martes, 17 de mayo de 2011

EL CIELO, ¿"cuento de hadas" o "morada de Resurrección"?

















Amigos: Como respuesta, les comparto lo que escribió un gran astrofísico, filósofo y teólogo, P. Manuel M. Carreira, S.J. acerca de "La Materia en la Resurrección". Podíamos concluir, que el CIELO es la "morada" del cuerpo resucitado, es el nuevo "cuerpo espiritual " que menciona S. Pablo, la "morada de Resurrección", o como diría San Agustín: "Al fin, amar sin fin"


En una entrevista para el diario británico The Guardian



El «teólogo» Hawking: «El Cielo es un cuento de hadas para los que tienen miedo a la muerte»



El científico resalta que su enfermedad -la Esclerosis Lateral Amiotrófica- le ha llevado a disfrutar más de la vida a pesar de las dificultades que ello implica.


El prestigioso científico británico Stephen Hawking, autor de ´Una breve historia del tiempo´, cree que la idea del paraíso y de la vida después de la muerte es un "cuento de hadas" de gente que le tiene miedo a la muerte.


Así lo ha afirmado el científico más destacado del Reino Unido en una entrevista publicada este lunes en el periódico británico ´The Guardian´, en la que vuelve a poner énfasis en su rechazo a las creencias religiosas y considera que no hay nada después del momento en que el cerebro deja de funcionar.


Hawking resalta que su enfermedad -la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA)- le ha llevado a disfrutar más de la vida a pesar de las dificultades que ello implica, ya que el mal que padece es neuro-degenerativo progresivo y le impide moverse y hablar.


"He vivido con la perspectiva de una muerte prematura durante los últimos 49 años. No tengo miedo de morir, pero no tengo prisa por morirme. Hay muchas cosas que quiero hacer antes", dijo el científico.


"Yo considero al cerebro como una computadora que dejará de funcionar cuando fallen sus componentes. No existe el cielo o vida después de la muerte para las computadoras que dejan de funcionar. Se trata de un cuento de hadas para la gente que le tiene miedo a la oscuridad", señaló el ex catedrático de Matemáticas Aplicadas y Física Teórica de la Universidad de Cambridge.


Disfrutar de la vida
En su entrevista, Hawking, de 69 años, resalta la importancia de disfrutar de la vida y hacer cosas buenas y se refiere también a las pequeñas fluctuaciones cuánticas, que en el comienzo del universo fueron las "semillas" que dieron paso a la formación de las galaxias, las estrellas y la vida humana. "La ciencia predice que distintos tipos de universo serán creados de la nada y de manera espontánea", agregó.


El científico, que habla con la ayuda de un sintetizador de voz, sugiere que sería posible descifrar nuestros orígenes con instrumentos modernos, que podrían ayudar a detectar antiguas huellas en la luz espacial dejada en los primeros momentos de la formación del universo.


Hawking, a quien en 1989 le fue concedido el premio Príncipe de Asturias de la Concordia, ha trabajado durante toda su vida para desentrañar las leyes que gobiernan el universo. Junto a su colega Roger Penrose mostró que la Teoría de la Relatividad de Albert Einstein implica que el espacio y el tiempo han de tener un principio, que denomina ´big bang´, y un final dentro de los agujeros negros.


En su último libro, ´El Gran diseño´, el astrofísico sostiene que Dios no es necesario para explicar el origen del Universo.



Dr. P. Manuel Carreira: La Materia en la Resurrección


El Hombre es esencialmente compuesto de materia y espíritu, como indican sus diversas funciones vitales, claramente de tipo material en lo biológico, pero no reductibles a la materia en lo racional: pensamiento abstracto, consciencia y actividad libre. Por tanto la pervivencia verdaderamente humana después de la muerte exige la realidad del cuerpo como estructura material después de una resurrección que no tiene sentido lógico si no afecta al cuerpo. El espíritu no muere, y un "cuerpo" inmaterial es un absurdo en su misma formulación.



El concepto de materia debe incorporar todo lo que la ciencia física moderna nos enseña, aun en contra de nuestro "sentido común" basado en la experiencia macroscópica. La Física define a sus objetos por sus propiedades activas: no hay intuición de las esencias, sino una verificación de comportamientos regulares. Las cuatro interacciones que conocemos son las siguientes:


- gravitatoria, una "fuerza" que afecta a toda la materia (partículas, energía, espacio y tiempo) causando atracción, y que es de alcance ilimitado. Responsable de estructuras cósmicas.


- electromagnética, que solamente afecta a partículas con una propiedad especial ("carga eléctrica") produciendo atracción o repulsión, con alcance ilimitado y de intensidad trillones de trillones de veces mayor que la gravitatoria. Razón de la estructura de la materia en nuestra experiencia directa, de la química y biología, del conocimiento sensorial.


- nuclear fuerte, 137 veces más potente que la electromagnética, que causa atracción entre partículas con "carga bariónica" en el núcleo del átomo, dando origen a los diversos elementos. Apenas tiene alcance alguno sino en "contacto" de una partícula con otra.


- nuclear débil: afecta a todas las partículas transformándolas. Con la nuclear fuerte es responsable de la producción de energía en las estrellas. No tiene alcance fuera de las partículas mismas.



La posibilidad de actuar por alguna de estas interacciones define a la materia. La Física es el estudio de esa actividad, que se realiza en el marco espacio-temporal.



En el estudio del comportamiento de las partículas elementales hay que admitir, por datos abundantes de experimentos indudables, que las partículas


-son compenetrables sin límite (la densidad debe tender a valor infinito en agujeros negros).


-se ven afectadas en su trayectoria por estructuras mucho mayores que cualquier "tamaño" asignable a la partícula: parecen moverse por varias trayectorias distintas simultáneamente.


-pueden pasa de un sitio a otro sin pasar por el medio (efecto túnel).


-no tienen individualidad propia (los electrones son indistinguibles).


-son totalmente convertibles en energía y viceversa. De la energía de un choque se sintetizan partículas, tanto en la naturaleza como en nuestros laboratorios.


- Todo lo que cae en un agujero negro queda "fuera del espacio y el tiempo" accesible a nuestra comprobación experimental.



Todas estas propiedades nos sugieren que un conjunto de partículas (cuerpo macroscópico) tiene en potencia la posibilidad de existir en una forma totalmente diversa de la que creemos es necesaria para hablar de materia real. Y este modo de existir es el que indican las narraciones evangélicas del modo de actuar Cristo resucitado: se hace presente en lugares cerrados, desaparece para estar "en ningún sitio", pero puede ser visto y tocado, puede comer, demostrando su materialidad al mismo tiempo que su independencia de limitaciones físicas.



En nuestra vida mortal el espíritu existe a modo de materia, limitado por la unión con el cuerpo, que impone la localización y la actividad en el tiempo, dependiendo de procesos biológicos aun para funciones espirituales. En la resurrección se invierten los papeles: es el espíritu el que da a la materia su independencia de espacio y tiempo y de actividad física, pero conservando el poder actuar en cualquier lugar y momento, con flexibilidad total aun en su aspecto visible. No hay envejecimiento ni desgaste ni muerte cuando no hay tiempo, en la eternidad. El cuerpo existe a modo de espíritu: es el nuevo "cuerpo espiritual " que menciona S. Pablo.



Y ahora, Padre Carreira, una pregunta que siempre se suscita: ¿Cómo podríamos entender la resurrección de Cristo y también nuestra propia resurrección? ¿ cómo resucita la materia?


Ahí estamos hablando ya fuera de datos científicos, porque no es posible que en un laboratorio que sucede cuando un cuerpo resucita, lo único que podemos decir es el que exista el ser humano exige que exista como es el ser humano, alma y cuerpo. Cómo lo hace Dios, allá él. No vamos a entenderlo porque no entendemos a la materia y no entendemos tampoco el tiempo y no podemos entender una existencia fuera del tiempo, pero eso no debe asombrarnos porque sino me entiendo a mí mismo y no entiendo a la materia como científico, pobre sería Dios y su plan lo midiese por o que entiendo. Ahí hace falta una especie de humanidad realista, entendemos muy poco de lo que somos y entendemos muy poco de que es la materia, lo único que uno puede decir científicamente es que lo que nos dice el evangelio de Cristo resucitado, es compatible con un cuerpo verdaderamente material, pero que existe ya de una manera nueva, de una manera que no hay límites de espacio y tiempo y que eso es lo que nos promete la teología o para nuestra propia resurrección pero como no entendemos a la materia en el laboratorio donde una partícula puede ir de un lugar a otro sin pasar por el medio, donde una partícula puede estar en varios sitios al mismo tiempo, donde las partículas no son distinguibles entre sí, todo esto me hace pensar que debo ser prudente cuando de dictaminar que lo que me dice el evangelio de Cristo resucitado es imposible, que es incompatible que con que eso sea de veras materia, no, no es incompatible.


Video homenaje a Manolo

"¡Cómo no creer!. Señor de los Milagros

 

José Antonio Benito Copyright © 2009 Gadget Blog is Designed by Ipietoon y adaptado por ANGEL SANTA MARIA R. Sponsored by Online Business Journal