jueves, 1 de noviembre de 2012

San Martín de Porres. Fray Martín de la Caridad, del P. Guillermo Álvarez

ÁLVAREZ PERCA, Guillermo

San Martín de Porres. Fray Martín de la Caridad.

4ª edición conmemorativa por los 50 años de canonización

(Convento de Santo Domingo,  Arequipa, 2012, 159 pp)

Editora Shirley Cornejo Valdivia, fotos Harol A. Mallma y Jhon H. Ulloa, dibujos Jorge Aquije.

 

La presentación corre a cargo del carismático e incombustible dominico P. Jorge Cuadros, quien, a pesar de sus 90 años, sigue contemplando y actuando como celoso hermano dominico martiniano. Se centra en cuatro palabras, cuatro actitudes que desea la Iglesia en el culto de los santos: veneración, admiración, invocación e imitación para llevarnos a Cristo. Y nos da la clave de la obra: que cada capítulo de los 63, correspondientes a "una escena de la vida u obra de San Martín, sea motivo de meditación y de aplicación  nuestra vida personal…invitándonos a ver en ella un alimento de nuestra fe y de la práctica de vida cristiana" (p.4). Nos da un buen consejo: leer sin precipitación, de modo sosegado, para que así "la santa y rica personalidad del querido ´Negrito´ nos podrá ayudar en nuestro enriquecimiento espiritual"

 

El autor, P. Guillermo Álvarez, prior del convento de Arequipa, miembro de la Academia Peruana de Historia Eclesiástica, erudito, conocedor de la rica documentación y bibliografía acerca del Santo, nos alerta en su prólogo que "fray Martín de Porres continúa siendo la mano misericordiosa de Dios, mediante la cual, socorre a pobres y necesitados, sin hacer distinción de personas" y que "a lo largo de su vida fue un auténtico artífice de la fraternidad universal y un celoso defensor de la ecología". En el ejercicio de su caridad cuidó de los seres humanos y de los animales. Frente a los abusos de los más abandonados como las niñas huérfanas y abandonadas creó con su amigo Mateo Pastor el Orfelinato de la Santa Cruz, en Lima" (p.5)

 

La verdad que de todas las obras que he leído sobre San Martín, es la que considero más completa pues reúne erudición, deleite y devoción. Tan buenas prendas le haría merecedor de una mejor edición Cada capítulo ofrece un motivador dibujo al comienzo y un cuestionario al final con lo que la lectura se convierte en un apetitoso manjar que proporciona un alimento que vigoriza el espíritu. Les adjunto los 63 capítulos y ¡buen provecho!

 

PERÚ: MARTÍN DE PORRES PEREGRINA PROMOVIENDO LA HERMANDAD

Las reliquias del santo llegaron a Arequipa en el cincuentenario de su canonización

 

Por María Antonieta Cuadros*

AREQUIPA, jueves 16 agosto 2012 (ZENIT.org).- "El hermano Martín, ya esta entre nosotros", es la alegre exclamación de los devotos del santo moreno peruano, que del 4 al 17 de agosto acogen sus reliquias en Arequipa, ciudad sureña del Perú, celebrando así los 50 años de su elevación a los altares por el papa Juan XXIII el 6 de mayo de 1962. Hecho que recordó en la fecha, con particular afecto, Benedicto XVI al manifestar en la Plaza San Pedro ante miles de peregrinos: "Hoy recordamos el 50 aniversario de la canonización de san Martín de Porres, al que pedimos que interceda por los trabajos de la nueva evangelización, que haga florecer la santidad en la Iglesia. Invoquemos a la Virgen María para que nos acompañe en este camino".

Y estamos seguros que así será. Martín de Porres, cuya vida se puede resumir precisamente en la fraternidad, transcurrió haciendo el bien a los demás, a sus hermanos, en quienes encontró al mismo Dios y por eso no cesó en salir a su encuentro. Los marginados, los más necesitados, los débiles, los enfermos, los niños, los indios, los ricos, las autoridades e incluso los animales, fueron sujetos de la caridad del "Hermano Martín".

Interpretando este testimonio de vida, surgido de la intimidad con Dios, la provincia Dominicana de San Juan Bautista en el Perú dispuso la peregrinación de las reliquias del santo, a fin de que sus devotos intercedan pidiendo la fraternidad y la caridad en los corazones. Desde el mes de marzo del presente año, ya ha visitado diferentes ciudades del norte peruano, iniciando ahora su peregrinación por el sur. Tras la visita de 13 días en nuestra ciudad, se trasladará a Puno, Juliaca, Cusco y Puerto Maldonado.

Alegría y Gracia

Los fieles y miembros de las comunidades dominicas de la ciudad, que se trasladaron la tarde del 4 de agosto al aeropuerto Leonardo Rodríguez Ballón para darle la bienvenida al hermano Martín con banderines y estandartes en mano, hoy se preparan a despedirlo con sentimientos de profunda gratitud. Niños, jóvenes, adultos, familias y por supuesto religiosos y religiosas, veneraron sus reliquias en parroquias, hospitales, colegios profesionales, entidades educativas de nivel escolar y universitario.

Durante la Eucaristía en su honor que se celebró el 8 de agosto en la Basílica Catedral, monseñor Javier Del Río Alba, arzobispo de esta sede metropolitana, puso de relieve la calidad humana de Fray Martin, que nuevamente sale al encuentro de quienes sufren las consecuencias de la enfermedad, la marginación, el egoísmo y la falta de amor. Por este motivo pidió su intercesión sobre la feligresía, agradeciendo a la Orden Dominicana esta iniciativa que lleva a tan grande peruano en peregrinaje por el país.

Haciéndose eco de este sentimiento, sor Rosa Luz Manrique Díaz, OP, priora del Monasterio Santa Rosa, nos dijo que "San Martín fue proclamado santo sobre todo por la intima unión con Dios, que lo llevó a la práctica de las virtudes intercediendo por las necesidades de quienes reconocía como sus hermanos", añadiendo que la comunidad de monjas dominicas a su cargo, se preparó para acoger a Martín intensificando la virtud de la sencillez. Igualmente exhortó a los fieles a profundizar en la vida de este amigo de Dios, que nos lleva a vivir el amor sin límites.

"No es tanto lo que nosotros podamos hacer durante la visita de nuestro querido Martín, es cuanto Él pueda interceder por nosotros ahora. Allí radica lo significativo de esta visita, que es una verdadera gracia para Arequipa", precisó.

En el mismo sentido, se pronunció el prior del Convento de Santo Domingo, fray Guillermo Álvarez, OP, quien además es autor de una completa biografía del santo mulato: "Con la visita de sus reliquias, recordamos su generosa y piadosa vida fortaleciendo la fe de los cristianos de nuestro tiempo, en que damos más importancia a las cosas materiales y no vemos que la fuente de nuestra felicidad está en Dios. Por eso tendríamos que aprender de su humildad y caridad y emprender el camino estrecho que nos lleva al Padre", acotó.

Celebraciones

Así, durante 13 días Fray Martín de Porres fue venerado en tres centros principales, como fueron el Templo Santo Domingo, el Monasterio Santa Rosa y el de Santa Catalina, de donde partió cada día, cumpliendo una nutrida agenda también en parroquias. Recibió el homenaje de autoridades regionales y distritales, quienes le otorgaron diferentes condecoraciones, que reconocen las virtudes que lo llevaron hoy a ser tan venerado.

La misa de despedida este prevista para la tarde del viernes 17 y su última visita la realizará a la parroquia Nuestra Señora de los Dolores, en el distrito de Cerro Colorado, donde permanecerá hasta las 23.00 horas, para luego partir rumbo a la ciudad altiplánica de Puno.

*Directora de Comunicaciones del Arzobispado de Arequipa

0 comentarios:

Video homenaje a Manolo

"¡Cómo no creer!. Señor de los Milagros

 

José Antonio Benito Copyright © 2009 Gadget Blog is Designed by Ipietoon y adaptado por ANGEL SANTA MARIA R. Sponsored by Online Business Journal