lunes, 17 de enero de 2011

LA LIMA DE ANTAÑO DE NUESTROS SANTOS

Mi felicitación a la Ciudad de los Reyes, nuestra Lima, en su aniversario. Les comparto un texto fundamental escrito por Santo Toribio para la Relación de su visita ad limina. Como no pudo ir, la envió a través del provincial de los Jesuitas.  

 

LA LIMA DE 1598 SEGÚN la carta de SANTO TORIBIO al Papa Sixto V

 

      Hay en esta ciudad santo oficio de la Inquisición, donde asisten dos inquisidores] Virrey y Audiencia Real y Alcaldes de Corte y Ordinarios de la ciudad, y Cabildo todo para ejecución de la justicia…

9.   Hay en esta ciudad una Universidad general, donde se leen Cánones y Leyes, Teología y Artes, y la lengua de los indios, para lo cual está señalado un catedrático en ella, y otro doctor asimismo, que la lee en esta Iglesia Catedral

 

10. Hay tres colegios, uno llamado Santo Toribio, donde está el Seminario, fundado en conformidad del Santo Concilio de Trento y Provincial, otro en la Uniyersidad, llamado el Colegio Real, y otro en la Compañía de Jesús, todos con sus opas y becas y diferentes colores las becas, donde se ejercitan en letras, yirtudes y recogimiento.

 

11. Hay en esta Iglesia Catedral, cinco dignidades: Deán, Arcediano, Chantre, Maestrescuela y Tesorero, y diez Canónigos, tres Racioneros, y los más de ellos son graduados y muy doctos doctores, maestros y licenciados, cuatro curas, los tres graduados, dos sacristanes, Mayordomo y Secretario Contador, y pertiquero y cuatro acólitos, un organista y capilla de canto de órgano muy buena, y ocho capellanías dotadas, y una capilla de Nuestra Señora de Copacabana, que está en el cementerio de la Iglesia, de mucha y grande devoción, donde concurre mucho número de gente, y se han hecho muchos milagros.

 

12. Conforme á la erección de este arzobispado, ha de haber en esta Iglesia Catedral, cinco Dignidades, diez Canónigos, seis Racioneros y seis medios Racioneros, seis Capellanes, seis acóÍitos; dos curas y sacristán, pertiquero y Mayordomo y Secretario, y hasta ahora no se ha acabado de cumplir el número de todo, sino poco á poco se va haciendo, conforme la renta va creciendo, y conforme  la Consueta de esta Santa Iglesia ha de haber seis muchachos para el coro, y seis para el servicio de la Iglesia.

13. Ha venido estos días cédula de su Majestad el Rey Don Felipe, para que de las prebendas que fueren vacando ó estuviesen vacas, se provean cuatro prebendas: la una, doctoral, otra magistral, otra de penitenciaría y otra de Escritura, lo cual luego se pondrá en ejecución y se publicará; y que lo mismo se haga y cumpla en los obispados de Charcas, Cuzco y en las de más iglesias Catedrales donde hubiese comodidad.

 

15. Hay tres parroquias en esta ciudad, la una de San Sebastián, donde hay dos curas, otra de Santa Ana, donde hay un cura, otra de San Marcelo con otro cura, y en estos curatos hay diversas capellanías.

 

16. Hay tres monasterios de monjas, el uno de la Encarnación, son canónigas seglares de la Orden de San Agustín, tiene ciento setenta y cuatro monjas profesas y novicias, hermanas y donadas; tiene de renta once mil pesos corrientes.

Otro de la Concepción de la Orden de Santa Clara, tiene ciento cincuenta monjas profesas y novicias, hermanas y donadas; tiene de renta veinte ocho mil pesos corrientes.

Otro de la Santísima Trinidad, de la Orden de San Bernardo; tiene treinta y seis monjas profesas y novicias, hermanas y donadas; tiene de renta cuatro mil quinientos pesos corrientes, y otros tres mil que se cobran trabajosamente. Todos los cuales monasterios están sujetos al Ordinario.

 

17. Fúndase otro monasterio de monjas [Santa Clara], el cual tiene ya acabada la Iglesia, muy suntuosa y muy buena con dos coros, alto y bajo y con rejas muy fuertes, y se va cercando de tapias muy altas donde ha de haber un cuarto muy grande, pared en medio, para las mujeres que pidieren divorcio, en el entretanto que se determina y fenece la causa y después de acabada, si hubiere de haber divorcio para que estén recogidas y no anden con sus libertades fuera; y asimismo para que se puedan recoger allí las mujeres mozas é hijas de algunos que van á partes lejas, y no saben donde dejar sus mujeres é hijas, y puedan estar los padres y maridos con contentamiento, yiendo que quedan en parte segura, y para las mujeres que hubieren vivido mal y quisieren recogerse á vivir bien, está hecha una reja grande que sale á la misma Iglesia del Monasterio, por donde puedan oír cada día misa.  Está en ese Monasterio una imagen de Nuestra Señora de la Peña de Francia, de mucha devoción para el pueblo, adonde ocurre mucho número de gente y clérigos á decir muchas misas. Fundó este Monasterio un hombre llamado Francisco de Saldaña, y dio toda su hacienda que valdría doce ó catorce mil pesos, y se obligó á servirle todos los días de su vida sin salario, diciendo que quería ser esclavo del Monasterio, y que si fuera clérigo que serviría toda su yida de capellán sin salario. Y su Majestad el Rey Don Felipe habiéndosele dado noticia de esto por mi parte, me escribió que como quiera que esta obra fuese tan en servicio de nuestro Señor y beneficio de la República, se lo agradeciese de su parte, y le ayudase y favoreciese, asimismo escribió á su Virrey le diese tierras é indios, para el servicio de él, y se ha juntado mucha limosna de españoles, indios y otras personas con gran fervor y caridad. Y de los indios se habrá juntado de limosna dos mil cabalgaduras poco más ó menos, y mucha plata, ropa y maíz, ganado y trigo con tanta caridad, que yo he quedado admirado, yéndome muchos á buscar para dar limosna diciendo que querían hacer bien por sus almas, que si en particular se hubiera de escribir, era menester mucho tiempo, y admiraría, y se darían muchas gracias á Dios, de ver y entender la voluntad y ánimo con que estos indios ofrecían la limosna y la inclinación tan santa que han tenido, cómo se han de seguir tantos y tan buenos efectos de este Monasterio y esta es obra de Dios. Él la favorece y tiene de su mano. Entiendo que las monjas que en él entraren, serán de San Francisco, y han de ser sujetas al Ordinario conforme la voluntad del fundador y función.

 

18. Hay cinco monasterios, de Santo Domingo, donde hay ciento cuarenta frailes, tiene más de treinta mil pesos de renta, según tengo relación.

Otro de San Francisco donde hay ciento seis frailes, y aunque no tienen renta determinada, de sacristía y limosnas que recogen tiene veinte mil pesos.

Otro de San Agustín, tiene ciento veinte frailes, tiene de renta doce ó catorce mil pesos.

Otro de Nuestra Señora de las Mercedes donde hay, sesenta frailes, tiene de renta diez y seis mil pesos.

Otro de la Compañía de Jesús, donde hay setenta religiosos, tiene de renta yeinte y cinco mil pesos, y en todos religiosos graves y doctos, los cuales se ocupan en ayudarme á la labor de los frutos de esta yiña del Señor á mí encomendada

Hay otro Monasterio de Descalzos que está fuera de la ciudad, que tiene ocho frailes, es de mucha devoción y edificación

19. Hay seis hospitales donde se curan los enfermos con gran caridad, uno es de Santa Ana donde se curan los indios enfermos; otro de San Andrés donde se curan los españoles; otro del Espíritu Santo donde se curan los pobres hombres de la mar, y no otros; otro el San Diego donde los convalecientes que salen de San Andrés se curan; otro que llaman de San Lázaro de mal incurable otro; de la Caridad donde se curan mujeres pobres

 

20.            Hay muchas cofradías de españoles, negros é indios, adornadas con muchas indulgencias, la del Santísimo Sacramento que está en Santo Domingo y acude á la administración del Viático de esta Iglesia Catedral y demás parroquias con lo necesario que es menester, y cuando sale el Santísimo Sacramento yan once clérigos con sobrepellices y estolas de carmesí, que llevan las varas del palio, pendón y mazas de plata con gran cantidad de cera.

En la cofradía de las Animas que está en la Iglesia Mayor, se dicen más de seis mil misas cada año, y se da de limosna al sacerdote ocho reales cada vez que dice misa.

Hay una cofradía de la Caridad, en la cual se casan cada año veinticuatro doncellas pobres, y se les da para su casamiento, veinticuatro pesos de á nueve reales, y un hermano de la dicha cofradía que pide limosna para los pobres vergonzantes, que se llama Vicente Rodríguez, hombre de mucha caridad y buen cristiano, ha repartido desde el año ochenta y cuatro hasta el noventa y siete, ciento cincuenta y tres mil quinientos noventa y tres pesos y seis tomines de á nueve reales el peso. En el monasterio de San Francisco está fundada otra cofradía de Nuestra Señora de la Concepción, la cual casa cada año doce doncellas pobres y da á cada una seiscientos ducados de dote.

La cofradía de las cárceles que está fundada en una de las capillas de ellas, da de comer, cada día, á todos los pobres de todas las cárceles, y por su turno se escogen de treinta hombres, dos que solicitan y procuran los negocios de los pobres presos; tienen letrado para ello y procurador

Hay otra de la clerecía que llaman la Cátedra de San Pedro, tiene cuidado de regalar y curar los clérigos pobres y enfermos, dan todo lo necesario para su sustento á les sacerdotes pobres, entierra á los difuntos de la dicha cofradía con mucha pompa y se hace muchos sacrificios por ellos, la cual es de mucha utilidad y provecho.

21.  El miércoles, jueves y viernes santos salen cinco procesiones de diversas vocaciones de penitentes, la una se dice de Nazarenos que sale de Santo Domingo y salen mucho número de hombres en forma de penitentes, todos con cruces grandes en hombros; otra que sale del propio monasterio que se llama de la Veracruz sale el jueves por la noche y van en ella más de cuatrocientos penitentes; otra la propia noche de San Francisco, en la cual salen quinientas cincuenta personas, disciplinándose; otra de San Agustín á devoción del Santo Crucifijo de Burgos, cuyo retrato tienen, lleva más de ochocientas personas disciplinándose.

        Otra el viernes en la noche que llaman la Soledad de Nuestra Señora, sale de la Merced, es muy devota procesión, salen más de mil personas disciplinándose, y sacan todas las insignias de la pasión, va con gran silencio. Otra sale de San Agustín la mañana de la Resurrección…

23.  Hay cinco villas en el Arzobispado, la una llaman lca con dos curas y otros clérigos que hay y asisten y un Vicario y tres monasterios de frailes, de San Francisco, San Agustín y la Merced y un hospital.

        La otra se llama Cañete con un cura y Vicario, y un monasterio de frailes de S. Francisco y un hospital.

        Otra llamada Chancay con un cura y Vicario, y un monasterio de frailes de San Francisco y un hospital.

        Otra villa nueva llamada Carrión con un cura y Vicario.

        Otra llamada Santa con dos curas y el uno de ellos Vicario, y un hospital.

        Otra llamada Saña con cuatro curas, el uno de ellos Vicario, y dos monasterios de frailes, de San Francisco y San Agustín, con dos parroquias.

 

24. Hay cuatro ciudades, la una llamada Trujillo con cuatro curas, y el uno de ellos Vicario, con tres parroquias y cuatro monasterios de frailes, de Santo Domingo, San Francisco, San Agustín y la  Merced, y un monasterio de monjas de la orden de San Francisco sujetas á ella, y un hospital.

Otra ciudad de Huánuco, con cuatro curas, el uno de ellos Vicario; y dos parroquias y un hospital y cuatro monasterios de frailes, franciscanos, dominicos, agustinos y mercedarios, y se trata de fundar un monasterio de monjas.

Otra ciudad de Chachapoyas, con dos curas, y el uno Vicario, y dos parroquias, y dos monasterios, de San Francisco y de la Merced, y un hospital.

Otra ciudad de Moyobamba, con un cura y Vicario, donde están fundadas unas capellanías, y entre otras, una de las Animas, que desde su fundación tiene doscientas vacas y cien yeguas, para que del multiplico de ello, digan misas, la cual se hizo y fundó, estando yo visitando aquella ciudad, y animé á ello para que se concluyese, y un hospital.

En estas villas y ciudades hay muchas capellanías, y cofradías y muchas indulgencias, y asimismo en esta ciudad.

 

25. Hay muchas doctrinas que tienen los frailes,      que son ciento veintidós, poco más ó menos. Hay de clérigos ciento dieciocho, poco más ó menos, y con sus hospitales.

      El salario para la doctrina de los clérigos y frailes, se saca de los tributos que dan los indios á sus encomenderos, y asimismo á fábrica que se dan á las iglesias.

      Para los hospitales contribuyen los indios tributarios con un tomín que es real y medio.

En estas doctrinas de frailes hay tres monasterios, de frailes de San Francisco, y otros cinco de agustinos y dominicos que están fuera de las dichas  villas y lugares.

 

26. Hay un puerto junto á esta ciudad, que se dice el Callao, que tiene un cura y Vicario de españoles é indios, tiene tres monasterio de San Francisco, Santo Domingo y San Agustín, y una casa de la Compañía de Jesús, con su iglesia, y hay capel1anías y cofradías.

 

28. Hay en esta ciudad noventa y cinco sacerdotes, fuera de los curas, y treinta de Evangelio (diáconos), y otros treinta de Epístola (subdiáconos), fuera de otros muchos de menores órdenes, que padecen de mucha necesidad por no haber doctrinas que darles, en razón de estar ocupadas por frailes, muchas de ellas, como está dicho atrás, que ha de ser causa de ir con mucho tiento en hacer órdenes, como lo he hecho hasta ahora, porque no se vean en necesidad ni anden mendigando.

 


Universidad Catolica Sedes Sapientiae

Video homenaje a Manolo

"¡Cómo no creer!. Señor de los Milagros

 

José Antonio Benito Copyright © 2009 Gadget Blog is Designed by Ipietoon y adaptado por ANGEL SANTA MARIA R. Sponsored by Online Business Journal