miércoles, 22 de septiembre de 2010

Los misioneros de la diócesis de Orihuela-Alicante en Carabayllo, Perú

El empuje y la pujanza de Lima Norte –no sólo en lo económico, sino también en lo humano y espiritual- tiene mucho que agradecer a los misioneros. Les comparto una nota actual acerca del gran apoyo de los misioneros de Alicante. ¡Que el Señor premie su generosidad!

Foto: Departiendo con el obispo diocesano Monseñor Rafael Palmero, el vicario general D. Francisco Conesa y el vicario de zona D. José Antonio Valero

Los misioneros de la diócesis de Orihuela-Alicante en Carabayllo, Perú

OMPRESS-ALICANTE (22-09-10) Crónica del vicario general de la diócesis de Orihuela-Alicante, Francisco Conesa, después de haber visitado este verano las misiones diocesanas de Carabayllo en Perú.

"Carabayllo es una diócesis creada hace tan sólo catorce años en la zona norte de Lima. Cuenta con 41 parroquias y una población de1.800.000 habitantes. Su obispo es D. Lino Panizza, un capuchino italiano que está en Perú desde 1970. La presencia de sacerdotes de Orihuela-Alicante en este territorio comenzó en 1992, cuando el P. Rafael Navarro asumió la parroquia del Buen Pastor. Más tarde, continuaría su labor Pedro Martínez. En el año 2000 se estableció un convenio de colaboración de nuestra Diócesis con Carabayllo, que pasa a ser considerada como «Diócesis hermana» nuestra, junto con la de Chimbote. Nuestros misioneros se encuentran actualmente al cargo de dos parroquias, San Pedro de Carabayllo y El Buen Pastor.

La parroquia de El Buen Pastor está establecida en el popular barrio de los Olivos, en el cono norte de Lima. Junto a la parroquia, se ha establecido el Obispado de esta nueva Diócesis, con las oficinas de la Curia y la residencia episcopal. En ella celebra también el Sr. Obispo las ceremonias más importantes, como las órdenes sagradas o la Misa Crismal, ya que la diócesis no cuenta con catedral. Desde hace 22 años, el sacerdote Pedro Martínez Díaz trabaja en esta parroquia. El buen hacer de este cura de nuestra diócesis, ha dotado a la comunidad parroquial de una fuerte vida pastoral, que se manifiesta en la multitud de movimientos y actividades que desarrollan. Le ayuda en su tarea el P. Emilio, un joven sacerdote peruano, hijo de la parroquia, con apenas dos años en el ministerio. Una importante capilla vinculada a esta parroquia está dedicada a la Inmaculada Concepción. Junto a ella se encuentra el Policlínico Parroquial «Inmaculada Concepción» para el servicio del barrio. Ligada a la parroquia se desarrolla la obra denominada «comunidad educativa del Buen Pastor», que se compone de diversos e importantes centros escolares. Junto a la Capilla de la Inmaculada está el Colegio Diocesano «El Buen Pastor», que ofrece educación básica regular para más de un millar de alumnos.

Cuenta también con un instituto para secundaria y el Instituto Tecnológico, que ofrece diversas carreras profesionales. Además, en el Centro de Educación Técnico Productivo (CETEPRO) se pueden estudiar diversas carreras técnicas como carpintería, electricidad y peluquería. Este centro atiende también por las noches a grupos de pandilleros. La labor del P. Pedro es ingente y muy diversa. Vinculada a estas obras se encuentra la Constructora «Obreros de San José», que agrupa a ochenta profesionales. El P. Pedro atiende y apoya también el «Centro Inmaculada» de Ancón, un hogar para la atención de niños. Este mismo centro, atendido por la congregación india de Hermanas de la Cruz de Chavanod, cuenta también con una casa de retiros para los jóvenes. El P. Pedro es también ecónomo (o síndico) diocesano. Desde esta responsabilidad, gestiona y coordina también la marcha de otros Colegios Diocesanos. Además, la casa de la parroquia de El Buen Pastor es centro de reunión y acogida para los sacerdotes de nuestra Diócesis que se encuentran en Perú o que llegan allí.

Esta casa, junto a la Panamericana Norte, es hogar abierto a los sacerdotes alicantinos que trabajan en aquellas tierras. Manolo Gutiérrez trabaja en una de las zonas más deprimidas de la Diócesis, conocida como Zapallal, una zona de lomas y arenal en el extrarradio de Lima, donde se han realizado numerosos asentamientos humanos como consecuencia de las invasiones que realizan las familias que acuden a la capital en busca de un porvenir. Desde hace diez años es el párroco de San Pedro de Carabayllo, parroquia que da denominación a toda la Diócesis y que tiene su origen en la predicación de Santo Toribio de Mogrovejo. La casa parroquial y el centro principal de pastoral se sitúan en la capilla de la Virgen de Fátima, construida al borde de la carretera panamericana. Allí existe, junto al templo y los locales parroquiales, una gran obra social. Por una parte se ha construido, con ayuda de diversas entidades alicantinas, una panificadora, que da servicio de calidad a la zona; también se cuenta con talleres de corte y confección y, además, se ha establecido un «Policlínico parroquial», que sirve de centro médico y dispensario para los numerosos habitantes de aquellos distritos. Existen otras tres capillas importantes, para atender a los cerca de 100.000 habitantes de la parroquia: la de San Benito, la de Santo Toribio y la Madre del Buen Pastor. Cada una de estas capillas podría ser una parroquia en el futuro, pues la población no cesa de aumentar. La capilla llamada «Madre del Buen Pastor» se encuentra en una de las zonas más deprimidas de aquellos asentamientos. Sobre unas lomas se han construido con adobes casas que no cuentan siquiera con agua corriente. En esta Iglesia se atiende diariamente a 150 niños, a los que se da el desayuno y la comida y se ayuda en su tarea escolar. También cuenta con taller de costura. Además el P. Manolo, junto a su vicario parroquial, atiende una veintena de capillas, que ayudan a mostrar cercana la Iglesia para todas las personas que van llegando a los asentamientos.

Una colaboración importante para la Diócesis de Carabayllo es la que presta D. Joaquín Martínez Valls, que ocupa el cargo de Rector de la Universidad Católica «Sedes Sapientiae» de Lima, creada en 1998 por el Obispo Diocesano con el fin de promover la formación universitaria integral de los jóvenes. Desde su puesto de Rector, D. Joaquín ha contribuido a la creación y desarrollo de esta universidad de Lima Norte, que consta de cinco facultades y va adquiriendo nombre y prestigio.

Durante los períodos de estancia en Lima, D. Joaquín reside en la casa parroquial de El Buen Pastor y ayuda también en esta parroquia.

De manera más puntual también colabora con la Parroquia del Buen Pastor D. José Carlos Sampedro, quien ofrece anualmente cursillos de lectores y cursos bíblicos. Toda esta labor en Chimbote y Carabayllo viene siendo apoyada con regularidad desde nuestra Diócesis a través de la Fundación «Misión y Promoción». El año pasado se ayudó al Asilo de Casma (un vehículo, un generador y envío de un contenedor), a la Posta Médica de Casma, a la construcción de nuevas capillas en Chimbote y al sostenimiento de la parroquia de San Pedro de Carabayllo".

http://www.domund.org/Imagenes/Secciones/OMPress/flechanaranjaarriba.gif

0 comentarios:

Video homenaje a Manolo

"¡Cómo no creer!. Señor de los Milagros

 

José Antonio Benito Copyright © 2009 Gadget Blog is Designed by Ipietoon y adaptado por ANGEL SANTA MARIA R. Sponsored by Online Business Journal