jueves, 6 de marzo de 2014

LA IGLESIA EN BIEN DE LOS NIÑOS Y JÓVENES

LA  IGLESIA EN BIEN DE LOS NIÑOS Y JÓVENES

 

Les comparto un capítulo –“La Iglesia en acción” de la obra del P. ÁNGEL PEÑA O.A.R. LA  IGLESIA  CATÓLICA  Y  EL  ABUSO  SEXUAL  DE  MENORES

(LIMA – PERÚ, 2010) pp.109-113 http://www.libroscatolicos.org/index2.htm

 

 

            A pesar de todos los problemas habidos y por haber, no olvidemos que la Iglesia ha sido y es la Institución que más se ha preocupado de los menores abandonados, de los niños de la calle, de los huérfanos y de todos los que están en riesgo de sufrir abusos físicos, mentales o sexuales.

 

Recordemos que hay cientos de santos que han fundado Obras sociales en favor de los niños y jóvenes abandonados, como san Juan Bosco, y hay cientos de Congregaciones religiosas, de hombres y mujeres, que cuidan menores enfermos, marginados y abandonados, especialmente en los países pobres.

 

Los hermanos de san Juan de Dios y las hermanas de la Madre Teresa de Calcuta son sólo un pequeñísimo ejemplo. En el mundo se hizo famosa la Ciudad de los muchachos, fundada por el padre Flanagan en Omaha (Estados Unidos), para rescatar a niños y jóvenes de las calles; con tan buenos resultados que hoy se han extendido por muchos países. En España se hizo famoso el circo de los muchachos, fundado por un sacerdote en Bemposta (Orense). Por él han pasado más de 3.000 muchachos, que estaban en situación de abandono. Otra institución importante es la de Mensajeros de la paz, fundada por el padre Ángel García, que ha atendido más de 17.000 niños desde que comenzó en 1962 con sus Hogares funcionales en Oviedo (España), y que recibió en 1994 el premio príncipe de Asturias.

 

Las Comunidades de El Arca están extendidas en muchos países. Fueron fundadas por Jean Vanier y el padre Thomas para acoger y cuidar las 24 horas del día a niños con discapacidad mental profunda. Estos niños con frecuencia, son abandonados en los hospitales donde están abandonados hasta de sus padres; allí viven sin amor y están expuestos a todos los abusos. Evidentemente, en todos los países hay diferentes Obras sociales de la Iglesia a favor de los menores.

 

Hay Congregaciones que atienden especialmente a los chicos de la calle o a jóvenes prostitutas, dándoles alimentación y formación humana y cristiana gratuitamente. Como muestra, veamos algunas de estas Obras solamente en el Perú, y que conozco personalmente.

 

Colegios Fe y alegría, dirigidos por sacerdotes jesuitas. Están extendidos en 17 países. Fueron fundados en Venezuela y atienden unos siete millones de niños cada año.

 

CIRCA, círculos católicos, fundados por el padre Carlos Pozzo,  jesuita, en Arequipa. Tiene 33 colegios gratuitos para 15.000 alumnos, 9 Sumac wassi (albergues para niños) y otras muchas obras para su educación humana y cristiana, y para librarlos del riesgo de caer en la delincuencia o el abandono social.

El padre Giovanni Salerno, fundador de los Siervos de los pobres del tercer mundo, tiene su casa central en el Cuzco, donde tiene un Comedor para 600 niños, a quienes da de comer gratuitamente todos los días; la casa San Tarsicio para acoger a niños de la calle; el centro Buen samaritano para enfermos; el centro educativo Francisco y Jacinta Marto acoge gratuitamente a niños por el hecho de ser huérfanos o carecer de recursos económicos. El Hogar nido Santa Teresa para niñas y niños enfermos, especialmente con lesiones cerebrales o severas minusvalías. La Obra Santa María para acoger a niñas de 8 a 12 años expuestas a los peligros de la calle; y está haciendo los preparativos para la construcción de una Ciudad de los muchachos.

 

En Lima está la Asociación Ciudad de los niños en San Juan de Miraflores, dirigida por el padre Iluminato, que se dedica al cuidado y protección de más de 600 menores de escasos recursos.

 

El Instituto Roncalli (toma el nombre del Papa Juan XXIII, que se llamaba Giuseppe Roncalli) rescata niños y jóvenes de la calle. Diariamente van a esta Institución más de dos mil menores, que son dirigidos por el padre Luis Cordero. Reciben atención alimentaria y un importante programa de formación técnica. De esta manera se están rehabilitando cientos de jóvenes que habrían caído en la delincuencia, drogadicción o abandono.

 

Otra obra grandiosa es la del padre Hugo Censi en Chacas, departamento de Ancash, donde atiende varios hogares para niños y una cooperativa que ha hecho de Chacas un milagro económico y turístico; un modelo para otros lugares del Perú.

 

Además, podemos nombrar la Posadita del Buen Pastor para niños con sida y donde las hermanas del Buen Pastor dan apoyo y orientación a mujeres y niños víctimas de la violencia. También está el Hogar San Camilo, dirigido por los padres Camilos, que atienden a niños y jóvenes con sida.

 

Los padres salesianos tienen centros de atención para muchos miles de jóvenes, a quienes ayudan gratuitamente. Los hermanos de San Juan de Dios atienden a niños con discapacidad.

 

Las hermanas adoratrices tienen un centro de internas para la recuperación de menores prostitutas en el Callao; y otro de externas para mayores y menores prostitutas, a quienes ayudan con alimentos y educación para ellas y sus hijos. Y por supuesto hay muchos albergues, orfelinatos y casas para niños, etc., dirigidos por religiosas, que no es posible enumerar.

 

Por lo cual, podemos decir que, si hay alguna Institución humana que ha hecho algo efectivo a lo largo de dos mil años y a gran escala en favor de los menores,  ha sido la Iglesia católica. Y, de la misma manera, podemos decir que, si hay alguna Institución humana que ha hecho algo efectivo en la actualidad para acabar dentro de su seno con la lacra de los abusos sexuales de menores, ha sido la Iglesia católica, que ha tenido la valentía de reconocer sus pecados, de pedir perdón y de enfrentar el problema con las reformas correspondientes.

 

0 comentarios:

Video homenaje a Manolo

"¡Cómo no creer!. Señor de los Milagros

 

José Antonio Benito Copyright © 2009 Gadget Blog is Designed by Ipietoon y adaptado por ANGEL SANTA MARIA R. Sponsored by Online Business Journal