miércoles, 15 de mayo de 2013

MUESTRA DOCUMENTAL Y SALA en HOMENAJE AL P. SAN CRISTÓBAL EN EL A.G.N.

MUESTRA DOCUMENTAL Y SALA COMO HOMENAJE AL P. SAN CRISTÓBAL EN EL A.G.N.

Este Jueves 14 de mayo el Archivo General de la Nación develó una placa e inauguró la Sala dedicada a Monseñor Antonio San Cristóbal Sebastián, uno de sus más ilustres usuarios. Con tal motivo ofrece una valiosa muestra documental titulada "La arquitectura colonial" con fotos, documentos, paneles vinculados con su quehacer investigador y asuntos tratados. Se ha editado el excelente folleto de la foto. Estará a lo largo del mes  en el local Ex Correo Central, Jr. Camaná altura Pasaje Piura-Cercade de Lima. www.agn.gob.pe (Lunes a viernes, 8.30 a .m., 4.30 p.m.)

A mí me tocó ofrecer una pequeña semblanza que les comparto. Quiero destacar el video preparado por Jn 19 y el Centro de Producción de la UCSS y que dio comienzo al sencillo y solemne acto.

Al final se escucharon unas palabras de su hermano Monseñor Santos agradeciendo y ponderando su obra académica y apostólica. por que  un claretiano al servicio de la cultura en Perú

Estuvieron presentes entre otras personalidades el director del AGN Pablo Alfonso Maguiña Minaya y Monseñor Adriano Pacífico Tomasi, obispo auxiliar de Lima. Coordinó el acto Eleodoro Eulogio Balboa Alejandro, director de la sección histórica del AGN.

Las fotos son una cortesía del amigo Rolando Tamashiro Yaga a quien agradezco su generosidad.

Monseñor Antonio San Cristóbal Sebastián (1923-2008). Trayectoria de una semblanza plena

Segoviano de nacimiento, desde el 16 de junio de 1923, limeño de adopción (desde 1953), filósofo (licenciado por la Pontificia de Salamanca), teólogo (Santo Domingo de la Calzada), sacerdote (desde 1947), educador de profesión (en el colegio claretiano de Zamora, como profesor de filosofía en Córdoba-Argentina), misionero claretiano de vocación desde los 16 años de edad (noviciado de Salvatierra), investigador-docente-escritor por pasión.  En 1955 se doctoró en filosofía en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y en 1960, en educación, en la PUCP, donde fue Decano. Tales especializaciones en los campos de la Filosofía y Educación le convirtieron en un auténtico maestro en varias universidades peruanas.

Su compromiso decidido con la docencia le llevó a viajar por todo el Perú y se dejó atrapar por el encanto de la arquitectura virreinal. Sin ninguna titulación académica en el campo arquitectónico, autodidacta cien por cien, se sumerge decididamente en la investigación de archivo y estudio de campo, convirtiéndose en el maestro indiscutible de la historia de la arquitectura virreinal. Canónigo honorario del Cabildo de la Catedral de Lima en el 2003.  Durmió en la paz del Señor, un 24 de septiembre del 2008, fiesta de Nuestra Señora de la Merced, a los 85 años de edad.

 

Como Profesor principal de Arquitectura Peruana (época virreinal) en la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional de Ingeniería, renovó y amplió en sus numerosos escritos el conocimiento de la arquitectura virreinal peruana. Son conocidos sus libros: Arquitectura virreinal religiosa de Lima (1988); Lima - Estudios de la arquitectura virreinal (1992); Fray Diego Maroto alarife de Lima (1996); La Catedral de Lima, estudios y documentos (1996); Arquitectura planiforme y textilográfica de Arequipa (1998); Esplendor del barroco en Ayacucho (1999); Teoría sobre la historia de la arquitectura virreinal peruana (1999); Estructuras ornamentales de la arquitectura virreinal peruana (2000).  La casa virreinal cuzqueña. Facultad de Arquitectura, Universidad Nacional de Ingeniería, Lima, 2001. La  iglesia  y el  convento  de  San  Agustín  de  Lima,   Oficina de Publicaciones del Colegio de San Agustín, Lima, 2002. Manuel  de  Escobar alarife  de  Lima, Facultad  de Arquitectura, Universidad de San Martín de Porres, Lima, 2003. Arquitectura virreinal de Lima en la primera mitad del siglo XVII, Facultad de Arquitectura, Universidad Nacional de Ingeniería, Lima, tomo I, 2003. La casa virreinal de Lima desde 1570 hasta 1687, Fondo Editorial de! Congreso, Lima, 2003. Autenticidad del barroco de  Cajamarca, Empresa Minera Yanacocha, Lima, 2004. Puno. Esplendor de  la  arquitectura  virreinal,   Peisa  -  Gobierno Regional de Puno, 2004, Lima. Obras civiles en Lima durante el siglo XVII,  Instituto General de Investigación, Universidad Nacional de Ingeniería, Lima, 2005. Arquitectura virreinal de Lima en la 'primera mitad de! siglo XVII, Facultad   de  Arquitectura,   Universidad   Nacional   de  Arquitectura, Lima, 26 de Agosto de 1974.Tomo II, 2005. Los retablos post-barrocos de San Pedro de Lloc y de Lambayeque, Universidad Católica Santo Toribio de Mogrovejo, Chiclayo 2008.

 

Colaborador asiduo de la Sección CONSTRUIR de El Comercio de Lima. Catedrático honorario de la Universidad Nacional de Lambayeque desde 1965, de la Universidad Nacional de Ingeniería de Lima en 1998, recibió la medalla cívica de la Ciudad de Lima en 1997, fue declarado hijo predilecto de Ayacucho en 1979, Miembro de número de la Academia Peruana de Historia Eclesiástica desde su fundación en 1996, de la Academia Nacional de la Historia desde 1999, Miembro correspondiente de la Real Academia de Historia de España y Arte de San Quirce (Segovia),  Doctor Honoris causa por la Universidad Nacional San Agustín de Arequipa. Ha sido el único religioso que ha merecido ser miembro honorario del Cabildo de la Catedral de Lima y esto por sus insuperables trabajos dedicados a la institución.... En el decreto arzobispal respectivo de 8 de septiembre del 2003, firmado por el Cardenal Juan Luis Cipriani, se señala: "que el Reverendo Padre Antonio San Cristóbal, merece nuestro reconocimiento por su indeclinable labor de estudio histórico del arte y la arquitectura de la Basílica de Lima y de otros monumentos sagrados de la arquidiócesis, lo que ha contribuido a la mayor apreciación y conocimiento valorativo, de nuestro patrimonio religioso y cultural".

Como certeramente escribió el P. Carlos Sánchez Miranda, "en medio de todos estos reconocimientos no podemos dejar de ver en él a un sacerdote claretiano enamorado del pueblo al que fe fue enviado a predicar. Desde el púlpito de la ciencia, la historia y el arte, una vez más la Palabra se ha hecho clase, libro, cariño, dedicación y entrega... para ayudarnos a descubrir detrás de la arquitectura la gran bondad de un Dios que nos brinda a los hombres la capacidad de construir y embellecer nuestro mundo"[1]

 

Como reconoció el llorado maestro de nuestra historia virreinal G. Lohman, compañero entrañable del pupitre de archivo en tantas horas, y quien actuó como padrino al ser nombrado canónigo honorario de la Catedral en el 2003 y quien pronunció el discurso de recibimiento de la Academia: "Seducido por la calidad estética de nuestros monumentos urbanos, ha esclarecido con puntualidad la cronología, los autores, los estilos y las sucesivas modificaciones experimentadas por iglesias, campanarios y portadas".

 

Mons. Severo Aparicio, obispo auxiliar del Cuzco y Pre­sidente de la Academia Peruana de Historia Eclesiástica, (q.e.p.d.) resume muy bien lo que significa su aporte: "...el P. San Cristóbal ha volcado toda su capacidad e interés y su tiempo al estudio amoroso de la Arquitectura Religiosa de la colo­nia en el Perú, convirtiéndose así en el maestro indiscutible y experto en el subyugante campo del arte religioso peruano. En él tenemos a un acucioso co­nocedor de la historia y de los estilos arquitectónicos de los monumentos reli­giosos, a un inspirado exégeta del mensaje artístico de nuestros templos..., a un intérprete del arte y poesía que encierran los conventos y claustros monacales".

El P. Amador Martín del Molino en su monumental obra Los misioneros claretianos en el Perú. Cien años al servicio de la Iglesia" (Lima 2009), con motivo del centenario claretiano, registra pormenores de su misión como superior de los claretianos del Perú en un periodo bastante complejo, y concluye que: "Pocos habrá habido en la Congregación como el P. San Cristóbal en la dedicación a la docencia universitaria y a la investigación. Y siempre fiel a la vivencia comunitaria".

Si las personas que se consagran a Dios buscan vivir y ayudar a vivir el Cielo en la Tierra, sin duda que este claretiano ejemplar nos ha marcado múltiples rutas para seguir nuestro sendero con la luz de la verdad de su compromiso cultural y el ardor de su gozosa caridad. Y todo ello, como ya le pasó al Maestro y a los seguidores del "bando del Crucificado" (Teresa de Jesús), con muchas cruces y contradicciones pero que él supo transfigurar pascualmente, a lo Claret. Lo que nos queda es su obra gigantesca en artículos, libros, archivos, en el recuerdo suscitado por su ejemplo.

 

 

José Antonio Benito



[1] "El P. Antonio San Cristóbal Sebastián, CMF, "Un inspirado exégeta del mensaje artístico de nuestros templos" pp.337-339, Informativo PERÚ, de los Misioneros Claretianos, Año XIX, nª 137, julio-agosto 2001. 

0 comentarios:

Video homenaje a Manolo

"¡Cómo no creer!. Señor de los Milagros

 

José Antonio Benito Copyright © 2009 Gadget Blog is Designed by Ipietoon y adaptado por ANGEL SANTA MARIA R. Sponsored by Online Business Journal