jueves, 12 de junio de 2014

La Familia Capital Social. Monseñor José Ignacio Munilla

La Familia Capital Social – Conferencia del Monseñor. José Ignacio Munilla - Diócesis de S. Sebastián (Junio 2014)

 

Síntesis elaborada por Profesionales Católicos, Parroquia San Lucas (Marino Albanese)

 

La sociedad es un gran vínculo. Hay una crisis de desvinculación; una ruptura del hombre moderno con las instituciones; una rebelión contra la religión y contra a Dios que es sentido como una imposición.

La globalización ha generado un espejismo contradictorio que a veces te sientes vinculado por un acontecimiento lejano y desvinculado por uno que ocurre cerca de ti.

 

Mafalda: "¡Yo hago la humanidad pero lo que me fastidia es la gente....! "

 

Existe una gran crisis de desvinculación. Una ruptura antropológica, una perdida de identidad; yo no soy

lo que soy. Una crisis cultural es decir un divorcio entre verdad y amor, entre razón y voluntad.

Nos escondemos en lo subjetivo y renunciamos a lo objetivo de la vida.

 

Mafalda: "¡Lo ideal sería tener el corazón en la cabeza y el cerebro en el pecho! ¡Así que pensaríamos con amor y amaríamos con sabiduría! "

 

El gran problema que tenemos es la desvinculación entre amor y verdad. Opción terrorífica, trampa mortal.

Benedicto XVI en su obra "Naturaleza y grandeza del amor" nos dice:

"Es urgente redescubrir una alianza que siempre ha sido fecunda cuando será respetado. En esta alianza ocupa el primer plano la razón y el amor." 

Guillermo de San Thierry decía: "Si la razón instruye al amor y el amor ilumina la razón, si la razón se convierte en amor y el amor se queda dentro los confines de la razón, entonces se puede hacer algo grande".

La gran tesis es la vinculación. Estamos y vamos a estar vinculados a la familia y la familia crea vínculos; la tesis es que la gran crisis está representada por una sociedad desvinculada con las instituciones, con Dios mismo, con los vecinos, con la sociedad: se trata de una desvinculación antropológica de lo objetivo y lo subjetivo, una fractura, una orfandad y una desolación terrible.

 

Individualismo: derecho a decidir. ¿Todo? ¿Decidir por la muerte? Es un falso dogma. Tenemos una concepción absolutamente aislada de la vida, como si lo que hacemos no afectara a nadie pero esto no es verdad: ¡todos estamos en el mismo barco!

Es un concepto falso de libertad. La ideología del deseo. El deseo sustituye la voluntad. La vida la apostamos por actos de voluntad y no por mero deseo. Tenemos que aprender remar en contra a los deseos: San Ignacio es la clave.

 

Una de las debilidades de nuestra democracia precisamente consiste en dar a la gente lo que les apetece.

Esta es una debilidad de la democracia. Tú le das a la gente lo que pide y te votan. Más que creer en un proyecto para el bien del hombre, tú organiza una encuesta y dice: vamos a ver lo que pide la gente y se lo das. Pero tú no tienes un proyecto.

Detrás de la dictadura del deseo hay una hegemonía de lo inmediato. Lo que veo, lo deseo ya. No sabemos

Posponer. Detrás de la liberalización de todos los horarios está esto: agarrar el deseo irrefrenable de la gente antes que pase el momento: la supremacía de lo inmediato.

 

Estamos en una sociedad de relativismo. Han caído las ideologías pero han nacido otras. Acá no existe solo relativismo, existe dictadura del relativismo. Se quiere imponer unos dogmas entre los cuales hay la ideología de género.

El marxismo que cayó se ha incorporado, una especie de metástasis y ha nacido la ideología de género.

Pero con una diversidad respeto a las manifestaciones de principio de siglo. Las clases que manifiestan son también capitalistas.

 

En su libro "La Sociedad Desvinculada" José Miró nos dice : "Según esta visión el fundamento antropológico de la humanidad, la diferencia entre hombre y mujer no es tal como elemento relevante y decisivo que ordena la relación de nuestra especie; no hay hombres y mujeres, no hay padres y madres porqué la naturaleza biológica no importa. El sexo de la humanidad es polimorfo transitorio, voluntario, homosexual, bisexual, transexual, transgénico. La naturaleza de la ideología de género se puntualiza en una afirmación:

"la orientación sexual y la identidad sexual de una persona son el resultado de una construcción social. No hay papeles biológicamente hablando regularmente inscritos en la naturaleza. Sí las formas naturalmente variable de empeñar uno o varios papeles sexuales. Es una enmienda a la totalidad de la ideología de género. La sociedad inventa las diferencias de sexo. Y que rechacé que los seres humanos se dividan en hombres y mujeres. Habrían identificado 22 identidades de género y todas portadoras de derechos".

 

Hay dos grandes banderas (o batallas) en la ideología de género: el aborto y la eutanasia.  

 

La falta de esperanza en el futuro. La salud de la esperanza está estrechamente vinculada a la puesta por la familia. Donde no hay natalidad hay una crisis de la esperanza. Sin embargo donde hay natalidad no hay crisis de la esperanza. El plus de esperanza se respira en una familia numerosa.

Detrás de la psicología de género se ha desvinculado también la sociedad: sexo seguro pero no responsable.

La familia es la respuesta. Porqué yo no soy solo, no soy individuo, soy persona y el vinculo de la familia es el amor. La familia funciona en la medida que exista el olvido de uno mismo.

La familia es la experiencia más concreta de las palabras de Jesús en el evangelio. "El que se olvida de si mismo se encontrará; él que se encuentra a si mismo se perderá" 

 

La familia te enseña a tener una preferencia y a cuidar al hermano más débil.

Se suele decir que la lectura moral de una sociedad se mide por como trata a los débiles.

La familia es una gran valoración de la experiencia, particularmente los abuelos que nos hacen entender que la vida no comienza con nosotros.

La familia es una gran escuela de la experiencia y por último la familia es una gran apertura a la trascendencia. ¿Por qué? Porqué cuando sucede algo grande se piensa: ¡este es demasiado grande para que haya salido de nosotros!

El capitalismo y el marxismo están en guerra con la familia. Es mucho más fácil manipular al individuo que a la familia. En la familia se refugia la libertad del hombre. La desvinculación lleva al consumismo.

Entorno a la familia y a la vida se libra hoy el combate para la dignidad del ser humano.

Hemos sido creados para el amor y la verdad y la familia es el único lugar adonde se toma el amor en serio y donde se dice la verdad en serio.

La crisis educativa determina muchas veces un vacío de comunicación que conlleva al desarrollo de comportamientos uniformados equivocados. 

Video homenaje a Manolo

"¡Cómo no creer!. Señor de los Milagros

 

José Antonio Benito Copyright © 2009 Gadget Blog is Designed by Ipietoon y adaptado por ANGEL SANTA MARIA R. Sponsored by Online Business Journal