sábado, 27 de enero de 2018

PAPA FRANCISCO DESTACA LA GRANDEZA DE LOS SANTOS PERUANOS COMO FORJADORES DE LATINOAMÉRICA

PAPA FRANCISCO DESTACA LA GRANDEZA DE LOS SANTOS PERUANOS COMO FORJADORES DE LATINOAMÉRICA

El Papa prepara con ilusión su inminente visita al Perú. En su videomensaje manifestó su aprecio por "la reserva más linda del pueblo peruano son los grandes santos que marcaron Latinoamérica, construyendo la Iglesia, trabajando por la unidad y en esperanza. Para profundizar en su mensaje y aproximarnos a tan rico comentario, recibí diez preguntas de Lucía Capuzzi, periodista italiana (avvenirenei.onmicrosoft.com ), autora de la biografía de la abuela Rosa del Papa.

Su colega STEFANIA FALASCA INVIATA IN PERÙ ha tenido la deferencia de citarme en su crónica "Quella «fede semplice» che porta a Dio Il Papa in Perù: alla scuola dei santi impariamo la tenerezza di Cristo per l'uomo Domenica 21 Gennaio 2018, diario Avvenire, de la conferencia episcopal italiana:  "Come san Giovanni Paolo II scris- se nell'Ecclesia in Americache «l'espressio- ne e i frutti migliori dell'identità cristiana dell'America sono i suoi santi», ha com- mentato José Antonio Benito Rodríguez do- cente all'Università cattolica Sedes Sapien- tiae e all'Università di Teología Pontificia y Civil di Lima - «i santi sono le pietre milia- ri, i referenti, i paradigmi del cristianesimo in Perù. Così i cinque santi peruviani ne hanno segnato la traiettoria, in particolare Rosa e Martín, hanno permeato la storia, la toponomastica, i costumi, l'idiosincrasia del Perù. La loro memoria è un vademe- cum per forgiare un Paese con l'unione e la speranza, indispensabili in tempi difficili come oggi»

Para que no se pierda lo que elaboré se lo comparto en su totalidad.

1)   Papa Francisco tiene una devoción especial para los Santos peruanos. De ellos dijo que son la reserva moral de Perú. ¿Por qué lo son?

Como escribió san Juan Pablo II en Ecclessia in America "el mayor don que América ha recibido del Señor es la fe, que ha ido forjando su identidad cristiana." (n.14); y "la expresión y los mejores frutos de la identidad cristiana de América son sus santos (n.15). Es como decir que en el ADN, en el carnet de identidad de América, en este caso del Perú, el Cristianismo es esencial y quienes lo han vivido de modo más coherente y ejemplar han sido los santos. A igual que hay personajes universales que marcan la trayectoria histórica, los santos son los hitos, los referentes, los paradigmas del cristianismo en el Perú; en ellos, encuentran sus connacionales el modo concreto de ser discípulo y misionero de Cristo, de amar a Dios por entero y al prójimo hasta el extremo. Los cinco santos del Perú, en especial Rosa y Martín, permean la historia, la toponimia, las costumbres, la idiosincrasia del Perú. Su memoria es un vademécum para forjar un país con valores, como la unión y la esperanza, indispensables en momentos difíciles como el actual.

2)   ¿Qué significa que Santa Rosa de Lima y San Martin de Porras marcaron la fe de America Latina?

 

Que sus vidas han servido de ejemplo para millones de personas. Rosa y Martín encarnaron a Cristo de modo sencillo y gozoso, muy atractivo. Sus imágenes, sus nombres siembran la geografía de América Latina facilitando en los fieles su devoción. A través de cofradías, asociaciones, instituciones, los valores personificados en ellos como la coherencia, la hermandad, la alegría dinamizan la vida de un continente impregnado por la fe y la caridad cristianas.

 

3)   Los santos peruanos son también latinoamericanos. ¿Qué significa?

Porque han saltado las fronteras nacionales. Rosa fue la primera santa de América, Toribio de Mogrovejo es patrono de todos los obispos de América, Martín es patrono mundial de la justicia social, Francisco Solano vivió en Bolivia y Tucumán, y tiene gran arraigo en el mundo franciscano y artístico musical, hasta el de perfil más bajo como Juan Macías tiene miles de devotos entre los emigrantes del mundo.

 

4)   ¿Por qué Santa Rosa de Lima es Patrona de América?

 

Como reconocen la mayoría de sus biógrafos, en particular José Antonio del Busto, Rosa fue la afirmación primera y más contundente del mestizaje peruano. De este modo, tanto los criollos, como los indios, los negros, los mestizos la hicieron su patrona, su bandera y le confiaron su representatividad.  El 12 de marzo de 1668 fue beatificada por Clemente IX, el 2 de enero de 1669 fue declarada Patrona de lima y del Perú. El 11 de agosto de 1670 era declarada patrona de toda América y Filipinas. Por último, el 12 de abril de 1671, el Papa Clemente X la canoniza junto a Luis Beltrán y Francisco de Borja. Todo ello conllevó una serie de celebraciones por toda España y toda la América Hispana, Latinoamérica, que se concretó en obras de literatura, pintura, escultura, templos, instituciones y hasta ciudades.

 

5)   ¿Es una figura actual? ¿Qué mensaje da a las mujeres y hombres de hoy?

 

Así lo evidencia el mismo Catecismo de la Iglesia Católica recoge dos textos de un autor americano y son precisamente de Rosa: "Fuera de la Cruz no hay otra escala por donde subir al cielo" (n. 618) "Cuando servimos a los pobres y a los enfermos, servimos a Jesús. No debemos cansarnos de ayudar a nuestro prójimo, porque en ellos servimos a Jesús" (n.2449).

Lo recuerda a diario y especialmente en el día de su fiesta los miles de peregrinos que afluyen a venerar sus reliquias en su casa natal (hoy basílica-santuario de Santa Rosa), en el lugar donde fue bautizada (templo de San Sebastián), casa donde murió (hoy monasterio de Santa Rosa de las Madres), templo donde fue a orar y fue enterrada (Santo Domingo).

El mensaje de la belleza de una vida plena en la sencillez de una entrega a Dios en su casa familiar, sin ir a un convento, con tiempo para orar, para cocinar, tejer, cantar, visitar a pobres menesterosos, especialmente esclavos negros del cercano hospital y otros que llevaba a su propia casa. Desde niña fue consciente de una misión y se entregó de modo decidido, libre, apasionado, feliz.

 

6)   Y San Martin de Porras? ¿Qué tiene de especial esta figura?

 

Un ejemplo de amor, humildad y obediencia extraordinarios.  El P. Fernando Aragonés testificará en el proceso de beatificación: "Se ejercitaba en la caridad día y noche, curando enfermos, dando limosna a españoles, indios y negros, a todos quería, amaba y curaba con singular amor".

 

La portería del convento era un reguero de soldados humildes, indios, mulatos, y negros; él solía repetir: "No hay gusto mayor que dar a los pobres".

Su ejemplo cautivó al Papa San Juan XXIII quien en la misa de canonización, 6 mayo 1962, en vísperas del Concilio Vaticano II, nos confidenció: Martín nos demuestra, con el ejemplo de su vida, que podemos llegar a la salvación y a la santidad por el camino que nos enseñó Cristo Jesús: a saber, si, en primer lugar, amamos a Dios con todo nuestro corazón, con toda nuestra alma y con todo nuestro ser; y si, en segundo lugar, amamos a nuestro prójimo como a nosotros mismos…".

Aquí vemos que, otro fruto del corazón agradecido, es la apertura sincera y constante a los que nos rodean, hacer el bien.

 

7)   Él es el primer santo negro de America. En muchas partes del Continente los afrodescendientes son marginalizados. ¿Pasa también en Perú?

 

La sociedad virreinal peruana vivió un adelanto de lo que hoy se vive en muchos lugares del planeta. Presentaba un gran abanico de sangres y razas: blancos (peninsulares y criollos), cobrizos (indios del Perú e indios forasteros) y negros (guineos y criollos); en menor número, los aceitunados (indostanos y malasios) y amarillos (chinos y japoneses). Como consecuencia de las mezclas raciales, había las castas mixtas: los mestizos (unión de las razas blanca y cobriza), los mulatos (unión de las razas blanca y negra) y los zambos (unión de las razas negra y cobriza), tal como aparece en los cuadros del Museo Nacional de Antropología de Pueblo Libre de Lima.

Uno de los acontecimientos más destacados del Perú, la procesión y devoción al Señor de los Milagros tiene que ver con el mundo afrodescendiente, la formación de sus cofradías y hermandades. Contó con el apoyo de Santo Toribio de Mogrovejo y el P. Francisco del Castillo como San Pedro Claver en Colombia. El ejemplo de San Martín nos puede ilustrar acerca de las contradicciones de aquella sociedad que marginaba pero que, al mismo tiempo, superaba consideraciones étnicas o lingüísticas, valorando la coherencia y la entrega incondicional como en el caso del fraile mulato o la clarisa sierva de Dios, Úrsula de Jesús.

En la etapa republicana se han ido superando prejuicios pero no deja de haber discriminaciones y marginación, casi siempre vinculados con la pobreza económica. La Iglesia, especialmente a través de las cofradías y hermandades, ha ido solventando en parte el problema.

 

8)   ¿Qué enseñanza nos da San Martin?

 

Siempre se recuerda de él que hasta hizo comer en un mismo plato a perro, pericote (ratón) y gato.

El Cardenal Juan Landázuri, el 27 de mayo de 1962, en la misa celebrada en la Catedral de Lima con motivo de la Semana de festejos en honor del santo, rescató el que fue un hombre de comunión. "Pero si nuestro hermano es símbolo de unión entre el Viejo y el Nuevo Mundo, entre la estirpe europea y la africana, por el hecho de haber nacido en tierras nuestras, es también símbolo de la unidad de nuestras naciones americanas…".

San Martín es el santo de la caridad que lo condujo a ayudar a todos, aun en las tareas más humildes. En la enfermería y en la portería del convento del Rosario (Santo Domingo) atendía con acogedora bondad y amor a los pobres y enfermos. Si a todos los dolientes trataba exquisitamente, a sus hermanos religiosos los servía de rodillas. Quiero remarcar una de las claves de la vida de San Martín, la solidaridad, el desarrollo a todo el hombre y a todos los hombres como recuerda la encíclica Caritas in veritate:

El desarrollo necesita cristianos con los brazos levantados hacia Dios en oración cristianos conscientes de que el amor lleno de verdad, caritas in veritate, del que procede el auténtico desarrollo, no es el resultado de nuestro esfuerzo sino un don. (n. 79.)

9) Hay también Santos españoles que vivieron toda su vida en Perú. ¿Me diría algo de ellos?

 

En primer lugar Santo Toribio de Mogrovejo (1538-1606), patrono del episcopado latinoamericano, dio convincente prueba de su fe y su talante misionero. Dejando su patria y su profesión para asumir la sede arzobispal de Lima, acepta a los 39 años la ordenación sacerdotal en Granada, y después la episcopal en Sevilla. Convocó concilios y sínodos para formación del clero y la elevación moral del pueblo de Dios. Su espíritu misionero lo condujo a predicar el evangelio, bautizar y confirmar hasta los rincones más apartados de su arquidiócesis, en prolongadas visitas pastorales, realizadas con grandes sacrificios.  Como discípulo de Jesús vivió en oración y anunció la Buena Noticia, irradiando paz y alegría, pero sin doblegarse ante quienes lo acusaban y contradecían. Gobernó la Iglesia con voluntad pastoral, y se dedicó a evangelizar con un amor conmovedor a los pueblos indígenas, que lo llamaban "padre santo". Exigía para ellos un trato digno, como a "hombres libres y vasallos de la Majestad Real", y que se les enseñara en su lengua. Famoso fue el Catecismo trilingüe de Santo Toribio en español, quechua y aimara. 

San Francisco Solano (1549-1610). Franciscano observante de Montilla (Córdoba). El 3 de marzo de 1589 partía el barco en el que iba también el nuevo virrey del Perú, don García Hurtado de Mendoza. Debe trasmontar los Andes, cruzarlos, llegar a Cuzco para tomar el camino que conduce a El Callao. Aquí comenzaba la bajada abrupta y sinuosa hasta Salta y, más abajo, a las llanuras del Tucumán. Todo este trayecto hubo de hacerlo a pie o en pobres cabalgaduras. Honda huella dejará la vista de la "Mamita de Copacabana" (Bolivia) y su estancia en Potosí, donde le sorprendió la fiesta del Poverello. El violín era una ayuda formidable para su labor evangelizadora. En 1595 vuelve a Lima, convento de San Francisco de la Observancia, donde se fraguaban los criterios y decisiones que regían la vida franciscana en toda Sudamérica. Un día, Solano danza delante del Santísimo, saca coplas de enamorado a María y canta villancicos andaluces al Niño Dios. Contagia a los hermanos; fray Juan Navarrete, que le reprende por estas "irreverencias", termina tarareando él mismo coplas de su tierra en honor del Creador. Corre el 14 de julio de 1610, Solano luce en el Sol eterno. De la fama de su santidad habla bien a las claras que los primeros en acudir a la conducción del cadáver fuesen el virrey Marqués de Montesclaros y el arzobispo Lobo Guerrero; en la iglesia, la guardia de alabarderos apenas si puede contener a la multitud. En 1675 es beatificado y en 1726 llega su canonización.

San Juan Macías (1585-1645) Nació en Ribera del Fresno (Badajoz), el mismo lugar donde obró el célebre milagro del arroz que le llevaría a la canonización en 1975 con Pablo VI... En la Navidad de 1613, se despidió de sus familiares y amigos para marchar a Sevilla rumbo a América. Se embarcaría como criado de algún mercader que pagara su viaje y le diera un trabajo como medio de vida. 6 años de espera entre Jerez de la Frontera y Sevilla templaron su espíritu en la paciencia y perseverancia. Allí convive con mendigos y labradores, camina con los arrieros, se mezcla con los pobres que se amontonaban en las puertas de los conventos. En 1619 embarcó en Sevilla rumbo a Cartagena de Indias con un mercader, prestando sus servicios de pastor. Aquí pudo tratar con misioneros deseos de evangelizar las nuevas tierras. Al llegar a Cartagena se queda sin trabajo y sin sueldo. No obstante, reparte y socorre a los más necesitados con lo poco que tenía, recorre los templos de la ciudad y busca trabajo para ganarse el pan de cada día. En 1620 se dirige hacia Lima. Camina a sus 34 años por la ruta abierta por sus paisanos: Bogotá, Pasto, Quito... Se detiene en Pacasmayo para honrar la advocación de Nuestra Señora de Guadalupe y llega por fin a Lima. Aquí trabaja como pastor, en San Lázaro, al servicio de Pedro Jiménez Melacho. En 1622 entra como lego dominico en el convento de Santa María Magdalena. En el nuevo convento, se sentirá como pez en el agua. Su compañero, otro santo, san Martín de Porras, el popular Fray Escoba, le animará a seguir practicando su amor fraterno y su humildad. También él era lego y también portero. Al finalizar el mes de agosto de 1645 enfermó de disentería. Su celda era visitada por los pobres y los ricos. A su cabecera se hallaba el virrey, marqués de Mancera. Murió el 17 de septiembre de 1645, contaba 6O años. Gregorio XVI le beatificó en 1837 y Pablo VI le canonizó en 1975.

10) ¿Qué significa este homenaje del Papa Francisco a los Santos peruanos?

 

La justa y agradecida valoración de un argentino, católico, jesuita, obispo, que por cultura y devoción es consciente de la gran riqueza que significa el patrimonio de la santidad, como legado que conocer, custodiar, asimilar y practicar en el aquí y ahora del Perú. Al provenir del también Papa le da una cuota especial que conlleva para todos los peruanos gratitud, gozo y responsabilidad.

Video homenaje a Manolo

"¡Cómo no creer!. Señor de los Milagros

 

José Antonio Benito Copyright © 2009 Gadget Blog is Designed by Ipietoon y adaptado por ANGEL SANTA MARIA R. Sponsored by Online Business Journal