viernes, 30 de noviembre de 2012

TRADICIÓN PUNEÑA en el MNAAHP_07.12.12

TRADICIÓN PUNEÑA

Día: Viernes 07 de diciembre de 2012
Hora: 5:00 a 9:00 p.m.
INGRESO LIBRE

El Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú, la Asociación Juventud Virgen del Carmen (AJUVIC) y el elenco de danzas del Club Departamental Puno realizarán El Museo Abre de Noche: Tradición Puneña para continuar con las celebraciones por el 344º Aniversario de Puno y cerrar el año con música y danza de la región.

La noche comenzará con el desfile de trajes típicos puneños para luego dar pase a danzas como Reyes Morenos del Altiplano, Caporales de la Tuntuna, Carnaval de Arapa y como Diablada puneña. Además, el público podrá disfrutar de los acordes de algunas canciones propias de la Capital del Folclore Peruano y apreciar artesanías locales.

Este evento cultural es auspiciado por Notaria Berrospi Polo, Supay y Casa de vestuario Elvira.

[cid:image002.jpg@01CDCF06.1E2BE900]

Atentamente,
--
Oficina de Comunicaciones - Imagen Institucional
Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú
Plaza Bolívar s/n, Pueblo Libre (frente a la Municipalidad del distrito)
Telf. 463 5070 / 261 7852
comunicaciones-mnaahp@mcultura.gob.pe<mailto:comunicaciones-mnaahp@mcultura.gob.pe>
Facebook: http://www.facebook.com/MNAAHP
Twitter: @MNAAHP_oficial
Blog: mnaahp.blogspot.com
Leer todo...

Diálogo con Alejandra Keen, superiora general de la Fraternidad Mariana de la Reconciliación

Nueva Evangelización


La expresión de la fe en América Latina puede alentar a los europeos a volver sobre lo esencial
Diálogo con Alejandra Keen, superiora general de la Fraternidad Mariana de la Reconciliación

Por José Antonio Varela Vidal

LIMA, viernes 30 noviembre 2012 (ZENIT.org).-La ingeniera agrónoma Alejandra Keen von Wuthenau es superiora general de la Fraternidad Mariana de la Reconciliación, una sociedad de Vida Apostólica fundada por Luis Fernando Figari el 25 de Marzo de 1991 y erigida canónicamente como tal el 21 de enero de 2011.

Alejandra Keen es española y asumió el cargo de superiora general de la Fraternidad en 2011, después de haber ejercido algunas responsabilidades en la misma, tales como superiora de dos comunidades, asistente del área Temporalidades, y Coordinadora general. Ha concedido una entrevista a ZENIT.

Terminado el Sínodo sobre la Nueva Evangelización y conocido el Mensaje final y las Propuestas, ¿cómo se preparan ustedes para responder a este desafío?

--Alejandra Keen: Nuestra comunidad nació en 1991 con el horizonte de responder al llamado a la Nueva Evangelización al cual el entonces papa Juan Pablo II invitaba a todos los cristianos. El mensaje del Sínodo nos invita a revitalizar la fe, a vivir la audacia evangélica y sobre todo a anunciar a Jesús en primera persona. Nosotras, las 'fraternas', nos vimos alentadas a continuar esforzándonos, a ser muy fieles a nuestra identidad y llamado para mejor responder a los desafíos de la misión evangelizadora en el mundo actual. Nuestra vocación es a la plena disponibilidad apostólica para anunciar al Señor Jesús en medio del mundo, desde un encuentro personal con Él. Esto implica tener la disposición interior de acoger la guía del Espíritu Santo, y como Santa María, presentar a su Hijo a los hombres, anunciándolo a Él encarnadamente en las diversas realidades en las que servimos.

¿Cómo en cuáles?

--Alejandra Keen: Hace un año realizamos nuestra primera Asamblea General Ordinaria. Somos una comunidad joven, y desde nuestra pequeñez queremos aportar con la misión de la Nueva Evangelización con un compromiso de santidad, con un deseo de responder al plan de Dios en todo momento y con un sello apostólico de llevar al Señor a todo el mundo. Este año nos hemos propuesto impulsar varias iniciativas evangelizadoras de formación en la fe, tanto para jóvenes como adultos, orientadas a ayudarlos a fortalecer su identidad de apóstoles para que sean en sus ambientes testigos ardorosos de la vida que trae el evangelio.

Venimos celebrando los 50 años del Vaticano II, a su parecer, ¿cuáles son los grandes aportes que ha traído para el mundo y para la Iglesia?

--Alejandra Keen: El Concilio Vaticano II es un verdadero don para la Iglesia y el mundo, muy en especial en este milenio que nos ha tocado vivir. Siguiendo su pregunta, son muchísimos los aportes del Concilio, pero quisiera detenerme en algunos; en primer lugar resaltar esa nueva mirada al mundo, como realidad positiva, creada y querida por Dios y a la vez, herida por el pecado, a la que hay que responder desde la centralidad de Cristo, desde la total y plena vigencia del mensaje evangélico para todas las realidades humanas, hasta el punto de decir que nada hay verdaderamente humano que no encuentre eco en el corazón de la Iglesia. Es también muy hermoso profundizar en la eclesiología de comunión donde todos somos parte importante y querida por Dios para llevar a cabo la instauración de su Reino. Por supuesto, como laica consagrada, considero las importantísimas líneas sobre la participación activa del laicado en la misión común de la Iglesia y el llamado universal a la santidad.

¿Y qué faltaría aún por desarrollar?

--Alejandra Keen: En cuanto a lo que faltaría por desarrollar, pienso que ante todo, seguir las pistas de aquella "hermenéutica de la continuidad" de la que habla nuestro santo padre. Hay que seguir trabajando arduamente por ser portavoces fieles de la letra y el espíritu del legado del Concilio para que sea comprendido y vivido a profundidad y con fidelidad, para que se den los frutos de esa nueva primavera que tanto se espera en la Iglesia.

¿Cómo vienen incorporando los lineamentos del papa Benedicto XVI para vivir el Año de la Fe al interior de la Fraternidad?

--Alejandra Keen: Como punto de partida, hemos acogido con gran alegría y gratitud esta inspiración de nuestro santo padre: ¡qué necesario para nuestros tiempos es el conocer la fe, para poder crecer en ella! En la práctica, hemos dado impulso a un renovado estudio del Catecismo y de los documentos del Concilio, ya sea organizando actividades tanto al interior de nuestra Sociedad como con los grupos que dirijimos, poniendo especial empeño en participar en las iniciativas de las diversas diócesis en las que nos encontramos. Recientemente, hemos podido reunirnos todas las superioras y puedo dar testimonio de haber vivido como en un pequeño Pentecostés, renovándonos en nuestro encuentro con Cristo y desde ahí ha brotado un ardor por volver a cada una de nuestras comunidades revitalizadas en la misión de anunciar el evangelio de la reconciliación.

Ustedes trabajan en varios países de América Latina y también en los países desarrollados... ¿Cuál cree que puede ser el aporte pastoral del "Continente de la Esperanza", a los países de antiguo cristianismo?

--Alejandra Keen: Por un lado, está la vitalidad de la fe que si bien se ve afectada por el proceso de secularización que viene viviendo América Latina, todavía se puede decir que somos un continente católico. Se trata de una fe hecha vida, vivida en el seno de las familias, expresada en un apostolado creativo, en un mestizaje que expresa una fe hecha cultura; creo que ello puede ayudar a los países de antiguo cristianismo a volver sobre sus raíces, a recordar su propia identidad. Hay ciertos valores nacidos de la fe católica que los llevamos como en la "propia sangre" y que están impregnados en nuestra vida diaria. Esto nos otorga una sensibilidad y a la vez un horizonte de hasta dónde debe llegar a penetrar el evangelio. Europa, por ejemplo, ha sido forjada a partir de la fe cristiana, el lamentable proceso de descristianización que viene viviendo no es otra cosa, como dice el papa, que una traición a su propia identidad. Creo que el ver cómo se vive la fe en América Latina, con el frescor, la alegría y connaturalidad con la que se expresa, puede ayudar a superar la indiferencia y cerrazón actual de muchos europeos, alentándolos a volver sobre lo esencial, a ese anhelo de todo hombre, a esa verdad antropológica de haber nacido para amar y ser amados.

¿En cuáles países vienen desarrollando su trabajo?

--Alejandra Keen: El Señor nos ha enviado desde el Perú, a lo largo de nuestras primeras dos décadas de vida, a varios países de América Latina y el Caribe (Colombia, Ecuador, Chile, República Dominicana) y Norteamérica (Estados Unidos), así como a Europa (Italia e Inglaterra) y Oceanía (Australia). En total, actualmente estamos sirviendo apostólicamente en 17 diócesis.

¿En qué áreas realizan su apostolado?

--Alejandra Keen: Desde el carisma sodálite, desplegamos el servicio evangelizador específicamente en cinco áreas: el mundo de la juventud, el ejercicio de un amor solidario por los pobres, la promoción de la familia, la defensa de la vida y dignidad humanas y el compromiso en la evangelización de la cultura. Entre los proyectos apostólicos que realizamos vemos como una bendición: el "Convivio", que es un congreso para estudiantes católicos que se realiza en diferentes países, trayendo muchos frutos de conversión y compromiso evangelizador para los jóvenes. También la Cruz Blanca en el Perú, que es un campamento para niños de muy bajos recursos; tanto para los niños como para los voluntarios, es una ocasión de aprender a amar y servir. Otros proyectos se pueden conocer a través de nuestra web.

¿Cuántas son los miembros de la Fraternidad actualmente?

--Alejandra Keen: El Altísimo, en estos años iniciales, nos ha bendecido con más de un centenar de vocaciones. Somos 140 fraternas provenientes de una rica diversidad y complementariedad de nacionalidades, como la peruana, colombiana, chilena, brasileña, ecuatoriana, estadounidense, española, inglesa, canadiense, alemana, india, costarricense, venezolana y mexicana.

Cuando Usted conversa con las laicas que recién ingresan, ¿qué motivo le dan para consagrar su vida para siempre?

--Alejandra Keen: Ante todo, ellas me comparten el misterio del llamado de Dios, esa experiencia de saberse amadas con un amor de predilección que porta todo un horizonte de servicio misional de su existencia. Al descubrirse llamadas específicamente a la Fraternidad, he encontrado en el corazón de cada una un deseo muy fuerte de ponerse totalmente al servicio del Señor en la tarea evangelizadora desde nuestro carisma. El "Hágase" de María en la Anunciación se vuelve un modelo, una fuente inspiradora que ayuda mucho en el discernimiento vocacional. A la vez, he notado siempre una honda sensibilidad por lo humano, por el dolor del mundo y por el deseo de estar al pie de la Cruz, como Santa María, participando del misterio de la reconciliación. Y este deseo de servir y esta solidaridad ante el dolor adquieren forma específica a través de la total y plena disponibilidad para el apostolado y esto a través de la obediencia, el celibato, el desapego a los bienes, y la vida en comunidad. Diría que las jóvenes escuchan un llamado fuerte a vivir la maternidad espiritual, a buscar que todas las personas a quienes Dios nos pide evangelizar, puedan a través de nuestro testimonio y apostolado, encontrarse con el Señor Jesús.

Muchos no tienen claro cuál es la diferencia entre una laica consagrada que vive en comunidad, de una religiosa de vida activa que vive en su convento..., ¿podría explicarnos esto?

--Alejandra Keen: La similitud principal está en la consagración a Dios porque se ha recibido un llamado personal para entregarse a Él totalmente y a través de Él a los seres humanos. La particularidad de una laica consagrada, es que esta entrega a Dios se da desde una mayor inserción en el mundo. Nuestra identidad laical nos lleva a ser mujeres de Dios que buscan irradiar en las raices de la cultura y del mundo el don de la fe, haciéndonos cercanas a las personas en sus propios ambientes. Por ejemplo, una de las maneras a través de las cuales se da esta inserción es aportando a la Nueva Evangelización desde nuestras carreras profesionales.

Digamos que están en el mundo sin ser del mundo…

--Alejandra Keen: Quien ha sido llamada a la vocación de ser laica consagrada experimenta por un lado, un llamado a estar en medio de las realidades del mundo como el fermento en la masa; por lo tanto, no confundiéndose con lo mundano del mundo, sino buscando atraer a todos hacia Dios. Y la consagración nos permite vivir en la experiencia de ser enteramente para Dios y para la misión de llevar a los hombres y mujeres a su vocación última que es Dios mismo. Es así que estas dos vivencias: la del laicado y la de la consagración, confluyen en una vocación muy hermosa en la que participamos activamente en el designio de reconciliación que el Señor tiene para el mundo. Esta vocación que amamos, es exigente, y solo se puede vivir desde una intensa vida de oración, para que nutridas de la gracia sacramental, vivamos una conversión continua. Se trata de ser evangelizadoras, permanentemente evangelizadas.

Y también viven en comunidad, ¿no?

--Alejandra Keen: En nuestro caso particular, nuestra vocación es a la plena disponibilidad para el apostolado, nuestros compromisos apuntan en esa dirección y vivimos en pequeñas comunidades que buscan vivir la experiencia de familia, como la familia de Nazaret. En estas comunidades establecidas en las ciudades donde estamos, centradas en la presencia del Señor en nuestras capillas, se forja una familiaridad, una hermandad en la que nos edificamos y ayudamos mutuamente para así alcanzar la santidad.

¿Qué planes de crecimiento tiene la Fraternidad? ¿Han recibido invitaciones recientemente para fundar?

--Alejandra Keen: Según como Dios ha querido configurar nuestra vocación, realmente no tenemos fronteras para nuestro servicio evangelizador. Habrá que ponerse a la escucha de sus planes amorosos para los nuevos rumbos a los que Él nos quiera enviar. Si bien es cierto que hemos recibido algunas invitaciones para abrir nuevas comunidades, por ahora --tras una etapa inicial de expansión a varios países--, el Espíritu Santo nos ha conducido a centrarnos en un fortalecimiento y cultivo hacia adentro, viviendo una importante y necesaria etapa de consolidación y crecimiento en los lugares en los que ya estamos. Vemos que además de los proyectos apostólicos actuales tenemos una gran tarea en las diócesis donde estamos presentes. En ellas tenemos la bendición de estar impulsando nuevas iniciativas apostólicas, desde nuestro llamado a la maternidad docente y en el apostolado de la evangelización de la cultura.

¿Cuál sería su mensaje a nuestros lectores, con motivo de los 15 años de ZENIT?

--Alejandra Keen: ZENIT presta un gran servicio a la Iglesia al informar sobre los diversos acontecimientos que esta vive, y muy en particular nos mantienen al tanto del ministerio del papa y por ese servicio les estamos profundamente agradecidos. Creo que cada uno tiene una misión que cumplir en el hermoso plan de Dios, por ello, así como a ZENIT le toca el apostolado en los medios de comunicación social, cada lector tiene su propio campo de apostolado en el cual está llamado a servir con generosidad, testimoniado la gran alegría de amar y servir al Señor.

Para conocer más: www.fraternas.org

Leer todo...

Programación PAX TV


Hola Amigos, le envío la programación de esta semana y les recuerdo que en Cable Mágico nos toca en horario de 7 am a 1 pm

EL PUENTE, SÁBADO A LAS 12, les presenta 
Ópera  en Castellano con la Asociación Cultural José Mojica
Humberto Zavalaga, director general del proyecto nos dice: "Creemos que la mejor manera de acercar la lírica a todos los públicos es, como se hace en los lugares de gran tradición operística, cantando la ópera en el idioma oficial del país. Además eliminando la barrera del idioma es más fácil para cualquier público, disfrutar no sólo la belleza de la música sino también la riqueza dramática de cada obra". También tendremos a la Comunidad Juvenil CRISTO VIVE que nos  comparte su actividad "Catequesis de Navidad del Niño" con los jovenes y niños del Callao.

Este domingo tendremos, al mediodía, la celebración de las Primeras Víspera por el comienzo de Adviento y será presidida por Benedicto XVI. También lo repetimos a las 8 PM Veánlo en familia para prepararse a la Navidad
Les recuerdo que Pax Televisión esta:
  1. en cable mágico de 7 am  a 1pm canal 57
  2. en cable mágico evolución de  7 am  a 1pm canal 570
  3. en UHF las 24 horas del día en canal 17
  4. Por http://www.paxtv.org/ la 24 horas del día
  5. Una novedad: estamos en FACEBOOK. Pueden dejar sus comentarios y marcar me gusta.
  6. Entren a http://www.facebook.com/paxtvpaginaoficial
  7. Favor enviar a los amigos. Inviten a todos a ver Pax Televisión. Quizas el Señor se pueda valer de una película, una canción, un mensaje y así tocar el corazón de alguien que a lo mejor pasa por un momento difícil.





Ropa Laboral, Uniformes para instituciones, hoteles, hospitales, objetos promocionales, regalos, eventos.






Leer todo...

miércoles, 28 de noviembre de 2012

Programación PAX TV



Hola Amigos, le envío la programación de esta semana y les recuerdo que en Cable Mágico nos toca en horario de 7 am a 1 pm


Este miércoles EL PUENTE les presentó 
Ópera  en Castellano con la Asociación Cultural José Mujica
Humberto Zavalaga, director general del proyecto nos dice: "Creemos que la mejor manera de acercar la lírica a todos los públicos es, como se hace en los lugares de gran tradición operística, cantando la ópera en el idioma oficial del país. Además eliminando la barrera del idioma es más fácil para cualquier público, disfrutar no sólo la belleza de la música sino también la riqueza dramática de cada obra".
También tendremos a la Comunidad Juvenil CRISTO VIVE que nos  comparte su actividad "Catequesis de Navidad del Niño" con los jovenes y niños del Callao.

Este domingo tendremos, al mediodía, la celebración de las Primeras Víspera por el comienzo de Adviento y será presidida por Benedicto XVI. También lo repetimos a las 8 PM Veánlo en familia para prepararse a la Navidad
Tambien les estoy adjuntando una información sobre la Indulgencia Plenaria por los 300 años de fundación del Convento de las Hermanas Clarisas Capuchinas.

Les recuerdo que Pax Televisión esta:


  1. en cable mágico de 7 am  a 1pm canal 57
  2. en cable mágico evolución de  7 am  a 1pm canal 570
  3. en UHF las 24 horas del día en canal 17
  4. Por http://www.paxtv.org/ la 24 horas del día
  5. Una novedad: estamos en FACEBOOK. Pueden dejar sus comentarios y marcar me gusta.
  6. Entren a http://www.facebook.com/paxtvpaginaoficial
  7. Favor enviar a los amigos. Inviten a todos a ver Pax Televisión. Quizas el Señor se pueda valer de una película, una canción, un mensaje y así tocar el corazón de alguien que a lo mejor pasa por un momento difícil.





Ropa Laboral, Uniformes para instituciones, hoteles, hospitales, objetos promocionales, regalos, eventos.






Leer todo...

Centenario de Menéndez Pelayo. EL BRINDIS DEL RETIRO, EL CORAJE DE UN INTELECTUAL CATÓLICO

Marcelino Menéndez Pelayo (Santander, Cantabria, 3 de noviembre de 1856 – ibídem, 19 de mayo de 1912 )
En el centenario de su muerte, les comparto el célebre BRINDIS cuando sólo tenía 25 años. Todo un ejemplo de valentía para laicos intelectuales católicos en el mundo académico.
 
 Yo no pensaba hablar; pero las alusiones que me han dirigido los señores que han hablado antes, me obligan a tomar la palabra. Brindo por lo que nadie ha brindado hasta ahora: por las grandes ideas que fueron alma e inspiración de los poemas calderonianos. En primer lugar, por la fe católica, apostólica, romana, que en siete siglos de lucha nos hizo reconquistar el patrio suelo, y que en los albores del Renacimiento abrió a los castellanos las vírgenes selvas de América, y a los portugueses los fabulosos santuarios de la India. Por la fe católica, que es el substratum, la esencia y lo más grande y lo más hermoso de nuestra teología, de nuestra filosofía, de nuestra literatura y de nuestro arte.

Brindo, en segundo lugar, por la antigua y tradicional monarquía española, cristiana en la esencia y democrática en la forma, que durante todo el siglo XVI vivió de un modo cenobítico y austero; y brindo por la casa de Austria, que con ser de origen extranjero y tener intereses y tendencias contrarios a los nuestros, se convirtió en porta-estandarte de la Iglesia, en gonfaloniera de la Santa Sede durante toda aquella centuria.

Brindo por la nación española, amazona de la raza latina, de la cual fué escudo y valladar firmísimo contra la barbarie germánica y el espíritu de disgregación y de herejía que separó de nosotros a las razas septentrionales.

[p. 386] Brindo por el municipio español, hijo glorioso del municipio romano y expresión de la verdadera y legítima y sacrosanta libertad española, que Calderón sublimó hasta las alturas del arte en El Alcalde de Zalamea, y que Alejandro Herculano ha inmortalizado en la historia.

En suma, brindo por todas las ideas, por todos los sentimientos que Calderón ha traído al arte; sentimientos e ideas que son los nuestros, que aceptamos por propios, con los cuales nos enorgullecemos y vanagloriamos nosotros, los que sentimos y pensamos como él, los únicos que con razón, y justicia, y derecho, podemos enaltecer su memoria, la memoria del poeta español y católico por excelencia; el poeta de todas las intolerancias e intransigencias católicas; el poeta teólogo; el poeta inquisitorial, a quien nosotros aplaudimos, y festejamos, y bendecimos, y a quien de ninguna suerte pueden contar por suyo los partidos más o menos liberales, que en nombre de la unidad centralista, a la francesa, han ahogado y destruído la antigua libertad municipal y foral de la Península, asesinada primero por la casa Borbón y luego por los Gobiernos revolucionarios de este siglo.

Y digo y declaro firmemente que no me adhiero al centenario en lo que tiene de fiesta semi-pagana, informada por principios que aborrezco y que poco habían de agradar a tan cristiano poeta como Calderón, si levantase la cabeza.

Y ya que me he levantado, y que no es ocasión de traer a esta reunión fraternal nuestros rencores y divisiones de fuera, brindo por los catedráticos lusitanos que han venido a honrar con su presencia esta fiesta, y a quienes miro y debemos mirar todos como hermanos, por lo mismo que hablan una lengua española, y que pertenecen a la raza española; y no digo ibérica, porque estos vocablos de iberismo y de unidad ibérica tienen no sé qué mal sabor progresista. (Murmullos.) Sí: española, lo repito, que españoles llamó siempre a los portugueses Camoens, y aún en nuestros días Almeida-Garret, en las notas de su poema Camoens, afirmó que españoles somos y que de españoles nos debemos preciar todos los que habitamos en la Península Ibérica.

Y brindo, en suma, por todos los catedráticos aquí presentes, representantes de las diversas naciones latinas que, como arroyos, han venido a mezclarse en el grande Océano de nuestra gente romana.»

 

 

El lunes 3 de diciembre de 2012 (D.m.), a partir de las cuatro de la tarde, el Instituto CEU de Estudios Históricos y el Consejo de Estudios Hispánicos Felipe II organizan el seminario MENhttp://ÉNDEZ PELAYO. A los cien años de su muerte. El programa es el que sigue:

16:00. El hombre y su tiempo:

Alfonso Bullón de Mendoza, Instituto CEU de Estudios Históricos
  • José Peña, Instituto de Humanidades Ángel Ayala
17:30. Una revisión de la obra:
  • Ángel David Martín Rubio, Instituto Superior de Ciencias Religiosas "Virgen de Guadalupe" de Cáceres
  • José Miguel Gambra, Universidad Complutense de Madrid
  • Juan Manuel de Prada, escritor
19:30. El menendezpelayismo político:
  • Miguel Ayuso, Universidad Pontificia Comillas de Madrid
  • José Manuel Cuenca Toribio, Universidad CEU San Pablo

Tendrá lugar en la Casa Palacio del Duque del Infantado (Carrera de San Francisco, 2; Metro La Latina) de Madrid. La entrada es libre.
*
Si Ud. ha recibido esta comunicación por error o no desea recibir mas correos del "Foro Historia en Libertad", notifíquelo inmediatamente al remitente contestando a este mensaje. Gracias por su colaboración

Leer todo...

martes, 27 de noviembre de 2012

El artista que conoció la belleza de la vida cristiana tiene que transmitirla: David López Ribes, ganador del premio de las Academias Pontificias

El artista que conoció la belleza de la vida cristiana tiene que transmitirla
Entrevista con el español David López Ribes, ganador del premio de las Academias Pontificias

Por H. Sergio Mora

ROMA, martes 27 de noviembre de 2012 (ZENIT.org).- El artista español David López Ribes, recibió el 21 de este mes en el aula magna del Palacio San Pio X el Premio de las Academias Pontificas, que concede el Vaticano a personas que se han destacado en diversas disciplinas.

El galardón, instituido en 1997 por Juan Pablo II, prevé que las Academias Pontificias premien cada año a una disciplina diferente, y por lo tanto, cada ocho años el premio está destinado a los artistas. Además del español, lo recibió también la escultora polaca Anna Gulak. El escultor italiano Jacopo Cardillo, en cambio, fue galardonado con una medalla pontificia.

ZENIT entrevistó a David López Ribes 40 años, valenciano, casado, seis hijos, licenciado en Bellas Artes y con un postgrado en Nueva York en la School of Visual Arts y perteneciente al Camino Neocatecumenal, quien indicó que "en el arte de hoy falta belleza" y "el artista que conoció la belleza de la vida cristiana debe darla a conocer", porque, como dijo el papa, "la necesidad fundamental de la persona es la belleza".

¿Cómo fue que le dieron el premio?

--David López: En febrero me llamaron del Consejo porque llevo tiempo trabajando en el proyecto Arte y Fe, que se presentó con la Jornada Mundial de la Juventud, y está yendo a muchas ciudades, y a través de esto pienso que tuvieron conocimiento, y me invitaron a candidarme al premio pontificio. Cada año lo dan a diversas personas y cada ocho años a los artistas. Y hace un mes me llamaron y dijeron que el papa había visto a los finalistas y me habían dado un premio a mi y a una artista polaca.

¿El premio es sólo por el proyecto Arte y Fe?

--David López: No, tengo más de veinte años trabajando como artista en el mundo contemporáneo secularizado. Uno ve que el hombre contemporáneo está en un proceso, perdiendo el sentido de la sacralización de la vida y de la transcendencia. Esto es evidente.

¿Y como siente esta problemática?

--David López: Pertenezco al Camino Neocatecumenal que me permite vivir una fe adulta, el amor a la Iglesia que tengo hoy, y sobre todo un sentido transcendente a mi vida. Estoy casado gracias a la Iglesia y tengo seis hijos, acaba de nacer la sexta hace un mes.

Bien, me decía que se pierde la sacralización y la transcendencia

--David López: En mi hogar todo lo que está diciendo el papa --no se si es una forma providencial o misteriosa- lo estamos viviendo, la belleza de la vida cristiana. El papa el año pasado cuando fue a Barcelona, cuando fue a consagrar la iglesia de la Sagrada Familia dijo que "la necesidad fundamental de la persona es la belleza".

¿Conocer la belleza?

--David López: Esto es impresionante, y es la necesidad fundamental del hombre, y no dijo el pan por ejemplo, dijo la belleza. Es algo muy profundo y yo he conocido la belleza. Y he tenido la necesidad de compartirla a través del ministerio que Dios nos ha dado, que es a través de mi profesión.

Explique un poco más...

--David López: Por una parte colaboro desde hace trece años con Kiko Arguello, iniciador del Camino Neocatecumenal, y con un equipo de diez artistas, para llevar una propuesta estética para la Iglesia, al servicio del hombre de la fe y de la liturgia, para vivir mejor la liturgia y los sacramento. O sea también para el hombre que no entra nunca en una Iglesia, dando conceptos de una forma no intelectual.

O sea no necesariamente arte sacro

--David López: Encuentro que Dios no quiere que deje mi faceta secular. Porque ese encuentro con la belleza que he tenido quiero poder compartirlo con los de afuera. A través de un mensaje que reconocen, como puede ser el videoarte, o el arte o lenguajes más contemporáneos, quiero acercarles a un contenido que probablemente ya no se plantea , como el sentido de la vida, etc.

O sea dar contenidos, plantearlos

--David López: Al mismo tiempo veo que hay gente que vive la fe pero que no encuentra un eco en el arte contemporáneo. Me he dado cuenta que una obra necesita que a uno le diga en algo, o en el lenguaje o en el contenido. El hombre de la fe el contenido lo reconoce y así me acerco con un lenguaje nuevo, con un lenguaje contemporáneo. Hago, pintura, escultura y videoarte.

A ver, indique algo sobre videoarte

--David López: El videoarte tiene unas posibilidades espirituales bestiales. Pero curiosamente, en ese proceso de desacralización de la vida en el videoarte, hay muy poca reflexión espiritual.

¿A que se refiere, a un paisaje, a una puesta de sol?

--David López: No, necesitamos testimoniar. Más que una puesta de sol, todo nace de la experiencia de mi hogar. En mi casa vivo múltiples signos sacramentales o litúrgicos, el partir el pan con los niños por ejemplo. Mi casa es una iglesia doméstica donde se da la belleza y en donde hay signos que son muchísimos cada día.

¿Nos puede ilustrar mejor?

--David López: Por ejemplo al partir el pan, a cada uno según la edad, al que tiene seis años le parto el trozo más grande, etc. En eso hay un signo eucarístico. Esas manos que bañan a un niños, en las manos en el agua hay un signo bautismal. Todos esos signos los recojo ¿cómo? He grabado por ejemplo a mi hijo con la cámara video cuando está mi mujer bañándolo. Y proyecto el video de esa grabación sobre el agua y la bañera de manera que uno va a lo que hoy se llama una instalación. O sea que el video sale del formato bidimencional para acercarse a la vida, de manera más vivencial. He trabajado muchísimo sobre bautismo como iniciación de la vida cristiana. Muchas bañeras con la proyección del niño.

¿Cuál es la diferencia entre el arte verdadero y cómo distinguir el arte de la banalidad, en un período en el que hay gran libertad?

--David López: No es verdad que la belleza haya dejado de existir, el arte emprende un camino de éxodo que es complicado, lo que no quiere decir que no hay artistas que entablan una relación en sus obras que es fantástica.

No es una cuestión moral, el arte debe ser arte en sí, como cristiano tengo que traducir lo que estoy viviendo. Intento hacer obras muy abiertas pues porque nadie nunca me ha impuesto nada, de manera que uno que se acerca a ver estas instalaciones pueda ver allí algo que le parece fantástico.

¿En el arte de hoy falta belleza?

Sin duda, ¿pero por qué? Porque si no está adentro cómo va a estar en las obras. Por eso urge el papa, dijo que urge, y quien la ha conocido debe darla a conocer. 

Leer todo...

Los Borja y la leyenda negra. Según el libro de Mario Dal Bello no fue tan malo como lo pintan

Los Borja y la leyenda negra
Relectura histórica del papa más denigrado de la historia por el escritor italiano Mario Dal Bello

Por Nieves San Martín

MADRID, martes 27 noviembre 2012 (ZENIT.org).- De la familia Borja (Borgia en su versión italianizada) hay para escribir no una novela sino unos episodios borjianos, con muchos, pero muchos volúmenes. La familia ha tenido figuras controvertidas como los dos papas Borja y los hijos de uno de ellos. Los medios de comunicación españoles han reconstruido, con mejor o peor fortuna aquellos tiempos violentos, y novelistas de renombre de todo el mundo se han centrado en los personajes de la familia Borja, de origen aragonés establecida en Játiva, reino de Valencia, y posteriormente en Gandía. La familia ha dado a la historia militares de renombre, religiosos, y hasta santos, y otro papa, Inocencio X.

Antonio Gaspari, en la edición italiana de ZENIT, escribe sobre una noticia reciente, relativa a un libro escrito en italiano, recién presentado en Roma, y afirma: "La relectura de la historia y de los hechos del papa Alejandro VI –Rodrigo Borja- suscitan aún inquietantes interrogantes".

Ante un pontífice, añade, que durante siglos, "ha sido descrito por sus adversarios políticos como corrupto, asesino, poseído por la lujuria, pronto a todo para acrecentar y propagar su poder y el de su familia, el periodista y profesor de literatura italiana e historia Mario Dal Bello explicó en el libro editado por Città Nuova, La leggenda nera. I Borgia, que fue hábil y justo en el gobierno de la Iglesia, devoto de María y de santa Ana, magnánimo con los judíos y mecenas de la belleza artística".

La historia relata que Alejandro VI, recuerda Gaspari, defendió la ortodoxia, reformó órdenes religiosas y monasterios, promovió Misiones en el Nuevo Mundo y en los países orientales. Parece cierta su personal muestra de formas de piedad, caridad y oración.

El autor del libro recordó cómo ha sido enfangada la figura de Lucrecia, hija de Rodrigo, quien murió como terciaria franciscana. Cierto, afirma Gaspari, no es fácil "comprender con los ojos de hoy que un pontífice pudiera tener amantes, hijos, gestionar y ambicionar el poder hasta hacer envenenar a los opositores".

El profesor Dal Bello explicó que hay que sumergirse en el siglo XVI para comprender lo que era el pontificado en aquellos tiempos. Entrevistado por ZENIT, explicó que, entre las muchas acciones buenas de Rodrigo Borja está la convocatoria y organización del Jubileo de 1500, con acciones prácticas y prácticas religiosas que han resistido hasta nuestros días. Como por ejemplo la apertura de la Puerta Santa.

Fue el papa Borja quien hizo construir la calle rectilínea que va desde el castillo del Santo Ángel hasta la plaza de San Pedro. Lo hizo a causa de los embotellamientos de tráfico que parece que fueron funestos en el anterior Jubileo de 1450. Las obras para la nueva vía se iniciaron en abril de 1499 y concluyeron en vísperas de Navidad. La calle tomó el nombre de Alejandrina pero, tras la muerte del papa Borja, los romanos la llamaron "Burgo Nuevo".

El papa Alejandro VI organizó el almacenamiento de provisiones, atemperó los precios, abrió albergues para alojar a los peregrinos menos adinerados. El ceremonial y los ritos específicos para abrir y cerrar el Año Santo fueron establecidos por el papa Borja y todavía están vigentes.

A la pregunta de cómo se explica el uso del veneno para eliminar a los enemigos, Dal Bello responde que "los papas de aquellos tiempos estaban inmersos en la mundanidad, y alguno usó incluso la violencia para alcanzar y gestionar el poder. Se comportaban más como jefes de Estado que como hombres de fe. Es después del Concilio de Trento cuando cambia todo".

"¿Y, como se explican lo hijos", le pregunta Gaspari. "Para nosotros, es difícil comprender –precisa el autor- pero la mentalidad era diversa. Que los sacerdotes tuvieran hijos no era una cosa extraordinaria. Eran tiempos en los que eran creados cardenales y pontífices quienes hasta unos años antes habían tenido una vida mundana con mujeres e hijos. Antes de convertirse en pontífices tuvieron hijos seguramente Pío II, Inocencio VIII, Julio II y Pablo III. Alejandro VI tuvo hijos también cuando ya era pontífice. El celibato era una ley descuidada por todos, sólo tras el Concilio de Trento vuelve a ser obligatoria".

Ante estos sucesos de la historia, "hay que reconocer lo misericordioso que es el Señor, que perdona a los hombres, logra escribir derecho con renglones torcidos, y defiende a la Iglesia incluso del empecatamiento de sus miembros".

 

Leer todo...

SAMUEL VALERO, AUTOR DE AVENTURA EN LOS ANDES, EN LA PAZ DEL SEÑOR

Descansa en paz el padre Samuel Valero
Memoria de un misionero en la prelatura de Yauyos, Perú
MADRID, lunes 26 noviembre 2012 (ZENIT.org).- El día 22 de noviembre,
memoria de santa Cecilia, virgen y mártir, partió a la casa del Padre
el recordado sacerdote Samuel Valero, quien dedicó diez años de su
vida en sembrar la Palabra del Señor en los inicios de la Prelatura de
Yauyos, Perú.
El padre Samuel Valero Lorenzo, nació en Royuela, Teruel, España, el
26 de enero de 1928. Emigró con su familia a Teruel capital, en 1938.
Terminada la guerra de 1936-39, ingresó en el Seminario. Cursó
Filosofía y Teología en el Seminario de Barcelona. Se ordenó sacerdote
en 1951. Después de varios años, atendiendo diversas parroquias de su
diócesis, se trasladó al Perú, a la prelatura nullius de Yauyos.
Estuvo trabajando en este lugar durante diez años, la mayoría de ellos
como canciller de la Prelatura, profesor de Lengua Castellana y
director espiritual, en sus comienzos, del Colegio Seminario Menor
Nuestra Señora del Valle.
A su regreso, siempre con el permiso de su obispo de Teruel, se dedicó
a trabajar con estudiantes en el Colegio Guadalaviar y en El Vedad, de
Valencia.
El padre Samuel Valero escribió "Yauyos, una aventura en los Andes",
donde narra muy amenamente los inicios de la Prelatura de Yauyos,
contando las experiencias en los Andes de los primeros sacerdotes
españoles a más 3.800 metros de altura.
"Gracias Padre Samuel por tus esfuerzos en sacar adelante esta obra de
Dios y por favor intercede por nosotros desde el Cielo", afirma una
nota llegada a ZENIT.
(Cfr. Yauyos, una aventura en los Andes)
Leer todo...

lunes, 26 de noviembre de 2012

EDUCACIÓN EN VALORES: DIEZ PROPUESTAS PARA MAESTROS

EDUCACIÓN EN VALORES: DIEZ PROPUESTAS PARA MAESTROS
José Antonio Benito Rodríguez (jbenito@ucss.edu.pe). UCSS. Lima
(Perú). UIGV, 26 Noviembre Octubre 2012 En el marco de la Semana
Cultural

Todo ENCUENTRO, como todo congreso debe ser lo que la palabra
significa: "unión para dar pasos en común". Todos estamos cansados de
oír y escuchar monsergas, palabras, palabras…Leyes, reglamentos,
comisiones, escritos, documentos, declaraciones… Queremos obras,
realizaciones, vidas. Mi intervención va en este sentido, ofrecerles
mi testimonio, el de un educador-voluntario con 25 años de docencia en
primaria, secundaria y ahora en la Universidad, de ellos 17 en Perú,
con el deseo de ayudar en algo a los jóvenes. En ellos veo, no el
futuro, sino el presente del Perú, de América y del mundo. Quiero
compartirles 10 propuestas que nos ayuden a comprometernos con la
educación del Perú, que como saben ha sido declarada en estado de
emergencia. Vamos, pues.
1. Lo importante no es enseñar, lo importante es aprender.
2. Sólo se puede educar en el ámbito de una tradición cultural, dentro
de una comunidad de investigación y aprendizaje.
3. Todo aprendizaje es aprendizaje de un oficio.
4. El saber posee una ineludible dimensión moral.
5. Lo decisivo son los hábitos, no las actividades ni los contenidos.
6. Las tecnologías multimedia posibilitan la educación científica y
humanística.]
7. Buscadores de la verdad: de las cosas, de la propia vida, del ser humano.
8. Responsabilidad social por todo lo que cada uno ha recibido y, en
gratitud, debe retribuir.
9. Coherencia en la vida, en el trabajo, estudio, profesión, familia,
calle, que acorta la distancia entre el dicho y el hecho, sin que haya
trecho.
10. Compromiso solidario que hace de la gratuidad y la generosidad un
estilo de vida globalizado que aspira a cambiar el mundo.
EL PROFESOR Y LA EDUCACIÓN EN VALORES
Un "valor" es una realidad positiva, un aspecto o faceta del bien que
despierta alguna forma de deseo y con el que la realidad viene a
satisfacer las necesidades humanas, tanto de dar como de recibir. Una
realidad es "valiosa" cuando es mejor que su contraria o que su
ausencia. La insistencia en una educación en valores, unida a una
falta de fundamentación y de concreciones sistemáticas, corre el
peligro de no sobrepasar el plano de la mera retórica, de convertirse
en un tópico fácilmente devaluable. Un valor reducido a la condición
de enunciado abstracto carece de potencialidad educativa; necesita
responder a una exigencia personal y ser capaz de promover
experiencias de crecimiento en humanidad. No se pueden considerar como
valores del mismo tipo las meras vigencias sociales o los acuerdos de
circunstancias, que aquellos bienes que responden a la jerarquía
constitutiva de las capacidades y necesidades humanas en su
integridad.
Se trata, en suma, de cultivar en el ser humano la disposición estable
de todo su ser para conocer, obrar y compartir el bien, a través de
diferentes capacidades y experiencias. La labor educativa debe tender
a unificar y no a dispersar, debe esforzarse en fomentar en las
personas la unidad interior, aunque cultivando para ello diferentes
cualidades o valores. Una tarea educativa fundamental es sin duda la
formación de la conciencia moral: percepción, juicio y capacidad de
autodeterminación en la búsqueda y difusión del bien personal y del
bien común. "Cuando un principio moral no consigue dar forma a los
comportamientos desde el interior, orientando la lógica y la dinámica
íntimas, entonces tiende a imponerse desde el exterior, limitando y
entorpeciendo un desarrollo humano que no consigue guiar." (Giussani,
L., 1978, 332).¿Cómo se educa en los valores? Fomentando la
adquisición de criterios y de hábitos que unifican la vida humana y la
hacen desarrollarse hacia su plenitud. Estos valores se enseñan en y
desde la práctica, a través del trabajo personal y de la convivencia
y, sobre todo, mediante el trato frecuente con personas que los
muestran y los transmiten en su ser y en su obrar. Así, la libertad
interior, la agudeza y el rigor intelectual, la capacidad de discernir
o, lo que es lo mismo, la capacidad de mirar limpiamente la realidad,
la predisposición al perdón, o la serenidad y la creatividad para
afrontar los problemas, por ejemplo, son cualidades estrictamente
personales. No pueden ser universalizadas en estereotipos abstractos.
Cuando esas cualidades se dan, se dan vivas en la persona y con toda
la singularidad de la persona. Y quien es capaz de transmitir y
suscitar en otro esa riqueza merece el nombre de maestro.
ES MAESTRO:
TODO AQUEL que se siente capaz de trabajar empeñosamente al servicio
de un ideal, sin guardar para sí los frutos de su trabajo; TODO AQUEL
que al conversar con otro, siente el placer de beneficiar con su
pensamiento a aquel con quien dialoga y de escuchar atentamente el
mensaje que puede desprenderse de las palabras recogidas; T
TODO AQUEL que apetezca sumergirse, en los valores que empujen a los
demás en la práctica del bien; TODO AQUEL que se reconozca a sí mismo
en las justas aspiraciones de un hombre cualquiera, aun cuando ese
hombre no sea su amigo, y a pesar de que esa aspiración no compromete
ninguno de sus intereses personales.
TODO AQUEL que se sienta enriquecido cuando da; TODO AQUEL que
sabiendo, olvida que sabe; TODO AQUEL que se sienta capaz de trabajar
por los demás; sin extender enseguida la mano para demandar la
recompensa;
TODO AQUEL que crea firmemente que el destino del hombre puede ser
siempre mejor; TODO AQUEL que se sienta dispuesto a aceptar que el más
humilde de los hombres puede tener algo que enseñarle;
TODO AQUEL que esté llano a aceptar que hay muchas cosas que no sabe,
sin sentirse por ello humillado; TODO AQUEL que no considere
presuntuoso al hombre de menor edad que ha llegado a aprender más que
él y que vea esta situación sin resentimiento, como el símbolo
venturoso de la renovación del espíritu.
TODO AQUEL que en cualquier edad de la vida se encuentre a sí mismo
apto para escuchar las palabras de rebeldía de los jóvenes, tratando
de comprenderlas en su justo valor de inspiración para la futura
historia humana, sin que la efervescencia de estas palabras lo hagan,
sin embargo, inecuánime para apreciar el mensaje de la vida ya
realizada por los ancianos, ni sordo a las invocaciones conservadoras;
TODO AQUEL que al contacto con el alma y la cultura del hombre se
sienta revitalizado por los impulsos tranquilos de la veneración;
TODO AQUEL que a pesar de las circunstancias personales adversas y de
las amenazas del poder, tenga la firmeza necesaria para mantener
irrevocable el dictamen de la verdad; TODO AQUEL que en cualquier
momento esté listo a tomar el puesto del discípulo y a mirar el mundo
con los ojos del alumno;
TODO AQUEL que quiera aprender incesantemente lo nuevo sin desdeñar lo
antiguo; TODO AQUEL que al compararse con otros hombres no se sienta
ni humillado ante el superior, ni soberbio ante el más débil. TODO
AQUEL que haga reposar su autoridad en los mayores servicios que
presta a los demás y en el señorío severo con que los valores
gobiernan en su propia tierra interior;
TODO AQUEL que quiere hacer de los demás hombres maestros como él; Si
lo es de veras, cualquier ser humano puede ser un MAESTRO. (Carlos
Cueto Fernandini (1952)
El profesor González-Simancas señala que para educar bien hay que
unir, con equilibrio y sentido de la oportunidad, dos aspectos
esenciales: "por un lado, enseñar a conocer, a aprender, llegar a
saber, a adquirir cultura; y por otro, enseñar a pensar, a reflexionar
sobre lo que aprendemos; saber discurrir, indagar, descubrir". Sobre
todo hay que enseñar (los profesores) -y aprender (los alumnos)- a
decidir libre y responsablemente, sobre la base del conocimiento
verdadero. Así se podrá "erradicar de una vez ese 'dogmatismo
sentimental de la ignorancia' que prevalece en nuestra sociedad como
producto de una enseñanza blanda, poco exigente, que no proporciona el
saber necesario.
Alejandro Llano, en La Gaceta de los Negocios (11-XI-2006), dio seis
propuestas educativas para ayudar a superar el actual deterioro en la
enseñanza a escala mundial. Por mi parte le añado cuatro consignas que
concretan, profundizan y enfatizan soluciones que están al alcance de
nuestra mano. Creen algunos que los síntomas del deterioro de una
sociedad surgen como las setas en otoño. Piensan que se producen por
condicionamientos incontrolables y que las causas de su origen no
tienen nada que ver entre sí. Desgraciadamente, se equivocan. El fallo
capital de la enseñanza no es económico ni organizativo. Por eso no
se solucionará –sino todo lo contrario- con nuevas leyes y planes de
financiación. Hace falta una nueva mentalidad que contribuya a
sacarnos del atolladero ético y cultural en España y en el Perú.
Cuando te das cuenta de que estás en un agujero, lo primero que has de
hacer es no seguir cavando. Tomarse en serio la educación y apostar
decididamente por su honda radicación cultural -despidiéndonos del
emotivismo, la dependencia burocrática, la superficialidad y el
pragmatismo- es mi propuesta de fondo. Constituye el nervio del
protagonismo de la sociedad civil como recurso para superar el
decaimiento de las energías cívicas que nos aqueja.
Diez propuestas educativas para una sociedad civil en decadencia:
1.- Lo importante no es enseñar, lo importante es aprender. Lo
decisivo en la enseñanza es el alumno, no el profesor iluminado. De
ahí que las técnicas pedagógicas no sean el factor clave de la
educación. Se trata, no tanto de mejorar las cosas, como de intentar
mejorar a las personas. La burocracia y la tecnocracia no bastan para
lograr la excelencia educativa. La educación no es un montaje
constructivista: es una convivencia culta, una auténtica simbiosis.
2.- Sólo se puede educar en el ámbito de una tradición cultural,
dentro de una comunidad de investigación y aprendizaje. El
conocimiento es una práctica comunitaria, que tiene una historia, un
contexto social y unas implicaciones éticas. Para llegar a un ajuste
entre las exigencias del presente y nuestros recursos intelectuales,
se precisa una inserción dinámica en la tradición del saber. De lo
contrario se cae en una concepción inmediatista y pasiva del
aprendizaje. Cuando los jóvenes no encuentran ninguna comunidad
auténticamente educativa, acaban por marginarse.
3.- Todo aprendizaje es aprendizaje de un oficio. Toda ciencia y toda
técnica es originariamente un oficio dotado de normas internas. Según
MacIntyre, tienen mucho más de artesanal que lo que actualmente se
reconoce. Cuando fallan las normas internas a la práctica educativa,
se sustituyen por reglas de tipo burocrático y mercantil. La enseñanza
pierde entonces toda motivación eficaz. Decae el entusiasmo. Y surge
la violencia, que no se puede vencer sólo con sistemas de control.
4.- El saber posee una ineludible dimensión moral. La separación entre
ciencia y moral es un mito pseudoilustrado, que el propio Kant
rechazaría enérgicamente. Sólo hay una ética que, propiamente, no se
puede enseñar, como los clásicos demostraron. Lo decisivo para
acercarse a la excelencia educativa es la calidad del temple ético de
la institución, el espesor humano de su cultura corporativa, el nivel
de su ambiente moral, el estilo de convivencia, sobre todo en los
aspectos informales. Por eso las reglamentaciones y programaciones no
contribuyen a elevar el nivel de la enseñanza, por mucho que se
empeñen los sucesivos gobiernos. Y menos aún procede remitir los
aspectos claves de la vida personal y social a una Educación para la
Ciudadanía cuyo tufo manipulador no han logrado ocultar sus
disciplinados valedores.
5.- Lo decisivo son los hábitos, no las actividades ni los contenidos.
A la postre, la propia ciencia es un hábito y no un constructo mental.
Lo importante en la sociedad del conocimiento no es que se sepa mucho
sino que siempre se sea capaz de saber más, lo cual remite a las
potencialidades vitales de las personas. Lo metodológico prima sobre
lo descriptivo, y lo formativo sobre lo informativo. El objetivo focal
de todos los niveles educativos debería ser ahora mismo una intensa y
amplia formación intelectual: aprender a pensar con rigor, hondura y
creatividad.
6.- Las tecnologías multimedia posibilitan la educación científica y
humanística. Los recursos multimedia constituyen un instrumento de
descarga que facilita la dedicación a las cuestiones centrales del
humanismo y la ciencia, lejos ya de una educación minimalista y
pragmática. Son un medio, nunca un fin.
7. Buscadores de la verdad: de las cosas, de la propia vida, del ser
humano. Como bien decía A. de Saint Exupery : "La Verdad para el
hombre es lo que hace de él un hombre" Este empeño por buscar la
Verdad, pro comprender y hacer comprender el mundo es la misión más
sublime del hombre. Decía A. Einstein: "Vivimos en una sociedad de
magníficos medios pero de pobres fines". Hemos acortado distancias
para llegar tarde a todos los sitios; dominamos el mundo externo a
costa de dar la llave de nuestro interior, hemos inventado nuevas
formas de ocio para hacer del ocio un negocio. La Universidad, en
frase del genial J. Ortega y Gasset, debe ser "la conciencia crítica
de la sociedad"; nosotros añadiríamos además "creadora". La
Universidad del Tercer Milenio debe ocupar un puesto de vanguardia, de
avanzada, de denuncia sí pero también de compromiso creativo. No nos
basta con saber con César Vallejo que "hay mucho que hacer" o con A.
Machado "se hace camino al andar", necesitamos un sabio conocimiento
de la meta, hacia dónde vamos y por qué andamos. Bellamente lo acuñó
Nietzsche "quien tiene un porqué encuentra un cómo". La Universidad
surgió en plena Edad Media cuando la verdad se definía como "la
adecuación del entendimiento a la realidad". Se consideraba la
naturaleza, la realidad, como un orden perfecto, de modo que la verdad
objetiva no podía consistir en algo distinto a la adecuación o
conformidad con el orden; la verdad era el orden, el error el
desorden. Esto es lo propio de la Universidad medieval; en ella no
entran las "Artes serviles o mecánicas" propias de los artesanos, sino
las "Artes liberales" (derivadas del Trivium y el Quadrivium), con
las cuales se dotó de contenido la Facultad de Artes. Los saberes
aprendidos en estos centros abarcaban las siete artes liberales. Por
una parte estaba el trivium: Tres artes liberales relativas a la
elocuencia: la gramática (saber escribir), la retórica (saber hablar)
y la dialéctica (saber pensar). La otra división, cuadrivium, abarcaba
las cuatro artes matemáticas: aritmética, música, geometría,
astronomía o astrología. Además de esta Facultad menor -Facultad de
Artes- la Universidad medieval estaba constituida por otras tres
Facultades mayores, la de Teología, la de Derecho y la de Medicina,
las tres grandes ciencias de la «adecuación», del «orden»:
1) La Teología nos enseña cuál es el «orden divino» a «orden
macrocósmico», que, como es obvio, es raíz y fuente de todos los
demás. 2) El Derecho nos enseña cuál es el «orden civil» a «orden del
mesocosmos», el «orden de la república».3) La Medicina, en fin, nos
enseña cuál es el «orden humano» a «orden del microcosmos», el «orden
del cuerpo».
He aquí los tres grandes órdenes de la «adecuación», es decir, de la
«verdad». Y como la verdad humana es trasunto de la divina, y por
tanto tiene las características de inmutable, necesaria y eterna, la
Universidad medieval hizo de la «adecuación» una «norma» y de la
«verdad» así entendida una «obligación». Según EL Profesor Diego
Gracia "La Universidad ha tenido siempre y tiene hoy como objetivo la
búsqueda, formulación y transmisión de la verdad. Investigar la verdad
y educar en la verdad: he aquí los dos objetivos primordiales, si no
únicos, de la Universidad desde su fundación en el siglo XIII hasta el
día de hoy y quizá hasta siempre". La antigua, verdad como adecuación,
la moderna la verdad como construcción. La misión prioritaria de la
Universidad debe ser: "Educar a los hombres en eso que Zubiri
calificaba de esfuerzo supremo´, el de sumergirse en la realidad en
cuanto tal y en su fundamento; De no ser esto así, tendremos saber y
ciencia, pero nos faltará experiencia profunda de la realidad y de la
verdad real, es decir, careceremos de auténtica vida intelectual".
8. Compromiso responsable. G. Villapalos, ex-rector de la Universidad
Complutense de Madrid y A. López Quintás, catedrático de Estética,
acaban de publicar un libro muy interesante, El libro de los valores
(Planeta, Barcelona 1996) en el que incluyen este cuento, a la vez
simpático y sugerente:"Éste es un cuento sobre Gente llamados Todos,
Alguien, Cualquiera y Nadie. Había que hacer un trabajo importante y
Todos estaban seguros de que Alguien lo iba a hacer. Cualquiera lo
podría haber hecho, pero Nadie lo hizo. Alguien se enojó por esto,
porque era el trabajo de Todos. Cada uno pensó que Cualquiera lo podía
hacer, pero Nadie se enteró de que Todos no lo iban a hacer. Todos
culparon a Alguien, cuando Nadie hizo lo que Cualquiera podría haber
hecho".
Ser responsable es responder a la llamada de los valores que piden ser
realizados y, además, responder de las consecuencias de tal respuesta.
Es la prueba y la consecuencia más palpable de que existe la libertad,
la auténtica libertad interior que se conquista, la que nos permite
responder de nuestros actos, de nuestras decisiones y, también, de
nuestras omisiones. El joven debe responder de sí mismo, de cómo
aprovecha el tiempo, de cómo usa sus talentos, los recursos que le
proporciona la sociedad en general y su familia y su universidad en
particular. El estudiante universitario de hoy debe acostumbrarse a
rendir cuentas de su rol como estudiante, para poder rendir cuentas el
día de mañana como profesional. El joven es responsable de su
presente, pero también de su futuro. Cuentan del general Wellington
que cuando acudía a su academia militar cercana a Londres, solía
repetir: "Aquí derroté a Napoleón", y, efectivamente la victoria de
Waterloo se debió a su seria preparación militar académica. El buen o
mal abogado, médico o periodista, ingeniero o educador, se fraguan en
el aprovechamiento del tiempo de la Universidad. Dice un refrán: "Lo
que Pepito no aprendió, Pepe no aprende". El universitario, mucho más
el profesor, es responsable de los demás, del ambiente que crea o deja
de crear, del despilfarro social que puede ocasionar, de su
colaboración a una sociedad más justa y solidaria. Cuando alguien se
eleva, eleva el mundo.
El universitario es un privilegiado social, ya que los demás están
invirtiendo en él y, por tanto, la sociedad tiene derecho de exigirle
no sólo un cumplimiento de sus deberes estudiantiles, sino la
excelencia en sus tareas diarias. Aquí también debe cumplir la frase
evangélica: "A quien mucho se le dio, mucho se le exigirá". Cuentan
que un anciano de 82 años estaba plantando un melocotonero ante la
oposición de sus familiares:
- Si van a pasar varios años sin que puedas saborear su fruto, y
probablemente ya se haya muerto.
-Sí, es verdad. Pero he pasado 82 años de mi vida comiendo melocotones
gracias a que otros los plantaron para mí.
Responsabilidad es la capacidad de aceptar las consecuencias de una
acción tomada o dejada de tomar. Según esta capacidad, yo respondo de
mis acciones, soy responsable de lo que hago, sea ello bueno o malo
para mí, o para otros.
9. COHERENCIA. Coherencia en la vida, en el trabajo, estudio,
profesión, familia, calle, diversiones, etc. Nos cuesta menos hablar
que hacer. Nos mostramos ardorosos en hablar de solidaridad,
consumismo, ayudar a los demás, entrega... Pero cuando llega el
momento de estudiar o trabajar sin ganas, de hacer algo concreto por
quien tengo a mi lado (no a 13.000 km), de no dejarme arrastrar por el
tan criticado consumismo, o padezco las consecuen¬cias de la teórica
austeridad; de reprimir el genio o ejercitar la paciencia, entonces se
olvida la hermosura de las ideas que nos cautivaron. Se impone
coherencia personal entre las realidades de carencia y pobreza a las
que acudimos y nuestra propia vida. Ello debe llevarnos a cada uno a
utilizar los bienes de la tierra de una forma justa y adecuada,
evitando el marchamo consumista y derrochador que nos envuelve, y
optando por posturas de disponibilidad, mesura y austeridad que nos
acerquen a los desheredados del planeta. Mesura en las comidas, gastos
personales, medios de transporte, quejas... Disponibilidad de tiempo,
de talentos, como los peregrinos del Camino de Santiago: lo poco que
necesito, lo imprescindible. Que tristes deben ser los niños
americanos que necesitan tantas cosas para jugar. Quiero honrar mi
profesión - dijo Ozanam al saltar enfermo del lecho oponiéndose a
médicos y familiares. Sus discípulos le reclamaban. Esperan
impacientes en la Sorbona. Cadavérico, arrastrándose, llega. Explica
entre ovaciones su última lección. Al acabar les dice como despedida:
"Señores. Se reprocha a nuestro siglo de ser un siglo de egoísmo. Se
dice que los profesores están contagiados de la epidemia general. Sin
embargo, aquí gastamos nuestras fuerzas, perdemos la salud. No me
quejo. Mi vida os pertenece. Hasta el postrer aliento es vuestra y la
tendréis. En cuanto a mí, señores, si muero, será a vuestro servicio".
Y así lo fue, un 8 de septiembre de 1853. Su ejemplo llena de luz las
universidades del mundo entero.
10. COMPROMISO SOLIDARIO. Es uno de los más eficaces instrumentos de
renovación y perfeccionamiento social. Presta un gran servicio al
hombre y a la sociedad ayudando a obtener respuesta a los
interrogantes más íntimos del ser humano, colocándole como centro de
todo su actuar. No debe olvidar el universitario que la sociedad ha
invertido un fuerte presupuesto en su formación y debe retribuirle con
su proyección. O la Universidad sirve, se proyecta en la sociedad, o
de lo contrario, no sirve para nada. No basta con "hacer camino al
andar" (Machado) o "hacer muchas cosas" (C. Vallejo), hay que
comprometerse con un nuevo estilo de vida, hay que crecer en la
comunión, en el encuentro con uno mismo y con el otro, en la donación
total. Como dijo el poeta: "cuando fui tú, entonces fui yo" porque hay
más alegría en dar que en recibir. Con su vocación de servicio
desinteresado y gratuito, el voluntariado se convierte de hecho en un
agente educativo y de sensibilización para el conjunto de la sociedad,
promoviendo la participación y la difusión del sentido verdadero de la
democracia, es decir, de la contribución responsable de las personas e
instituciones intermedias al ordenamiento y configuración de la vida
social. Su crecimiento se ve limitado por los valores sociales
predominantes (individualismo, materialismo, afán de lucro), pero
sigue perseverante en el deseo de fomentar la "cultura de la
solidaridad". Busca llegar a la raíz del problema en un análisis
profundo y un compromiso total para erradicar el mal. La meta es la
elaboración de códigos éticos del voluntariado..
Gratuidad. Ser voluntario nace de una perspectiva de gratuidad, plena
y aceptada. Dad gratis lo que gratis habéis recibido. Y todo lo hemos
recibido así. Especialmente la vida, la existencia. Es un modo de dar,
de recibir, de estar próximos. Es acudir con corazón abierto que
recibe, que cree en el otro. Y lo hace sin pasar factura, sin
solicitar diploma de asistencia o certificado de horas de vuelo. Desde
esta perspectiva de gratuidad radical, el voluntario actualiza su
rebeldía ante una sociedad que rinde culto a la eficacia, el
pragmatismo y los resultados palpables. La gratuidad le implica en una
rebeldía que supera la de las formas externas, siempre llamativa y
presuntuosa, y se acerca a la del inconformista que empieza por
arreglar su casa y su interior. Y en labor callada y silenciosa,
transforma y recrea la realidad que está a su alcance. La gratuidad,
el puro don abre nuestra vida a perspectivas de belleza y libertad
interior en las que sólo puede anidar el amor. Hago esto porque te
amo, me importas, eres tú.
CONCLUSIÓN: Necesitamos MAESTROS. 4 tipos de personas:
1. Ociosos. No, pues. Ven una necesidad, se les convoca y no hacen nada;
2. Los "buenas intenciones" pero siempre tienen un "es que". Responden
cuando hay un terremoto; tiene que haber algo gordo
3. Los "buena gente". Se les llama una vez y, por respeto, responden
4. Los maestros, incondicionales. No hace falta que se les llame, SE ADELANTAN.
Leer todo...

domingo, 25 de noviembre de 2012

Las cincuenta y ocho propuestas del reciente Sínodo de los Obispos para la Nueva Evangelización

Hacia una Nueva Evangelización para la transmisión de la fe cristiana
Las cincuenta y ocho propuestas del reciente Sínodo de los Obispos

CIUDAD DEL VATICANO, domingo 25 noviembre 2012 (ZENIT.org) - El Sínodo de los Obispos sobre la Nueva Evangelización para la transmisión de la fe cristiana (7-28 octubre 2012) concluyó con la entrega al papa Benedicto XVI de una lista de 58 Propositionum (Propuestas), previamente votadas por los padres sinodales.

En el texto, los obispos abordaron la naturaleza de la nueva evangelización, su contexto, las respuestas pastorales a las circunstancias contemporáneas y los agentes de esta misión. De las 58 propuestas, escritas en latín, solo hay una versión "oficiosa" en inglés, que ZENIT ha ofrecido traducida de modo no oficial en lengua española y en otras de sus ediciones, como material de estudio y trabajo.

He aquí las 58 Propuestas, traducidas al castellano.

*****

Introducción

Propuesta 1: DOCUMENTACIÓN PRESENTADA AL SANTO PADRE

Además de toda la documentación sobre "La nueva evangelización para la transmisión de la fe cristiana" referida a este Sínodo, presentada a la consideración del santo padre, es decir, losLineamenta, el Instrumentum laboris, la Relatio ante disceptationem, la Relatio post disceptationem, las intervenciones, sean aquellas realizadas en el aula del sínodo, como aquellas in scriptis, el Mensaje al Pueblo de Dios, las Relaciones de los Círculos menores y sus discusiones, los padres sinodales han dado una cierta importancia a las proposiciones siguientes.

Los Padres sinodales solicitan humildemente al Santo Padre que considere la posibilidad de publicar un documento sobre la transmisión de la fe cristiana a través de una nueva evangelización.

Propuesta 2: EL SÍNODO EXPRESA SU GRATITUD

Los padres sinodales reconocen con gratitud el legado de las enseñanzas de los papas, que a menudo han enriquecido los frutos de las asambleas sinodales anteriores al sínodo, y que ha sido fundamental para el trabajo durante estas sesiones del sínodo sobre la nueva evangelización para la transmisión de la fe cristiana. Las reflexiones del sínodo se basan en documentos como Evangelii Nuntiandi de Pablo VI, Catechesi TradendaeRedemptoris Missio yNovo Millenio Ineunte del beato Juan Pablo II, así como Deus Caritas EstSacramentum CaritatisVerbum Domini del papa Benedicto XVI. El ejemplo más reciente de esta enseñanza es el Año de la Fe, proclamado por nuestro Santo Padre a principios de este sínodo. Estamos muy agradecidos por este ministerio profético.

Propuesta 3: LAS IGLESIAS ORIENTALES CATÓLICAS

Las Iglesias católicas orientales sui iuris, iluminadas por la tradición, que se ha transmitido desde los apóstoles por los Padres, son el patrimonio de toda la Iglesia de Cristo (cf.Orientalium Ecclesiarum, 2, Codex Canonum Ecclesiarum Orientalium, 39). Estas iglesias son parte de la herencia apostólica mediante la cual la Buena Nueva ha sido llevada a tierras lejanas (cf. Ecclesia in Medio Oriente, 88).

Todos ellos están agradecidos por la oportunidad que se les ha ofrecido para llevar a cabo tareas pastorales entre los fieles migrantes en los países de tradición latina. Esperan también que su tradición puede ser mejor conocida y respetada entre los fieles y el clero de las Iglesias particulares esparcidas por el mundo.

1) La naturaleza de la nueva evangelización

Propuesta 4: LA SANTÍSIMA TRINIDAD, FUENTE DE LA NUEVA EVANGELIZACIÓN

La Iglesia y su misión evangelizadora tienen su origen y fuente en la Santísima Trinidad según el plan del Padre, la obra del Hijo, que culminó con su muerte y gloriosa Resurrección, y la misión del Espíritu Santo. La Iglesia continúa esta misión del amor de Dios en nuestro mundo.

La evangelización debe ser entendida en un amplio y profundo contexto teológico-doctrinal, como una actividad de palabra y de sacramento que, especialmente a través de la Eucaristía, nos admite a la participación en la vida de la Trinidad, y por lo tanto suscita, con la gracia del Espíritu Santo, el poder de evangelizar y dar testimonio de la Palabra de Dios con valentía y entusiasmo.

La nueva evangelización reconoce la primacía de la gracia de Dios y cómo en el bautismo se renace a la vida en Cristo. Este énfasis sobre la filiación divina debe conducir a los bautizados a una vida de fe que muestra claramente la identidad cristiana, en todos los aspectos de su actividad personal.

Propuesta 5: NUEVA EVANGELIZACIÓN E INCULTURACIÓN

Jesús nos ofrece el don del Espíritu Santo y nos revela el amor del Padre.

La nueva evangelización es el momento del despertar, de un entusiasmo renovado y de un nuevo testimonio de que Jesucristo es el centro de nuestra fe y de nuestra vida cotidiana. Él es el centro de nuestra fe y de nuestra vida cotidiana. Invita a cada miembro de la Iglesia a una renovación de la fe y a un esfuerzo real por compartirla.

También requiere discernir en el mundo los signos de los tiempos que inciden en el ministerio de la Iglesia y de las Iglesias particulares en sus propios territorios. Entre los signos, ciertamente se debe reconocer una creciente toma de conciencia de las circunstancias cambiantes de la vida actual.

Asimismo, esta llama a la Iglesia a tender una mano a aquellos que están lejos de Dios y de la comunidad cristiana, para invitarlos a escuchar de nuevo la palabra de Dios con el fin de encontrar al Jesucristo de una manera nueva y profunda.

La nueva evangelización exige una atención especial a la inculturación de la fe que pretende transmitir el Evangelio desde la capacidad de valorizar lo positivo de todas las culturas, purificándolas al mismo tiempo de los elementos que en estas fuese contrarias a la plena realización de la persona, según el plan de Dios revelado en Cristo. La inculturación implica un esfuerzo por hacer "encarnar el Evangelio en las culturas de los pueblos" (Catecismo de la Iglesia Católica (CIC), 854).

Propuesta 6: LA PROCLAMACIÓN DEL EVANGELIO

Dios, nuestro Salvador, quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad (cf. 1 Tm. 2, 4). Debido a que la Iglesia cree en este plan divino de la salvación universal, debe ella ser misionera (cf. Evangelii Nuntiandi, 14, CIC, 851). Ella también sabe que "quienes, ignorando sin culpa el Evangelio de Cristo y su Iglesia, buscan, no obstante, a Dios con un corazón sincero y se esfuerzan, bajo el influjo de la gracia en cumplir con obras su voluntad, conocida mediante el juicio de la conciencia, pueden conseguir la salvación" (Lumen Gentium, 16). El Evangelio de Jesucristo es la proclamación de su vida y del misterio pascual de su pasión, muerte, resurrección y glorificación.

El Concilio nos recuerda, sin embargo, que la evangelización es necesaria para la salvación de todos, porque "Pero con mucha frecuencia los hombres, engañados por el Maligno, se envilecieron con sus fantasías y trocaron la verdad de Dios en mentira, sirviendo a la criatura más bien que al Creador (cf. Rm. 1,21 y 25), o, viviendo y muriendo sin Dios en este mundo, se exponen a la desesperación extrema. Por lo cual la Iglesia, acordándose del mandato del Señor, que dijo: «Predicad el Evangelio a toda criatura» (Mc 16,15), procura con gran solicitud fomentar las misiones" (Lumen Gentium, 16).

Propuesta 7: LA NUEVA EVANGELIZACIÓN COMO UNA PERMANENTE DIMENSIÓN MISIONERA DE LA IGLESIA

Se propone que la Iglesia proclame la permanente dimensión global de su misión con el objetivo de animar a todas las Iglesias locales a evangelizar.

Evangelización puede entenderse de tres maneras. En primer lugar, la evangelización ad genteses el anuncio del Evangelio a aquellos que no conocen a Jesucristo. En segundo lugar, esta también incluye el continuo crecimiento de la fe que es la vida ordinaria de la Iglesia. Por último, la nueva evangelización está dirigida principalmente a aquellos que se han alejado de la Iglesia.

De este modo, todas las Iglesias particulares serán animadas a valorizar e integrar a todos sus distintos agentes y sus capacidades. Al mismo tiempo, cada Iglesia particular debe tener la libertad para evangelizar en función de sus características y tradiciones, siempre en unidad con su Conferencia Episcopal o con el Sínodo de la Iglesia católica oriental.

Tal misión general responderá a la acción del Espíritu Santo, como en un nuevo Pentecostés, a través de una convocatoria lanzada por el Romano Pontífice, invitando a todos los fieles a visitar a todas las familias y a traer la vida de Cristo a todas las situaciones humanas.

Propuesta 8: DAR TESTIMONIO EN UN MUNDO SECULARIZADO

Somos cristianos que vivimos en un mundo secularizado. Mientras que el mundo es y siga siendo la creación de Dios, la secularización entra en la esfera de la cultura humana. Como cristianos no podemos permanecer indiferentes ante el proceso de secularización. De hecho, nos encontramos en una situación similar a aquella en la que estaban los primeros cristianos, y como tal debemos percibir esta situación como un desafío y una oportunidad. Vivimos en este mundo, pero no somos de este mundo (cf. Jn. 15,19; 17,11, 16).

El mundo es creación de Dios, y expresa su amor. En Jesucristo, y por Él, recibimos la salvación de Dios y somos capaces de discernir

la evolución de su creación. Jesús nos abre de nuevo la puerta, de modo que, sin miedo, abracemos con amor las heridas de la Iglesia y del mundo (cf. Benedicto XVI).

En nuestra época actual, que muestra aspectos más difíciles que en el pasado, a pesar de que somos el "pequeño rebaño" (Lc. 12,32), damos testimonio del mensaje evangélico de la salvación y que estamos llamados a ser sal y luz en un mundo nuevo (cf. Mt. 5,13-16).

Propuesta 9: LA NUEVA EVANGELIZACIÓN Y LA PRIMERA PROCLAMACIÓN

La base de cualquier anuncio, la dimensión kerigmática, la Buena Nueva, destaca el anuncio explícito de la salvación. "Les transmití, en primer lugar, lo que a mi vez recibí: que Cristo murió por nuestros pecados, según las Escrituras; fue sepultado, y que resucitó al tercer día, según las Escrituras; y que se apareció a Cefas y luego a los Doce" (1 Cor. 15, 3-5).

El "primer anuncio" es el lugar donde el kerigma, el mensaje de la salvación del misterio pascual de Jesucristo, es proclamado con gran poder espiritual, capaz de provocar el arrepentimiento del pecado, la conversión del corazón y la decisión de la fe.

Al mismo tiempo, debe haber continuidad entre el primer anuncio y la catequesis que nos instruye en el depósito de la fe. Consideramos que es necesario contar con un Plan Pastoral para el primer anuncio, que muestra un encuentro vivo con Jesucristo. Este documento pastoral proporcionaría los primeros elementos de un proceso catequético, permitiendo su integración en la vida de la comunidad parroquial. Los padres sinodales han propuesto que se redacten líneas guías para el primer anuncio del kerigma.

Este compendio incluiría:

--La enseñanza sistemática sobre el kerigma en la Escritura y en la Tradición de la Iglesia católica;

--Enseñanzas y citas de santos misioneros y mártires en nuestra historia católica, que nos ayudaría en nuestros desafíos pastorales de hoy;

--Cualidad y directrices para la formación de evangelizadores católicos hoy.

Propuesta 10: DERECHO A ANUNCIAR EL EVANGELIO Y ESCUCHAR

Proclamar la Buena Nueva y la persona de Jesús es una obligación para todo cristiano, fundado en el Evangelio: "Vayan, pues, y hagan discípulos a todas las gentes, bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo" (Mt. 28, 19).

Al mismo tiempo, es un derecho inalienable de toda persona, cualquiera que sea su religión o ausencia de religión, de ser capaz de conocer a Jesucristo y el Evangelio. Esta proclamación, dada con integridad, debe ser propuesta con un respeto total de cada persona, sin ningún tipo de proselitismo.

Propuesta 11: LA NUEVA EVANGELIZACIÓN Y LA LECTURA ORANTE DE LA SAGRADA ESCRITURA

Dios mismo se ha comunicado en el Verbo encarnándose. Esta Palabra divina, escuchada y celebrada en la Liturgia de la Iglesia, en particular en la Eucaristía, fortalece interiormente a los fieles y los hace capaces de un auténtico testimonio evangélico en su vida cotidiana. Los Padres sinodales quieren que la palabra de Dios "sea cada vez más el corazón de toda actividad eclesial" (Verbum Domini, 1).

La puerta a la Sagrada Escritura debe estar abierta a todos los creyentes. En el contexto de la nueva evangelización, todas las oportunidades para el estudio de la Sagrada Escritura deben ser puestas a disposición. La Escritura debe impregnar las homilías, la catequesis y todos los esfuerzos para transmitir la fe.

Dada la necesidad de la familiaridad con la Palabra de Dios para la nueva evangelización y para el crecimiento espiritual de los fieles, el Sínodo anima a las diócesis, parroquias y pequeñas comunidades cristianas a continuar un estudio serio de la Biblia y de la Lectio divina, que es la lectura orante de las Escrituras (cf. Dei Verbum, 21-22).

Propuesta 12: DOCUMENTOS DEL CONCILIO VATICANO II

Los padres sinodales han reconocido las enseñanzas del Vaticano II como una herramienta vital para transmitir la fe en el contexto de la nueva evangelización. Al mismo tiempo, creen que los documentos del Concilio deben ser leídos e interpretados correctamente. Por lo tanto, quieren mostrar su apoyo al pensamiento de nuestro santo padre, el papa Benedicto XVI, quien indicó el principio hermenéutico de la reforma en la continuidad, para estar en grado de descubrir en estos textos el verdadero espíritu del Concilio.

"Está la 'hermenéutica de la reforma', de la renovación dentro de la continuidad del único sujeto-Iglesia, que el Señor nos ha dado; es un sujeto que crece en el tiempo y se desarrolla, pero permaneciendo siempre el mismo, único sujeto del pueblo de Dios en camino.[...] Mas allí, donde esta interpretación ha sido la pauta que ha guiado la recepción del Concilio, ha crecido una nueva vida y han madurado nuevos frutos" (Benedicto XVI, Discurso a la Curia romana, 22 de diciembre de 2005). De esta manera, se puede responder a la necesidad de renovación requerido por el mundo moderno y, al mismo tiempo, preservar fielmente la naturaleza de la Iglesia y de su misión.

2) El contexto del ministerio de la Iglesia hoy

Proposición 13: LOS DESAFÍOS DE NUESTRO TIEMPO

La proclamación de la Buena Nueva en contextos diferentes del mundo --marcados por procesos de globalización y secularización--, plantea varios desafíos a la Iglesia: a veces por una persecución religiosa abierta, otras veces por una indiferencia generalizada, injerencia, restricción o acoso.

El Evangelio ofrece una visión de la vida y del mundo no se puede imponer, sino solo propuesta, como la Buena Noticia del amor gratuito de Dios y de la paz. Su mensaje de verdad y de belleza puede ayudar a las personas a salir de la soledad y de la falta de sentido, a las cuales las condiciones de la sociedad postmoderna a menudo la relegan.

Por lo tanto, los creyentes deben esforzarse por mostrar al mundo el esplendor de una humanidad basada sobre el misterio de Cristo. La religiosidad popular es importante, pero no es suficiente: se debe hacer más para ayudar a reconocer el deber de anunciar al mundo la razón de la esperanza cristiana y de proclamarla a los católicos alojados de la Iglesia, a aquellos que no siguen a Cristo, a las sectas y a quienes vienen experimentando con diferentes tipos de espiritualidad.

Propuesta 14: NUEVA EVANGELIZACIÓN Y RECONCILIACIÓN

En un mundo destrozado por la guerra y la violencia, un mundo herido por un individualismo generalizado que separa a los humanos y los pone a unos contra los otros, la Iglesia debe ejercer su ministerio de reconciliación con serenidad y firmeza. La Iglesia en el espíritu de la Nueva Evangelización asume esta tarea de la reconciliación. Fiel al mensaje de Jesús ("romper el muro de separación", Ef. 2,14), la Iglesia debe hacer un esfuerzo para derribar los muros que separan a los seres humanos.

Con el mensaje de amor, ella debe predicar la novedad del Evangelio salvífico de nuestro Señor, que vino a liberarnos de nuestros pecados, y nos invita a construir la armonía, la paz y la justicia entre todos los pueblos.

Propuesta 15: NUEVA EVANGELIZACIÓN Y DERECHOS HUMANOS

En consonancia con el énfasis puesto sobre la dignidad humana de la Nueva Evangelización, este Sínodo exhorta a los legisladores, maestros y otras personas que trabajan en el campo de las ciencias humanas a garantizar el pleno respeto de la persona humana, tanto en la política como en la práctica pública.

Al mismo tiempo, cada oportunidad debe ser encaminada en las diferentes situaciones locales y en las asociaciones, para articular, defender y proteger, tanto en la teoría como en la práctica, estos derechos que derivan de una comprensión adecuada de la persona humana, tal como se establece en la ley natural.

Propuesta 16: LIBERTAD RELIGIOSA

Los Padres sinodales reafirmaron que la libertad religiosa es un derecho humano fundamental. Este derecho comprende la libertad de conciencia y también la libertad de elegir libremente su propia religión. Estamos en solidaridad con nuestros hermanos y hermanas de todo el mundo que sufren de falta de libertad religiosa e incluso de persecución.

A la luz del reconocimiento del Concilio Vaticano II como una herramienta para la Nueva Evangelización, y la creciente necesidad de proteger la libertad religiosa de los cristianos en el mundo, los padres sinodales han propuesto un compromiso renovado y una mayor difusión de las enseñanzas de la Dignitatis Humanae. Esta renovación se propone afirmar y promover la libertad en materia religiosa para los individuos, las familias y las instituciones a fin de proteger el bien común de todos. Esta libertad comprende el derecho de enseñar la fe cristiana --sin compromiso sobre sus principios--, a los niños en la familia y/o la escuela.

Los Padres sinodales proponen que el Santo Padre considere la posibilidad de crear un comité de autoridades de la Iglesia, en representación de las diferentes regiones del mundo, o encomendar esta tarea al Consejo Pontificio para la Justicia y la Paz, para responder a los ataques a la libertad religiosa y de obtener información precisa para el testimonio público al derecho fundamental a la libertad religiosa y a la libertad de conciencia.

Propuesta 17: PREÁMBULOS DE LA FE Y LA TEOLOGÍA DE CREDIBILIDAD

En el contexto actual de una cultura global, muchas dudas y obstáculos causan escepticismo extenso e introducen nuevos paradigmas de pensamiento y de vida. Es de suma importancia, para una Nueva evangelización, destacar el papel de los preámbulos de la fe. Es necesario no solo mostrar que la fe no se opone a la razón, sino también el poner de relieve una serie de verdades y realidades que pertenecen a una antropología adecuada, iluminada por la razón natural. Entre estos, está el valor de la Ley natural y las consecuencias para la sociedad en su conjunto. Las nociones de "ley natural" y de "naturaleza humana", son capaces de demostraciones racionales, tanto a nivel académico como popular.

Este hecho y el esfuerzo intelectual ayudarán al diálogo entre fieles cristianos y personas de buena voluntad, abriendo un camino para reconocer la existencia de un Dios Creador y el mensaje de Jesucristo Redentor. Los padres sinodales piden a los teólogos desarrollar una nueva apologética del pensamiento cristiano, es decir, una teología de la credibilidad adecuada para una nueva evangelización.

El Sínodo lanza un llamado a los teólogos a aceptar y responder a los desafíos intelctuales de la Nueva evangelización, participando en la misión de la Iglesia de anunciar a todos el Evangelio de Cristo.

Propuesta 18: NUEVA EVANGELIZACIÓN Y MEDIOS DE COMUNICACIÓN SOCIAL

El uso de los medios de comunicación social tienen un papel importante que desempeñar para alcanzar a cada persona con el mensaje de salvación. En este campo, especialmente en el mundo de las comunicaciones electrónicas, es necesario que los cristianos convencidos sean formados, preparados y capacitados para transmitir fielmente el contenido de la fe y de la moral cristiana. Deben tener la capacidad de hacer un buen uso de las lenguas y las herramientas actuales que están disponibles para la comunicación en la aldea global.

La forma más eficaz de esta comunicación de la fe es el intercambio del testimonio de vida, sin el cual los esfuerzos de los medios no serán capaces de una transmisión eficaz del Evangelio.

La educación para el uso racional y constructivo de los medios de comunicación social, son una herramienta importante para la nueva evangelización.

Propuesta 19: NUEVA EVANGELIZACIÓN Y DESARROLLO HUMANO

El magisterio papal, en su doctrina social, ha demostrado los vínculos teológicos, antropológicos y pedagógicos entre la evangelización, el desarrollo y la libertad, sea de la persona como de la sociedad.

Hoy ya no es posible pensar en la Nueva Evangelización sin la proclamación de la plena libertad de todo lo que oprime al ser humano, es decir, el pecado y sus consecuencias. Sin un compromiso serio con la vida y la justicia, y sin un cambio de las situaciones que generan la pobreza y la exclusión (Cf. Sollicitudo rei socialis, 36), no puede haber progreso. Esto es especialmente cierto en vista de los desafíos reales de la globalización.

Propuesta 20: LA NUEVA EVANGELIZACIÓN Y EL CAMINO DE LA BELLEZA

En la Nueva Evangelización, se debe prestar una especial atención al camino de la belleza: Cristo, el "buen pastor" (cf. Jn. 10,11), es la verdad en persona, signo de la belleza revelada, que se da a sí mismo sin medida. Es importante dar testimonio a los jóvenes que siguen a Cristo, no solo de su bondad y verdad, sino también de la plenitud de su belleza. Como dijo san Agustín: "No se puede amar lo que no es bello" (Confesiones, IV, 13,20). La belleza nos lleva hacia el amor, donde Dios nos revela su rostro en el que creemos.

En este sentido, los artistas se sienten interpelados por la Nueva Evangelización y, al mismo tiempo, se sienten comunicadores privilegiados de esta.

En la educación de los seminaristas no debe pasarse por alto ni la educación a la belleza, ni la educación a las artes sagradas, como nos lo recuerdan las enseñanzas del Concilio Vaticano II (cf. Sacrosanctum Concilium, 129). La belleza debe ser siempre una dimensión especial de la Nueva Evangelización.

Es necesario que la Iglesia preste atención al cuidado y a la promoción de la calidad del arte, permitido en los espacios sagrados reservados a las celebraciones litúrgicas, preservando la belleza y la verdad de su expresión.

Es importante para la Nueva Evangelización que la Iglesia esté presente en todos los ámbitos del arte para apoyar, con su presencia espiritual y pastoral, a los artistas en su búsqueda de la creatividad y promover una viva y verdadera experiencia espiritual de la salvación que se hace presente en su trabajo.

Propuesta 21: LOS MIGRANTES

Así como muchos países se han beneficiado enormemente de la presencia de personas llegadas de otras partes, también la Iglesia se ha nutrido significativamente del testimonio y de la acción evangelizadora de muchos de ellos, comprometidos en el mandato misionero: "Vayan por todo el mundo y proclamen la Buena Nueva a toda la creación" (Mc. 16,15).

Dados los riesgos y amenazas a la fe de los pueblos migrantes, es importante que la Iglesia les de su apoyo a través de un plan pastoral que los incluya –y con ellos a sus familias--, y les recuerde la importancia de dicho lugar como célula viva de la sociedad y de la Iglesia doméstica. Las parroquias deben ayudar a los migrantes a integrarse en la sociedad y en la comunidad cristiana.

El plan pastoral de la Iglesia para los migrantes no solo debe acoger a los migrantes y promover su dignidad humana, sino sobre todo, debe ayudarles a integrarse en la vida de la Iglesia, respetando su propia tradición ritual; este plan debería también ayudar a prevenir que la Iglesia católica los pierda.

Los migrantes no son solo receptores, sino también protagonistas de la proclamación del Evangelio en el mundo moderno.

Frente a los grandes movimientos migratorios, es importante insistir en la centralidad y dignidad de la persona, en particular a la luz de graves fenómenos como la nueva esclavitud ligada al tráfico vergonzoso de personas, especialmente de niños, y la compraventa de órganos. Esta toma de conciencia debe aumentar cuando se trata de refugiados, personas desplazadas, migrantes por mar, viajeros y gente sin hogar.

Propuesta 22: LA CONVERSIÓN

El drama y la intensidad del choque de siempre entre el bien y nunca el mal, entre la fe y el miedo, deben ser presentados como la base esencial, como parte integrante de la llamada a la conversión a Cristo. Esta lucha continúa a un nivel natural y sobrenatural. "Mas ¡qué estrecha la entrada y qué angosto el camino que lleva a la Vida!; y pocos son los que lo encuentran" (Mt 7, 14). Muchos obispos han hablado de la necesidad de una renovación en la santidad de sus propias vidas, si quieren ser agentes verdaderos y efectivos de la Nueva Evangelización.

La Nueva Evangelización exige una conversión personal y comunitaria, nuevos métodos de evangelización y una renovación de las estructuras pastorales, para ser capaces de pasar de una estrategia pastoral de mantenimiento a una posición pastoral que sea verdaderamente misionera.

La Nueva Evangelización nos guía hacia una auténtica conversión pastoral, que nos empuja a actitudes y acciones que conduzcan a la vez a evaluaciones y cambios en la dinámica de las estructuras pastorales, que ya no cumplen con las exigencias del Evangelio en la era actual.

Propuesta 23: SANTIDAD Y NUEVOS EVANGELIZADORES

La llamada universal a la santidad es constitutiva de la Nueva Evangelización, que ve a los santos como modelos eficaces de las variadas formas en la que se puede alcanzar esta vocación. Lo que es común en las diferentes historias de la santidad, es el seguimiento de Cristo que se expresa en una vida de fe activa en la caridad, que es una proclamación privilegiada del Evangelio.

Reconocemos en María un modelo de santidad que se manifiesta en los actos de amor, que van hasta el don supremo de sí mismo. La santidad es una parte importante de todo trabajo evangelizador para aquel que evangeliza, y para el bien de los que son evangelizados.

Propuesta 24: DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA

Para promover una nueva evangelización en la sociedad, se debe prestar más atención a la doctrina social de la Iglesia, entendiendo que se trata de un anuncio y un testimonio de la fe, un medio indispensable de la educación a la fe (cf. Caritas in veritate, 15). Esta adhesión a la doctrina social de la Iglesia debe estar presente en el contenido de la catequesis, en la educación cristiana, en la formación de los seminaristas, de religiosos y religiosas, en la formación permanente de los obispos y sacerdotes, así como de modo particular en la formación de los laicos.

El Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia es un recurso valioso en el desarrollo de esta formación permanente.

Propuesta 25: ESCENARIOS URBANOS DE LA NUEVA EVANGELIZACIÓN

La Iglesia reconoce que las ciudades humanas y la cultura que expresan, así como las transformaciones que tienen lugar en ellas, son un lugar privilegiado para la Nueva Evangelización. Insertándose a sí misma en el designio salvífico de Dios, la Iglesia reconoce que la "Ciudad santa, la nueva Jerusalén" (cf. Ap. 21, 2-4) está en cierta medida ya presente en las realidades humanas.

Mediante la implementación de un plan de pastoral urbana, la Iglesia quiere identificar y comprender estas experiencias, lenguajes y estilos de vida que son típicos de las sociedades urbanas. Tiene la intención de hacer sus celebraciones litúrgicas, sus experiencias de vida comunitaria y el ejercicio de la caridad, relevantes para el contexto urbano, para encarnar el Evangelio en la vida de todos los ciudadanos. La Iglesia también sabe que en muchas ciudades, la ausencia de Dios se verifica en constantes ataques a la dignidad humana.

Estos incluyen: la violencia relacionada con el narcotráfico, la corrupción en sus diversas formas y muchos otros crímenes. Creemos que el anuncio del Evangelio puede ser la base para la restauración de la dignidad de la vida humana en estas zonas urbanas. Es el Evangelio de Jesús, que ha "venido para que tengan vida y la tengan en abundancia" (Jn. 10, 10).

3) Las respuestas pastorales a las circunstancias contemporáneas

Propuesta 26: PARROQUIAS Y OTRAS REALIDADES ECLESIALES

Los obispos reunidos en Sínodo afirman que la parroquia sigue siendo la primera presencia de la Iglesia en los barrios, el lugar y el instrumento de la vida cristiana, que es capaz de ofrecer oportunidades para el diálogo entre las personas, para escuchar y proclamar la Palabra de Dios, para una catequesis orgánica, para la formación en la caridad, para la oración y la adoración, así como para la celebraciones gozosas de la Eucaristía. Además, los padres sinodales quieren animar a las parroquias a encontrar maneras de orientarse hacia un mayor énfasis en la evangelización, que podría incluir misiones parroquiales, programas de renovación de las parroquias y retiros parroquiales.

La presencia y la acción evangelizadora de las asociaciones, movimientos y de otras realidades eclesiásticas son un estímulo útil para la realización de esta conversión pastoral. Las parroquias, como realidades eclesiales tradicionales y nuevas, están llamadas a hacer visible la comunión de la Iglesia particular reunida en torno al obispo.

Con el fin de llevar la Buena Nueva de Jesús, como lo exige la nueva evangelización, todas las parroquias y sus pequeñas comunidades deben ser las células vivas, lugares para promover el encuentro personal y comunitario con Cristo, para experimentar la riqueza de la liturgia, para proporcionar una educación cristiana inicial y permanente, y para educar a todos los fieles en la fraternidad y la caridad, especialmente con los pobres.

Propuesta 27: EDUCACIÓN

"Vayan, pues, y hagan discípulos a todas las gentes, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo, y enseñándoles a guardar todo lo que yo les he mandado" (Mt. 28,19-20). La educación es una dimensión constitutiva de la evangelización. Proclamar a Cristo resucitado, es acompañar a todos los seres humanos en su historia personal, en su desarrollo y en su vocación espiritual. La educación debe, al mismo tiempo, promover todo lo que es verdadero, bueno y bello que hace parte de la persona humana, es decir, la educación del espíritu y de las emociones para apreciar la realidad.

Los niños, niñas, adolescentes y jóvenes tienen el derecho de ser evangelizados y educados. Las escuelas y universidades católicas responden de esta manera a esta necesidad. Las instituciones públicas deberían reconocer y apoyar este derecho.

Las escuelas deben ayudar a las familias a introducir a los niños a la belleza de la fe. Las escuelas ofrecen una gran oportunidad para transmitir la fe, o al menos de hacerla conocida.

Los padres sinodales están agradecidos por la labor educativa realizada por miles de profesores, hombres y mujeres, en las instituciones educativas católicas de los cinco continentes. Debido al papel único de los docentes, es importante que reciban capacitación permanente en el desempeño de sus responsabilidades. Las escuelas deben tener la libertad de enseñar. Esta libertad es un derecho inalienable.

Por lo tanto, con el fin de asegurar que nuestras instituciones sean agentes de evangelización, y no solo de los productos de la evangelización, el Sínodo:

--Alienta a las instituciones educativas católicas a hacer todo lo posible para preservar su identidad como instituciones eclesiásticas;

--Invita a todos los docentes de asumir su liderazgo como discípulos bautizados de Jesús, testimoniando a través de su vocación como maestros;

--Insta a las Iglesias particulares, familias religiosas y a todos los que tienen responsabilidades en las instituciones educativas, que faciliten la corresponsabilidad de los laicos, ofreciendo una formación y un acompañamiento adecuado para este fin.

Propuesta 28: CATEQUESIS DE ADULTOS

No se puede hablar de la Nueva Evangelización si la catequesis de adultos es inexistente, fragmentada, débil o descuidada.

Cuando estos defectos están presentes, el ministerio pastoral se enfrenta a un serio desafío.

Las etapas y los niveles del catecumenado de la Iglesia muestran cómo, en el plano bíblico, catequético, espiritual y litúrgico, la historia de una persona y su camino de fe pueden ser entendidas como una vocación a través de su relación con Dios (cf. Evangelii Nuntiandi 18, Instrumentum Laboris, 92).

En todo esto, el carácter público de la decisión de fe que asume el catecúmeno, que crece poco a poco en la comunidad y en la diócesis, tiene un impacto positivo en todos los fieles.

Propuesta 29: LA CATEQUESIS, LOS CATEQUISTAS Y EL CATECISMO

Una buena catequesis es fundamental para la Nueva Evangelización. El Sínodo destaca los servicios esenciales que dan los catequistas a las comunidades eclesiales y expresa su profunda gratitud por su dedicación. Todos los catequistas, que son al mismo tiempo evangelizadores, tienen que estar bien preparados. Todos los esfuerzos deben hacerse, en función de la capacidad de la situación local, para ofrecer a los catequistas una sólida formación eclesial que es espiritual, bíblica, doctrinal y pedagógica. El testimonio personal de fe es en sí mismo una poderosa forma de catequesis.

El Catecismo de la Iglesia Católica y el Compendio son, ante todo, un recurso para la enseñanza de la fe y para apoyar a los adultos de la Iglesia en su misión de evangelización y catequesis.

Conforme a la Carta Apostólica Ministeria Quaedam del papa Pablo VI, las conferencias episcopales tienen la oportunidad de pedir a la Santa Sede, para la creación del ministerio del catequista.

Propuesta 30: TEOLOGÍA

La teología, como ciencia de la fe, tiene su propia importancia para la nueva evangelización. Los sacerdotes, los profesores y catequistas deben ser formados en instituciones de educación superior. La Iglesia aprecia y alienta la investigación y la enseñanza de la teología. La teología científica tiene su propio lugar en la universidad, donde se debe dar un diálogo entre la fe y las otras disciplinas y el mundo secular. Los teólogos están llamados a cumplir este servicio como parte de la misión salvífica de la Iglesia. Es necesario que ellos piensen y sientan con la Iglesia (sentire cum Ecclesia).

El Sínodo propone que la Nueva Evangelización se considere un elemento integral de la misión de cada facultad de teología y que se instituya un departamento de estudios sobre Nueva Evangelización en las universidades católicas.

Propuesta 31: NUEVA EVANGELIZACIÓN Y LA OPCIÓN POR LOS POBRES

El papa Benedicto XVI enseña que "Jesús se identifica con los pobres: los hambrientos y sedientos, los forasteros, los desnudos, enfermos o encarcelados. «Cada vez que lo hiciste con uno de estos mis humildes hermanos, conmigo lo hiciste» (Mt. 25, 40). Amor a Dios y amor al prójimo se funden entre sí: en el más humilde encontramos a Jesús mismo y en Jesús encontramos a Dios" (Deus Caritas Est, 15).

Hoy en día existen nuevos pobres y nuevas formas de pobreza: los hambrientos y los sin techo, los tóxicodependientes, los inmigrantes, los marginados, los refugiados políticos, o "ecológicos", los pueblos indígenas. La actual crisis económica afecta seriamente a los pobres. Entre los más pobres de la sociedad están las víctimas de la triste pérdida de respeto por la dignidad inviolable de la vida humana inocente.

La opción preferencial por los pobres nos impulsa a ir a buscar a los pobres y trabajar por ellos, a fin de que puedan sentirse como en casa en la Iglesia. Ellos son tanto receptores como actores de la Nueva Evangelización.

Propuesta 32: LOS ENFERMOS

La Nueva Evangelización debe ser siempre consciente del misterio pascual de la muerte y resurrección de Jesucristo. Este misterio arroja luz sobre el sufrimiento de la gente, que puede encontrar en la cruz de Cristo, la comprensión y la aceptación del misterio de sufrimiento que da esperanza en la vida futura.

En los enfermos, en los que sufren o en las personas con discapacidad o con necesidades especiales, el sufrimiento de Cristo está presente y tiene una fuerza misionera. Para los cristianos, siempre debe haber espacio para los que sufren y los enfermos. Ellos necesitan nuestra atención, aunque nosotros recibimos aún más de su fe.

A través de los enfermos, Cristo ilumina a su Iglesia, de modo que quien entre en contacto con ellos, encontrará reflejada la luz de Cristo. Por esto los enfermos son protagonistas muy importantes de la Nueva Evangelización.

Todos los que están en contacto con los pacientes deben ser conscientes de su misión. No podemos olvidar, cuando construimos nuevos hospitales, de asegurarse que nunca le falte un ambiente de confort y apoyo, así como un lugar de oración.

Propuesta 33: EL SACRAMENTO DE LA PENITENCIA Y LA NUEVA EVANGELIZACIÓN

El sacramento de la Penitencia y de la Reconciliación es un lugar privilegiado para recibir la misericordia de Dios y el perdón. Es un lugar de sanación tanto personal como comunitaria. En este sacramento, todos los bautizados viven un nuevo encuentro personal con Jesucristo y con la Iglesia, que favorece una reconciliación total a través del perdón de los pecados. Aquí, el penitente encuentra a Jesús y, al mismo tiempo, él o ella experimentan un aprecio más profundo de sí mismo o de sí misma. Los padres sinodales piden que este sacramento se vuelve a poner en el centro de la actividad pastoral de la Iglesia.

En cada diócesis, debe haber por lo menos un lugar dedicado de manera especial y permanente a la celebración de este sacramento, donde los sacerdotes estén siempre presentes, para permitirles a los fieles experimentar la misericordia de Dios. El sacramento debe estar especialmente disponible, incluso a diario, en los lugares de peregrinación y en las iglesias especialmente dedicadas a esto.

La fidelidad a las reglas específicas que rigen la administración de este sacramento es necesaria. Todo sacerdote debe considerar el sacramento de la penitencia, como parte esencial de su ministerio y de la Nueva Evangelización, y en cada comunidad parroquial deberá ser reservado un momento adecuado para oír confesiones.

Propuesta 34: DOMINGOS Y FESTIVOS

La Eucaristía debe ser la fuente y la cumbre de la Nueva Evangelización. Los padres sinodales exhortan a todos los fieles a renovar su comprensión y su amor a la celebración eucarística, donde sus vidas sean transformadas y unidas a Cristo que da su propia vida para la gloria de Dios Padre, para la salvación del mundo entero.

Aunque hay un contraste entre el domingo cristiano y el domingo secular, el domingo debe ser recuperado para la Nueva Evangelización, según la enseñanza del beato Juan Pablo II en la Dies Domini. El domingo, con su carácter sagrado y especial ligado a la misa dominical, debe ser el centro de la vida católica.

El propósito es la participación plena, consciente y activa en la liturgia por parte de toda la comunidad. El año litúrgico con sus diversas fiestas, debe ir acompañado de un verdadero programa de evangelización, sobre todo en Navidad y en Pascua.

Propuesta 35: LITURGIA

La celebración digna de la sagrada liturgia, el regalo más precioso de Dios para nosotros, es fuente de la más alta expresión de nuestra vida en Cristo (cf. Sacrosanctum Concilium, 10). Es, por lo tanto, la expresión primera y más poderosa de la Nueva Evangelización.

A través de la liturgia Dios desea manifestar la belleza incomparable de su inmenso e incesante amor por nosotros, y nosotros, por nuestra parte, queremos ofrecer lo que sea más hermoso de nuestra adoración a Dios, en respuesta a su regalo. En el intercambio maravilloso de la sagrada liturgia, en la que el cielo baja a la tierra, la salvación está a la mano, provocando el arrepentimiento y la conversión del corazón (cf. Mt. 4,17; Mc. 1,15).

La evangelización en la Iglesia requiere una liturgia que eleve el corazón de los hombres y de las mujeres hacia Dios. La liturgia no es solo una acción humana, sino, un encuentro con Dios que lleva a la contemplación y a la amistad íntima con Dios. En este sentido, la liturgia de la Iglesia es la mejor escuela de la fe.

Proposición 36: DIMENSIÓN ESPIRITUAL DE LA NUEVA EVANGELIZACIÓN

El agente principal de la evangelización es el Espíritu Santo, que abre los corazones y los convierte a Dios. La experiencia de encontrar al Jesucristo, se hace posible por el Espíritu Santo que nos introduce en la vida de la Trinidad, acogida en un espíritu de adoración, de oración y de alabanza, debe ser fundamental en todos los aspectos de la Nueva Evangelización. Es la dimensión "contemplativa" de la Nueva Evangelización, que se alimenta continuamente a través de la oración, comenzando con la liturgia, especialmente la Eucaristía, fuente y cumbre de la vida de la Iglesia.

En consecuencia, se propone que la oración deba ser alentada y enseñada desde la infancia. Los niños y los jóvenes deben ser educados en la familia y en las escuelas a reconocer la presencia de Dios en sus vidas, para alabarlo, darle gracias por los dones recibidos de El, y pedir al Espíritu Santo que los guíe.

Proposición 37: EL SACRAMENTO DE LA CONFIRMACIÓN EN EL CONTEXTO DE LA NUEVA EVANGELIZACIÓN

Todos los fieles cristianos reciben la misión de evangelizar, en nombre de los sacramentos del bautismo y de la confirmación que han recibido. En estos, los fieles son sellados por la unción del Espíritu Santo y están llamados a participar en el misterio de Pentecostés.

A través de la confirmación, los bautizados reciben la plenitud del Espíritu Santo, sus dones, y la fuerza para testimoniar el Evangelio abiertamente y con valentía.

Es importante que una catequesis mistagógica acompañe la gracia de la adopción filial recibida en el bautismo, haciendo hincapié en la importancia del don del Espíritu Santo, el cual permite participar plenamente en el testimonio eucarístico de la Iglesia y de su influencia en todos los ámbitos de la vida y de la actividad humana.

Por lo tanto, una catequesis adecuada y sistemática antes de recibir estos sacramentos, es de una importancia primordial.

Proposición 38: LA INICIACIÓN CRISTIANA Y LA NUEVA EVANGELIZACIÓN

El Sínodo quiere afirmar que la iniciación cristiana es un elemento crucial en la nueva evangelización y es el medio por el cual la Iglesia, como madre, genera sus hijos y se regenera. Por lo tanto, proponemos que el proceso tradicional de la iniciación cristiana, que a menudo se ha convertido simplemente en una preparación aproximativa para los sacramentos, sea vista en todo lugar, desde una perspectiva catecumenal, dando más importancia a una mistagogía permanente, y convirtiéndose así en una verdadera iniciación a la vida cristiana a través de los sacramentos (cf. Directorio General para la Catequesis, 91).

En esta perspectiva, no es irrelevante que la situación actual con respecto a los tres sacramentos de la iniciación cristiana, a pesar de su unidad en la teología, sea pastoralmente diferente. Estas diferencias en las comunidades eclesiales no son de carácter doctrinal, sino diferencias de criterio pastoral. Sin embargo, este Sínodo pide que aquello que el santo padre dijo en 'Sacramentum Caritatis', se convierta en un estímulo para las diócesis y las conferencias episcopales para revisar su práctica de iniciación cristiana: "Concretamente, es necesario verificar qué praxis puede efectivamente ayudar mejor a los fieles a poner de relieve el sacramento de la Eucaristía como aquello a lo que tiende toda la iniciación". (Sacramentum Caritatis, 18).

Proposición 39: PIEDAD POPULAR Y NUEVA EVANGELIZACIÓN

La piedad popular es un verdadero lugar de encuentro con Cristo y también expresa la fe del pueblo cristiano en la Santísima Virgen y los santos. La Nueva Evangelización reconoce el valor de estas experiencias de fe y las alienta como caminos para crecer en la virtud cristiana.

Las peregrinaciones a lugares sagrados y santuarios son un aspecto importante de la Nueva Evangelización. No solo por los millones de personas que siguen haciendo estas peregrinaciones, sino porque esta forma de piedad popular es en este momento una oportunidad especialmente prometedora para la conversión y el crecimiento en la fe. Por tanto, es importante que se desarrolle un plan pastoral que acoja adecuadamente a los peregrinos y que, en respuesta a su deseo profundo, se les brinde la posibilidad de que el tiempo de la peregrinación pueda ser visto como un momento de gracia.

Proposición 40: EL PONTIFICIO CONSEJO PARA LA PROMOCIÓN DE LA NUEVA EVANGELIZACIÓN

El Sínodo da las gracias al santo padre por la creación del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, como una herramienta al servicio de las Iglesias particulares, y pide que este dicasterio lleve adelante las discusiones sinodales con un posterior estudio y a través del desarrollo y la promoción la Nueva Evangelización.

También invita a considerar el establecimiento por cada conferencia episcopal, de una comisión, a fin de promover el estudio y la difusión del magisterio pontificio relativo a los temas que forman parte de la Nueva Evangelización. De esta manera, se podrá crear una fuerte colaboración entre las Iglesias particulares, y por lo tanto, una mayor eficacia en la implementación de la Nueva Evangelización.

4) Agentes / Participantes en la nueva evangelización

Propuesta 41: NUEVA EVANGELIZACIÓN E IGLESIA PARTICULAR

La Iglesia particular, presidida por el obispo, asistido por los sacerdotes y diáconos, con la colaboración de personas consagradas y los laicos, es el objeto de la Nueva Evangelización. Esto se debe a que en todas partes la Iglesia particular es la manifestación concreta de la Iglesia de Cristo y, como tal, inicia, coordina, y lleva a cabo acciones pastorales a través de las cuales se implementa la Nueva Evangelización.

En la Iglesia resuena el llamado a la santidad, dirigido a todos los bautizados, invitados a seguir a Cristo y a dirigirse con amor y buena voluntad hacia todos los hombres, a fin de discernir la acción del Espíritu Santo en ellos: "como yo os he amado, que también os améis unos a otros. De este modo todos sabrán que sois mis discípulos, si tenéis amor los unos con los otros" (Jn. 13,34-35). Para las primeras comunidades cristianas, la comunión era un elemento constitutivo de la vida de fe y necesaria para la evangelización: tenían un solo corazón y un solo espíritu. La Iglesia es comunión, es decir, la Iglesia es la familia de Dios.

La Iglesia permite a cada uno de sus miembros, que sean conscientes de su responsabilidad de ser como la levadura en la masa. De esta manera, "la fe que actúa por la caridad" (Gal. 5,6) se convierte en un testimonio contagioso para el mundo en todas sus dimensiones, ofreciendo a cada persona la oportunidad de encontrar a Cristo y llegar a ser a la vez, un evangelizador.

Es conveniente que cada Iglesia particular, cualesquiera que sean las dificultades, desarrolle un sentido de la misión entre sus fieles, cooperando con las otras Iglesias particulares.

Propuesta 42: ACTIVIDAD PASTORAL INTEGRADA

Cada Iglesia particular es la comunidad primaria de la misión de la Iglesia. Debe motivar y conducir una acción pastoral renovada, capaz de integrar la variedad de los carismas, de los ministerios, de los estados de vida y de los recursos. Todas estas realidades deben coordinarse dentro de un proyecto misionero orgánico, capaz de comunicar la plenitud de la vida cristiana a todos, especialmente para los alejados de la atención de la Iglesia. Este esfuerzo debe provenir del diálogo y de la cooperación de todos los componentes diocesanos, tales como: parroquias, pequeñas comunidades cristianas, comunidades educativas, comunidades de vida consagrada, asociaciones, movimientos y creyentes a nivel individual.

Cada programa pastoral debe transmitir la verdadera noticia del Evangelio y centrarse en el encuentro personal y vivo con Cristo; también debe ser estructurado de tal forma, que suscite en todos una adhesión generosa a la fe y una voluntad de aceptar la llamada a ser testigos.

Propuesta 43: DONES JERÁRQUICOS Y CARISMÁTICOS

El Espíritu Santo guía a la Iglesia en la evangelización misionera "con diferentes dones jerárquicos y carismáticos" (Lumen gentium, 4). De hecho, las diócesis son "una porción del Pueblo de Dios confiada al cuidado pastoral del obispo, ayudado por su prebiterio" (Christus Dominus, 11), donde las diversas realidades carismáticas reconocen la autoridad del obispo como parte de su propia acción al servicio de la misión eclesial. El obispo tiene la responsabilidad de dar un "juicio sobre su autenticidad y el buen uso de estos dones" (Lumen Gentium, 12), como un verdadero recurso auténtico para la vida y la misión de la Iglesia.

Los dones jerárquicos y carismáticos, que fluyen del único Espíritu de Dios, no compiten, sino más bien, son co-esenciales para la vida de la Iglesia y la eficacia de su actividad misionera (cf. Juan Pablo II, Mensaje a los participantes en el Congreso Mundial de Movimientos Eclesiales, 27 de mayo de 1998). La vida consagrada tiene un lugar especial en la dimensión carismática de la Iglesia (cfr. Mutuae Relationes, 34, Caminar desde Cristo, 32); y como tal, está completamente inserta en la comunión eclesial, y contribuyen con sus propios dones a la evangelización misionera.

Que se hagan estudios, sea a tanto a nivel diocesano e interdiocesano, para ver en qué medida los dones carismáticos y las jerarquías son capaces de cooperar en la acción pastoral y en la vida espiritual de la Iglesia.

Desde el Concilio Vaticano II, la Nueva Evangelización se ha beneficiado del dinamismo de los nuevos movimientos eclesiales y de las nuevas comunidades. Su ideal de santidad y de unidad ha sido fuente de muchas vocaciones y notables iniciativas misioneras. El Sínodo reconoce estas nuevas realidades y las anima a usar sus carismas en estrecha colaboración con la diócesis y las comunidades parroquiales, que a su vez se beneficiarán de su espíritu misionero.

Propuesta 44: NUEVA EVANGELIZACIÓN EN LA PARROQUIA

La parroquia, a través de todas sus actividades, debe alentar a sus miembros a convertirse en agentes de la Nueva Evangelización, dando testimonio tanto con sus palabras como con sus propias vidas. Por esta razón, es importante recordar que la parroquia sigue siendo el entorno habitual para la vida espiritual de los feligreses. El Sínodo por tanto, alienta las visitas parroquiales a las familias como un medio de renovación parroquial. A veces sucede que la parroquia se considera solo como un lugar para eventos importantes, o incluso como un centro turístico.

Del mismo modo, los "agentes pastorales" en los hospitales, centros juveniles, fábricas, prisiones, etc., deben tener presente que la Nueva Evangelización debe encontrar espacio en estos lugares. Es un hecho que la Iglesia debe estar presentes en estos lugares, porque Cristo ha mostrado su preferencia por las personas allí presentes. Por cuanto a ellas corresponde, a todas las Iglesias se les exhorta a abrirse a esta misión, dondequiera que estén.

Propuesta 45: EL ROL DE LOS FIELES LAICOS EN LA NUEVA EVANGELIZACIÓN

La vocación y la misión propia de los fieles laicos es la transformación de las estructuras terrenas, para que cada comportamiento y actividad humana sea informada por el Evangelio. Este es el motivo por el cual es tan importante orientar a los laicos cristianos hacia un conocimiento íntimo de Cristo, a fin de formar una conciencia moral por medio de una vida en Cristo.

El Concilio Vaticano II señala cuatro aspectos principales de la misión de los bautizados: el testimonio de sus vidas, las obras de caridad y de misericordia, la renovación del orden temporal y la evangelización directa (cf. Lumen GentiumApostolicam actuositatem). De esta manera, serán capaces de dar testimonio de una vida que sea verdaderamente coherente con su fe cristiana, como individuos y como comunidad.

Los laicos cooperan en la obra de evangelización de la Iglesia, como testigos y al mismo tiempo como instrumentos vivos de la misión salvífica que comparten (cf. Ad Gentes, 41). Por lo tanto, la Iglesia reconoce los dones con que el Espíritu obra en todos los bautizados para la construcción del cuerpo, y debe proporcionar un estímulo y preparación adecuados para favorecer su celo apostólico en la transmisión de la fe.

Propuesta 46: COLABORACIÓN DEL HOMBRE Y DE LA MUJER EN LA IGLESIA

La Iglesia reconoce la misma dignidad de mujeres y hombres en la sociedad, como creados a imagen de Dios; y en la Iglesia, según su vocación común como bautizados en Cristo. Los pastores de la Iglesia han reconocido las capacidades especiales de las mujeres, así como su atención hacia los demás y sus dones para la educación y la compasión, de una manera muy especial en su vocación de madres. Las mujeres, junto con los hombres, dan testimonio del Evangelio de la vida con su dedicación a la transmisión de la vida en la familia. Juntos ayudan a mantener viva la fe.

El Sínodo reconoce que hoy en día, las mujeres (laicas y religiosas), junto con los hombres, contribuyen a la reflexión teológica a todos los niveles y comparten las responsabilidades pastorales en una forma nueva, llevando adelante la Nueva Evangelización para la transmisión de la fe.

Propuesta 47: FORMACIÓN PARA LOS EVANGELIZADORES

Este Sínodo considera que es necesaria la creación de centros de formación para la Nueva Evangelización, donde los laicos aprendan a hablar acerca de la persona de Cristo de manera persuasiva, adaptada a nuestro tiempo y a grupos específicos de personas (jóvenes, agnósticos, ancianos, etcétera).

El cristocentrismo trinitario (cf. Directorio General para la Catequesis, 98-100) es el criterio más esencial y fundamental para la presentación del mensaje del Evangelio en los tres momentos de la evangelización, sea por la proclamación inicial, la catequesis o la formación continua ( cf.DGC, 60-72). Toda la enseñanza y los recursos deben ser evaluados bajo esta luz.

Propuesta 48: LA FAMILIA CRISTIANA

Instituida por el sacramento del matrimonio, la familia cristiana como Iglesia doméstica es el lugar y el primer agente del don de la vida y del amor, de la transmisión de la fe y de la formación de la persona humana según los valores del Evangelio. Imitando a Cristo, toda la Iglesia debe dedicarse a apoyar a las familias en la catequesis de los niños y los jóvenes. En muchos casos, los abuelos tendrán un papel muy importante.

Al mismo tiempo, la Nueva Evangelización debe hacer esfuerzos para abordar los problemas importantes en relación con el matrimonio, en el caso de los divorciados y vueltos a casar, en la situación de sus hijos, el destino de los cónyuges abandonados, en las parejas que viven juntas sin casarse, y en la tendencia de la sociedad a redefinir el matrimonio. La Iglesia, con atención materna y espíritu evangélico, debe buscar las respuestas adecuadas a estas situaciones, siendo un aspecto importante de la Nueva Evangelización. Cada plan pastoral de evangelización también debe incluir una invitación respetuosa a todos los que viven solos, para que experimenten a Dios en la familia de la Iglesia.

Es necesario educar a la gente sobre la manera de vivir la sexualidad humana de acuerdo con la antropología cristiana, tanto antes del matrimonio, como durante el matrimonio mismo.

El Sínodo mira con aprecio a las familias que dejan sus hogares para ser evangelizadores de Cristo en otros países y culturas.

Propuesta 49: DIMENSIÓN PASTORAL DEL MINISTERIO ORDENADO

Los Padres sinodales alientan a los obispos y a los presbíteros a conocer la vida de las personas a las que sirven, de una manera más personal. Las personas buscan testigos auténticos y creíbles en sus obispos y presbíteros que viven y dan forma a la fe y a la Nueva Evangelización. El obispo es un evangelizador que predica con el ejemplo y comparte con todos los bautizados, la bendición de ser llamado a evangelizar.

La formación permanente del clero sobre la Nueva Evangelización y los métodos de la evangelización en la diócesis y la parroquia, son necesarios para aprender modos eficaces que movilicen a los laicos en el compromiso de la Nueva Evangelización.

Invitamos a los obispos, como principales responsables de todo el trabajo pastoral de la Iglesia, a desarrollar un plan que anime y acompañe en modo directo y personal, el trabajo pastoral del presbiterado, el núcleo del liderazgo decisivo de la Nueva Evangelización.

En comparación con los escándalos relacionados con la vida y el ministerio sacerdotal, que deploramos profundamente, proponemos no obstante, que se manifieste gratitud y aliento al fiel servicio de muchos presbíteros. Y que se den orientaciones pastorales a las Iglesias particulares sobre un plan pastoral sistemático y organizado, que sostenga la auténtica renovación de la vida y del ministerio de los presbíteros, que son los principales agentes de la Nueva Evangelización (cf. Pastores dabo vobis, 2).

Para que los presbíteros estén adecuadamente preparados para la obra de la Nueva Evangelización, el Sínodo confía en que se cuide de formarlos en una espiritualidad profunda, en una doctrina sólida, en la capacidad de comunicar la catequesis y en una toma de conciencia de los modernos fenómenos culturales.

Los seminarios deben tener la Nueva Evangelización como un objetivo, de modo que se convierta en el hilo conductor y unificador de los programas de formación humana, espiritual, intelectual y pastoral en el ars celebrandi, en la homilética y en la celebración del sacramento de la Reconciliación, que son todos elementos muy importantes de la Nueva Evangelización.

El Sínodo reconoce y alienta la labor de los diáconos, con cuyo ministerio brindan un gran servicio a la Iglesia. Los programas de formación continuada de las diócesis, también deben estar disponibles para los diáconos.

Propuesta 50: LA VIDA CONSAGRADA

La vida consagrada, de hombres y mujeres, ha dado una contribución muy importante a la obra de evangelización de la Iglesia en la historia.

En este momento de la Nueva Evangelización, el Sínodo exhorta a todos los religiosos, hombres y mujeres, y a los miembros de institutos seculares, a vivir radicalmente y con alegría su identidad de consagrados. El testimonio de una vida que expresa la primacía de Dios y que, por medio de la vida colectiva, expresa la fuerza humanizadora del Evangelio, es una poderosa proclamación del Reino de Dios.

La vida consagrada, plenamente evangélica y evangelizadora, en profunda comunión con los pastores de la Iglesia y con la colaboración de los laicos, fieles a sus respectivos carismas, proporcionará una contribución significativa a la Nueva Evangelización. El Sínodo pide a las órdenes y congregaciones religiosas de estar totalmente disponibles para ir a las fronteras geográficas, sociales y culturales de la evangelización. El Sínodo invita a los religiosos a acercarse a los nuevos areópagos de la misión.

Dado que la Nueva Evangelización es ante todo una cuestión espiritual, el Sínodo insiste también en la importancia de la vida contemplativa en la transmisión de la fe. La antigua tradición de la vida consagrada contemplativa, en sus anteriores formas de vida comunitaria estables de oración y de trabajo, sigue siendo una poderosa fuente de gracia en la vida y misión de la Iglesia. El Sínodo confía en que la Nueva Evangelización atraerá a muchos otros fieles a optar por esta forma de vida.

Propuesta 51: LOS JÓVENES Y LA NUEVA EVANGELIZACIÓN

En la Nueva Evangelización, los jóvenes no solo son el futuro sino también el presente (y regalo) en la Iglesia. No son solo destinatarios sino también agentes de evangelización, especialmente con sus coetáneos. Los jóvenes están en el proceso de búsqueda de la verdad y del sentido de la vida que Jesús, que es la Verdad, y su amigo, puede proporcionar.

A través de cristianos adultos ejemplares, de los santos, especialmente los santos jóvenes, y a través de los ministros comprometidos con jóvenes, la Iglesia es visible y creíble para los jóvenes.

Donde quiera que estén, en casa, en la escuela o en la comunidad cristiana, es necesario que los evangelizadores encuentren a los jóvenes y pasen tiempo con ellos, que les propongan y los acompañen en el seguimiento de Jesús, les guíen a descubrir su vocación en la vida y en la Iglesia. Mientras que los medios de comunicación influyen mucho en la salud física, emocional, mental y espiritual de los jóvenes, la Iglesia, a través de la catequesis y de la pastoral juvenil, se esfuerza en capacitarles y equiparles para discernir entre el bien y el mal, para elegir los valores del Evangelio en lugar de los valores del mundo y a formar sólidas convicciones de fe.

Las celebraciones de la Jornada Mundial de la Juventud y el YouCat, son herramientas especiales de la Nueva Evangelización.

Propuesta 52: DIÁLOGO ECUMÉNICO

La dimensión ecuménica en el compromiso de la Nueva Evangelización es algo que destaca. Esto corresponde a la oración de Jesucristo "que todos sean uno" (Jn. 17,21). La credibilidad de nuestro servicio al Evangelio será mucho mayor si somos capaces de superar nuestras divisiones. Además de confirmar la identidad católica y la comunión, la Nueva Evangelización promueve la colaboración ecuménica, que muestra cómo la fe dada en el Bautismo nos une.

Los padres sinodales aprecian el progreso en el diálogo ecuménico desde el Concilio Vaticano II. A pesar de las dificultades del pasado, este diálogo se ha demostrado sobre todo en este Sínodo, con la participación del patriarca ecuménico Bartolomé I, el arzobispo de Canterbury, doctor Rowan Williams, y de los delegados fraternos. Los padres sinodales han manifestado su deseo de que la Iglesia continúe su compromiso en este camino de unidad y de caridad.

Propuesta 53: DIÁLOGO INTERRELIGIOSO

El diálogo con todos los creyentes forma parte de la Nueva Evangelización. En particular, la Iglesia invita a los cristianos a perseverar y a intensificar las relaciones con los musulmanes, de acuerdo con las enseñanzas de la Declaración Nostra Aetate. A pesar de las dificultades, este diálogo debe continuar. Esto siempre depende de la adecuada formación de los interlocutores, de su fundamento eclesial auténtico como cristianos y de la actitud de respeto por la conciencia de las personas y por la libertad religiosa de todos.

Fiel a las enseñanzas del Concilio Vaticano II, la Iglesia respeta a las otras religiones y a sus seguidores, y está feliz de trabajar con ellos en la defensa y promoción de la dignidad inviolable de cada persona.

Propuesta 54: DIÁLOGO ENTRE FE Y CIENCIA

El diálogo entre la ciencia y la fe es un campo vital para la Nueva Evangelización. Por un lado, el diálogo requiere la apertura de la razón al misterio que la trasciende, y la conciencia de los límites fundamentales del conocimiento científico. Por otro lado, también se requiere una fe que esté abierta a la razón y a los resultados de la investigación científica.

Propuesta 55: EL ATRIO DE LOS GENTILES

Las comunidades eclesiales abran una especie deAtrio de los Gentiles, donde creyentes y no creyentes puedan dialogar sobre cuestiones clave: los grandes valores de la ética, el arte y la ciencia, y la búsqueda de lo trascendente. Este diálogo se dirige en particular a "aquellos para quienes la religión es algo extraño, para quienes Dios es desconocido y que, a pesar de eso, no quisieran estar simplemente sin Dios, sino acercarse a él al menos como Desconocido" (Benedicto XVI, Discurso a los miembros de la Curia romana, 21 de diciembre de 2009).

De manera particular, las instituciones educativas católicas podrían promover un diálogo que nunca se separe del "primer anuncio".

Propuesta 56: GESTIÓN RESPONSABLE DE LA CREACIÓN

La gestión responsable de la creación también sirve para la evangelización de muchas maneras. Es un testimonio de nuestra fe en la bondad de la creación de Dios. Demuestra un sentido de solidaridad con todos los que dependen de ella para sus vidas, y para su sostenimiento, de los bienes de la creación.

Demuestra la solidaridad intergeneracional con los que vienen después de nosotros, y es un testimonio claro del uso responsable y equitativo de la tierra, nuestro hogar común.

Conclusión

Propuesta 57: LA TRANSMISIÓN DE LA FE CRISTIANA

"Serán mis testigos" (Hechos 1,8). Desde el principio, la Iglesia ha entendido su responsabilidad de transmitir la Buena Nueva. La tarea de la Nueva Evangelización, siguiendo en esto la tradición apostólica, es la transmisión de la fe. El Concilio Vaticano II nos recuerda que esta tarea es un proceso complejo que involucra la fe y la vida de todo cristiano. Esta fe no se puede transmitir en una vida que no se forma de acuerdo con el Evangelio o en una vida que no encuentra su significado, verdad y futuro en el Evangelio.

Por esta razón, la Nueva Evangelización para la transmisión de la fe cristiana llama a todos los creyentes a renovar su fe y su encuentro personal con Jesús en la Iglesia, a profundizar su comprensión de la verdad de la fe y a compartirla con alegría.

Propuesta 58: MARÍA, ESTRELLA DE LA NUEVA EVANGELIZACIÓN

El Concilio Vaticano II presentó a María en el contexto del misterio de Cristo y de la Iglesia (cfr.Lumen gentium, 52-68). El papa Pablo VI la declaró "Estrella de la Evangelización".

Ella es por lo tanto el modelo de la fe, de la esperanza y del amor. Ella es el primer apoyo que lleva a los discípulos al Maestro (cf. Jn. 2). En el Cenáculo, es la madre de los creyentes (cf. Hch. 1,14).

En cuanto Madre del Redentor, María se convierte en testigo del amor de Dios: Ella cumple libremente la voluntad de Dios. Ella es la mujer fuerte, que junto con Juan, permanece al pie de la Cruz. Ella intercede siempre por nosotros y acompaña a los fieles en su camino hacia la cruz del Señor.

Como Madre y Reina, es un signo de esperanza para los pueblos que sufren y los necesitados. Hoy ella es el "misionero" que nos ayudará en las dificultades de nuestros tiempos, y con su cercanía abrirá los corazones de los hombres y de las mujeres a la fe.

Fijemos nuestra mirada en María. Ella nos ayudará a proclamar el mensaje de salvación a todos los hombres y mujeres, para que ellos también puedan convertirse en agentes de evangelización. María es la Madre de la Iglesia. A través de su presencia, la Iglesia puede convertirse en un hogar para muchos y Madre de todos los pueblos.

Traducido de la versión italiana de ZENIT por José Antonio Varela V.

Leer todo...

Video homenaje a Manolo

"¡Cómo no creer!. Señor de los Milagros

 

José Antonio Benito Copyright © 2009 Gadget Blog is Designed by Ipietoon y adaptado por ANGEL SANTA MARIA R. Sponsored by Online Business Journal