viernes, 13 de mayo de 2011

CON MARÍA DE LA MANO. Poemas de hoy para siempre. ALFONSO FRANCIA, sdb

Nuestro gran amigo, Alfonso Francia, salesiano, nos envía estos poemas entrañables y como me han gustado tanto tanto pues se los comparto.

María nos hace Familia. La familia educa al amor. El amor hace poesía. La poesía canta a María. María lleva al amor,
Si quieren disfrutar auditivamente, los hemos colgado en la Radio www.familiasalesiana.pe    dentro de nuestra web , a la que estás invitado a enviar noticias, sugerencias, testimonios etc etc Es la WEB DE LA FAMILIA SALESIANA (con radio propia digital y muy muy pronto con televisión).
María es madre, maestra, modelo...
Feliz Novena, feliz fiesta. Yo predico en Ayacucho. Abrazos.
Alfonso Francia, Delegado Nacional de la Familia Salesiana del Perú.

 

CON MARÍA DE LA MANO

( poemas de hoy para siempre)

 

Alfonso Francia, sdb

 

1.-.  Eres ya mi cielo ahora

 

 

Madre del amor hermoso,                                                     

Madre mía Auxiliadora,

tú eres mi vida y mi gozo,

eres consuelo, reposo,

gracia y luz cautivadoras.

                                                                                                         

 Eres promesa de cielo,                                              

¡Y eres ya mi cielo ahora!

Cuando te miro y te rezo,

Tu mirada me enamora…

Y te quiero…¡cómo te quiero!

No me dejes de mirar,

Y así te miro, te rezo

Y te quiero mucho más.

Y tu respuesta a mi amor

Es darme felicidad.

 

Eres, eres, siempre eres

mi Virgen Auxiliadora,

cuando camino en la luz,

en la noche o en las sombras.

Eres sol, luna y lucero,

Eres estrella y aurora,

Eres calor en invierno,

Y caricia a todas horas.

 

Yo te digo: “Auxiliadora”,

Y tú me dices: “te quiero”.

 

 

2.-Madre, siempre madre

 

Madre de los pecadores,

de los pobres y olvidados.

Madre que compartes penas

con tanto padre angustiado

por la vida de sus hijos

que caminan descarriados.

 

Madre de los que se pierden,

se mofan y te blasfeman,

de los que hicieron un día

muy generosas promesas,

y el virus del bienestar

acabó pronto con ellas.

 

Madre de los que contigo

fueron por sendas estrechas,

entre ilusiones y cantos,

repartiendo luz y fuerza…

Luego dijeron “adiós”,

y se cambiaron de acera,

o, sin decirlo, se fueron,

nadie sabe por qué puerta.

 

Tú los buscas sin descanso,

que su nombre está en tu agenda,

en tu diario de recuerdos,

de esperanzas aún despiertas.

Los cariños de una madre

no tienen muros ni puertas,

son cariños que no mueren

¡aunque la madre esté muerta!

 

Una madre nunca olvida,

está con la antena puesta,

la antena del corazón,

que nunca se desconecta.

Sus hijos, aunque estén lejos,

estarán siempre muy cerca,

y aunque corran mucho y huyan,

la madre gana la apuesta.

 

Si supieran qué es amor,

amor de madre y de cielo;

si gozaran del sabor

de un beso tras el regreso,

de un beso tras el perdón...

La madre, que es intuitiva,

sabe que nunca se pierde

un corazón que es querido,

o un corazón que nos quiere.

Una herida siempre cura

con el bálsamo de amor,

y el aceite de ternura.

 

María es la medicina,

ungüento de salvación.

 

3.-Tiéndele, Madre, tu mano

 

Tiéndele, siempre, una mano,

a tus hijos de Ayacucho.

Si su ambiente es salesiano,

son tuyos ¡son los más tuyos!…

¡No los dejes de tu mano!

 

Que no busquen otra fuente,

distinta a la de tu amor.

Que no sigan la corriente,

De un mundo que  ignora a Dios,

que hace caminos de muerte,

sin metas de salvación.

 

La juventud que se olvida

De su madre Auxiliadora,

Muy pronto postrada adora

al dinero, la bebida,

a los placeres  y drogas,

y a la pasión del poder.

Nada, nada puede más

Que el cariño de una madre

Y el beso de una mujer.

 

Madre nuestra, Auxiliadora,

Del alba al anochecer,

Del anochecer al alba,

No los dejes de tu mano,

Nunca dejes que se pierdan,

En el vicio y el engaño.

Si se alejan del camino,

Corre y ve pronto a su lado,

Que si una madre está cerca,

Nunca hay hijo abandonado.

 

 

4.-Dios nos regaló dos madres

 

¿Hay un regalo mayor

Que el regalo de una madre,

Que fue elegida por Dios,

Para generar la vida,

Y multiplicar amor?

 

¿Hay un regalo mayor

Que el regalo de una madre,

-Lo mejor de la creación-,

fuente del amor más puro,

maestra del más puro amor?

 

Sólo es regalo mayor:

El Hijo que Dios nos da,

Y con Él su salvación.

Con su Hijo, me dio a su Madre,

Y ahora es madre de los dos:

Sé bien lo que me ama Ella,

Y Ella, lo que la amo yo.

 

Con tal Padre y con tal Madre,

No tengo ningún temor,

Dios no me va a fallar nunca,

Sea santo o pecador.

Y la madre…¿va a fallar?

¡Sólo dudarlo, da horror!

Dios perdona todo, todo,

Porque Dios es sólo amor,

Pero dudar que su Madre

Nos falle en su protección,

Eso, eso…,yo sospecho…

¡no tiene perdón de Dios!

 

5.-Tú siempre estás

En  mi portal de Belén,

En mi hogar de Nazaret,

En el Caná de mi vida,

En mi camino a la cruz,

En mi cálido cenáculo,

De amor y de eucaristía

Y ardiente pentecostés,

estás presente en mi vida,

¡En mi ahora y mi después!

Por eso sé que algún día,

En mi penosa agonía,

al momento de mi muerte,.

Vas a estar ¡voy a tenerte!,

Con tu mirada de madre,

Con tus besos y caricias…,

¡Con un abrazo imponente!...

 

Me llevarás sonriente,

Como a un  niño, de la mano,

-Asido a tu manto azul-,

A tu reino de delicias,

Que es el reino de la luz,

Donde la reina eres tú.

0 comentarios:

Video homenaje a Manolo

"¡Cómo no creer!. Señor de los Milagros

 

José Antonio Benito Copyright © 2009 Gadget Blog is Designed by Ipietoon y adaptado por ANGEL SANTA MARIA R. Sponsored by Online Business Journal