domingo, 11 de agosto de 2013

VISITA CULTURAL A MAGDALENA VIEJA (PUEBLO LIBRE)

MAGDALENA VIEJA (PUEBLO LIBRE)

 

1.      PLAZA PUEBLO LIBRE

 

La Doctrina comprendía grandes fundos congo Maranga, con su preciosa capilla y Orbea con su hermosísima casa hacienda.

El ingreso se hace generalmente por la avenida General Vivanco, arteria principal que cruza la avenida Brasil. Desde la entrada a Magdalena Vieja se nota una diferencia de espíritu urbano y de escala arquitectónica en esa pequeña y antigua ciudad de abolengo. Sus angostas y apacibles calles con casas pulcras, bajas y de corredores abiertos, indican un lugar ele retiro y reposo y así fue esa población cuyo clima es excelente; una villa de paz alejada de la metrópoli donde virreyes y libertadores venían a pasar temporada de salud y descanso. Magdalena Vieja y Surco eran entonces los lugares preferidos de recreo.

La Plaza de Magdalena Vieja expresa aún su carácter tradicional, con su perímetro cerrado y con sus casas generalmente de un piso, algunas de las cuales quedan todavía como fueron en sus épocas coloniales. Dentro de los límites de la zona monumental se indica en el plano la posición de las casas más típicas, ejemplos de ranchos costeños, como la casa de la familia Gamarra Hernández, en Vivanco NI' 922, y otras en las calles Julio C. Tello, La Mar y Junín. En la casa de la familia Gamarra Hernández se encuentra uno de los "nacimientos" más antiguos y originales de arte popular serrano.

Magdalena Vieja fue centro de una vasta zona arqueológica que comprendía los grupos de huacas de Mateo Salado y de Maranga. Luego; en el siglo XVI, se te conocía como Doctrina de Santa María Magdalena. En cl siglo XVIII hubo cinco cofradías en el pueblo y su jurisdicción partía de los extramuros de Lima por el lado de Juan Simún y llegaban hasta el mar. La Doctrina comprendía grandes fundos congo Maranga, con su preciosa capilla y Orbea con su hermosísima casa hacienda. En ese mismo siglo se funda Magdalena Nueva y de allí viene el nombre de Magdalena Vieja para designar a la antigua población. En 15,11, cuando la ocupación chilena, residió allí, con extraterritorialidad, el Gobierno de Don. Francisco García Calderón. Magdalena Vieja fue llamada Pueblo Libre desde los tiempos emancipadores de Torre Tagle


 

2.      IGLESIA DE SANTA MARTA MAGDALENA

 

A pocos pasos de la plaza, sobre la calle San Martín, se abre un grato y reducido espacio urbano dominado por la Iglesia de Santa María Magdalena. Es una de las iglesias rurales más bellas de Lima y uno de los ejemplos más típicos de arquitectura religiosa en su pequeña y grácil escala. El solar en que está construida fue donado en 1557 por el cacique Gonzalo a la Orden de los Franciscanos, pero el templo es de fábrica posterior, luciendo la llana y fina plasticidad de mediados del siglo XVIII en lo unido y equilibrado de su composición barroca. Es el modelo característico de iglesia limeña, como Jesús María, en que la portada y las torrecillitas; colocadas como balcones sobre los muros laterales y a cada lado del arranque de la bóveda, forma una sencilla y luminosa triangulación de motivos. En el interior, compuesto de una sola y esbelta nave, sorprende la extraordinario riqueza arquitectónica de sus altares y púlpitos de mediados del siglo XVII. Estos son de lujoso estilo churrigueresco, preciosamente tallados en cedro y dorados con pan de oro. La suntuosidad de los retablos se hace elocuente y nítida por lo simple del tratamiento  de los muros de la nave y por el ritmo espaciado de los tramos que los separa.

 

    3. CASA HACIENDA ORBEA

Como fondo de la calle San Martín está una hermosa portada dieciochesca, flanqueada por anchos y pastosos muros de cerco; es la entrada de la Casa Hacienda Orbea. Seguramente se trata del ejemplo más bello de casa campestre del siglo XVIII. Su juego de volúmenes cúbicos, color ocre‑rosa, con la doble escalera de tramos amplios y tendidos que da a una delicada galería superior de madera, el macizo y ondulado muro que acompaña la pendiente del primer tramo de esa escalera, las ventanas abarrotadas, de diferentes tamaños y ubicaciones en los muros lisos, y la barroca y graciosa capillita de la hacienda que se ubica al frente entre árboles y jardines, crean un conjunto de inolvidable sugerencia de época y de calidad estética.

Un pequeño patio interior formado por una galería vidriada, en esquina con la fachada a manera de balcón limeño sobre columnas de madera y ménsulas talladas, y luego otro patio más íntimo, son ambientes del más puro y típico estilo del siglo XVIII por su plasticidad y encanto.

En la capilla se conserva intacta la mesa del altar revestida de bellos azulejos. Asimismo se guarda aún el molino de, aceite con sus tinajas de cal y ladrillo y las de barro cocido para el cuidado de las aceitunas (le los amplios olivares que tenía la hacienda. En lo interior se puede admirar el ancho entablado de roble y la viguería de los techos primitivos. Acertadas restauraciones conservan todo su ambiente histórico auténtico y en él se contemplan objetos, muebles y cuadros de gran valor. El nombre de Orbea viene de sus propietarios en el Siglo XVIII.

 

4. MUSEO DE LA IIISTORIA

En un ángulo de la plaza, formando esquina con las calles Junín y Julio C. Tello alza sobre un zócalo alto una casa‑quinta, antigua residencia de los Virreyes Pezuela y La Serna y de los Libertadores San Martín y Bolivar; hov Museo de la Historia.

 

En lo interior se conserva su auténtica distribución: lechos, muros y rejas coloniales, así como la terraza que da al jardín interior, todo lo cual le imprime a la casa un sello inconfundible de arquitectura residencial suburbana del siglo XVIII.

La sucesión de espacios interiores, la escala reducida de los vanos y lo sencillo de su acabado acentúa su especial encanto.

Tanto la arquería vidriada que rodea el jardín interior como el arreglo de motivos coloniales de la fachada son de factura reciente.

El museo es de gran interés por el número y calidad de objetos y documentos que contiene, relacionados con los personajes y hechos de la Independencia. Entre ellos se pueden admirar algunos cuadros de valor artístico así congo muebles y armas.

 

5. MUSEO ANTROPOLOGICO Y ARQUEOLOGICO

 

Junto al Museo de la Historia está el Museo Antropológico y Arqueológico Si bien el local, adaptación (le un amplio palio central y arquerías construidas hace pocos años, no tiene valor histórico artístico, su contenido es verdaderamente extraordinario; en él se encuentran abundantes, raras y hermosas muestras de cerámica, telas y piezas líticas de todas las culturas precolombinas del Perú.

Se trata de un verdadero tesoro americano de cultura prehistórica y de arte. Sólo la exhibición de mantos de Paracas es digna de la mayor admiración por sus coloridos, dibujos y fineza de tejidos. 

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias por reseñar un poco de la historia de la bonita Magdalena Vieja, lugar con encanto pero creo que poco valorada.

Video homenaje a Manolo

"¡Cómo no creer!. Señor de los Milagros

 

José Antonio Benito Copyright © 2009 Gadget Blog is Designed by Ipietoon y adaptado por ANGEL SANTA MARIA R. Sponsored by Online Business Journal