viernes, 2 de mayo de 2014

La Santísima Virgen María presente en diversos dramas actuales de la Humanidad Rosa Del Carpio Arguedas

La Santísima Virgen María presente en diversos dramas actuales de la Humanidad

Rosa Del Carpio Arguedas,

Doctora en Educación.

 

 

El propósito de esta obra es buscar a Cristo en el descubrimiento de la presencia de la Virgen María en el escenario mundial y los sufrimientos de la humanidad actual. Dios ante el primer drama de la humanidad, por el pecado original, nos la había prometido ya, incluso en su agonía en la cruz nos la entregó para madre nuestra; de allí que su maternidad trascendental y dolorosa continúa, pues ella pone sus ojos en nuestros sufrimientos, al igual que lo estuvo en Jesús al pie de la cruz lo está también con firmeza, silenciosa y humilde como por entonces pero con un gran significado para Dios y para la humanidad, ante el escenario del "pecado del mundo actual" que nos origina diversos dramas. Como ella es "Refugio de los pecadores" debemos buscarla, puesto que al salir a nuestro encuentro cae también inmersa en nuestros sufrimientos.

 

       María que es reflejo pleno y perfecto del rostro de Cristo nos conduce a Él, cuando la hallamos, a fin de lograr la fuerza suficiente en la lucha contra los dramas actuales de la humanidad. Ella nos muestra a Cristo para consuelo de nuestras aflicciones y esperanza de un mundo mejor, por eso se la llama "Estrella de la mañana".

 

Así, María como toda madre está más cerca de los débiles, compartiendo sus dramas, llorando por ellos, y los busca en las reuniones de los países del "Tercer mundo", pues son naciones en pobreza, que requieren de la solidaridad, porque se sienten marginadas, vulnerables y víctimas de la injusticia social internacional. Ella ve en sus sufrimientos la repetición del dolor de su Hijo en la cruz, ante un mundo cruel por falta de amor aún dos mil años después de su muerte.

 

Por eso voltea su mirada hacia los poderosos del planeta, pues por el gran poder que atesoran en sus manos, pueden hacer mucho por mitigar los dramas actuales de la humanidad. Desconocer los aportes que ellos están dando a la humanidad, es desconocer las bondades que Dios les ha otorgado para construir un mundo digno y solidario, para una humanidad también digna. Por eso les insta a que "Hagan lo que Él os diga" (las obras de misericordia, sus mandamientos), como ella lo hizo para bien de la humanidad, cuando dijo: "Hágase en mí según tu palabra".

 

        Dado que es "Madre de todos los pueblos" se preocupa por la Globalización actual, pues la considera injusta y degradante a la dignidad de la persona humana, cuando la reduce a un simple ente consumista. Además, al negar la verdad absoluta que guíe al mundo cae en el relativismo moral, y al no tener a Dios presente cae en el secularismo. Todo va contra el modelo moral que significó la Santísima Virgen María.

 

Y en este escenario "moderno" se sigue atropellando los derechos fundamentales que Dios le ha dado a la persona humana. Ella, en afán de favorecer el cumplimiento de los derechos humanos, nos llama a la solidaridad, mediante el ejercicio de las obras de misericordia. Y por el derecho a la vida, de la que fue valiente defensora, nos insta a defenderla.

 

         Por el pecado original "la muerte hizo su entrada en la historia de la humanidad". Una forma cruda y cruel se da en los conflictos, masacres y demás crímenes que protagonizan los pueblos entre sí. Ahora hay también persecución y muerte contra el más débil: ¡el ser humano todavía en el vientre de su madre! Así se repite el dolor que sufrió María por la masacre de los niños en Belén.

 

         La familia, además de este drama, está siendo atacada en sus raíces de amor y unión entre un hombre y una mujer, como Adán y Eva nuestros primeros padres. Es la unión entre homosexuales la que pretende desnaturalizarla, con proyecciones negativas para la supervivencia de la humanidad. Y en este drama los niños adoptados por ellos son las primeras víctimas. Por eso María, semejante a la estrella de Belén, nos ilumina ahora con el modelo de familia que formó.

 

         Por el neoliberalismo y el consumismo desenfrenado, en beneficio de los grandes grupos económicos mundiales, millones de personas sufren de pobreza y hambre. María sufre con los pobrescomo lo hizo con su Hijo en la pobreza del establo de Belén, y al pie de la cruz impotente ante el abuso de los poderosos, porque su Hijo había puesto al descubierto la maldad de la avaricia del rico, desafiando a los jefes de su pueblo diciendo a los sacerdotes: "Te esquiváis el mosquito, pero te tragáis el camello".

 

           Además por ese consumismo se está despilfarrando los recursos del planeta, se le está enfermando y convirtiendo en un peligro para la vida. Cristo y María nos enseñaron un modelo de vida sencilla y humilde, no de opulencia. Pero ahora por la opulencia desgastamos dichos recursos a un ritmo mayor al de su recuperación, y hay explotación incluso de los no renovables.

 

  Ahora, aunque detrás de nuestra atmósfera oscurecida por la polución, acudamos en oración a María quien tuvo en su seno y amamantó al Dios Creador y dador de vida, para que interceda por la conservación de la vida en nuestro planeta.

Para mayor información visite el siguiente sitio web: www.mariologiaenlosdramasactuales.blogspot.com/La Santísima Virgen María presente en diversos dramas actuales de la Humanidad

Rosa Del Carpio Arguedas,

Doctora en Educación.

 

 

El propósito de esta obra es buscar a Cristo en el descubrimiento de la presencia de la Virgen María en el escenario mundial y los sufrimientos de la humanidad actual. Dios ante el primer drama de la humanidad, por el pecado original, nos la había prometido ya, incluso en su agonía en la cruz nos la entregó para madre nuestra; de allí que su maternidad trascendental y dolorosa continúa, pues ella pone sus ojos en nuestros sufrimientos, al igual que lo estuvo en Jesús al pie de la cruz lo está también con firmeza, silenciosa y humilde como por entonces pero con un gran significado para Dios y para la humanidad, ante el escenario del "pecado del mundo actual" que nos origina diversos dramas. Como ella es "Refugio de los pecadores" debemos buscarla, puesto que al salir a nuestro encuentro cae también inmersa en nuestros sufrimientos.

 

       María que es reflejo pleno y perfecto del rostro de Cristo nos conduce a Él, cuando la hallamos, a fin de lograr la fuerza suficiente en la lucha contra los dramas actuales de la humanidad. Ella nos muestra a Cristo para consuelo de nuestras aflicciones y esperanza de un mundo mejor, por eso se la llama "Estrella de la mañana".

 

Así, María como toda madre está más cerca de los débiles, compartiendo sus dramas, llorando por ellos, y los busca en las reuniones de los países del "Tercer mundo", pues son naciones en pobreza, que requieren de la solidaridad, porque se sienten marginadas, vulnerables y víctimas de la injusticia social internacional. Ella ve en sus sufrimientos la repetición del dolor de su Hijo en la cruz, ante un mundo cruel por falta de amor aún dos mil años después de su muerte.

 

Por eso voltea su mirada hacia los poderosos del planeta, pues por el gran poder que atesoran en sus manos, pueden hacer mucho por mitigar los dramas actuales de la humanidad. Desconocer los aportes que ellos están dando a la humanidad, es desconocer las bondades que Dios les ha otorgado para construir un mundo digno y solidario, para una humanidad también digna. Por eso les insta a que "Hagan lo que Él os diga" (las obras de misericordia, sus mandamientos), como ella lo hizo para bien de la humanidad, cuando dijo: "Hágase en mí según tu palabra".

 

        Dado que es "Madre de todos los pueblos" se preocupa por la Globalización actual, pues la considera injusta y degradante a la dignidad de la persona humana, cuando la reduce a un simple ente consumista. Además, al negar la verdad absoluta que guíe al mundo cae en el relativismo moral, y al no tener a Dios presente cae en el secularismo. Todo va contra el modelo moral que significó la Santísima Virgen María.

 

Y en este escenario "moderno" se sigue atropellando los derechos fundamentales que Dios le ha dado a la persona humana. Ella, en afán de favorecer el cumplimiento de los derechos humanos, nos llama a la solidaridad, mediante el ejercicio de las obras de misericordia. Y por el derecho a la vida, de la que fue valiente defensora, nos insta a defenderla.

 

         Por el pecado original "la muerte hizo su entrada en la historia de la humanidad". Una forma cruda y cruel se da en los conflictos, masacres y demás crímenes que protagonizan los pueblos entre sí. Ahora hay también persecución y muerte contra el más débil: ¡el ser humano todavía en el vientre de su madre! Así se repite el dolor que sufrió María por la masacre de los niños en Belén.

 

         La familia, además de este drama, está siendo atacada en sus raíces de amor y unión entre un hombre y una mujer, como Adán y Eva nuestros primeros padres. Es la unión entre homosexuales la que pretende desnaturalizarla, con proyecciones negativas para la supervivencia de la humanidad. Y en este drama los niños adoptados por ellos son las primeras víctimas. Por eso María, semejante a la estrella de Belén, nos ilumina ahora con el modelo de familia que formó.

 

         Por el neoliberalismo y el consumismo desenfrenado, en beneficio de los grandes grupos económicos mundiales, millones de personas sufren de pobreza y hambre. María sufre con los pobrescomo lo hizo con su Hijo en la pobreza del establo de Belén, y al pie de la cruz impotente ante el abuso de los poderosos, porque su Hijo había puesto al descubierto la maldad de la avaricia del rico, desafiando a los jefes de su pueblo diciendo a los sacerdotes: "Te esquiváis el mosquito, pero te tragáis el camello".

 

           Además por ese consumismo se está despilfarrando los recursos del planeta, se le está enfermando y convirtiendo en un peligro para la vida. Cristo y María nos enseñaron un modelo de vida sencilla y humilde, no de opulencia. Pero ahora por la opulencia desgastamos dichos recursos a un ritmo mayor al de su recuperación, y hay explotación incluso de los no renovables.

 

  Ahora, aunque detrás de nuestra atmósfera oscurecida por la polución, acudamos en oración a María quien tuvo en su seno y amamantó al Dios Creador y dador de vida, para que interceda por la conservación de la vida en nuestro planeta.

Para mayor información visite el siguiente sitio web: www.mariologiaenlosdramasactuales.blogspot.com/La Santísima Virgen María presente en diversos dramas actuales de la Humanidad

Rosa Del Carpio Arguedas,

Doctora en Educación.

 

 

El propósito de esta obra es buscar a Cristo en el descubrimiento de la presencia de la Virgen María en el escenario mundial y los sufrimientos de la humanidad actual. Dios ante el primer drama de la humanidad, por el pecado original, nos la había prometido ya, incluso en su agonía en la cruz nos la entregó para madre nuestra; de allí que su maternidad trascendental y dolorosa continúa, pues ella pone sus ojos en nuestros sufrimientos, al igual que lo estuvo en Jesús al pie de la cruz lo está también con firmeza, silenciosa y humilde como por entonces pero con un gran significado para Dios y para la humanidad, ante el escenario del "pecado del mundo actual" que nos origina diversos dramas. Como ella es "Refugio de los pecadores" debemos buscarla, puesto que al salir a nuestro encuentro cae también inmersa en nuestros sufrimientos.

 

       María que es reflejo pleno y perfecto del rostro de Cristo nos conduce a Él, cuando la hallamos, a fin de lograr la fuerza suficiente en la lucha contra los dramas actuales de la humanidad. Ella nos muestra a Cristo para consuelo de nuestras aflicciones y esperanza de un mundo mejor, por eso se la llama "Estrella de la mañana".

 

Así, María como toda madre está más cerca de los débiles, compartiendo sus dramas, llorando por ellos, y los busca en las reuniones de los países del "Tercer mundo", pues son naciones en pobreza, que requieren de la solidaridad, porque se sienten marginadas, vulnerables y víctimas de la injusticia social internacional. Ella ve en sus sufrimientos la repetición del dolor de su Hijo en la cruz, ante un mundo cruel por falta de amor aún dos mil años después de su muerte.

 

Por eso voltea su mirada hacia los poderosos del planeta, pues por el gran poder que atesoran en sus manos, pueden hacer mucho por mitigar los dramas actuales de la humanidad. Desconocer los aportes que ellos están dando a la humanidad, es desconocer las bondades que Dios les ha otorgado para construir un mundo digno y solidario, para una humanidad también digna. Por eso les insta a que "Hagan lo que Él os diga" (las obras de misericordia, sus mandamientos), como ella lo hizo para bien de la humanidad, cuando dijo: "Hágase en mí según tu palabra".

 

        Dado que es "Madre de todos los pueblos" se preocupa por la Globalización actual, pues la considera injusta y degradante a la dignidad de la persona humana, cuando la reduce a un simple ente consumista. Además, al negar la verdad absoluta que guíe al mundo cae en el relativismo moral, y al no tener a Dios presente cae en el secularismo. Todo va contra el modelo moral que significó la Santísima Virgen María.

 

Y en este escenario "moderno" se sigue atropellando los derechos fundamentales que Dios le ha dado a la persona humana. Ella, en afán de favorecer el cumplimiento de los derechos humanos, nos llama a la solidaridad, mediante el ejercicio de las obras de misericordia. Y por el derecho a la vida, de la que fue valiente defensora, nos insta a defenderla.

 

         Por el pecado original "la muerte hizo su entrada en la historia de la humanidad". Una forma cruda y cruel se da en los conflictos, masacres y demás crímenes que protagonizan los pueblos entre sí. Ahora hay también persecución y muerte contra el más débil: ¡el ser humano todavía en el vientre de su madre! Así se repite el dolor que sufrió María por la masacre de los niños en Belén.

 

         La familia, además de este drama, está siendo atacada en sus raíces de amor y unión entre un hombre y una mujer, como Adán y Eva nuestros primeros padres. Es la unión entre homosexuales la que pretende desnaturalizarla, con proyecciones negativas para la supervivencia de la humanidad. Y en este drama los niños adoptados por ellos son las primeras víctimas. Por eso María, semejante a la estrella de Belén, nos ilumina ahora con el modelo de familia que formó.

 

         Por el neoliberalismo y el consumismo desenfrenado, en beneficio de los grandes grupos económicos mundiales, millones de personas sufren de pobreza y hambre. María sufre con los pobrescomo lo hizo con su Hijo en la pobreza del establo de Belén, y al pie de la cruz impotente ante el abuso de los poderosos, porque su Hijo había puesto al descubierto la maldad de la avaricia del rico, desafiando a los jefes de su pueblo diciendo a los sacerdotes: "Te esquiváis el mosquito, pero te tragáis el camello".

 

           Además por ese consumismo se está despilfarrando los recursos del planeta, se le está enfermando y convirtiendo en un peligro para la vida. Cristo y María nos enseñaron un modelo de vida sencilla y humilde, no de opulencia. Pero ahora por la opulencia desgastamos dichos recursos a un ritmo mayor al de su recuperación, y hay explotación incluso de los no renovables.

 

  Ahora, aunque detrás de nuestra atmósfera oscurecida por la polución, acudamos en oración a María quien tuvo en su seno y amamantó al Dios Creador y dador de vida, para que interceda por la conservación de la vida en nuestro planeta.

Para mayor información visite el siguiente sitio web: www.mariologiaenlosdramasactuales.blogspot.com/La Santísima Virgen María presente en diversos dramas actuales de la Humanidad

Rosa Del Carpio Arguedas,

Doctora en Educación.

 

 

El propósito de esta obra es buscar a Cristo en el descubrimiento de la presencia de la Virgen María en el escenario mundial y los sufrimientos de la humanidad actual. Dios ante el primer drama de la humanidad, por el pecado original, nos la había prometido ya, incluso en su agonía en la cruz nos la entregó para madre nuestra; de allí que su maternidad trascendental y dolorosa continúa, pues ella pone sus ojos en nuestros sufrimientos, al igual que lo estuvo en Jesús al pie de la cruz lo está también con firmeza, silenciosa y humilde como por entonces pero con un gran significado para Dios y para la humanidad, ante el escenario del "pecado del mundo actual" que nos origina diversos dramas. Como ella es "Refugio de los pecadores" debemos buscarla, puesto que al salir a nuestro encuentro cae también inmersa en nuestros sufrimientos.

 

       María que es reflejo pleno y perfecto del rostro de Cristo nos conduce a Él, cuando la hallamos, a fin de lograr la fuerza suficiente en la lucha contra los dramas actuales de la humanidad. Ella nos muestra a Cristo para consuelo de nuestras aflicciones y esperanza de un mundo mejor, por eso se la llama "Estrella de la mañana".

 

Así, María como toda madre está más cerca de los débiles, compartiendo sus dramas, llorando por ellos, y los busca en las reuniones de los países del "Tercer mundo", pues son naciones en pobreza, que requieren de la solidaridad, porque se sienten marginadas, vulnerables y víctimas de la injusticia social internacional. Ella ve en sus sufrimientos la repetición del dolor de su Hijo en la cruz, ante un mundo cruel por falta de amor aún dos mil años después de su muerte.

 

Por eso voltea su mirada hacia los poderosos del planeta, pues por el gran poder que atesoran en sus manos, pueden hacer mucho por mitigar los dramas actuales de la humanidad. Desconocer los aportes que ellos están dando a la humanidad, es desconocer las bondades que Dios les ha otorgado para construir un mundo digno y solidario, para una humanidad también digna. Por eso les insta a que "Hagan lo que Él os diga" (las obras de misericordia, sus mandamientos), como ella lo hizo para bien de la humanidad, cuando dijo: "Hágase en mí según tu palabra".

 

        Dado que es "Madre de todos los pueblos" se preocupa por la Globalización actual, pues la considera injusta y degradante a la dignidad de la persona humana, cuando la reduce a un simple ente consumista. Además, al negar la verdad absoluta que guíe al mundo cae en el relativismo moral, y al no tener a Dios presente cae en el secularismo. Todo va contra el modelo moral que significó la Santísima Virgen María.

 

Y en este escenario "moderno" se sigue atropellando los derechos fundamentales que Dios le ha dado a la persona humana. Ella, en afán de favorecer el cumplimiento de los derechos humanos, nos llama a la solidaridad, mediante el ejercicio de las obras de misericordia. Y por el derecho a la vida, de la que fue valiente defensora, nos insta a defenderla.

 

         Por el pecado original "la muerte hizo su entrada en la historia de la humanidad". Una forma cruda y cruel se da en los conflictos, masacres y demás crímenes que protagonizan los pueblos entre sí. Ahora hay también persecución y muerte contra el más débil: ¡el ser humano todavía en el vientre de su madre! Así se repite el dolor que sufrió María por la masacre de los niños en Belén.

 

         La familia, además de este drama, está siendo atacada en sus raíces de amor y unión entre un hombre y una mujer, como Adán y Eva nuestros primeros padres. Es la unión entre homosexuales la que pretende desnaturalizarla, con proyecciones negativas para la supervivencia de la humanidad. Y en este drama los niños adoptados por ellos son las primeras víctimas. Por eso María, semejante a la estrella de Belén, nos ilumina ahora con el modelo de familia que formó.

 

         Por el neoliberalismo y el consumismo desenfrenado, en beneficio de los grandes grupos económicos mundiales, millones de personas sufren de pobreza y hambre. María sufre con los pobrescomo lo hizo con su Hijo en la pobreza del establo de Belén, y al pie de la cruz impotente ante el abuso de los poderosos, porque su Hijo había puesto al descubierto la maldad de la avaricia del rico, desafiando a los jefes de su pueblo diciendo a los sacerdotes: "Te esquiváis el mosquito, pero te tragáis el camello".

 

           Además por ese consumismo se está despilfarrando los recursos del planeta, se le está enfermando y convirtiendo en un peligro para la vida. Cristo y María nos enseñaron un modelo de vida sencilla y humilde, no de opulencia. Pero ahora por la opulencia desgastamos dichos recursos a un ritmo mayor al de su recuperación, y hay explotación incluso de los no renovables.

 

  Ahora, aunque detrás de nuestra atmósfera oscurecida por la polución, acudamos en oración a María quien tuvo en su seno y amamantó al Dios Creador y dador de vida, para que interceda por la conservación de la vida en nuestro planeta.

Para mayor información visite el siguiente sitio web: www.mariologiaenlosdramasactuales.blogspot.com/

0 comentarios:

Video homenaje a Manolo

"¡Cómo no creer!. Señor de los Milagros

 

José Antonio Benito Copyright © 2009 Gadget Blog is Designed by Ipietoon y adaptado por ANGEL SANTA MARIA R. Sponsored by Online Business Journal