viernes, 31 de agosto de 2012

PUNTOS DE ORACIÓN DE CADA DÍA



Queridos amigos:

Los Militantes de Santa María tenemos un servicio diario gratuito: PUNTOS DE ORACIÓN DEL MILITANTE. Se descansa julio y agosto y lo retomamos en septiembre. A mí me toca el 1 de cada mes. Con mucho gusto te lo envío. Si quietes recibirlos, suscríbete en la web: 
Saludos cordiales

José Antonio Benito


01/09/2012, Sábado de la XXI semana de Tiempo Ordinario
Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los Corintios (1, 26-31)
ermanos, fijaos en vuestra asamblea, no hay en ella muchos sabios en lo humano, ni muchos poderosos, ni muchos aristócratas; todo lo contrario, lo necio del mundo lo ha escogido Dios para humillar a los sabios, y lo débil del mundo lo ha escogido Dios para humillar el poder. Aún más, ha escogido la gente baja del mundo, lo despreciable, lo que no cuenta para anular a lo que cuenta, de modo que nadie pueda gloriarse en presencia del Señor. Por él vosotros sois en Cristo Jesús, en este Cristo que Dios ha hecho para nosotros sabiduría, justicia, santificación y redención. Y así -como dice la Escritura- «el que se gloríe, que se gloríe en el Señor».
Salmo responsorial (Sal 32, 12-13. 18-19. 20-21)
R. Dichoso el pueblo que el Señor se escogió como heredad.
Dichosa la nación cuyo Dios es el Señor, el pueblo que él se escogió como heredad.
El Señor mira desde el cielo, se fija en todos los hombres. R.
Los ojos del Señor están puestos en sus fieles, en los que esperan en su misericordia,
para librar sus vidas de la muerte y reanimarlos en tiempo de hambre. R.
Nosotros aguardamos al Señor: él es nuestro auxilio y escudo;
con él se alegra nuestro corazón, en su santo nombre confiamos. R.
Lectura del santo evangelio según san Mateo (25, 14-30)
n aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos esta parábola: -«Un hombre, al irse de viaje, llamó a sus empleados y los dejó encargados de sus bienes: a uno le dejó cinco talentos de plata, a otro dos, a otro uno, a cada cual según su capacidad; luego se marchó. El que recibió cinco talentos fue en seguida a negociar con ellos y ganó otros cinco. El que recibió dos hizo lo mismo y ganó otros dos. En cambio, el que recibió uno hizo un hoyo en la tierra y escondió el dinero de su señor. Al cabo de mucho tiempo volvió el señor de aquellos empleados y se puso a ajustar las cuentas con ellos. Se acercó el que había recibido cinco talentos y le presentó otros cinco, diciendo: "Señor, cinco talentos me dejaste; mira, he ganado otros cinco." Su señor le dijo: "Muy bien. Eres un empleado fiel y cumplidor; como has sido fiel en lo poco, te daré un cargo importante; pasa al banquete de tu señor." Se acercó luego el que había recibido dos talentos y dijo: "Señor, dos talentos me dejaste; mira, he ganado otros dos." Su señor le dijo: "Muy bien. Eres un empleado fiel y cumplidor; como has sido fiel en lo poco, te daré un cargo importante; pasa al banquete de tu señor. "Finalmente, se acercó el que había recibido un talento y dijo: "Señor, sabia que eres exigente, que siegas donde no siembras y recoges donde no esparces, tuve miedo y fui a esconder tu talento bajo tierra. Aquí tienes lo tuyo." El señor le respondió: "Eres un empleado negligente y holgazán. ¿Con que sabias que siego donde no siembro y recojo donde no esparzo? Pues debías haber puesto mi dinero en el banco, para que, al volver yo, pudiera recoger lo mío con los intereses. Quitadle el talento y dádselo al que tiene diez. Porque al que tiene se le dará y le sobrará, pero al que no tiene, se le quitará hasta lo que tiene. Y a ese empleado inútil echadle fuera, a las tinieblas; allí será el llanto y rechinar de dientes."»
H
E
Sábado de la XXI semana de Tiempo Ordinario – Puntos de oración

1. Primer día, primer sábado, primer mes del nuevo curso escolar
Otra oportunidad, otra gracia, otra ocasión de ¡volver a empezar! Y seguir adelante. ¡Qué fácil es ponerse en presencia del Señor, volviendo la vista atrás! Gracias, gracias, gracias, Señor, por tus misericordias. Es toda una contemplación para alcanzar amor… ¡En todo amar y servir! Si Él nos dio y nos da tanto…, cuándo nosotros un tantito...

2. Evangelio según San Mateo (25,14-30). Parábola de los talentos
Mi talento más grande es CRISTO. Hace unos días me preguntaban para un periódico: ¿Cómo fue su contacto personal con Cristo? Os comparto mi respuesta y os invito a hagáis lo mismo.
En la familia, en la escuela, en la parroquia. Siempre consideré a Cristo como el Dios Hombre que viene a salvar a la humanidad y a mí en particular. Recuerdo que desde los brazos de mis padres, en todo momento, mi gran amigo era Jesús; a los cinco años recibí la Primera Comunión y fue realmente un momento delicioso. Luego viví como cualquier niño campesino de un pueblo de Castilla (España), trabajando en el campo, estudiando en la escuela, en una familia numerosa de ocho hermanos, como monaguillo, jugando al fútbol y pelota a mano, divirtiéndome los fines de semana; luego los estudios en un colegio estatal de Salamanca…Y ahí, a los 15 años, en unos Ejercicios Espirituales, en silencio y soledad, con el Movimiento Milicia de Santa María, se produjo la gran revolución: Ver que el Señor me brindaba la gran ocasión, aceptar su amistad, vivir lo que ya era por el bautismo, ser otro Cristo, evitando el pecado de omisión; vi que Dios me había regalado toda una vida, una familia, una fe, y debía corresponder; experimenté una alegría tremenda al saberme elegido para vivir en plenitud, siendo otro Cristo, en la gran familia que es la Iglesia.

3. Amigo: Repasa los talentos que el Señor te ha dado. 
Yo siempre digo a los jóvenes: "Para que tus compañeros se conviertan, tú eres más importante que el Papa". Sí, tus amigos, tus familiares te tienen a ti cerca, el Papa está lejos…Tú eres Cristo, la Iglesia, el Papa, el cristianismo para ellos. Que todos tus talentos estén al servicio de Cristo. Abelardo nos decía en Ejercicios: Los talentos son como "ceros" (0, 0, 0…) que el Señor nos regala; si éstos los ponemos detrás de nuestro "0" sigue siendo "0", pero si los colocamos detrás del "1" que es Dios, se convierten en el ciento, mil, millón por 1.
Ya, pues. Dios es lo primero, Dios es el Único… Todo lo demás, viene por añadidura.

4. María: 
Pero nadie como María nos lleva a Dios. Ella sí que tiene talento… por eso ¡qué talento tiene un militante de María! Primer sábado de mes, a siete días del cumpleaños de la Virgen (8), 11 del santo (Dulce Nombre, 12), 14 de Nuestra Señora de los Dolores (15)
¡Qué alegría saber que somos de María! Estamos en el tercer centenario del libro de Monfort "Tratado de la verdadera devoción". Te recomiendo que te lo leas; te comparto una de sus perlas:
"35. Cuando María ha echado raíces en un alma, realiza allí las maravillas de la gracia que sólo Ella puede realizar, porque Ella sola es Virgen fecunda, que no tuvo ni tendrá jamás semejante en pureza y fecundidad.
María ha colaborado con el Espíritu Santo a la obra de los siglos, es decir, la Encarnación del Verbo. En consecuencia, Ella realizará también los mayores portentos de los últimos tiempos: la formación y educación de los grandes santos, que vivirán hacia el fin del mundo, están reservadas a Ella, porque sólo esta Virgen singular y milagrosa puede realizar en unión del Espíritu Santo, las cosas singulares y extraordinarias".
Leer todo...

DÍA FAMILIAR CON SANTA MARÍA EN LIMA-2


Leer todo...

DÍA FAMILIAR CON SANTA MARÍA EN LIMA

 ¡Qué buen día el de Santa Rosa por tierras de Lurín! La familia de la Milicia de Santa María –unos 40- lo hemos pasado en grande con la oración –especialmente el Rosario y la Santa Misa-, la conversación, y nuestro compartir en un reparador almuerzo. Y siempre gozando de nuestro encuentro, de sabernos miembros de un "pueblo", nuestra Iglesia, a través de esta pequeña familia de la gran familia de la Iglesia.

A pesar de la desapacible mañana, a las 8.30 estábamos listos para enrumbarnos del el Hogar Alzamora, de los militantes, para llegar a Pachacámac, al Santuario de la Comunidad "Apóstoles de María, Reina de la Paz". En el trayecto cantamos, rezamos, conversamos. En el santuario fuimos cordialmente acogidos por los miembros de la Comunidad y vivimos de lleno la Euaristía, muy participada y amenizada por el cantante de música católica Angel Fernando, quien nos deleito con su sentida animación y las canciones de dedicadas a Santa Rosa.

A continuación nos fuimos a la Casa JUN generosamente cedida para esta tarde por el querido P. Juan Álvarez. Allí almorzamos una suculenta comida y un riquísimo postre.

Y luego una sentida reunión en la que todos (bueno, los peques estaban en el patio) nos presentamos y expusimos nuestras ilusiones, nuestras dificultades, nuestros proyectos

La gracia vivida  por cada uno fue compartida, dejando ganas de volver. ¡Eso! Volver

Leer todo...

miércoles, 29 de agosto de 2012

MANOS LIMPIAS, ¿CORAZÓN SUCIO? Reflexión dominical 02.09.12 de Monseñor J.I. Alemany

Reflexión dominical 02.09.12

 

MANOS LIMPIAS Y CORAZÓN SUCIO

 

Un buen día los fariseos y escribas protestaron ante Jesús porque algunos apóstoles se ponían a comer sin lavarse las manos.

Por cierto que ellos mismos tenían la costumbre de "no comer sin lavarse antes las manos, restregando bien, aferrándose a las tradiciones de sus mayores y, al volver de la plaza, no comen sin lavarse antes, y se aferran a otras muchas tradiciones de lavar vasos, jarras y ollas".

Jesús no entra en discusiones sobre la limpieza de las manos y va a la profundidad de un problema más grave que es lavarse mucho las manos y tener el corazón sucio.

Por eso advierte, con Isaías, "este pueblo me honra con los labios pero su corazón está lejos de mí. El culto que me dan está vacío porque la doctrina que enseñan son preceptos humanos".

De esta manera Jesús los corregía porque se preocupaban de las tradiciones humanas y descuidaban los mandamientos del Señor.

Éste es, precisamente, el tema del día de hoy que nos presenta Moisés, de parte de Dios, en el Deuteronomio: "Israel, escucha los mandatos y decretos que yo os mando".

Y les enseña: Si los cumplen tendrán la felicidad de una vida sana y podrán entrar en la Tierra Prometida. Más aún. El cumplimiento de los mandatos del Señor debe ser "sin añadir nada a lo que os mando ni suprimir nada".

Luego les advierte Moisés que, del cumplimiento de los preceptos del Señor, depende también su fama ante los otros pueblos los cuales,al conocer cómo viven, dirán: "cierto que esta gran nación es un pueblo sabio e inteligente".

Creo que antes de seguir adelante se puede sacar una conclusión bastante clara,  aplicando esto mismo a nuestro mundo que desprecia todos los preceptos del Señor, incluidos los de ley natural. Lo menos que se puede decir es que son poco sabios y poco inteligentes puesto que hacen sus propias leyes dejando de lado los mandatos y decretos del Creador.

Para Moisés el pueblo de Israel es una nación grande porque tiene a Dios siempre cerca cuando lo invoca y es quien le da sus preceptos.

El caudillo de Israel concluye:

"¿Cuál es la gran nación cuyos mandatos y decretos sean tan justos como esta ley que hoy os doy?".

Santiago, por su parte, nos escribe a todos:

"Aceptad dócilmente la palabra que ha sido plantada y es capaz de salvaros. Llevadla a la práctica y no os limitéis a escucharla, engañándoos a vosotros mismos".

Escuchar y no practicar nos hace siempre responsables ante Dios.

Esto mismo nos dirá Jesús en otra oportunidad:

"No todo el que dice Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos sino el que hace la voluntad del Padre que está en los cielos".

En el salmo responsorial la Iglesia pregunta a Dios "¿quién puede hospedarse en tu tienda?" y responde con un sabio resumen de los mandatos del Señor:

"El que procede honradamente y practica la justicia, el que tiene intenciones leales y no calumnia con su lengua.El que no hace mal a su prójimo ni difama al vecino… el que así obra, nunca fallará".

En la última parte del Evangelio, Jesucristo reprende a escribas y fariseos con estas palabras: "Dejáis a un lado el mandamiento de Dios para aferraros a la tradición de los hombres".

Después, dejando de lado a sus interlocutores, se vuelve a la multitud para explicarles y concretar lo más importante: "escuchad y entended todos: nada que entre de fuera puede hacer al hombre impuro ("con esto declara puros todos los alimentos"); lo que sale de dentro es lo que hace impuro al hombre. Porque de dentro, del corazón del hombre, salen los malos propósitos, las fornicaciones, robos, homicidios, adulterios, codicias, injusticias, fraudes, desenfreno, envidia, difamación, orgullo, frivolidad. Todas esas maldades salen de dentro y hacen al hombre impuro".

La lección de hoy está clara.

Quien no cumple los mandamientos podrá tener muchas apariencias de limpieza, pero su realidad es todo lo contrario.

En cambio, quien cumple los mandatos del Señor es feliz y hace felices a los demás.

 

José Ignacio Alemany Grau, obispo

Leer todo...

martes, 28 de agosto de 2012

JULIE FREUNDT entrega a la UCSS su documentación del PROYECTO: PUESTA EN VALOR Y NUEVO USO DE LA CASA HACIENDA PUNCHAUCA

JULIE FREUNDT LÓPEZ entrega a la UCSS su documentación del PROYECTO: PUESTA EN VALOR Y NUEVO USO DE LA CASA HACIENDA PUNCHAUCA

 

La conocida cantante peruana JULIE FREUNDT LÓPEZ, que preparó su proyecto de tesis de arquitectura en la UNIFE a fines de los 90, ha entregado al CEPAC  -Centro del Patrimonio Cultural- de la UCSS toda la documentación generada (fotos, dibujos, entrevistas, transcripción de documentos históricos, propuestas) de su PROYECTO: PUESTA EN VALOR Y NUEVO USO DE LA CASA HACIENDA PUNCHAUCA.  Este material de su tesis inconclusa servirá para investigar, elaborar proyectos, unir propuestas encaminadas a poner en valor y restaurar la histórica Hacienda de Santiago de Punchauca.

En la entrega y recepción de los documentos -hoy 28 de agosto del 2012- estuvieron presentes Monseñor Lino Panizza Richero, Gran Canciller de la UCSS y Obispo de Carabayllo, Mons. Joaquín Martínez Valls, Rector de la UCSS, P. Pedro Martínez Díaz, párroco del Buen Pastor, Mariana Mould de Pease, de la Asociación "Colección Franklin Pease G.Y. para la historia andina del Perú"/ACFP. y José Antonio Benito Rodríguez, director del CEPAC.

 

En el ambicioso proyecto están participando el Instituto "Riva Agüero" y la Municipalidad de Carabayllo, quienes se han comprometido a velar por el saneamiento legal, hacer de puente con el Ministerio de Cultura (solicitud de rótulo identitario, cerco perimétrico...) y facilitar las gestiones institucionales para la añorada restauración de la Casa-Hacienda con vistas al Bicentenario de la Independencia del Perú. De hecho, instituciones como la UNIFE ha ofrecido desde la Escuela de Arquitectura la continuidad arquitectónica y ejecución del proyecto de Julie Freundt. Se están organizando conversatorios y preparando publicaciones con el fin de aglutinar voluntades e incentivar proyectos y acciones que coronen con la restauración de esta antigua huaca, luego casa hacienda donde se celebraron tratativas de paz entre el general José de San Martín y el Virrey Laserna, días antes de la Independencia. 

La UCSS, a través del CEPAC, agradece la disponibilidad de Monseñor Lino Panizza, su fundador y gran canciller, Monseñor Joaquín Martínez Valls, Rector, Mariana Mould, "Colección Franklin Pease G.Y. para la historia andina del Perú/ACFP"  y, especialmente de la donante Julie Freundt, por esta contribución a la defensa y puesta en valor de este icono de la peruanidad. Antes de la entrega, nuestra popular cantante y arquitecta visitó nuevamente la Casa Hacienda acompañada de Mariana Mould y el historiador Santiago Tácunan. A pesar de lamentar el estado de abandono, alentó a trabajar unidos para sacar adelante Punchauca.  

 

 

Los Olivos, 14 de agosto del 2012

 

 

                        José Antonio Benito Rodríguez


Leer todo...

Black-Berry, "grillete del negro", que tan felizmente me esclaviza

Amigos:

Les comparto esta interesante nota que me envía Marino Latorre, desde la Universidad Champagnat de Lima acerca del "Black- Berry" o "Grillete del Negro"

Cordialmente

JAB

 

 

Hola, Amigos, un saludo cordial desde Postgrado.

 Hace unos días me enteré de una cosa que os quiero comunicar.

 Creo que la mayor parte de vosotros tenéis un "Black- Berry"... es signo de distinción en estos tiempos (como lo era el reloj, en el siglo XIX y al inicio del siglo XX). Os felicito por poseer este magnífico instrumento que reúne todas las posibilidades técnicas de comunicación...

 Es el resumen de toda tecnología escrita y gráfica.  Yo, felizmente, me alegro de no tener semejante artefacto técnico... tengo algo más sencillo, (un celular del australopitecus... me sirve para comunicarme; suficiente)

 Pero... (en el pero está el asunto... "in cauda venenum", decían los latinos) ¿Sabéis lo que significa "Black-Berry"? La mayoría creo que no. Yo me enteré hace poco tiempo y me lo explicó un gringo sabio...

 "Black-Berry" es el nombre que se da en EE. UU. a una cereza de color negruzco (no roja, como hay algunas variedades). Como la cereza tiene el fruto y un pedúnculo que la sostiene al árbol, este fruto y nombre se ASIMILÓ (por semejanza y analogía de la forma) a las argollas y bola de hierro (negras) con que ataban a los esclavos negros en EE. UU.   (para que no pudieran escapar) durante los siglos XVII y XVIII, hasta la abolición de la esclavitud. Por esta razón, decir, hoy en día, "Black Berry a un negro en EE. UU.  es un INSULTO...

 Pues bien, mis queridos amigos, los que tenéis el "Black-Berry" lleváis puesto un "grillete" como los esclavos negros de antaño, y estando atado a él, aunque os sintáis muy libres, no podéis escapar, estáis localizados inmediatamente, se sabe dónde estáis (si lleváis el instrumento con vosotros), qué hacéis, etc. Se ha convertido en un potencial  método satelital de control de personas...

 Imaginaos la importancia que tiene el control de un empresario sobre sus trabajadores a quienes les ha enviado a un lugar para hacer un trabajo concreto durante un tiempo...

 Os felicito... ¡Sed bienvenidos al mundo de la nueva y gozosa esclavitud..."! Y no  olvidar que los negros africanos, cuando les concedieron la libertad, (1863) no sabían usarla… No sabían qué hacer siendo libres… "Estaban contentos con su esclavitud…" como muchos de los humanos que utilizan "Black-Berry hoy en día… cuando no hay línea, no pueden utilizarlo, etc. ¡cómo sufren… los pobrecitos! Y sin embargo, ¿quién no está contento y feliz su "Black-Berry"?

 No os molestéis por esto. Son formas de hablar.  "Saber es poder", decía el filósofo. Ya SABEÍS ALGO MÁS... ya tenéis algo más de poder.

 Un abrazo para todos.

 Marino Latorre

 

 

Leer todo...

lunes, 27 de agosto de 2012

Programación de PAX TELEVISIÖN semana del 27 de agosto al 2 de setiembre


Hola Amigos este mes se termina en viernes y por lo tanto estamos en cable desde las 5 pm. Pero apartir del sábado estamos en horario de mañana ya que es setiembre. En setiembre estamos a partir de las 7 am hasta la 1 pm

Este miércoles, "el Puente"   a las 8 pm será será Bíblico
. Nos contarán de un interesante concurso de Biblia que organizan los Padres Salesianos y vendrá tambien el Dr. P. Ciro Quispe López Profesor de la Facultad Teológica Pontificia y Civil de Lima y nos enseñara  un  nuevo método para leer la Biblia.

Todos los programas están muy buenos así como sus documentales y películas. No se pierdan hoy y mañana SAN AGUSTIN a las 9:10 pm, es una película fantástica. Quieren conocer y amar más  San Agustín? Pues entonces miren esta película.


Les recuerdo que Pax Televisión esta:

  1. en cable mágico de 5 pm a 11pm canal 57 solo hasta el viernes ya que el sábado es primero de setiembre. En setiembre estamos apartir de las 7 am hasta la 1 pm
  2. en cable mágico evolución de 5 pm a 11pm canal 570 solo hasta el viernes ya que el sábado es primero de setiembre. En setiembre estamos apartir de las 7 am hasta la 1 pm
  3. en UHF las 24 horas del día en canal 17
  4. Por www.paxtv.org la 24 horas del día
  5. Favor enviar a los amigos



Ropa Laboral, Uniformes para instituciones, hoteles, hospitales, objetos promocionales, regalos, eventos.






Leer todo...

domingo, 26 de agosto de 2012

¡SEMINARISTA FERNANDO VALLE, GOZO PASCUAL!

Son las 3 de la tarde del último domingo de agosto. Una procesión llena de vida sale del Seminario de Santo Toribio, en Lima, camino del cementerio, para dar el último adiós a Fernando Valle, seminarista, que a los 23 años de edad, por un imperdonable cáncer, descansa en Dios para siempre. El P. Carlos Rosell, rector del Seminario, que ha presidido el funeral, nos ha dicho en su homilía que en fe no hay despedidas. Ha recordado sus tres años de formador de Fernando y otros tantos como Rector, y nos comparte su ilusión por ser sacerdote y santo sacerdote; tal convicción se avivó, aun con el cáncer, con motivo del rito de  admisión. En emotivas palabras ha glosado la capilla como testigo de las acciones de Fernando para con Dios, sus oraciones, comuniones, confesiones. Y, como gran regalo, nos ha invitado a quedarnos con el rostro de paz, serenidad y alegría pascual (muerte y resurrección) de Fernando.

Yo fui profesor en el curso de Historia de la Iglesia y recuerdo su aplicación, su afán de aprender para luego llevarlo a los demás. Le visité en su enfermedad y me compartió la revista ESTAR en la que venía la semblanza del P. Eduardo Laforet, joven sacerdote de los Cruzados de Santa María, que ofreció su vida por el Papa Juan Pablo II con motivo de su atentado y que falleció de cáncer. Me compartió que la lectura le dio fortaleza. Estuve un buen rato con él y yo también salí fortalecido. Con pena por ver una primavera que apenas despuntaba y ya amenazaba con desaparecer. Recé por su curación, por su santidad. Ya comenzó a vivir para siempre, en compañía de su hermano mellizo, al amanecer del día en que nuestra Santa Rosa lo hiciese 395 atrás, en 1617.

Amigo Fernando, ya estás en compañía de Rosa de Santa María y Martín de Porres y de los santos, beatos y siervos de Dios. Tres autocares con tus formadores y seminaristas, familiares, amigos, van a dejar tu cuerpo acompañándote con oraciones y cánticos. ¡Descansa en paz! Gracias, Señor, por haberle conocido, por haberle tratado, por habérnoslo regalado a nuestra Iglesia de Lima. ¡Fernando, ahora que estás tan cerca de Jesús, pide por la iglesia de Lima- tu iglesia- por la juventud –que alguien cubra tu hueco!

Leer todo...

LOS LAICOS NO SON "LOS BRAZOS LARGOS DEL CLERO" NI COLABORADORES, SON "CORRESPONSABLES"

LOS LAICOS DEBEN SER CORRESPONSABLES EN LA IGLESIA, DICE BENEDICTO XVI


Mensaje del papa a la VI Asamblea Ordinaria del FIAC


CIUDAD DEL VATICANO, jueves 23 agosto 2012 (ZENIT.org).- Benedicto XVI ha enviado un mensaje a la VI Asamblea Ordinaria del Forum Internacional de Acción Católica (FIAC), que se celebra en Iaşi, Rumanía, del 22 al 26 de agosto. En el mismo, el papa señala que los laicos no deben ser considerados "colaboradores" del clero sino "corresponsables" del ser y el actuar de la Iglesia.

La Asamblea estudia en estos días la corresponsabilidad eclesial y social. A este respecto, Benedicto XVI afirma en su mensaje que este "es un tema de gran relevancia para el laicado", precisamente en la inminencia del Año de la Fe y la Asamblea Ordinaria del Sínodo de los Obispos sobre la Nueva Evangelización.

"La corresponsabilidad –afirma el pontífice en su mensaje- exige un cambio de mentalidad referido, en especial, al papel de los laicos en la Iglesia, que deben ser considerados no como 'colaboradores' del clero, sino como personas realmente 'corresponsables' del ser y del actuar de la Iglesia. Es importante, por tanto, que se consolide un laicado maduro y comprometido, capaz de dar su propia aportación específica a la misión eclesial, en el respeto de los ministerios y de las tareas que cada uno tiene en la vida de la Iglesia y siempre en cordial comunión con los obispos".

El papa exhorta a los participantes a profundizar y vivir un "espíritu de comunión profunda con la Iglesia, característica de los inicios de la Comunidad cristiana".

Les pide que sientan como suyo "el compromiso a trabajar por la misión de la Iglesia: con la oración, con el estudio, con la participación activa en la vida eclesial, con una mirada atenta y positiva hacia el mundo, en la continua búsqueda de los signos de los tiempos" y que no se cansen de afinar cada vez más por medio de la formación su peculiar vocación de fieles laicos "llamados a ser testigos valientes y creíbles en todos los ámbitos de la sociedad, para que el Evangelio sea luz que lleva esperanza en las situaciones problemáticas, de dificultad, de oscuridad, que los hombres de hoy encuentran a menudo en el camino de la vida".

Benedicto XVI les recuerda también que sus asociaciones de Acción Católica "pueden enorgullecerse de una larga y fecunda historia, escrita por valientes testigos de Cristo y del Evangelio, algunos de los cuales han sido reconocidos por la Iglesia como beatos y santos".

Por ello, les hace una llamada a la santidad y a una vida "trasparente", "guiada por el evangelio e iluminada por el encuentro con Cristo, amado y seguido sin temor".

Y concluye exhortándoles a asumir y compartir "las opciones pastorales de las diócesis y de las parroquias, favoreciendo ocasiones de encuentro y de sincera colaboración con los otros integrantes de la comunidad eclesial, creando relaciones de estima y comunión con los sacerdotes, por una comunidad viva, ministerial y misionera", así como a cultivar "relaciones personales auténticas con todos, empezando por la familia", ofreciendo su disponibilidad "a la participación a todos los niveles de la vida social, cultural y política teniendo siempre como objetivo el bien común".

El FIAC –informa la página web del Consejo Pontificio para los Laicos- nació por iniciativa de los movimientos de Acción Católica de Argentina, España, Austria, Malta, México e Italia que, después del Sínodo de 1987 sobre la vocación y misión de los laicos en la Iglesia y el mundo, y después de la publicación de la exhortación apostólica postsinodal Christifideles Laici, advirtieron la exigencia de dar vida a una nueva estructura adecuada para favorecer el encuentro, el intercambio y la solidaridad entre asociaciones y movimientos de Acción Católica en vista de la nueva evangelización. La asamblea constitutiva del FIAC se celebró en Roma en 1991. Entre 1994 y 2000 el Fórum se hizo promotor de encuentros continentales, semanas de formación para jóvenes, seminarios. El 29 de junio de 1995 el Consejo Pontificio para los Laicos decretó el reconocimiento del Fórum Internacional de Acción Católica como asociación internacional de fieles de derecho pontificio. 

Leer todo...

Pier Giorgio Frassati, "el hijo de la Fiesta"

Gracias a mi amigo Francesco Pini conozco esta espléndida página; he pedido autorización y se me ha dado con la sola condición de citar la puente. Dios quiera que nos beneficiemos y ayudemos a otros. Les comparto la biografía del santo del día de hoy, 26 de agosto, P.G. Frassati.

 Abadía San José de Clairval en una revista, periódico, etc. http://www.clairval.com.

08:53 (Hace 0 minutos)



Vale: puede hacerlo, pero añadiendo la fuente de dicha carta.

En unión de oraciones. Dios le bendiga. P. Cipriano Ma. 

26 de agosto de 1998
San Ramón Nonato


Estimadísimo Amigo de la Abadía San José:

Lunes 6 de julio de 1925, en Turín (Italia). Ante el pórtico de la iglesia de la Crocetta, una gran multitud llena de recogimiento espera. Allí se encuentran mezclados burgueses y obreros, damas de la aristocracia y mujeres del pueblo, estudiantes de la Universidad y ancianos del Hospicio. De súbito, una agitación. Luego, un enorme silencio. Ante la explanada aparece un grupo de ocho vigorosos jóvenes llevando a hombros un compacto féretro. La emoción está presente en sus rostros. ¿Acaso no se trata de los restos de un amigo maravilloso? Una llama de orgullo brilla, sin embargo, en sus miradas, como si sus robustos hombros pasearan triunfalmente el relicario de un santo.

¿De quién se trata? El 13 de abril de 1980, el Papa Juan Pablo II dirá de él: «Basta con echar una mirada, incluso breve, a la vida de Pier Giorgio Frassati, consumida en apenas veinticuatro años, para comprender de qué modo supo responder a Jesucristo. Fue la respuesta de un joven "moderno", sensibilizado con los problemas de la cultura, de los deportes (¡un destacado alpinista!), con los temas sociales, con los verdaderos valores de la vida y, al mismo tiempo, de un hombre profundamente creyente, alimentado por el mensaje evangélico, de carácter firme y coherente, apasionado por servir a los hermanos y con una ardiente caridad que lo llevaba, según un orden de prioridad absoluta, a estar junto a los pobres y a los enfermos... El cristianismo es alegría, y Pier Giorgio poseía una alegría fascinadora, una alegría que le hacía superar muchas dificultades en su vida, pues la etapa de la juventud siempre es una etapa conflictiva».

Una para ti y otra para mí

Pier Giorgio Frassati, al que se llamará "el hijo de la Fiesta", nació en Turín el 6 de abril de 1901, en la noche del Sábado Santo. Procedente de una acomodada familia de la burguesía del Piamonte (su padre será embajador en Berlín durante algunos años), ese niño heredará cualidades y defectos de sus compatriotas. Enérgicos, voluntariosos, incluso testarudos y bastante poco comunicativos, son además ahorrativos, aunque sin llegar a temer las cargas familiares, positivos y realistas, con cierto espíritu aventurero.

La rectitud innata de Pier Giorgio lo convierte en enemigo de la mentira, y leal hasta el punto de convertirse en esclavo de la palabra ya dada. Ninguna fuerza en el mundo, ni siquiera su hambre canina, le obligaría a tocar un plato o una golosina, aunque la tenga a mano, si su madre se lo ha prohibido terminantemente. Un profundo sentimiento de compasión le inclina a aliviar todo sufrimiento, e inmediatamente toma partido por los débiles. En una ocasión en que entraba con su abuelo en la escuela de párvulos, con motivo de la comida de mediodía, Pier Giorgio queda fascinado por las larguísimas mesas de mármol donde están empotradas las escudillas. De súbito, se da cuenta de que al fondo de la sala hay un niño completamente solo, apartado a causa de una enfermedad de la piel. Se le acerca y, repartiendo "una cucharada para ti y otra para mí", consigue borrar del rostro del pequeño la tristeza de la soledad.

Apenas cuenta cinco años cuando un día, en casa, su padre despide en el umbral de la puerta a un pobre borracho al que acaba de traicionarle el aliento. Pier Giorgio se acerca sollozando a su madre: «Mamá, hay un pobre que tiene hambre, y papá no le ha dado de comer». La madre, creyendo oír en esa queja un eco del Evangelio, responde: «Sal fuera y dile que suba, que le daremos de comer».

Una caja fuerte

Pero en la bondad de ese temperamento también aparecen sombras. Su vigoroso físico y su enérgica personalidad se exteriorizan a menudo a través de reacciones violentas, sobre todo con motivo de las discrepancias con su hermana Luciana, diecisiete meses más joven que él. El adjetivo que le lanzan habitualmente en familia es el de "testarudo". Cuando no quiere hablar, cierra la boca como si fuera una caja fuerte de la que sólo él poseyera la combinación. La rígida educación recibida en el hogar le ayuda a corregir esos defectos. Consigue desarrollar y afinar esa inteligencia lenta por naturaleza pero enérgica, hasta llegar a ser poco a poco tan ágil y tan diligente que supera con éxito todas las dificultades de sus estudios en el instituto, y más tarde en la Escuela Superior de Ingeniería de Turín. Estudiar se convierte para él en la primera de las obligaciones, ante la cual todas las demás actividades quedan en segundo plano. Pero, a causa de ese ardiente temperamento, la batalla es dura. ¡Qué suplicio estar horas y horas delante de austeros manuales, cuando su pasión por la montaña le habría empujado a realizar alguna pintoresca excursión! Pero para él las dificultades son una ocasión de progreso moral. Ante una contrariedad, en lugar de bajar los brazos, repone sus energías y vuelve al trabajo con coraje.

Pero de donde saca su fuerza es sobre todo de la oración. Desde su más tierna infancia sigue siendo fiel a las oraciones de la mañana y de la tarde, que realiza de rodillas. Enseguida sigue con el Rosario y, más tarde, será visto por todas partes desgranando las decenas, en el tren, junto a la cabecera de un enfermo, durante un paseo, en la ciudad o en la montaña. Porque a él le gusta conversar de esa forma tan afectuosa con la Madre del cielo.

Esa relación directa que establece con Dios le confiere una madurez excepcional. Por eso impresiona a las almas con esa manera tan suya, sencilla y resuelta, de vivir su catolicismo: sin ninguna ostentación, con una tranquila seguridad, un orgullo sin tropiezos y una suave intransigencia. En una carta a un amigo íntimo, escribe lo siguiente: «¡Desdichado el que no tiene fe! Pues vivir sin la fe, sin ese patrimonio que hay que defender, sin esa verdad que sostener con la lucha de todos los días, eso no es vivir, sino malgastar la vida. A nosotros no se nos permite simplemente subsistir, sino que nuestro deber es vivir. Así pues, ¡basta de melancolías! ¡Arriba los corazones y adelante siempre por el triunfo de Jesucristo en el mundo!». A los estudiantes católicos, acomplejados porque se consideran seres disminuidos y condenados a vivir al margen de la vida moderna, les enseña, más con su vida que con argumentos, que eso no tiene importancia; él camina con decisión y seguro del camino que ha emprendido. En un mundo egoísta y avinagrado, él rebosa de alegría y de generosidad. Efectivamente, la verdadera felicidad de la vida terrenal consiste en buscar la santidad a la que todos somos llamados. Esa es la respuesta correcta a la incesante invitación del mundo: «¡Aprovechaos de la vida mientras seáis jóvenes!».

Una broma correcta

La virtud de la pureza ilumina con un maravilloso esplendor la seductora fisonomía de Pier Giorgio. Todos saben que él no bromea con el amor. Por eso, cuando sus compañeros quieren jugarle una mala pasada a algunos estudiantes, acuden antes a pedirle su opinión para saber si se trata de una broma moralmente correcta. Las más de las veces, sólo su presencia basta para alejar las intenciones fuera de lugar o indecentes. A veces, sus compañeros le hacen rabiar sobre su severidad con respecto a algunas inconveniencias del arte moderno, pero él sonríe y no modifica ni un ápice su conducta. Lleva en el bolsillo un bono de acceso a todos los museos y a todos los teatros de la ciudad. En los museos solamente contempla las obras sanas y de buen gusto; en cuanto al teatro y al cine, solamente va después de haberse informado acerca de la moralidad del espectáculo.

Sin embargo, no ignora la realidad de la vida y los afectos legítimos de la naturaleza le conmueven profundamente. Para guardar su pureza, debe superar horas de lucha implacable y penosa, ignoradas por todos, salvo por algunos íntimos. He aquí lo que escribe uno de ellos: «Aquellos combates, que realzan de manera incomparable la fisonomía de nuestro amigo, duraron bastante tiempo, y exigieron por su parte una energía de un temple excepcional. Se esmeró en controlar escrupulosamente sus actos, en evitar las ocasiones en las que habrían podido peligrar sus buenos propósitos, en multiplicar su austeridad. Se le puede aplicar perfectamente la frase de San Pablo: He combatido el buen combate. Nosotros, que tuvimos la suerte de vivir en su intimidad, en el transcurso de una trayectoria tan breve y sin embargo tan luminosa, sabemos con certeza que la virtud, la santidad y el encuentro con Dios son el fruto de un duro e incesante combate».

Durante su etapa universitaria, se siente atraído por una joven que se ha visto afectada por algunas recientes desgracias, de la que le han impresionado su candor, su exquisita bondad y una enorme, encendida y activa fe. Poco a poco va naciendo en él un sentimiento que podría desembocar legítimamente en matrimonio. Pero a medida que crece ese afecto le invade un temor: ¿aceptarán sus padres aquella unión? Le da la impresión que cuando se lo comunique a los suyos resultará un lamentable fracaso... y no se equivoca. Entonces, renunciando a su proyecto y sobre todo a un acto natural muy profundo, Pier Giorgio da preferencia al amor de sus padres. Quiere evitar con ello que aparezca un nuevo elemento de tensión en el hogar, gravemente amenazado por una falta de entendimiento. Es una virtud heroica, fruto de un amor que llega a "dar la vida" por los que ama. Y le dice a su hermana: «Yo me sacrificaré, aunque ello signifique sacrificar toda mi vida aquí en la tierra».

"En ese bar"

El olvido de sí mismo manifestado por Pier Giorgio aparece igualmente en sus compromisos sociales. Como lo expresará el Papa Juan Pablo II con motivo de su beatificación, el 20 de mayo de 1990, en él «la fe y los acontecimientos cotidianos se funden armoniosamente, de tal modo que su fidelidad al Evangelio se traduce en amorosa solicitud hacia los pobres y los menesterosos... Su vocación de cristiano laico se realizaba a través de sus numerosos compromisos asociativos y políticos, en una sociedad en plena efervescencia, indiferente e incluso hostil hacia la Iglesia».

Desde los 17 años se inscribe en las Conferencias de San Vicente de Paúl, en cuyo ámbito aprenderá sobre todo la compasión sobrenatural. Le gusta visitar a los pobres, a fin de aliviar sus miserias con víveres y ropa que guarda para ellos en casa. Se las arregla muy bien y sabe cómo conseguir dinero: recoge y vende sellos y billetes de tranvía, y hace colecta de puerta en puerta en beneficio de los pobres. Un día, un amigo se encuentra con él en una calle de Turín y le invita a tomar un refresco. «Si vamos a tomarlo en ese bar», dice maliciosamente Pier Giorgio señalando la iglesia de Santo Domingo. ¿Cómo resistirse a su sonrisa? Después de algunos minutos de recogimiento, cuando van a salir, y al ver un cepillo, el joven Frassati le dice en voz baja: «¿Tomamos aquí el refresco?». El amigo lo entiende y deja caer su óbolo, sonriendo él también. «La siguiente ronda me toca a mí», añade Pier Giorgio dejando caer a su vez una limosna.

Solamente Dios es conocedor de los sacrificios que el joven estudiante se impone. Incluso se queda en pleno verano en Turín, a fin de seguir aliviando a los pobres, cuando podría trabajar en el frescor del campo. Pues durante ese período todo el mundo se va y nadie se preocupa de visitar a los desventurados.

"El mayor mandamiento social"

Pero su celo apostólico lo lleva igualmente a realizar obras para «llenar de espíritu cristiano el pensamiento y las costumbres, las leyes y las estructuras de la comunidad» (Vaticano II, Apostolicam Actuositatem, 13). En medio de una situación social y política muy tensa, Pier Giorgio siente la necesidad de ir al encuentro del pueblo, y participa en las actividades de varias asociaciones sociales o políticas, donde no tiene reparos en presentarse como católico convencido. En su opinión, hay que colaborar en las reformas que sean necesarias en favor de los obreros, para hacer desaparecer la miseria y ofrecer a todos un nivel de vida aceptable. Ha comprendido que «la conversión del corazón no elimina, sino, al contrario, impone la obligación de introducir en las instituciones y condiciones de vida, cuando inducen al pecado, las mejoras convenientes para que aquéllas se conformen a las normas de la justicia y favorezcan el bien en lugar de oponerse a él» (Catecismo de la Iglesia Católica, 1888).

La tarea no es fácil, y Pier Giorgio se da perfecta cuenta de ello. Escribe lo que sigue: «¡Hay tanta gente malvada en el mundo que carece del espíritu cristiano y que de cristiana no tiene más que el nombre! Por eso creo que tendrá que pasar mucho tiempo para que conozcamos una paz verdadera. No obstante, nuestra fe nos enseña que no debemos perder la esperanza de ver algún día esa paz. La sociedad moderna está sumida en los dolores de las pasiones humanas y se aleja de todo ideal de amor y de paz». Para él, fuera del Evangelio no hay solución a la cuestión social, porque es necesario el socorro de la gracia para «acertar con el sendero a veces estrecho entre la mezquindad que cede al mal y la violencia que, creyendo ilusoriamente combatirlo, lo agrava. Es el camino de la caridad, es decir, del amor de Dios y del prójimo. La caridad representa el mayor mandamiento social. Respeta al otro y sus derechos. Exige la práctica de la justicia y es la única que nos hace capaces de ésta. Inspira una vida de entrega de sí mismo: Quien intente guardar su vida la perderá; y quien la pierda la conservará (Lc 17, 33)» (Catecismo, 1889).

No es una novela

En una ocasión sorprende a un compañero que está leyendo un libro de muy dudosa doctrina. «Ese libro no te conviene, le dice, hazme el favor de no seguir leyéndolo, que hoy mismo te voy a traer otro mejor». De hecho, esa misma tarde le regala una "Vida de Jesucristo": «No es precisamente una novela, le dice, pero los pensamientos que aporta son magníficos: seguro que te hará mucho bien». De ese modo está poniendo en práctica la recomendación del Papa San Pío X: «La doctrina católica nos enseña que el primer deber de la caridad no está [...] en la indiferencia teórica y práctica hacia el error o el vicio en que vemos sumergidos a nuestros hermanos, sino en el celo por su perfeccionamiento intelectual y moral, al mismo tiempo que por su bienestar material» (Nuestra carga apostólica, 25 de agosto de 1910).

Por muy lleno de vida que esté, Pier Giorgio no pierde de vista la eternidad: «Vivir cristianamente, nos escribe, es una constante renuncia, un sacrificio continuo que sin embargo no resulta pesado, si pensamos que estos pocos años que pasamos en medio del dolor significan bien poco frente a la eternidad, donde el gozo no tendrá límite ni final y donde gozaremos de una paz imposible de imaginar. Hay que aferrarse con fuerza a la fe, pues ¿qué sería sin ella nuestra vida? Nada, porque habríamos vivido inútilmente». Le gusta pensar con frecuencia en la muerte, a la que espera como el encuentro con Jesucristo. Si se dispone a salir a la montaña, se prepara por lo que pueda pasar: «Antes de partir hay que tener siempre la conciencia tranquila, dice a menudo, pues nunca se sabe...». La muerte de un amigo le sugiere las líneas que siguen: «¿Cómo prepararse para la gran travesía? ¿Y cuándo? Como nadie sabe ni el día ni la hora en que la muerte vendrá a buscarnos, lo más prudente es prepararse a morir cada mañana». Después de la desaparición de otro amigo, escribe: «En resumidas cuentas, ha alcanzado el verdadero objetivo de la vida, así que no hay que compadecerse de él, sino envidiarlo». A menudo sorprendía a sus allegados con esta reflexión: «Creo que el día de mi muerte será el más hermoso de mi vida».

En cuatro días

El martes 30 de junio de 1925 se va con unos amigos a dar un paseo en barca por el Po. La excursión es deliciosa pero, al cabo de cierto tiempo, Pier Giorgio se queja de un tremendo dolor en los músculos de la espalda. Una vez en casa, experimenta un fuerte dolor de cabeza. Al día siguiente aparece la fiebre; nadie le da importancia, pues ese mismo día su abuela materna entrega su alma a Dios. Al otro día, un médico examina al enfermo. Su rostro se ensombrece de repente. Le pide a Pier Giorgio, que se encuentra acostado boca arriba, que se levante. "¡No puedo!", responde éste. Los reflejos ya no responden y no siente las agujas que le clavan en las piernas...

Llamados por la familia, tres eminentes médicos acuden a la cabecera del enfermo y confirman el fatal diagnóstico: poliomielitis aguda de naturaleza infecciosa. Completamente extenuado, Pier Giorgio pide que le inyecten morfina para poder dormir, pero el médico lo considera imprudente. "No puede ser, le dice su madre, te perjudicaría. Ofrece a Dios el sufrimiento que sientes por tus pecados, si los tienes, o si no por los de tu padre y de tu madre". Y él asiente con la cabeza.

El 4 de julio, hacia las tres de la madrugada, sufre una crisis muy grave. Un sacerdote acude a administrarle los últimos sacramentos. La parálisis alcanza poco a poco las vías respiratorias. A las cuatro de la tarde empieza la agonía. Alrededor de la cama no paran de rezar. El sacerdote recita las plegarias de los moribundos. La señora Frassati sostiene a su hijo en brazos, ayudándole a morir en el nombre de Jesús, José y María... Con las palabras "Haced que muera en paz, en vuestra santa compañía" exhala el último suspiro. Son aproximadamente las siete de la tarde. En esa habitación donde acaba de pasar la muerte reina una atmósfera que no es de este mundo. Todos, de rodillas y abatidos por el dolor, fijan su mirada en el difunto, como si quisieran seguir aquella alma tan pura hasta su encuentro con Dios. ¡Para él ha empezado la verdadera vida!

Una fuerza interior

Jesús lo prometió: El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna, y yo le resucitaré el último día (Jn 6, 54). La misa y la sagrada comunión diarias le daban a Pier Giorgio el impulso necesario para afrontar todas las dificultades de la vida: «Comed ese pan de los ángeles, escribe a unos niños, y hallaréis en él la fuerza para sobrellevar las luchas interiores, los combates contra las pasiones y las contrariedades, porque Jesucristo prometió a los que reciben la sagrada Eucaristía la vida eterna y la gracia necesaria para alcanzarla. Cuando seáis consumidos por entero por ese fuego eucarístico, podréis de manera totalmente consciente dar gracias a Dios por haberos llamado a formar parte de su milicia, y saborearéis una paz que las gentes felices de la tierra jamás han conocido. Pues la verdadera felicidad, jóvenes amigos, no reside en los placeres de este mundo, ni en las cosas terrenales, sino en la paz de la conciencia, que solamente se les concede a aquellos que tienen un corazón y un alma puros».

Es la gracia que pedimos para Usted a la Santísima Virgen, a San José y al Beato Pier Giorgio Frassati. También pedimos por todos sus difuntos.

Dom Antoine Marie osb


Leer todo...

viernes, 24 de agosto de 2012

Hispanoamérica 200 años atrás, entre la emancipación y el infinito, en el Meeting de Rímini

Hace dos siglos, América se movió entre el deseo de emancipación y el de infinito

El Meeting de Rimini dedica una exposición a las Independencias de los países latinoamericanos

Por H. Sergio Mora

ROMA, viernes 24 agosto 2012 (ZENIT.org).- "Utopías y significado: dos banderas de la independencia hispanoamericana. 1808-1824" Este es el título de la exposición que dedica el Meeting de Rimini, al bicentenario de la Independencia de los países de América Latina. El Meeting, organizado por Comunión y Liberación, sigue su curso en la ciudad balnearia italiana hasta este sábado 25 de agosto, con el tema "La naturaleza del hombre es relación con el infinito".

Con la llegada de los conquistadores a América y después de los misioneros nace en poco más de tres siglos un pueblo con una fisonomía propia. El deseo de independencia aparece en un contexto marcado por la invasión de España por parte de Napoleón. Una independencia que los próceres querían que mantuviera la unidad latinoamericana y que en cambio termina con la división, lo que trae desilusión la cual entretanto abre el reto de la libertad. Una bandera fue el deseo de independencia, la otra el de infinito.

Lo indicó a ZENIT Anibal Fornari, responsable de la muestra, docente de antropología y director del doctorado en filosofía de la Universidad argentina de Santa Fe, en el Meeting de Rimini.

La exposición dedicada a la independencia de Latinoamérica es un recorrido expositivo que contiene paneles, vídeos y fotos sobre los eventos de la independencia latinoamericana.

"Así como el quinto centenario del descubrimiento de América estuvo marcado por una disputa ideológica, digamos entre un fundamentalismo indigenista y cierta postura liberal positivista o negativa, con motivo del segundo centenario cada país hizo su celebración oficial, más que de esta sociedad, con su historia y su cultura". Y recordó Fornari que "incluso como Iglesia y como movimiento vivimos la experiencia latinoamericana que va más allá de las fronteras de los Estados, porque es un pueblo en marcha, de una amistad y constelación de encuentros".

"El abordaje nuevo --prosiguió el profesor argentino- es que el hombre se mueve en la historia por un deseo de infinito que lo lanza a una aventura de libertad, justicia, verdad, felicidad".

"No hemos querido disputar si tradición, si ilustración, o esto o lo otro, sino una perspectiva nueva antropológica, por lo tanto buscamos testimonios y documentos. Tantos, entre ellos desde Montesinos, Pedro de Córdoba, el grito de los misioneros que llegó a Carlos V, la obra de Vasco de Quiroga, e incluso testimonios de no cristianos como Neruda, Carlos Paz, Carlos Fuentes".

La muestra se divide en tres secciones: la primera describe la naturaleza, sus habitantes, su historia, sus premios Nobel, con un video, etc. "Esta parte termina --indicó- con la expulsión de los jesuitas, que si bien no es causal directa de la independencia, denota bien el paso de los Habsburgo a los Borbones que tenían una mentalidad más confederada, de cabildos, creando un descabezamiento cultural que generó en mucha gente la pregunta si el rey Fernando VII merecía la confianza o no".

La segunda es sobre la invasión napoleónica, la independencia y las tensiones existentes en sus protagonistas, entre quienes querían ser fieles a los ideales de la Iglesia y otros que querían aceptar los de la Revolución Francesa. En que la idea de independencia nace más como una tutela ante Napoleón que como una separación de España. Y cómo próceres del calibre de San Martín y Bolivar terminan en el exilio rechazando la idea de gobernar un continente dividido.

Y la tercera y última sección busca respuestas en los escritos de San Agustín, del cardenal Ratzinger y del fundador de Comunión e Liberación, don Luigi Giusani, más que al ideal de independencia al deseo de infinito que tienen todos los hombres.

En la conferencia sobre el tema realizada el día de la inauguración del Meeting di Rimini además del profesor Fornari, participaron el docente de historia en la Universidad de San Francisco en Quito, Carlos Freile y el profesor de historia del arte en la Universidad de Granada, Gutiérrez Viñuales.

"En el derecho hispánico --explicó Freile- el poder viene de Dios que lo entrega al rey, y si el rey es ilegítimo el poder vuelve al pueblo". Y en nombre de esto los virreinatos de América Latina se independizan. El profesor ecuatoriano subrayó la raíz católica de estos pueblos, que fue olvidada debido a la influencia de la cultura liberal y lamentó que actualmente en su país, que considera católico, se intenta retornar a religiones paganas ancestrales.

El profesor Gutiérrez Viñuales por su parte presentó su visión del arte iberoamericano, desde la independencia al siglo XIX, apoyándose en la proyección de diversos cuadros y gracias a la existencia de un idioma e identidad común, así como la religión y una fuerte relación entre los ámbitos político y religioso.
---------------------------

NOTICIAS

Las repúblicas aéreas

Luis Antonio Ferrero
09/08/2012 - El Bicentenario de la Independencia Hispanoamericana en el Meeting de Rimini
''El paso de los Andes (por San Martín)'', de Augusto Ballerini.
''El paso de los Andes (por San Martín)'', de Augusto Ballerini.

El ideal, así como la utopía y el desencanto, el sueño y la desilusión, fueron términos que trasegaron la entera experiencia histórica de nuestra Hispanoamérica desde sus orígenes.
Cuando los conquistadores, pobladores y frailes, al alba del siglo XVI (Primera Sección), iniciaron el dramático proceso fundacional, ante la aparición de los pueblos encontrados, tenían claro el significado que la tal empresa conllevaba. Podríamos decir, simplificando, que desde Cortés a Bernardino de Sahagún, o desde Juan de Garay a los Padres José Cataldino y Simón Masseta, pasando por el Oidor Vasco de Quiroga o Toribio de Mogrovejo, los iniciadores de la aventura oceánica hacían evidente en sus vidas –bestiales, carnales, miserables…– el significado que la experiencia americana implicaba para el incipiente proceso de alumbramiento cultural del Nuevo Mundo. Alumbramiento que también modificaba de modo profundo concepciones, mentalidades y acciones de aquellos hombres. Dicho de otro modo: el ideal estaba claro para ellos, se tradujese luego de modo muy diverso y dramático en variados proyectos.

El gran trabajo humanizador efectuado por España no habría de cumplirse plenamente. La progresiva irrupción de la modernidad de ruptura en Hispanoamérica la encaminará hacia otros horizontes. La derrota de España antes que por medio de las armas, lo fue en el campo de la cultura, mediante la modernísima arma usada por sus enemigos, terriblemente eficaz, a través de los impresos que tanto hugonotes, holandeses e ingleses difundieron por el mundo. La dinastía borbónica en el s. XVIII, haría definitiva tal defección, marchando hacia un poder central cada vez más fuerte, liberada del contrapeso de las instituciones representativas, respondiendo al deseo de reducir todos mis reinos de España a la uniformidad de unas mismas leyes, usos, costumbres y tribunales, tal como lo dirá Felipe V, primer Borbón español.

Año 1808. Un hecho inusitado desencadenará el proceso de la Independencia Hispanoamericana: la invasión del ejército de Napoleón Bonaparte a la Península (Segunda Sección). Inicialmente el Juntismo americano no se afianzará para renegar del pasado de tres siglos, sino para cubrir el vacío dejado por el Monarca ausente y también para combatir al despotismo borbónico. Con el correr de los años, por diversas circunstancias, se completaría aquel proceso de separación de estas tierras. Las elites americanas, constituídas en novedosas sociedades de pensamiento, optarán progresivamente por la modernidad de ruptura que afianzará la Independencia de las antiguas posesiones españolas. Éstas se encaminarán posteriormente por el sendero de la desintegración territorial hacia la formación de una veintena de repúblicas, bajo la tutela de un caudillismo de variado signo, con la aparición de diversas ficciones democráticas subsiguientes, en el intento de crear –a la postre– una sociedad desde la nada.

Agustín de Iturbide, Simón Bolívar, José de San Martín –y tantos otros–, herederos de aquella cultura del significado, desafiaron en la ocasión la aventura de edificar la unidad y la independencia de Hispanoamérica hasta el final. Concluída la lucha, tras la batalla de Ayacucho (1824), Bolívar asciende al cerro Potosí (Bolivia). Almuerza en la cumbre con su séquito y días después, expresa su felicidad a Santander: Es la primera vez que no tengo nada que desear y que estoy contento con la fortuna (26.X.1825).
Habían transcurrido apenas tres años y así escribía a un embajador francés: El edificio que construí con esfuerzos sobrehumanos, se desmoronará entre el fango de las revoluciones.
¿De dónde provino ese desencanto? ¿A qué se debió esa particular desilusión que se percibe en ellos, sobre todo en Bolívar y San Martín, al final de sus vidas?
¿Por qué Bolívar afirma, poco antes de su muerte, no espero salud para la patria. Este sentimiento, o más bien esta convicción íntima, ahoga mis deseos y me arrastra a la más cruel desesperación? ¿A qué se refería, ya en 1812, cuando advertía que "los códigos que consultaban nuestros magistrados no eran los que podían enseñarles la ciencia práctica del gobierno, sino los que han formado ciertos buenos visionarios que, imaginándose repúblicas aéreas, han procurado alcanzar la perfección política, presuponiendo la perfectibilidad del linaje humano? 
Cuando San Martín expresaba en idéntico sentido: "Era moralmente imposible —escribe en 1816— el que nosotros mismos nos constituyésemos; somos muy muchachos y nuestros estómagos no tienen suficiente calor para digerir el alimento que necesitan", ¿qué quería decir con ello? 
¿Qué pretendía significar Antonio José de Sucre, el gran mariscal de Ayacucho, cuando entreveía un cambio de escenario que nos llevaría al incendio revolucionario que lo abrasaría todo? 
¿Dónde ubicamos aquellas dos banderas –utopía y significado– por las cuales se movieron estos hombres? ¿Por qué no se reconocieron en lo que ya existía: la heredada unidad político-cultural de Hispanoamérica en la cual habían sido educados? Y desde esas tradiciones políticas, culturales y religiosas reiniciar un camino hacia más humanas realizaciones.
Ante el fracaso de la utopía, ¿qué preguntas les nacen? ¿De qué sirvió la revolución? ¿Quién puede sostener los ideales que la impulsaron? ¿Qué logros alcanzaron? ¿Era eso lo que buscaban? Allí comienza, entonces, para ellos, una aventura aún mayor: la de la libertad. 
¿Y para nosotros, hoy, cuál es la relación entre el deseo irrefrenable de cambiar la realidad y la política? ¿Cuál es el verdadero desafío para quienes gobiernan? ¿Cómo reconocer lo que es justo? ¿Cómo poder distinguir entre el bien y el mal, entre el derecho verdadero y el derecho sólo aparente?

¿Tiene algo que ver el deseo, la felicidad, con la política? Lo insinúa la Tercera Sección.

Leer todo...

Bolívar y la melancolía del vencedor en el Meeting de Rímini

Una exposición por el bicentenario de la independencia de los países latinoamericanos

Bolívar y la melancolía del vencedor

«Todos mis razonamientos —escribe Simón Bolívar en la carta al general Urdaneta de septiembre de 1830— llegan a una misma conclusión: no tengo esperanzas de salvar a la patria. Este sentimiento, o mejor dicho, esta convicción, ahoga mis deseos y me sume en la desesperación. Soy de la opinión que todo está perdido y para siempre (...) Si sólo se tratase deJosé de San Martín en 1848 Busto de Simón Bolívarhacer un sacrificio, aunque fuese de mi felicidad, de mi vida o de mi honor, créanme que no vacilaría. Pero estoy convencido de que este sacrificio sería inútil, porque cambiar el mundo está por encima del poder de un hombre, y como soy incapaz de hacer la felicidad de mi país, me niego a gobernarlo».

Don Julián de la Morena, uno de los organizadores, cita las palabras del pater patriae por antonomasia de América Latina para ilustrar el tema de la exposición «Utopías y significado: dos banderas de la independencia hispanoamericana. 1808-1824», preparada en el Meeting de Rímini con ocasión del bicentenario. Un recorrido expositivo realizado con vídeos y paneles, oscurecidos por las telas de una inmensa nave estilizada, que quiere proponer una mirada más completa sobre un fenómeno complejo, no reducible ni a aquella vulgata histórica que insiste en la «modernidad» de América, caracterizada —desde el principio— por una búsqueda precoz de la independencia, ni al lugar común de una filiación dirigida por la revolución francesa, bajo el impulso de los ideales de «libertad, igualdad y fraternidad».

«Los hombres y las mujeres —continúa De la Morena— protagonistas de aquellos episodios que se extendieron desde California hasta la Tierra del Fuego, así como los grupos ideológicos y las grandes potencias que tomaron parte en el conflicto se movilizaron por ideales e intereses bien precisos». Aunque es verdad que «la figura de Napoleón —admite el organizador— y las ideas que encarnaba, incluso después de haber sido derrotado en todos los campos de batalla de Europa, conquistaron a muchos líderes, especialmente militares, que vieron la posibilidad de crear un nuevo orden y se entusiasmaron con la idea de luchar por un continente libre», no hay que  olvidar que «la mayor parte de los grandes hombres que buscaron la independencia en América latina, después de haber conseguido la victoria por la cual habían combatido, sufrieron una profunda desilusión, que no se puede  explicar en todos sus factores a causa de las dificultades normales que derivan de la vida política. Esta constatación nos ha hecho buscar las "dos banderas" por las que lucharon los insurgentes. Por una parte, el lema ideal ya conocido por todos, o sea, el ser independientes y protagonistas en las tierras del continente americano. Por otra, la más misteriosa, que es un pensamiento dominante en todos los hombres: el deseo de infinito».

  Silvia Guidi
23 de agosto de 2012
Leer todo...

ATRIO PAULINO sobre LA BIBLIA; VIERNES 7 DE SEPTIEMBRE


ATRIO PAULINO viernes 7 DE SEPTIEMBRE, 6. p.m., Librería Paulinas de San Isidro (frente a la Iglesia del Pilar)

Un nuevo método para leer la Biblia: El análisis retórico bíblico y semítico.
Dr. P. Ciro Quispe López,
Profesor de la Facultad Teológica Pontificia y Civil de Lima
Presenta: José Antonio Benito

Entrada Libre




Leer todo...

jueves, 23 de agosto de 2012

Juan Günther Doering, 85 años de entrega para mejorar el rostro arquitectónico de Lima

En la madrugada del día de hoy 23 de agosto, como Santa Rosa de Lima, ha fallecido el querido y respetado Maestro. Justo el sábado pasado 18 de agosto salió la entrevista que nos concedió a PAX TV para encomiar la obra de su gran amigo P. Antonio San Cristóbal. Inolvidable su erudición, su amabilidad, su compromiso con el Perú. Mi oración por el eterno descanso de su alma. Sin duda que Lima y el Perú van a tributarle el homenaje que se merece como uno de los grandes peruanos del mundo de la arquitectura.  

Juan Günther Doering (Trujillo, 24 de mayo de 1927 - 23 de agosto de 2012) arquitecto del Perú, director de la Escuela de Arquitectura de la Universidad San Martín de Porres. Falleció a sus 85 años.

Hizo estudios en la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Artes de la Universidad Nacional de Ingeniería de Lima, estudios de posgrado en Urbanismo y Geografía Urbana en el Instituto de Urbanismo de París y en la Escuela de Altos Estudios de la Sorbona.

Es autor de diversos proyectos, que incluyen la construcción de 28.000 viviendas económicas en Lima. Posee el Premio Chavín, máximo galardón otorgado por el Gobierno del Perú a un profesional de la arquitectura.

VER SU PÁGINA en Facebook: http://www.facebook.com/search/results.php?q=Juan+Gunther+Doering&init=public#!/ y la de LM

http://limamilenaria.blogspot.com/2011/08/la-lima-de-juan-gunther-5fin.html

Leer todo...

miércoles, 22 de agosto de 2012

Respuesta a Rosa María Palacios. El tratado entre la Iglesia y el Estado Peruano

El tratado entre la Iglesia y el Estado Peruano

Por: Gonzalo Flores Santana
Profesor de Derecho Eclesiástico

La periodista Rosa María Palacios afirma que la Iglesia Católica, al momento de firmar el tratado suscrito con el Perú desde 1980, aceptó que sus obras educativas se sometan a la legislación peruana y concretamente que la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) sea gobernada a través de una asamblea, conforme lo señalaba la ley de entonces. Así, en su lógica, si la Iglesia no quería someter a la universidad a la legislación peruana, no debió firmar o debió pedir que se precise que las instituciones educativas católicas estaban bajo su jurisdicción. 

La señora Palacios sustenta su tesis en la interpretación literal del artículo 19 del referido acuerdo, que indica que "la Iglesia tiene plena libertad para establecer centros educacionales de todo nivel, de conformidad con la legislación nacional, en el ámbito de la educación particular", concluyendo que la Iglesia en el ámbito educativo está limitada a la legislación nacional.

Esta interpretación es errada, pues los tratados deben ser interpretados según las reglas de la Convención de Viena de 1969. Esta establece que un tratado deberá interpretarse de buena fe conforme al contexto del mismo y teniendo en cuenta su objetivo y fin. Precisa, además, que el contexto, además del texto mismo, incluidos su preámbulo y anexos, comprenderá lo siguiente: 1) Todo acuerdo ulterior entre las partes acerca de la interpretación del tratado de la aplicación de sus disposiciones. 2) Toda práctica ulteriormente seguida en la aplicación del tratado por la cual conste el acuerdo de las partes acerca de la interpretación del tratado.

¿Cuál es el contexto del mencionado tratado? El artículo 86 de la Constitución de 1979 (cuyo texto repite la Constitución vigente) garantizó para la Iglesia un régimen de independencia y autonomía basado en la colaboración. Desde este marco constitucional, el tratado tendrá como objeto y fin concederle a la Iglesia las herramientas jurídicas que le permitan realizar de la mejor manera su servicio a la comunidad nacional, siendo la autonomía e independencia (artículo 1) la piedra angular desde la cual la Iglesia podrá alcanzar el fin antes indicado. Esta autonomía e independencia tiene varios alcances, pero uno de ellos es que la Iglesia podrá realizar su misión actuando según su propio derecho canónico (artículos 3, 4 y 9).

En el aspecto educativo, forma también parte del contexto lo dispuesto por el artículo 13 del Pacto Internacional de Derechos Económico, Sociales y Culturales, que protege la libertad de los particulares para establecer y dirigir instituciones de enseñanza, con la condición de que se ajusten a las normas mínimas estatales.

En este contexto debe entenderse el artículo 19, que reconoce el derecho de la Iglesia a establecer con plena libertad centros educacionales.

Esta interpretación, realizada siguiendo los principios de la Convención de Viena, antes enunciados, ha sido confirmada por el Estado Peruano y la Iglesia, con una práctica ulterior en los siguientes casos:

1. La Ley de Promoción de la Inversión en la Educación, dictada en 1996, dispone que lo establecido en su articulado no afecta lo dispuesto por el tratado entre el Perú y la Santa Sede. Si las entidades educativas de la Iglesia deberían ajustarse a lo dispuesto por la legislación peruana, no se habría dado esa disposición.

2. A partir de la década de 1990 instituciones de la Iglesia fundaron nuevas universidades católicas, constituyéndolas en personas jurídicas canónicas reguladas por la legislación de la Iglesia y el acuerdo internacional, lo que ha sido aceptado por el Consejo Nacional para la Autorización de Universidades (Conafu), reconociendo oficialmente que estas casas de estudio católicas se rigen por el derecho canónico en virtud del artículo 19 del tratado.

3. A partir del 2003 la Cancillería y la Nunciatura Apostólica, a través de notas diplomáticas, precisaron que en virtud del tratado, la Iglesia es autónoma e independiente en sus asuntos propios, especificando que las actividades propias de la Iglesia son las establecidas en el derecho canónico, entre las que se encuentra la función de enseñar a través de universidades.

Publicado en el diario El Comercio p. A27
Lunes, 20 de agosto de 2012

Leer todo...

Video homenaje a Manolo

"¡Cómo no creer!. Señor de los Milagros

 

José Antonio Benito Copyright © 2009 Gadget Blog is Designed by Ipietoon y adaptado por ANGEL SANTA MARIA R. Sponsored by Online Business Journal