domingo, 4 de enero de 2015

Carlos Díaz: Testimonio y pensamiento con motivo de los 70 años de vida y su jubilación

Carlos Díaz:testimonio y pensamiento

Libro homenaje por sus 70 años y jubilación

AA. VV.

044 85 81 54 26

Edita: Familia Díaz Pérez e Instituto Emmanuel Mounier

ISBN: 978-84-15809-19-7

Depósito Legal: M-27832-2014

Imprenta kadmos

Salamanca, 2014

320 pp

 

Por fin he podido leer esta deliciosa obra que han tenido la generosidad de enviarme en PDF. Y comienzo felicitando a su esposa Julia Pérez y a su hija Esther Díaz por las entrañables cartas que dedican al esposo y al padre, dándole a la obra entrañas de amar y ser amado. Al centrar mi pensamiento en Carlos Díaz me viene a la mente lo que escribió el poeta de la Generación del 27, Gerardo Diego, de Garcilaso de la Vega:

¡Si Garcilaso volviera,

yo sería su escudero,

qué gran caballero era!

Sus cientos de libros, miles de artículos y reflexiones me hacen pensar en los padres de la Iglesia, y en concreto en San Agustín, en Don Miguel de Unamuno, en Don Quijote. Y lo siento libre, yo-tú, ensanchando la razón y el corazón, a la mayor gloria de Dios y el mejor bien del prójimo, en todo amar y servir, sin componendas. Con el Dios de siempre pero con el nuestro de cada día, de la época moderna y avizorando el de mañana. Tendiendo puentes, creando lazos, dando lo mejor de sí para nutrirnos y compartir con todos.

Les dejo con la emotiva y cabal presentación así como con el índice…Y si quieren más, pidan no más y les enviaré toda la obra en PDF.

Si tuviese tiempo escribiría un texto sobre Julia, su esposa. Me ha tocado en varias ocasiones acompañar a Carlos, el maestro, su esposo, en la mesa de los ponentes y ver a todos sus oyentes. Nunca he visto ojos tan atentos como los de Julia, con la seguridad del que adivina lo que va a decir pero con la sorpresa del niño ante lo novedoso. Parodiando a los que vieron a Jesús ante su amigo Lázaro yo diría: ¡Cómo lo quiere! Si Unamuno se refería a San Juan de la Cruz como su "madrecito", algo así podría decir Julia de su esposo. Lo que tengo claro es que los dos son uno (en el matrimonio) y trino (proyectándose en sus hijos, nietos, amigos,…)

 

 

 

 

Presentación.

En honor a carlos díaz

Luis Ferreiro

Presidente del Instituto Emmanuel Mounier

Me corresponde presentar este libro, algo que es, al mismo tiempo, un honor

inmerecido, un deber inexcusable y una gozosa ocasión para expresar mi deuda y

mi afecto a Carlos Díaz. Pero este libro es más que un libro, es una fiesta, en este

caso una fiesta de homenaje a Carlos Díaz por su setenta cumpleaños y su jubilación

de la Universidad. Sabemos que es muy poca cosa para tanto que agradecer,

pero ese poco condensa mucho afecto y sinceridad. Quiere ser un humilde acto de

reconocimiento a toda una vida entregada a los demás, con un compromiso sin intermitencias,

generoso y sin fronteras, que ha sabido darse a través de una intensa

tarea formativa que ha desbordado el recinto de la Universidad para derramarse en

todos los ámbitos sociales, a la manera de Mounier, con una ciencia que, sin dejar

de ser ciencia, es una ciencia combativa y que combate apasionadamente por el

hombre.

Como toda fiesta que se digne ha tenido una larga preparación por sus anfitriones:

en primer lugar, la familia de Carlos Díaz y, después, uno de sus hijos predilectos,

el Instituto Emmanuel Mounier, un grupo humano a veces díscolo, otras

pródigo, pero siempre leal a su persona y fiel a sus ideas.

Naturalmente, a ella no podían faltar sus amigos más incondicionales, que

formando un coro de treinta y siete voces hemos querido colaborar para cantar el

cumpleaños feliz y acompañarle en acción de gracias por esa vida tan llena y tan

rica. Cada uno de ellos le ofrece aquí un regalo hecho de tiempo y creatividad, un

aplauso escrito para que no se lo lleve el viento. A todos ellos dirigimos nuestro

agradecimiento por la entusiasta acogida a la idea y por su dedicación a ella, como

también a los que, sin escribir, la han apoyado como propia.

12 Luis Ferreiro

Para orientar la lectura señalamos que hay tres clases de textos sobre temas

varios, que han sido objeto de las preocupaciones de Carlos:

1. Trabajos teóricos con dedicación a Carlos Díaz, en los que los autores

reflexionan sobre un tema de interés común a los suyos, la mayor parte de

ellos haciendo referencia expresa a su obra. Son los debidos a: Luis Aranguren,

Ricardo Blázquez, Antonio Colomer, Agustín Domingo Moratalla,

José-Román Flecha, Miguel García-Baró, Juan José García Norro, Olegario

González de Cardedal, Teófilo González Vila, Alfonso López Quintás,

Andrés Ortiz-Osés, Rogelio Rovira, Gonzalo Tejerina, José María Vegas y

Federico Velázquez de Castro.

2. Trabajos teóricos que estudian algún aspecto de la obra intelectual de Carlos

Díaz, bien temáticamente, bien como diálogo con él. Son los escritos

por: Emmanuel Buch, Josep M. Coll, Jesús Conill, Adela Cortina, Ricardo

de Luis, Xosé Manuel Domínguez Prieto, Félix García Moriyón, Juan de

Dios Martín Velasco, Ildefonso Murillo y José Luis Vázquez Borau.

3. Testimonios sobre la persona y la obra de Carlos Díaz: unos son familiares,

como los Julia Pérez y Esther Díaz, otros de amigos, compañeros de estudio,

profesión y militancia, como son los de Chema Berro, Luis Blanco,

Juan Ramón Calo, Antonio Calvo, Luis Capilla, Ernesto González, Juan

María Laboa, José Manuel Linares y Ramón Rodríguez.

A través de ellos, a ti lector, te invitamos a sumarte a esta fiesta y compartir

la alegría por el jubileo de nuestro admirado y, sobre todo, querido Carlos. Este

libro quisiera ser «por» Carlos Díaz, porque nos gustaría que dejase una huella que

perdure y, siguiéndola, el lector fuese al encuentro de su propia obra y en su lectura

directa se encontrase con los tesoros de lucidez e ingenio que hay en ella.

Por otra parte, este libro es «para» Carlos Díaz, por eso las últimas palabras

van directamente para ti, Carlos, para decirte que no te has cruzado en nuestras vidas

en vano –hablo por mí, pero sé que todos firmarían lo que te digo–, por la altura

de tus deseos y obras nos has inspirado respeto, por tu cercanía cálida te has hecho

querer, aunque no descarto que por torpeza nuestra o por insatisfacción tuya, pese a

tu insistente vocear el «soy amado, luego existo», te hayas sentido cual «caballero

inexistente» y malquerido. Las páginas que siguen son un testimonio de un diálogo

contigo que nos ha nutrido vitalmente a lo largo de muchos años, en mi caso más

de veinte, y en todos ellos te has dado de muchas maneras, de tal modo que, recordando

a nuestro apreciado Kierkegaard, te hemos visto cual «caballero de la fe».

Cuando miro hacia atrás, contemplo cuánta riqueza he recibido de ti, recuerdo

las lecturas de tus numerosos libros, las conferencias que te he escuchado deleitándome,

las conversaciones de tú a tú y, también, por qué no reconocerlo, esas riñas

nuestras que sólo son posibles entre quienes se quieren fraternalmente. Recuerdo

los diversos paisajes en los que hemos compartido momentos inolvidables, en

Roma, con tu admiración visitando San Clemente, o el Panteón, en México, en

Tánger, tomando aquel té verde en la avenida Louis Pasteur… y tantas veces en

Madrid, muchas de ellas con la inapreciable compañía de Marijuli, la compañera

de tu vida, y a quien debemos mucho de lo que te debemos a ti y, en su mayor parte,

este regalo, y a quien paso la palabra para que complete esta presentación.

Por todo ello, sencillamente, sinceramente, muchas gracias, Carlos, y que

Dios te bendiga siempre.

 

ÍNDICE

Presentación. En honor a Carlos Díaz. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .            11

Luis Ferreiro

Carta . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .     15

Julia Pérez

Ante el acontecimiento. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .             17

Luis Aranguren Gonzalo

Carta a Carlos Díaz. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .             27

Chema Berro

Carta / Testimonio. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .           31

Luis Blanco

La encíclica Lumen fidei . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .            39

Ricardo Blázquez

Soy encontrado por la alegría, luego existo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .            49

Emmanuel Buch Camí

En el escenario de la memoria. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .             53

Juan Ramón Calo Cortés

Carlos Díaz (1944-2014…): el nómada del personalismo. . . . . . . . . . . . . .             61

Antonio Calvo

Carta a Carlos Díaz. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .             65

Luis Capilla

Elogio de Carlos Díaz y propuesta de diálogo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .            67

Josep M. Coll

El concepto y el valor del mestizaje en la cultura y el pensamiento Hispanoamericanos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .            79

Antonio Colomer Viadel

8 ÍNDICE 

Fenomenología, persona y religación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .            95

Jesús Conill

¿Una razón dialógica cordial puede ser personalista de pura cepa?. . . . . 105

Adela Cortina

«Si Dios no existiera el hombre no sería persona». Dios en el pensamiento

de Carlos Díaz . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .            115

Ricardo de Luis Carballada

En casa del herrero, cuchillo de palo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .            125

Esther Díaz

Capacitar en la Era digital. Diez claves de vitalidad educativa del personalismo

comunitario . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .   127

Agustín Domingo Moratalla

Personalismo terapéutico en Carlos Díaz . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .             143

Xosé Manuel Domínguez Prieto

Persona y sociedad en la exhortación Evangelii gaudium del papa

Francisco . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .            157

José-Román Flecha Andrés

Nuevo elogio de la filosofía . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .            167

Miguel García-Baró

Anarquismo y cristianismo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .             173

Félix García Moriyón

¿Aprender qué pensar o aprender a pensar? ¡Aprender a dialogar!. . . . . .            183

Juan José García Norro

Dios a la vera del camino. Heidegger y Ortega. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .             193

Olegario González de Cardedal

Remembranzas de entonces y vivencias de ahora . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .             203

Ernesto González García

La caridad política . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .           209

Teófilo González Vila

A propósito de Carlos y de las cruces de los papas contemporáneos . . . . .             223

Juan María Laboa

Carta a Carlos Díaz. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .             231

José Manuel Linares

El personalismo y la mirada profunda. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .             237

Alfonso López Quintás

La evangelización: ¿del diálogo al testimonio?, o ¿del testimonio al diálogo?. 247

Juan Martín Velasco

A favor de una razón cálida, contra la razón prometeica . . . . . . . . . . . . . .             253

Ildefonso Murillo

La sabiduría radical de Jesús de Nazaret. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .            263

Andrés Ortiz-Osés

Alemania, 1968. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .            273

Ramón Rodríguez

¿Es razonable preguntarse por Dios a partir de la conciencia del deber?

Examen de la respuesta de J. S. Mill . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .            275

Rogelio Rovira

La comprensión del mal en horizonte del sentido para la teodicea necesaria 283

Gonzalo Tejerina Arias

Carlos Díaz, un filósofo al estilo de Mounier. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .             293

J. L. Vázquez Borau

Prometeo contra el Hijo del hombre. ¿Qué hace Dios contra el mal?. . . . .             301

José María Vegas

Personalismo, ética y medio ambiente. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .             313

Federico Velázquez de Castro González

Video homenaje a Manolo

"¡Cómo no creer!. Señor de los Milagros

 

José Antonio Benito Copyright © 2009 Gadget Blog is Designed by Ipietoon y adaptado por ANGEL SANTA MARIA R. Sponsored by Online Business Journal