domingo, 29 de mayo de 2016

PADRE CÉSAR BUENDÍA, 39 AÑOS DE SACERDOTE, ¡FELIZ ANIVERSARIO!

EN EL 39 ANIVERSARIO SACERDOTAL DEL P. CÉSAR BUENDÍA ROMERO, PÁRROCO DE SANTA MARÍA DE LA PROVIDENCIA EN LAS PALMERAS Y RECTOR DE LA UNIVERSIDAD CATÓLICA SEDES SAPIENTIAE

Hoy 29 de mayo celebramos su 39 aniversario de la ordenación sacerdotal en su tierra valenciana, allá por el año 1977. Tenía tan sólo 24 años y miles de sueños. Me sumo a la acción de gracias y celebración por tal regalo del Cielo, compartiéndoles la entrevista concedida a mi programa en Radio María, en el 2011.

------------------------------------------

Queridos amigos de Radio María, bienvenidos a nuestro programa "Sacerdotes ayer, sacerdotes hoy, sacerdotes siempre". Tengo el gusto de comunicarles que ¡por fin! ya nos encontramos con el P. César Buendía a quien hemos perseguido pero como tiene tantas cosas que hacer no ha sido tan fácil. Muy buenas P. César se presenta aquí para Radio María. Muchas gracias, eso de que no ha sido fácil, ha sido facilísimo porque yo he venido por mi propia pierna. Bueno muchas felicidades a todos los oyentes tenemos mucho gusto de estar con ustedes. ¿Nos podría contar que es lo que está haciendo?

Padre César Buendía:

Sí, hace 17 años (hoy serían 22) que vine a Perú. Desde el principio nos enviaron a una Parroquia cercana al estudio del CEPAC (Centro del Patrimonio Cultural de la UCSS) donde estamos grabando, la Parroquia de Santa María de la Providencia en la Av. De las Palmeras, en Los Olivos; una parroquia maravillosa, ¡bueno! para qué vamos a negarlo, ¡todo el Perú es maravilloso!

JAB: Pero dice Monseñor Lino y lo dijo en televisión y todo que es como su Parroquia de Ars en Carrabayllo, no sé por qué lo diría…

Padre César Buendía     :

Lo diría por la cantidad de gente que confesamos. Lo que pasa es que a diferencia del Cura de Ars que los confesaba él, nosotros los confesamos entre cinco, eso quiere decir que la santidad del Cura de Ars no los repartimos entre los cinco…

 JAB: ¿Y parece que hay bastantes vocaciones, no?

Padre César Buendía     : Sí, hemos tenido gracias a Dios muchas vocaciones. Desde el principio vinieron unas religiosas a ayudarnos, las Misioneras de Jesús Eterno Sacerdote de fundación italiana de ayuda a los Sacerdotes, casi por casualidad (bueno, Providencia) y casi el mismo año que nosotros llegamos, estas religiosas que son muy entregadas y muchas chicas han entrado con ellas; había también aquí una congregación que ahora está más bien poco pero están todavía que son las Hijas de Santa María de la Providencia; han venido también otras monjas también sacerdotales que llevan en España muchas residencias sacerdotales que se llaman Cooperadoras de Betania y también han tenido muchas vocaciones y después las vocaciones al sacerdocio, total unas cuarenta, más, más, unas cuarenta y tantas, además de laicas consagradas, misioneras…

JAB: ¿Seguramente por ser el año sacerdotal están teniendo una campaña especial?

Padre César Buendía     : Sí claro, este año, no es que nosotros hagamos campaña, digamos que los chicos salen como Dios quiere y cuando Dios quiere, pero de hecho este año es un año de oración por los Sacerdotes y en la parroquia el Padre Vicente Folgado (+) que es el "mandamás" de allí y el que más trabaja, pues la verdad que ha organizado todos los días oraciones y acciones por los sacerdotes; sí, tenemos muchas cosas, en la Clínica del Buen Pastor  cada día hacemos una oración por los Sacerdotes dentro de la misa; en fin, han salido muchas vocaciones este año; de la parroquia, tres, pero en total tenemos de la Diócesis quince que quieren ser Sacerdotes este año

JAB: Padre César, aparte de la Parroquia está en la Universidad Católica Sedes Sapientiae, también está en el ISET Juan XXIII y está en la Facultad  del Callao Redemptoris Mater, pero no vamos hablar de todo esto. Me gustaría que nos hablase del sacerdocio en el Perú porque creo tiene un puesto privilegiado como secretario ejecutivo de la Conferencia Episcopal de Perú.

Padre César Buendía     :  Sí, bueno, en la parte del clero, bueno eso fue pura casualidad, pero bueno…

JAB: Providencia

Padre César Buendía     : Providencia, eso es, entonces se ve que no encontraban a otro más tonto que yo y me escogieron a mí. Soy especialista en inteligencia, pero la cuestión es que allí en la Conferencia Episcopal hay una sección se llama Comisión, aunque la Comisión la formamos dos somos una gran comisión, hay una comisión de Obispos, lo que pasa es que nosotros somos los que hacemos el trabajo de cada día y usted dirá y cómo puede hacer el trabajo de cada día si es desempleado, pues ese es el misterio, la que hace más trabajo de cada día es la secretaria que está allí fija y yo voy tres veces a la semana, habitualmente lunes, miércoles y viernes; nuestro trabajo consiste en animar la Pastoral con los Sacerdotes y también de los Sacerdotes  en Perú.

JAB: Unas veces dicen que no se dejan y otras veces dicen que no les atienden ¿No?  O ¿Guardar el equilibrio quizá es difícil?

Padre César Buendía     : No quizás hay que reconocer que la Conferencia Episcopal no es el Obispo, o sea en cada Diócesis el Obispo es el responsable y nosotros desde allí lo que hacemos es apoyar o ayudar un poco, ayudamos con pequeñas publicaciones gratuitas que enviamos a todos los Sacerdotes

JAB: ¿De cuántos Sacerdotes hablamos?

Padre César Buendía     : Tres mil, en Perú hay tres mil Sacerdotes

JAB: ¿Entre diocesanos y religiosos? Y envían los boletines…

Padre César Buendía     : A tres mil

JAB: ¿Cada cuánto tiempo?

Padre César Buendía     : Son en realidad cuatro anuales, tenemos dos reuniones fijas a veces tres de los delegados del clero y la misión delos delegados incluso la nuestra es como digo animar a los Sacerdotes, pero en esta animación entra también la formación y entra también el preocuparse de los aspectos materiales, en realidad la comisión la forman los Obispos, pero en realidad hay un Obispo que es Mons. Francisco Simón  Piorno que es el encargado (el Obispo de Chimbote) y entonces nosotros allí lo que hacemos es apoyar en todo. Por ejemplo tenemos un día especial que es el día de oración por la santificación de los Sacerdotes.

JAB: ¿Cuándo es para que se puedan unir

Padre César Buendía     :

En la Iglesia Corazón de Jesús que es el viernes siguiente al Corpus Cristi

JAB: Y luego hay cursos ¿No?

Padre César Buendía     :  Sí este año tenemos dos cosas, en primer lugar el curso de verano que entra también unos 15 días de un pequeño digamos ejercicios espirituales de unos cuantos días y después ya viene el curso. Este año lo dedicamos a la espiritualidad sacerdotal a Benedicto VXI y allí de paso los Sacerdotes tiene unas vacaciones porque es un sitio muy bonito.

JAB: A veces dicen sobre todo de los sacristanes que tocan la campana pero que nunca pueden ir a lo que están tocando la campana, alguno dirá, pues este Padre que hace tantas cosas cuando tiene tiempo para la oración o cómo se organiza, porque además tiene un blog interesantísimo.

Padre César Buendía     :  No tan interesante. Pero esperemos que sea interesante.

JAB: Pero podemos anunciarlo.

Padre César Buendía     : Es http://somosnecesarios.wordpress.com

JAB: O sea que si uno le damos en el google "somos necesario blog" allí sale.

Padre César Buendía     : Puede ser

JAB: Seguro. Padre a mí ahora me gustaría ir a algo más personal un sacerdote es un Alter Cristus y no es un activista por supuesto, sino que es otro Cristo y nadie da lo que no tiene, en este programa sobre todo buscamos por qué soy sacerdote ¿Cuál es el itinerario, cuál ha sido la llamada o el proceso suyo?

Padre César Buendía     : Bueno yo tuve unos Sacerdotes extraordinarios, y una familia extraordinaria el único que no salió extraordinario fui yo. Pero mi papá. Lo querían mucho en  mi pueblo fue maestro y seguramente tuvo sus altos y bajos y mi madre una mujer de un pueblo de Soria buenísima todavía vive que vivió para mi papá.

JAB: ¿Qué edad tiene? Será mayorcita

Padre César Buendía     : No, es que se casó joven, se casó a los 18 años. Entonces, pues a mí me tuvo a los 20, yo tengo 56 ella tiene 76. Bueno y como digo tuve sacerdotes muy buenos como don José Gea, que es el que está con nosotros y estos sacerdotes son de Dios; entonces, me vi orientado, y yo era un poquito movido y entonces yo nunca creía que sería sacerdote hasta que el Señor se ve que me agarró del pescuezo y le dije a mi padre con mucho miedo pensado que no me iban a aceptar: "Papá, yo también quiero entrar en el Seminario"; mi hermano mayor había entrado, yo tenía entonces 8 años.

JAB: ¿Ya tenía uso de razón?

Padre César Buendía     : Bastante bruto era ¡ja, ja!. Y entonces -muy chico- mi padre se rió bastante; pero mi párroco dijo: "¿Y si Dios le llama?". Yo también me decía eso: "Y si Dios me llamara…", y me llamó. Después entre al Seminario a los 10 años y allí estuve hasta los 18; después estudié toda la secundaria, todas las cosas que se estudian. Y después empezamos la Filosofía y la Teología, pues yo tuve mis crisis, como es lógico, pues habiendo sido muy joven yo pensaba que no había sido del todo consiente; entonces tenía mi crisis de saber si eso era a lo que Dios me llamaba o se me había ocurrido y no lo había madurado; entonces, estudié pedagogía en las vacaciones porque mi hermano el mayor que se había salido del Seminario- estaba estudiando eso. Entonces a mí no me  costaba nada coger sus libros y ponerme a estudiar eso y ¿por qué lo hice? ¿Por qué no me metí en un Seminario? Porque no tenía otra salida en el mundo. Pero, bueno, después acabé el Seminario y me llevaron de cura a unos pueblecitos de Valencia y allí postulé -como quien dice- mi bautizo de fuego, porque todos sabemos que a los curas no les hace caso nadie; entonces, uno tiene sus propios sueños sin darse cuenta que va hacer una cosa excepcional y no tuve nada de excepcional, pero Dios en todo eso pues va trabajando; después de diez años de estar de Sacerdote, me encontré con los Catecúmenos (del Camino Neocatecumental) y los llamé a la parroquia porque me parecía que yo ya no servía; entonces ellos me ayudaron mucho, me hicieron ver la voluntad de Dios y la Providencia en toda mi vida y yo lo vi porque vi que ellos lo vivían. Desde entonces la cosa cambió mucho; después, al cabo de unos años, el Obispo de Valencia me dijo "por qué no te vas a Cuba" y yo dije "espérese un poquito porque mi padre seguramente morirá pronto". Mi padre murió y me presenté al Obispo; el Obispo murió de accidente de tráfico; entonces, al año siguiente nos enviaron al Padre Vicente Folgado (+) y a mí aquí y por eso estamos aquí.

JAB: ¿Y después de cuantos años ya de sacerdote?

Padre César Buendía     : 32 (hoy 39)

JAB: Después de 32 años, volviendo la vista atrás, si es que tiene tiempo pues veo que siempre esta hacia adelante. ¿Cuál es el sentimiento con estos 32 años?

Padre César Buendía     : Pues mi sentimiento es muy sencillo no he hecho lo que Dios quería; he hecho menos de lo que Dios quería, pero por lo menos he hecho algo. Sí, estoy contento de que Dios me haya llamado pero siempre uno dice "perdí tiempo, no hice lo que Dios se merece, no más del suficiente, pero esperemos que al final la alcance".

JAB: Entonces, ¿Cuál sería el sueño de un Sacerdote?

Padre César Buendía     : El sueño de un Sacerdote la fidelidad, o sea yo quiero ser fiel al Señor creo que es un sueño de todo cristiano; deseo ser mejor y mejor es decir que todo el mundo sea santo. Estas cosas profundas las lleva Dios y nosotros somos solo instrumentos bastante inútiles. Al menos, no defraudarle tanto como a veces me parece que le defraudo.

JAB: Usted es experto en moral y en sacramentos, todavía recordamos la lección magistral sobre los sacramentos en la inauguración de un curso académico. ¿En este año Sacerdotal, que consejo nos daría en esta línea de la moral de los sacramentos?

Padre César Buendía     : Bueno; es difícil dar un consejo a los demás, pero a mí lo que me ha ayudado mucho es ver las cosas desde Dios, o sea, el ver la historia de la gracia, no ver la historia de los triunfos humanos, personales; a veces a los mismos a los padres de familia, los hijos no les salen como ellos quisiera o por lo menos como ellos imaginaban, sino que Dios lleva la historia entonces resulta que el hijo hace cosas que el Padre no esperaba y cuando el Padre no se lo esperaba tampoco, el hijo hace cosas que el Padre daba por supuesto que el hijo no va hacer. Yo desearía que cada uno recobrara la esperanza pensando en Dios, Dios es el que lleva las cosas y por tanto en él recobrar nuestras esperanzas, eso es  lo que yo diría.

JAB: Pues muchísimas gracias. Si quisiera añadir algo más con motivo del año sacerdotal.

Padre César Buendía     : Lo único, que los Sacerdotes tenemos algo especial. No es sólo que Dios nos ha llamado amigos, no somos siervos sino amigo, pero eso se lo ha llamado a todos y a cada uno a su forma, pero sí tenemos una cosa, algo que decía el Santo Cura de Ars: "Con dos palabras bajó Dios al mundo y con dos palabras salvó a un alma del infierno". Pues, aprovechar eso. Aprovechar al Sacerdote, porque el Sacerdotes es un regalo de Dios, para nosotros los Sacerdotes y para todos los demás, o sea amar al Sacerdote no para hacerle la vida fácil, sino para que cumpla con su misión y también no permitir que no la cumpla y esto que estamos diciendo amar el Sacerdocio porque que es necesario.

JAB: Pues muchísimas gracias Padre César y aquí está su casa Radio María.

Padre César Buendía     : Muchas gracias.

Video homenaje a Manolo

"¡Cómo no creer!. Señor de los Milagros

 

José Antonio Benito Copyright © 2009 Gadget Blog is Designed by Ipietoon y adaptado por ANGEL SANTA MARIA R. Sponsored by Online Business Journal