acerca de la Biblia y de la Creación; el cultivo del arte y del amor patrio.

Como terciaria dominica se nutre de la espiritualidad de Santo Domingo de Guzmán, Santa Catalina de Siena y los predicadores dominicos. Fue su madre quien obstaculizó su entrada en las dominicas y en las clarisas. A pesar de ello, la santa se consagró a Dios como laica en el mundo. Nada le impidió ser celosa misionera

El autor nos aporta datos de gran interés sobre la congregación dominica y el santuario. Sí nos indica que el 28 de julio de 1906 Propaganda Fide confiaba a los dominicos españoles las “Misiones de Santo Domingo de Urubamba” en la selva amazónica del Perú, acogiéndose al patrocinio de Rosa como “Vicariato Regional de Santa Rosa de Lima”. La página 66 es verdaderamente conmovedora, no se la pierdan; con razón escribe: “Más de un siglo evangelizando y ningún misionero fue atacado por una fiera, ni sufrió grave picadura de una víbora o animal ponzoñoso”.

El capítulo “Al encuentro de su esposo” se refiere a la muerte , probablemente de tuberculosis, el 24 de agosto y 31 años de vida. Sus últimas palabras fueron las que improvisó cuando niña: “Jesús, Jesús sea bendito, Jesús sea con mi alma. Amén”. Angelino Medoro, gran pintor, usando la mascarilla, nos legó “El verdadero rostro de Rosa”. En ese aposento, domicilio del contador de Cruzada don Gonzalo de la Maza, se levantó el “Monasterio de Santa Rosa” el año de 1708.

Su santidad se confirmará por el testimonio de sus vecinos y la ciudad entera, sus confesores, los milagros (en vida, después de su muerte, hoy).

Su cuerpo fue trasladado el 19 de marzo de 1619 al Convento de Santo Domingo. El 12 de marzo de 1668 fue beatificada, el 2 de enero fue declarada Patrona de lima y del Perú. El 12 de abril de 1671, el Papa Clemente X la canoniza junto a Luis Beltrán y Francisco de Borja. La casa natalicia se convirtió pronto en un lugar sagrado o capilla, venerando especialmente la ermita de adobe, el limonero y el naranjo, el pozo de los deseos, El Señor de los Favores, la imagen del Doctorcito, el anillo de su matrimonio espiritual con el Niño Jesús, la corona de espinas con la que se mortificaba, el clavo en el que ataba sus cabellos para no dormirse, dos cruces de madera para hacer el Viacrucis, la silla de su alcoba-dormitorio, la imagen de la Inmaculada, la carta que escribió a doña María de Uzátegui agradeciéndole el chocolate para aliviar su enfermedad

El último capítulo aporta datos de gran interés de los hitos cronológicos del santuario-basílica culminado el 23 de agosto de 1992. Como colofón se da cuenta del influjo mundial, en ritmo creciente, de la santa. Y que canta el poema de Herminio Ricaldi: “Jesús, su Iglesia adornó; concediéndola una Rosa, tan fragante y tan Hermosa que a dos mundos admiró”.

Foto: Con el autor del libro, tras la entrevista en PAX TV.

2 comentarios:

josete on 19 de agosto de 2010, 18:19 dijo...

hola!!
en alguna pagines de internet, se encuentra el dato que la madre de Santa Rosa era una india de huanuco.

que tan cierto es todo esto????
podemos afirmar que nuestra Santa es mestiza?

saludos

jose v.

Equipo de Autores on 19 de agosto de 2010, 20:25 dijo...

Efectivamente, según parece por el testimonio de Fray Gonzalo Tenorio -uno de los primeros predicadores del sermón de la beatificación y bien informado- habla de que sus abuelos “maternos fueron indios” (J.A. del Busto "Santa Rosa de Lima" p.337)

Video homenaje a Manolo

"¡Cómo no creer!. Señor de los Milagros

 

José Antonio Benito Copyright © 2009 Gadget Blog is Designed by Ipietoon y adaptado por ANGEL SANTA MARIA R. Sponsored by Online Business Journal