jueves, 28 de abril de 2016

Un Seminario con historia. P. Carlos Rosell, Rector de la FTPCL

Comentario al nuevo libro EL SEMINARIO DE SANTO TORIBIO EN LA HISTORIA (1590-2006) (Su trayectoria vital): José Antonio Benito. Facultad de Teología, Arzobispado de Lima, Seminario, Lima 2016, 358 pp.


Un Seminario con historia
 
Uno de los pasajes bíblicos fundamentales para hablar del sacerdocio es el llamado que hace el Señor a los Doce. A este respecto leemos: Subió al monte y llamó a los que él quiso; y vinieron donde él. Instituyó Doce, para que estuvieran con él, y para enviarlos a predicar con poder de expulsar los demonios (Mc 3, 13-15). En este sentido, podemos afirmar que un Seminario es el espacio donde se actualiza este pasaje de la vida del Señor. En efecto, la Iglesia ha instituido los seminarios para que los candidatos al sacerdocio, es decir los llamados por Jesús, estén con Él de una forma más cercana, y luego de varios años de una seria formación, reciban el sacramento del Orden y así salgan a predicar con autoridad la Palabra de Dios y celebrar los sacramentos. De esa manera, harán presente al mismo Cristo en medio de su Iglesia. Gracias a los seminarios, la Iglesia garantiza que sus ministros sagrados tienen la formación debida para servir al estilo de Jesús, el Buen Pastor (cf. Jn 10, 11).
Todo Seminario es una bendición para la Iglesia. Y en este sentido, el Seminario fundado por el santo arzobispo de Lima, Toribio Alfonso de Mogrovejo, ha sido y es un instrumento de primer nivel al servicio de la Iglesia. Por eso, ¿cómo no elevar al Altísimo nuestra acción de gracias por todos los sacerdotes que han salido de este centro de formación? ¿Cómo no dar gracias a Dios por tantos sacerdotes fieles hasta la muerte que se han formado en el Seminario de Lima?
Hablar del Seminario de Lima conduce inevitablemente a resaltar la figura de santo Toribio de Mogrovejo. A este respecto, afirmaba el gran historiador Rubén Vargas Ugarte: Así como los Concilios Limenses ocupan el primer lugar en la legislación eclesiástica, el Seminario fundado por el insigne Arzobispo de la Ciudad de los Reyes, Toribio de Mogrovejo, tiene la primacía entre todos los centros destinados a la formación del clero en estas tierras descubiertas por Colón.[1]
El Seminario de Santo Toribio de Mogrovejo tiene una rica historia. Son pocos los seminarios en América Latina que pueden hablar de más de 420 años de historia. En efecto, el  inicio del seminario se remonta al 7 de diciembre de 1590 cuando se nombró al primer rector del Seminario, Don Hernando de Guzmán. Así se menciona en la Carta de Juan Pablo II al Sr. Cardenal de Lima Augusto Vargas Alzamora, 7 de diciembre de 1990: «El nombramiento de su primer rector, el 7 de diciembre de 1590, ha sido considerado como el acto fundacional del Seminario. La iniciativa estaba destinada a perdurar y dar copiosos frutos».
El Seminario de Lima, alma máter de los sacerdotes del Perú, ha conocido una trayectoria variopinta. Desde su fundación hasta el año 1909 es el clero diocesano responsable de la marcha del Seminario. El año 1910, el Seminario es encargado a los padres claretianos, los cuales estarán en la formación hasta el año 1920. Luego, desde el año 1940 hasta 1991, serán los Misioneros del Espíritu Santo quienes se harán cargo del Seminario. A partir del año 1992, los sacerdotes diocesanos vuelven a la formación. Actualmente todo el equipo de formación está compuesto por sacerdotes del clero diocesano.
Asimismo, desde su origen el Seminario conocerá diferentes locales. El año 1940, Lima sufre un terremoto de grandes proporciones, y el edificio antiguo del Seminario ubicado en la calle El Milagro, contiguo al convento de los franciscanos, quedó profundamente dañado. Esto motivó que el año 1945 se trasladará al actual local en el distrito de Pueblo Libre.
Hoy el Seminario de Santo Toribio de Mogrovejo tiene un reto: formar sacerdotes santos que asuman sin miedo ni complejos los desafíos del siglo xxi. El Rector y el equipo de formadores asumimos este reto confiados en la intercesión de Santo Toribio de Mogrovejo, nuestro fundador.
Agradezco el Dr. José Antonio Benito por haber redactado este libro: El Seminario de Santo Toribio en la historia (1590-2014). Su trayectoria vital. Es un texto que con rigor histórico y concisión nos relata la vida del Seminario de Santo Toribio de Mogrovejo de Lima. Estoy seguro de que la lectura de este libro contribuirá enormemente a conocer y valorar la rica historia de la Iglesia que peregrina en Lima con el único afán de llevar el Evangelio.
  
 
P. Carlos Rosell De Almeida
Rector de la Facultad de Teología Pontificia y Civil de Lima


Video homenaje a Manolo

"¡Cómo no creer!. Señor de los Milagros

 

José Antonio Benito Copyright © 2009 Gadget Blog is Designed by Ipietoon y adaptado por ANGEL SANTA MARIA R. Sponsored by Online Business Journal