viernes, 6 de mayo de 2016

¡HASTA EL CIELO MANOLO, CUATRO AÑOS YA! https://www.youtube.com/watch?v=ZfjG31S9qYg

Mañana 7 de mayo -cuatro años después- recorreré el trayecto cotidiano de Manolo, del Hogar al Colegio San Martín de Porres, rezando el Rosario y luego participaré en la Santa Misa de 8 a.m. en Magdalena. Les comparto el video que Ángel preparó, así como unas fotos entrañables. Nos encomendamos a este cruzado ejemplar y ¡realmente MISERICORDIOSO!
JAB

 https://www.youtube.com/watch?v=ZfjG31S9qYg

Manolo Tomás Amorós, cruzado de Santa María, falleció el pasado 7 de mayo en Lima (Perú).
Nació en Callosa de Segura (Alicante) el 31 de diciembre de 1949, y muy pronto se trasladó a Madrid. Allí, como "botones" del Banco Central, conoció a Abelardo de Armas y la Milicia de Santa María. A lo largo de diez años (1965 a 1975) desarrolló labor profesional administrativa en dicho Banco. Desde el primer momento se sintió en sintonía con el espíritu de la Cruzada de Santa María, a punto tal que el 8 de diciembre de 1971 solicitó su ingreso en el Instituto.
Muy cercano con los jóvenes, estos también le apreciaban enormemente por su gran corazón. Y con el deseo de hacer el mayor bien a los mismos, se empeñó en ir preparándose intelectualmente. Realizó estudios de Enseñanza Media en los Institutos Cervantes y Ramiro de Maeztu de Madrid. Tras ellos inició los estudios de Magisterio, que finalizó en Segovia, adonde había sido trasladado por la Cruzada. En dicha ciudad prolongó sus estudios de Ciencias de la Educación (Pedagogía) al tiempo que dirigía una residencia de estudiantes. Fueron ocho años los que pasó en dicha ciudad desarrollando intensa labor apostólica.
Burgos fue su siguiente destino, en el curso 1988-89, y allí impartió clases en el Complejo Escolar del Círculo Católico de Obreros. Y ese verano, tras la tanda de Ejercicios Espirituales que los cruzados realizamos en Santibáñez de Porma (León), escribió la siguiente nota a Abelardo, cofundador de los cruzados de Santa María, y que conserva el Instituto. Dice así:
"Querido Abe: Por estas letras deseo comunicarte mi completa disponibilidad para lo que desees. No deseo tener nada como propio, puesto que todo me ha sido dado. Solo deseo la mayor gloria de Dios por la obediencia. Eso pido a la Virgen Inmaculada. Tuyo, Manolo".
Y Abelardo, viendo su madurez y disponibilidad, decidió que formase parte del pequeño grupo de cruzados que en octubre de ese mismo año 1989 partió hacia América para fundar en Arequipa (Perú). En esta población y en Tacna pasó los siguientes años, simultaneando la actividad docente con múltiples actividades apostólicas, con el paréntesis de unos años (en la década de los 90) en los que se trasladó a Valparaíso (Chile) para ayudar en la consolidación de esta incipiente fundación de la Cruzada. Nuevamente regresó a Arequipa, y con el cambio de siglo la Cruzada le encomendó formase parte del grupo que fundaría un nuevo Hogar de la Cruzada en Lima. Y aquí en Lima ha permanecido estos últimos años hasta que el Señor le ha llamado a su seno. Su actividad fundamental ha sido la docencia en el colegio San Martín de Porres, de los PP. Agustinos Recoletos, en Pueblo Libre, como profesor de Comunicación en Secundaria. 
El féretro con sus restos mortales fue llevado y velado en el colegio donde estaba realizando su labor docente. Casi todas las promociones colegiales le regalaron coronas florales; varios de los alumnos escribieron textos preciosos como: «Profesor Manuel, posiblemente fuiste el mejor profesor, el más divertido y cariñoso; no olvides que seguiré repasando lo que nos enseñaste; desde aquí te envío un abrazo y espero la estés pasando bien allá arriba, hasta volvernos a ver cuando me toque a mí». Un alumno presentó un sentido video en el que sale Manolo dando clase y cantando.
Se celebró el funeral en la iglesia parroquial de La Magdalena, regentada por los PP. Agustinos Recoletos. Presidió el P. Ricardo, ORA, provincial de dicha orden, destacando en su homilía la bondad de Manolo, su paz, su alegría, el saber unir ciencia y didáctica, su amor a la Virgen, su discreción, el saber hacer familia... Al final, me tocó dar las gracias a los padres celebrantes, a los PP. Agustinos, la comunidad educativa, la presencia de los militantes, las cruzadas, miembros de la FENIS (Federación de Institutos Seculares), los vecinos y todos en general. Destaqué su ser contemplativo (oración, canción, disponible, sencillo, alegre) que lo llevaba a todos, y resalté que su final es el símbolo del laico consagrado que siempre está en camino, alegre, cantando, hacia el trabajo...y da su vida en plena calle, convirtiendo el suelo en Cielo.

 
"¡Manolo, amigo sencillo, cruzado fiel, intercede por nosotros!"
  

Video homenaje a Manolo

"¡Cómo no creer!. Señor de los Milagros

 

José Antonio Benito Copyright © 2009 Gadget Blog is Designed by Ipietoon y adaptado por ANGEL SANTA MARIA R. Sponsored by Online Business Journal