domingo, 10 de noviembre de 2013

LA HERMANDAD DE LA VIRGEN DOLOROSA. BUSCANDO SU AUTENTICIDAD. Emilio Martín Paz


LA HERMANDAD DE LA VIRGEN DOLOROSA. BUSCANDO SU AUTENTICIDAD

https://www.facebook.com/notes/hijos-de-la-virgen-dolorosa/procesi%C3%B3n-testimonial/628857010511540

Emilio Martín Paz

 

En febrero, del 2009, se daba inicio a una nueva hermandad de devoción mariana. Los distintos integrantes se encontraban dispuestos a seguir con dicha experiencia pero de los veinte varones en lista solo perduraron cinco. ¿Qué significó esta disminución? A lo largo de los meses se fue meditando aquella situación y se cayó en la cuenta de que no había una visión ni una misión para el futuro de la hermandad. Esto derivó en una regeneración de la misma que permitió su "resurrección" durante quincena de septiembre del 2011. Se creía que con esta visión preliminar se podría hacer frente al futuro que se presentaba. Sin embargo, los distintos problemas internos (presentes en muchas hermandades) originaron que el sostén de esta comunidad se debilitara y quedará en una profunda crisis institucional y comunitaria. ¿Por qué se daba dicha situación?, fue la pregunta que serializaron los responsables a lo largo del cierre del año.

 

La hermandad se presentaba a las distintas invitaciones y cumplía con los distintos días de reunión que poseía. Ergo, no encontraba la raíz de la problemática. Fue, durante la navidad del2011, que se pudo encontrar la problemática de la hermandad: habían realizado la procesión de la imagen pero no habían realizado la procesión del testimonio cristiano. Este descubrimiento permitió reencauzar el futuro de la hermandad hasta permitir que en los últimos meses (siendo preciso, desde marzo del 2012) se diera una perseverancia de quince hermanos cargadores, seis hermanos invitados de honor y catorce sahumadoras. Además, de poseer una hermana religiosa que se encarga del asesoramiento de la hermandad. Pero, ¿en qué consistía el vivir la procesión del testimonio cristiano?

 

La vivencia de la procesión testimonial no se refiere, solamente, a la procesión de la imagen ni al carguillo que un hermano realizar o al sahumerio que una hermana presenta; sino hace referencia a la vivencia coherente, constante y firme de ser cristiano, es decir, testigo de Cristo. Este último término nos remite a vivir el compromiso cristiano: vivir como Dios manda. Una vivencia en dirección a la santidad (vivir el Evangelio mediante el cumplimiento fiel de los mandamientos y de las bienaventuranzas que nos enseñan a ser humildes y servidores), al apostolado constante y fiel (una vida de oración y de visita constante a la experiencia dela confesión y de la Eucaristía), a la evangelización (demostrar la presencia de Cristo, en la humanidad, mediante la vivencia constante) y la caridad (el servicio social que uno brinda). Estos fueron los fines que se fueron descubriendo durante este periodo de reflexión y que permitiera el resurgir dela hermandad. Se descubrió que no se podía quedar en la mera fiesta, en la simple procesión ni en la misa del día central; sino que era necesario el hacer vivir la procesión (cargar y honrar) la gracia de ser hijos de Dios. Una gracia que se recibe desde el bautismo para nuestra salvación y felicidad. 

 

Aunque pareciera un acto irracional y carente de toda lógica, que podría ser catalogado como ilusorio y lleno de fantasías infantiles; es dicho acto el que permitió el compromiso más acérrimo de los participantes, buscar vivir las virtudes de la Virgen María bajo la advocación que difunden, la búsqueda constante del bien personal (vivir como Dios pide) y la búsqueda desinteresada del bien de los demás, demostrar el amor cristiano al mundo y ser fieles a la Eucaristía, reconociendo en ella, la presencia real de Cristo encarnado (siendo esto asumido como un acto real pero que solo puede ser perceptible por la fe que ilumina a la razón). La experiencia demostró que la experiencia religiosa, la vivencia cristiana y el vivir constantemente "cargando" con dicha responsabilidad (llevándolo con honor, en demostración pública y perenne, sin demostración alguna de ostentación y vanidad), ha permitido que una hermandad que se creía "muerta" en sus inicios haya dado un giro radical en su peregrinar y ahora se encuentre fortalecida por la gracia del Señor bajo el misterio eucarístico (la presencia real de Cristo bajo la forma de una hostia pero de naturaleza carnal).

 

Entonces, ¿qué conclusiones se pueden llegar de este testimonio? Tal como podemos extraer de las homilías de un sacerdote cercano a dicha hermandad: «No dejemos que el Cristo que cargamos quede encerrado en el corazón. La guardada debe ser un acto significativo que permita reconocer que Cristo está guardado en el corazón de cada uno. Ahora, una vez finalizada la fiesta, es necesario que ese Cristo se haga manifiesto en la vida de uno y que pueda expresarse mediante la caridad, la oración y la Eucaristía. Que el hábito sea signo de ese recubrimiento de santidad que recibimos al momento del bautismo.» Por ende, podemos concluir que es necesaria la vivencia cristiana dentro de las hermandades para que sean verdaderos testimonios cristianos, que no queden en veneración de la imagen sino que dicha experiencia permita el encuentro con el Señor mediante el sacramento eucarística (previa confesión) y la vivencia de la caridad como manifestación de Cristo hacia el mundo. Dichas palabras refuerzan la postura de decir que el problema de la mayoría de hermandades es el no vivir la procesión testimonial y solo el vivirla procesión del día o festiva (que queda en la celebración y que no sale de ella).

 

La procesión testimonial no debe ser asumida como una reflexión subjetivo sino como la prueba testimonial, objetiva y creíble de que el acercarse más a Cristo, en este caso mediante la intercesión de la Virgen María, permitirá el fortalecimiento de la hermandad. Dicho acercamiento y testimonio debe ser constante y perenne: debe ser vida nueva en el corazón del cargador, de la sahumadora y de la cantora para el anuncio del Evangelio al mundo mediante el testimonio vivo, hablado y obrado en la caridad.

 


Video homenaje a Manolo

"¡Cómo no creer!. Señor de los Milagros

 

José Antonio Benito Copyright © 2009 Gadget Blog is Designed by Ipietoon y adaptado por ANGEL SANTA MARIA R. Sponsored by Online Business Journal