jueves, 22 de febrero de 2018

“Convictorio 2021” ENCUENTROS BICENTENARIO


La Universidad Católica San José inaugura

"Convictorio 2021"

ENCUENTROS BICENTENARIO

Este miércoles 21 de febrero se inauguró el "café cultural" denominado Encuentros Bicentenario "Convictorio 2021". Se trata de un conversatorio acerca de la realidad del Perú desde la mirada humanista y cristiana de la identidad de la Universidad Católica San José (antes Facultad de Teología Pontificia y Civil de Lima), de modo interdisciplinar y considerando la religiosidad en el Perú como motor de desarrollo integral y plenitud en un mundo global.

El nombre viene dado por el momento histórico del Perú al que no puede estar ajeno la Iglesia, cual es el Bicentenario. "Convictorio" tiene que ver con el "Convictorio San Carlos", punto de encuentro, morada, palestra desde que hombres clarividentes como Toribio Rodríguez Mendoza y Bartolomé Herrera –entre otros- apostaron por un nuevo Perú, siendo fieles a lo esencial de su legado y abiertos a los nuevos desafíos de la Modernidad.

Dio la bienvenida el promotor de la iniciativa Dr. José Antonio Benito, docente de la UCSS y Director de Investigación de la Universidad Católica San José.

La inauguración corrió a cargo de dos expertos en la temática, el Mgr. Juan Carlos Huaraj Acuña, historiador y docente de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y la Universidad Católica San José, quien disertó acerca de "El Convictorio de San Carlos de Lima: Educación, currículo y pensamiento educativo, 1776-1836", y el connatado historiador de la PUCP, Mrg. Rafael Sánchez Concha quien presentó la trayectoria biográfica y académica de "José Laso Mogrovejo, primer rector de San Carlos".

Tras un apetitoso y amical compartir, se mantuvo un interesante intercambio de ideas sobre lo expuesto, así como de nuevas investigaciones.

Los próximos encuentros serán los terceros miércoles de 6 p.m. a 8 p.m.

-------------------------

Les compartimos la sumilla y enlace de tesis de Mag. Juan Carlos Huaraj Acuña: Estado, Iglesia y currículo educativo en el Convictorio de San Carlos, 1795. 1836.http://cybertesis.unmsm.edu.pe/bitstream/handle/cybertesis/2142/Huaraj_aj.pdf?sequence=1&isAllowed=y

 

El  Convictorio  San  Carlos  cumplió el rol de una institución educativa superior de avanzada durante su tiempo tardío colonial. Su formación académica se realizó en función a la pertenencia de los  estudiantes a una elite social y económica, sin embargo fueron sus egresados quienes configuraron y construyeron sobre sus hombros la condición de ciudadanía que se acreditó  el nuevo  Estado Republicano.

 

Durante el largo rectorado de Toribio Rodríguez, 32 años, surgió un especial  interés  por  el predominio  del  raciocinio  y  el  uso  de  compendios  durante  el  proceso  de aprendizaje;  también  surgieron  discrepancias,  como  fue  la  negativa  de  los pensadores peruanos (Manuel Vidaurre y el mismo Rodríguez) de insistir en el destierro  del  pensamiento  aristotélico  en  el  currículo  escolar;   así  como  la implantación  de  cursos  como  inglés  o  francés    considerados  más  idóneos para afrontar los nuevos tiempos – en detrimento del latín y el griego. Fue un lugar de abierta ilustración tardía, sin dejar de lado el espacio para el debate y las confrontaciones políticas y educativas que allí surgían.

 

Rodríguez dejó su  huella  en  muchas  generaciones  de estudiante.  Por  sus  aulas,  y  bajo  su  dirección,  pasaron  célebres  personajes como Mariano de Rivero y Araníbar, José Ignacio Moreno, Mariano Martínez, José Joaquín de Larriva, José Faustino Sánchez Carrión, los hermanos Carlos y José Pedemonte Talavera, entre otros que destacaron durante las primeras décadas del período republicano. En suma, fue el Convictorio de Rodríguez fue una institución que sirvió de eje y tránsito para la configuración de las nuevas direcciones ideológicas del Nuevo Estado.

 

Fue  durante  el  citado  rectorado  que  el  Convictorio  alcanzó  su  prestigio  y apogeo  académico,  que  no  fue  de  la  mano  con  el  económico.  Las  rentas estuvieron  desde  su  fundación  en  rojo  y  a  la  postre determinaron  su  cierre durante  el  virreinato  de  Pezuela  y  no  otro.  Bajo  la batuta  de  Rodríguez  se dieron nuevos impulsos a la enseñanza pública: el derecho patrio, el reemplazo de  la  prueba  aristotélica  por  el  examen  de  boletas, insistencia  de  materias como  física  y  matemáticas,  ésta  última  clausurada  en  la  Universidad  de  San Marcos  por  falta  de  oyentes.  Su  legado  curricular  y pedagógico  persistió  al menos desde mi análisis, hasta los inicios de 1840, año en que se afianzó la presencia de Bartolomé Herrera en el Convictorio, y su posterior designación como rector del mismo.

 




Video homenaje a Manolo

"¡Cómo no creer!. Señor de los Milagros

 

José Antonio Benito Copyright © 2009 Gadget Blog is Designed by Ipietoon y adaptado por ANGEL SANTA MARIA R. Sponsored by Online Business Journal