sábado, 12 de octubre de 2019

UN PERÚ RENOVADO PARA EL 2020

                               UN PERÚ RENOVADO PARA EL 2020

                                                                                             José Antonio Benito

 

Increíblemente han pasado 20 años y el documento de los obispos del Perú tiene ahora mucha más actualidad y urgencia que en aquel momento. Podría servir de base para una reflexión mayor en vísperas del Bicentenario. Por lo tanto, lo comparto tal cual lo escribí en aquella ocasión. Me limité a resumirlo como decálogo y comentarlo brevemente. Siempre nos motivará la acertada y brillante inauguración de los Juegos Panamericanos 2019 que coloco como ilustración. 

Me encontraba conversando con Augusto Dammert, presidente del Consejo de Cultura Católica en Perú, cuando el célebre historiador Pablo Macera le telefoneó interesándose por un documento que dará mucho que hablar: Un nuevo Perú: Don de Dios y tarea de todos, exhortación de los Obispos peruanos del Consejo permanente. Al módico precio de un sol, y en 20 apretadas páginas, 12 capítulos, 42 parágrafos y 38 interesantísimas notas, se ofrece una reflexión lúcida y valiente sobre el Perú de 1997, así como una invitación apremiante a la acción.

 

1. En vísperas del Gran Jubileo del 2.000

Es un llamado a vivir a la altura del momento histórico en que nos encontramos. Invita a la conversión personal, no sólo como arrepentimiento del pecado sino sobre todo de "nuestras omisiones en todos los aspectos de nuestra vida, desde el más íntimo y personal hasta aquellos referidos a los retos sociales que encara nuestra patria" (n.3)

 

2. Todos responsables

Hay que conseguir "la superación de los serios problemas que hoy afrontamos" (n.4): la defensa de la vida, la paz, el desempleo, la solidaridad, el fortalecimiento de las instituciones democráticas, la distribución justa de la riqueza... Un medio válido para construir "el Perú fraterno, solidario y reconciliado" es el estudio y la aplicación de la Doctrina Social de la Iglesia. (n.38)

 

3. El sufrimiento de nuestro Pueblo

Casi la mitad de la población (el 49,5%) vive con menos de un dólar al día. Según el informe del Banco Mundial -septiembre de 1997- Perú es el 10° país más pobre del mundo, y el más pobre de Sudamérica. La raíz de "tanta miseria física y moral es la quiebra de los valores éticos y espirituales" así como "la desorientación respecto del sentido de la vida" (n.6)

 

4. Pacificación urgente

Aunque se valoran algunos logros, es preocupante la persistencia de la ideología terrorista, acompañada de las injusticias en los juicios contra los acusados de terrorismo. Se exige la revisión de las causas de inocentes condenados como terroristas (n.12)

 

5. La ley de la selva o donde el pez gordo se come al flaco

Los obispos lo dicen de manera más suave pero no con menos convicción: "Una sociedad basada en criterios darwinianos, que sustenta explícita o implícitamente la supervivencia del más fuerte o del más inescrupuloso, no es una sociedad aceptablemente humana". Y como raíz de la falta de paz denuncian "el desprecio del hombre". (nn.14-16).

 

6. Sube la macroeconomía, se agujerean nuestros bolsillos.

La portada de "Caretas" le da la razón. Esa tan simpática en la que aparece un ciudadano con los bolsillos vacíos al tiempo que dice: No entiendo, la economía nacional sigue subiendo y yo cada vez estoy peor. El documento anota: "En materia de economía notamos que el crecimiento global del producto interno es sensible, pero no se ve que esto llegue a beneficiar a quienes más lo necesitan" (n.17). Denuncian el problema del paro laboral, la quiebra de empresas nacionales "enfrentadas en desventaja a una competencia ante el gran capital extranjero" (n.19). Hay una crítica al neoliberalismo que no reconoce que la "economía debe estar al servicio de las personas y que no se puede aceptar al sacrificio de tantos peruanos en función de objetivos globales  y por la sola operación de los mecanismos impersonales del mercado" (n.21).

 

7. El mayor atentado contra la mayor riqueza de Perú.

El capítulo 8° "problemática demográfica" pone el dedo en la llaga al denunciar "las campañas públicas y privadas de control natal compulsivo, de nefastas repercusiones económicas, culturales, sociales y morales" (n.22). Sin pelos en la lengua se quejan de que las autoridades competentes parecen haber ignorado sistemáticamente sus denuncias. Particular énfasis reviste el número 25: "La esterilización intensiva de mujeres pobres y campesinos, no sólo lesiona su libertad y dignidad, sino que al suprimir los nacimientos en las zonas rurales hace que la población de las mismas, ya mermada por las migraciones (especialemnte de los jóvenes), disminuya radicalmente, lo que llevará pronto al vaciamiento del campo". (n.25) Tal despoblamiento rural, al contribuir a la reducción de la producción agrícola regional, agudiza el incremento de la pobreza en nuestra nación ya que los alimentos hay que importarlos.

 

8. La quiebra de la institucionalidad democrática.

"Con especial preocupación vemos que la administración de la justicia se viene convirtiendo en una pugna por el poder, cuando debe ser garantía de una vida ciudadana para todos" (n.31).

 

9. Falta de sentido cívico

"Es urgente trabajar por la superación de esta falta de civismo y de la pasividad, que se convierte en una tolerancia cómplice en la manipulación de las instituciones" (n.34). En el fondo de todos está una crisis de valores que hace que la población, especialmente la juvenil, viva sólo para "el tener, el poder y el placer avivados por el individualismo y el consumismo", confundiendo la auténtica felicidad que nace siempre de la suprema dignidad de la persona y tiene a Dios como centro.

 

10. Con la ayuda de Dios

Como dice el Evangelio "para Dios nada hay imposible". Los pastores del Perú descubren "luces" en el presente pero nos lanzan a asumir "el reto de vivir una vida cristiana más auténtica, coherente e integral". Para ello hacen un llamado a la conversión a Dios y una transformación en frutos "de comunión y solidaridad".

 

Ojalá este breve pero sustancioso documento no sea papel de archivo sino programa de estudio y, sobre todo, de acción entusiasta e integradora para el nuevo Perú que todos deseamos.

Leer todo...

In memoriam Padre Julián Heras Díez, OFM (Burgos, 1935-Lima, 2015)

In memoriam

 

Padre Julián Heras Díez, OFM (Burgos, 1935-Lima, 2015)

 

José Antonio Benito

 

Nació un ocho de mayo de 1935, en el pueblo burgalés de Cubillo del Campo y en la casa todavía hoy ocupada por la familia Heras Díez. Fue el primero de los seis hijos de los esposos Patricio y Amparo. Al año de su nacimiento, su padre, como todos los españoles adultos, debe dejar la familia para enrolarse en el ejército y participar en la fratricida guerra hasta 1939. Cumplidos los seis años, como era preceptivo, entonces, comenzó su vida de estudios, que ya no dejará nunca, en la escuela del pueblo, dirigida entonces, por la señorita Doña "Feli".

 

Cuando cumplía 12 años, el misionero franciscano, P. Guillermo Manero, que había estado en el Perú y que a la sazón era maestro de colegiales en el Seminario de Anguciana, le brindó la posibilidad de ingresar en dicha casa de estudios y, posiblemente, con el tiempo llegar a ser también un misionero en el Perú. Era el año 1947: dejó el pueblo y viajó a Anguciana, en Logroño.

Al año siguiente, con solo 13 años, viajó al Perú, llegando después de un larguísimo viaje lleno de peripecias, que él mismo cuenta en la obra Crónicas franciscanas de viaje de Europa a América a América en los siglos XIX y XX" por él publicada, sobre viajes de "colegiales-futuros-misioneros" al Perú.

Llega al Callao el año 1948 y, en el Colegio Seráfico de los PP Franciscanos de esa ciudad, cursa los cuatro primeros años del Bachillerato, con pleno éxito académico.

En abril del 1952 es trasladado a la capital, Lima, poco distante del Callao, y en el Convento de Los Descalzos se inicia lo que es propiamente la vida y franciscana (vida fraterna, espiritualidad franciscana, historia de nuestra Orden, vida de oración, etc.).

Cumple satisfactoriamente con el año de Noviciado y emite los primeros votos religiosos. Permanece un año más en dicho convento y completa sus estudios de Bachillerato. Cumplido este año el quinto de bachillerato, viaja al convento de Ocopa, para cursar los estudios de Filosofía y Teología. En este emblemático centro misionero franciscano ubicado en el Valle de Mantaro, se encontrará con algo que le acompañaría toda la vida: la magnífica biblioteca de más de 30 mil volúmenes que él valoró y custodió como nadie; además, Ocopa es el foco misionero cargado de arte y espiritualidad, con una comunidad donde se vivía la fraternidad, el estudio y que era portadora de una historia misionera admirable, con miembros tan eminentes como el cardenal Juan Landázuri Ricketts.

Cumplidos sus estudios filosóficos y teológicos, un 6 de enero de 1961, es ordenado sacerdote. Enseguida, sus superiores, conocedores de sus aptitudes y gustos intelectuales le destinan a estudiar Biblioteconomía en la Escuela Nacional de Bibliotecarios de Lima, donde elabora una original y práctica tesis, en la que aporta un método que corregía en la sección religiosa la "Tabla de Melvil Dewey" y que mereció la máxima calificación, siendo adaptada por la Biblioteca Nacional del Perú.

El año 1990 es trasladado al Convento de los Descalzos, donde permanece hasta el día de su partida para la Casa del Padre. 

Su esfuerzo, a través de toda la vida, ha sido encaminado al conocimiento científico, sobre todo en el campo de la investigación histórica.

En él encontramos un auténtico "ratón de bibliotecas", pero que no se ha quedado en curiosear libros, sino que ha caminado por las sendas del auténtico investigador.  Fruto de sus investigaciones es una lista larga de artículos y libros por él escritos y/o publicados.

Durante muchos años y en forma continuada fue nombrado y desempeñó el cargo de "Ecónomo" o administrador de la economía del Convento de Ocopa y, después, del Convento de los Descalzos de Lima. Igualmente fue nombrado durante muchos años Vicario Conventual de Ocopa y Lima. Finalmente, también recibió el nombramiento y desempeñó durante seis años el cargo de Superior-Guardián del convento de los Descalzos de Lima.

Desde 1993 fue miembro de número de la Academia Peruana de Historia Eclesiástica, así como de la Comisión Episcopal para bienes culturales de la Iglesia, de la Sociedad Peruana de la Historia y del Centro de Estudios Histórico-Militares del Perú. En 1986 recibió el orden al mérito del Estado peruano en grado de comendador.

Desde el 2002 fue miembro de número de La Academia Nacional de Historia del Perú. Su discurso de incorporación fue leído el 24 de octubre de 2002 y llevó como título "Los franciscanos del Perú, defensores del indio"[1], Ocupó la silla nº 24 del Dr. Félix Denegri Luna. El discurso de recibimiento fue pronunciado por el Dr. Félix Álvarez Brun[2]. En este discurso, Álvarez Brun da una corta biografía del Padre y se refiere a su producción bibliográfica, así como a la importancia histórica del Convento de Ocopa, que el P. Heras supo darle su lugar en la historiografía del Perú.

Cubillo del Campo, pueblo natal de Julián Heras Diez, en Sesión ordinaria del Ayuntamiento, acogiendo el sentir de los ciudadanos, le ha declarado "HIJO ILUSTRE DEL PUEBLO" y ha decretado que se coloque una placa recordatoria en su casa natal.

Tuvo la dicha de celebrar el 11 de enero de 2011 sus 50 años de ordenación sacerdotal en el Convento de los Descalzos de Lima, rodeado de sus hermanos franciscanos y tantos amigos del mundo académico y pastoral.

El último tramo de su vida lo pasó convaleciente en cama o postrado en silla de ruedas en su cuarto del Convento de los Descalzos de Lima-Perú. La hermana Muerte le sorprendió en la paz de la celda un siete de febrero 2015. [3]

Comparto, por fin, el listado de sus publicaciones: 

 

1967: Fuentes para historia del Convento de Ocopa. Reseña Histórica de Ocopa. (1725-1967), Lima,

1967. "Una obra inédita de Carlos Prince". En Revista Histórica, tomo 30

1968. "Catálogo de impresos de la Provincia de S. Francisco Solano". En Efemérides vol.24, nos. 70-71 (Ene-ago. 1968) -- Lima: [s.n.]

1970. Libro de Incorporaciones del Colegio de Propaganda Fide de Ocopa; Ed. y notas del P. Heras. Lima, 1970.

1970. Libro de incorporaciones del Colegio de propaganda Fide de Ocopa : 1752-1907 / con introducción y notas del R. P. Julián Heras, O. F. M.  

1972 El Valle del Mantaro : informaciones turísticas.  

1975 Historia de las misiones del Convento de Santa Rosa de Ocopa / José Amich ; edición y notas de Julián Heras

1976 Ocopa : paisaje, historia y tradición   

1977. Con el P. Odorico "Provincia Misionera de "San Francisco Solano del Perú" (Reseña histórica y estado actual), 2ª ed. Madrid, 1977

1977 La provincia misionera de San Francisco Solano del Perú : reseña histórica y estado actual Odorico Saiz y Julián Heras.  2a ed.   

1979. "La Pinacoteca de Ocopa". Boletín de Lima, nº 2

1974 El convento de Ocopa : guía turística y síntesis histórica  

1974 Los Franciscanos en el Valle de Jauja 

1979. Guía Turística del Valle del Mantaro. Boletín de Lima Nº 2 (set.

1983.Los Franciscanos y las Misiones Populares del Perú. Ed. Cisneros 1983.

1983 Los franciscanos y las misiones populares en el Perú / J  

 

1985. "Bibliografía misional franciscana sobre la Amazonía". En Amazonía Peruana, vol. 6 nº 12 (noviembre).

1985 Heras. Desarrollo. -- No. 6 (Julio 1974).

1985.  Quinientos años de fe: historia de la evangelización de América Latina, prólogo del Cardenal Juan Landázuri Ricketts. Lima 1985.

1985 Quinientos años de fe : historia de la evangelización de América Latina /  

1987 Iglesias franciscanas en el valle del Mantaro (siglo XVIII) / Julián Heras.    

1988 Historia de las misiones del Convento de Santa Rosa de Ocopa/ José Amich, O.F.M. ; edición crítica, introducción e índices de Julián Heras Díez O.F.M. Amich, José. 

1989 "Colegio de Propaganda FIDE de Ocopa". En Revista Peruana de Historia Eclesiástica Nº 1, Cuzco, 213-224

1989 La conquista franciscana del Alto Ucayali / Manuel Biedma ... [et al.]; sel., introd. y notas Julián Heras y Antonino Tibesar, O.F.M.   Por Biedma, Manuel.

1990. Los Franciscanos en el Valle del Colca (Arequipa): dos siglos y medio de evangelización: 1540-1790. Arequipa, 1990.

1990. Inventario de las iglesias franciscanas del Valle del Mantaro. Boletín del Instituto Riva Agüero de Lima, nº 17.

1990 Inventario de las iglesias franciscanas del valle del Mantaro (1752) / Julián Heras Díez.   1990 . En Boletín del Instituto Riva-Agüero -- No. 17 (1990)

1990 "Los franciscanos en el valle del Colca (Arequipa) dos siglos y medio de evangelización 1540-1790" La evangelización del Perú siglos XVI-XVII -- Arequipa: Actas del Congreso Peruano de Historia Eclesiástica, 1990

 1991 La conquista franciscana del Alto Ucayali / Manuel Biedma O.F.M. ; introducción y notas por los padres Antonino Tibesar y Julián Heras, O.F.M.

1992. Aporte de los franciscanos a la evangelización del Perú. Lima.

1992. "El libro y la imprenta al servicio de la evangelización" Revista Peruana de Historia Eclesiástica , nº 2, Cuzco, 247-258

1993. "Los franciscanos del Perú, defensores del nativo". Revista Peruana de Historia Eclesiástica nº 3, Cuzco, 145-167

1993. Perú, centro de irradiación franciscana en Sudamérica, en Franciscanos en América. México.

1994. "Fray Gonzalo Tenorio, O.F.M., y sus teorías escatológicas sobre el Nuevo Mundo (1602-1682)" Revista Peruana de Historia Eclesiástica nº 4, Cuzco, 155-167

1995.  Convento de los Descalzos de Lima: un oasis de espiritualidad y de acción apostólica (Lima).

1995 El Convento de los Descalzos de Lima : cuatro siglos de historia y de arte 1595-1995. 

1995 El Convento de los Descalzos de Lima : un oasis de espiritualidad y de acción apostólica

1996. "Los Franciscanos del Perú a partir del siglo XIX" Revista Peruana de Historia Eclesiástica nº 5, Cuzco, 75-112

1996. Bio-biliografía de Fr. Luis Jerónimo de Oré. En Rev. Histórica, vol. 29 (1966).

1997. "Los Franciscanos en el Perú en el siglo XX". Revista Peruana de Historia Eclesiástica nº 6, Cuzco, 123-142

1997 Cartas e informes sobre Ocopa y sus misiones / P. Francisco de San José, O.F.M. ; introducción del P. Julián Heras, O.F.M.  

1999. Tres siglos de presencia franciscana en el departamento de Áncash. Diócesis de Huaraz. Lima.

1999 Tres siglos de presencia franciscana en el departamento de Ancash /   

1999 Los franciscanos en el Oriente peruano / Julián Heras, O.F.M.  

1999 Descripción de la América Austral o reinos del Perú con particular noticia de lo hecho por los franciscanos en la evangelización de aquel país / ed. , O.F.M.   Por Cruz, Laureano de la, Fray

2000.  Tabla de clasificación de religión (200); adaptación de la Tabla de Melvil Dewey para bibliotecas ecelesiásticas. Biblioteca Nacional del Perú, Fondo editorial

.

2001 "Principales Archivos y Bibliotecas de la Orden Franciscana en el Perú" Revista Peruana de Historia Eclesiástica nº 7, Cuzco, 183-204

2001. "Los Franciscanos en la Universidad de San Marcos". En Revista Teológica Limense, 2001.

2001 Comienzos de las misiones de Ocopa (Perú), documentos inéditos para su historia 1724-1743 con introducción y notas / Julián Heras   

2003. Mons. Francisco de Sales Arrieta Ortiz (1768-1843) Revista Peruana de Historia Eclesiástica nº 8, Cuzco. 163-174

2004 Crónicas franciscanas de viaje : episodios pintorescos de Europa a América en los siglos XIX y XX .  

2005. Con Laura Gutiérrez Archivos franciscanos de Lima (Fundación Mapfre Tavera, Lima)

2005 Crónica de las misiones franciscanas del Perú, siglos XVII y XVIII / introducción Julián Heras Por Rodríguez Tena, Fernando.

2006. "Santo Toribio de Mogrovejo y los religiosos". Revista Peruana de Historia Eclesiástica nº 9, Cuzco Nº 9

2008. "El Padre Juan de Marimón, teólogo franciscano y fundador de la casa de ejercicios de los Descalzos (1733-1823)". Revista Peruana de Historia Eclesiástica nº 10, Cuzco 103-112

2008 editó una obra singular Provincia Misionera de San Francisco Solano del Perú (1908-2009), Convento de los Descalzos, Lima 2008, en la que además redactó los siguientes artículos: "El colegio seráfico de Anguciana (La Rioja) 1920-1970 pp47-52; "Misiones populares" 127-154; "Apostolado ordinario" 155-182; "Los conventos de la provincia, 1908-2008" 199-220; "Patrimonio histórico-artístico documental de nuestros conventos" 221-270



[1] Revista Histórica, Tomo 41, pp. 37-57. Lima 2002-2004

[2] Revista Histórica, Tomo 41, pp. 57-62. Lima 2002-2004

Leer todo...

viernes, 11 de octubre de 2019

LA CAPILLA DE SANTO TORIBIO EN LA CATEDRAL DE LIMA

LA CAPILLA DE SANTO TORIBIO EN LA CATEDRAL DE LIMA

 

José Antonio Benito

 

Anteriormente, se consideraba como capilla del Santo, la Capilla de Santa Ana, tal como aparece en la documentación catedralicia: "En el altar de esta Santa está colocado el cuerpo del Ilmo. y Bienaventurado santo Toribio Alfonso Mogrovejo, segundo arzobispo de esta S. Iglesia dentro de una urna de plata, grabada con su reja de fierro con dos llaves, la una que tiene el Sr. Arzobispo y por muerte del Sr. Zuluaga la tiene su sobrino don Manuel Sáenz de Ayala; la otra la tiene el Deán Gómez de Silva y la tapa de cedro encima de dicha reja cuya llave tiene la Srª Dª Teresa de Castilla Altamirano, sobrina del santo? con la llave de la Capilla, suyo aseo está a su cargo"[1].

 

Actualmente, la capilla dedicada al santo arzobispo es la cuarta del lado de la epístola, entrando por la puerta del Perdón, y fue propiedad del Arcediano de la Catedral y Subdelegado de Cruzada en Perú, Dr. Juan Velázquez (anteriormente estuvo aquí su retablo-sepulcro). A. San Cristóbal nos informa que su retablo de caoba negra de dos cuerpos y tres calles fue traído desde la antigua iglesia de la Recoleta de Belén de la Orden de la Merced,  a raíz de la demolición del templo para dar paso a la Avenida Uruguay en 1920.
Corresponde al mejor estilo de los retablos limeños de la primera mitad del S. XVIII; destaca la fuerza ascendente de sus cuerpos por el centro del retablo que hace abrirse y curvarse por el centro los elementos arquitectónicos de sus cuerpos, un contraste muy acentuado frente a la rigurosa horizontalidad de los cuerpos en el retablo de san Juan Bautista de Martínez Montañés.

 

En el nicho se ha colocado la imponente imagen de Santo Toribio como padre y pastor, acompañado de sus símbolos característicos: mitra, báculo, cruz pectoral y capa pluvial. Según el Dr. Rafael Ramos Sosa su autor puede ser Francisco Martínez, quien recibe 180 pesos, según contrato con el Cabildo Catedralicio el 30 de abril de 1686, por "una hechura de bulto de vara y tres cuartos de alto de Santo Toribio Arzobispo para su mismo día, pintado, dorado y encarnado con toda su vestidura, ropaje, grabado y báculo y demás adminículos"[2] en estos términos: Ha sido felizmente restaurada en febrero del 2006 por Jaime Rosán, Director del Taller del Arzobispado.

 

A ambos lados del retablo, sendas vitrinas que contienen por una parte una casulla encarnada del Santo, decorada con la imagen de un ánfora de la que brotan espigas de trigo y flores, una estola del mismo color. En la otra vitrina se muestran dos cáligas o calzado ceremonial episcopal, así como la valona, cuello grande y vuelto sobre la espalda, pechos y hombros, usado por el arzobispo.

 

Cuelga en el muro lateral el cuadro que los canónigos compraron a la iglesia de Santa Liberata el 19 de enero de 1897, que representa la fachada principal de La Catedral tal como quedó tras el terremoto de 1746, valioso documento gráfico de la catástrofe. La vista de la Plaza Mayor de Lima (1711-15); es uno de los dos lienzos –el primero- votivos que narra el robo sacrílego padecido por la parroquia del Sagrario en el 1711. El segundo representa el desagravio presidido por el Arzobispo Diego Ladrón de Guevara en procesión hasta el parque de Santa Liberata.

 

Debido a la veneración profesada por el Cardenal Landázuri al Santo está enterrado en el nicho que él mismo costeó en esta capilla, tras la delicada carta de solicitud al Cabildo. Una lápida recuerda su deseo de restaurar la capilla: "Esta Capilla de Santo Toribio fue restaurada el año del Señor de 1979 en conmemoración del IV Centenario del nombramiento episcopal del Santo, siendo Arzobispo de Lima y Primado del Perú, Sr. Cardenal Juan Landázuri Ricketts. Pax et bonum". En la lápida de su sepultura figura esta sencilla leyenda: "Emmo. Señor Cardenal Juan Landázuri Ricketts, O.F.M., XXX Arzobispo de Lima y Primado del Perú, 19-12-1913, 18-01-1997. Paz y Bien".

 

A la entrada hay diversas lápidas que recuerdan los hitos más importantes. Así, una lápida de 23 de marzo de 1906, está dedicada al tercer centenario de la muerte, dando cuenta del prelado reinante, Dr. Manuel Tovar, la comisión organizadora de las fiestas (Manuel Segundo Ballón, Carlos García Irigoyen, Belisario A. Philipps, Ignacio Escudero, Rector del Seminario, José Toribio Polo y Guillermo Basombrío), así como una larga lista de protectores por sus donativos económicos: Arzobispo Manuel Tovar, Supremo Gobierno, Monasterio de la Concepción, Beaterio de Copacabana, Padres de la Compañía de Jesús, Seminario de Santo Toribio, Religiosas del Sagrado Corazón, Enriqueta Bolívar de Soria, Darlos García Irigoyen, Alejandro Aramburu, Belisario Philipps, amador Sotomayor, Miguel Ortiz y Arnáez, Julio Zárate, Jaime Tovar, José M. Samamé, Religiosas de las Descalzas, Convento de Santa Catalina, Santo Domingo, San Agustín, Unión Católica de Señoras, Unión Católica de Caballeros, Universidad Mayor de San Marcos, Consejo Católico del Apostolado de la Prensa, MM. Terciarias de Santo Tomás, MM. De San José de Cluny, Jesús Beltrán de Elías, Carlos M. Elías, Toribio Elías.

 

(Fotografía JPelSous).



1 En el Archivo Capitular de Lima, Libro de Inventarios, nº 14, "Razón de las santas reliquias que están en esta santa iglesia metropolitana". Año 1718, ff.30-30v.

2 Acuerdos del Cabildo de Lima, Libros de Fábrica, nº 9, ff.348-349.  "La grandeza de lo que hay dentro: escultura y artes d la madera" pp.115-117. La Basílica Catedral de Lima Banco de Crédito, Lima, 2006. 

Leer todo...

miércoles, 9 de octubre de 2019

LA FE MUEVE LOS PIES.PEREGRINACIÓN A LA VIRGEN DEL ROSARIO DE YAUCA, ICA.


LA FE MUEVE LOS PIES. PEREGRINACIÓN A LA VIRGEN DEL ROSARIO DE YAUCA, ICA.

No he encontrado otra clave para explicarme el por qué miles de fieles se agolpan hasta el recoleto y espectacular santuario de la Virgen del Rosario de Yauca, en Ica. Nada de bellos parajes como disfrutan los peregrinos de Santiago o de Javier en España, nada de artísticos templos o acogedoras hospederías, nada de sorprendentes amaneceres o atardeceres; todo yermo y desierto, polvo y frío, noche y cansancio…

Pero, donde hay una voluntad, una fe, una meta, hay camino, superación, destino. ¡Qué gusto ver caminar sin detenerse a cientos de jóvenes, familias, grupos, de uno en uno o por parejas! Lo que importa es dar un paso y otro más, sin volver la vista atrás, en oración, en confidencia de amistad, solos y acompañados a un tiempo, con la certeza de llegar, con la esperanza de un hogar, con la alegría de rezar a la Madre del Amor y la Verdad.

¡Cómo agradezco a los amigos de Ica que me invitaron a peregrinar y me acompañaron durante la caminata mariana! Ellos me fueron contando la encantadora historia de la imagen. Fue a comienzos del siglo XVIII, el 3 de octubre de 1701, en la inmensa y desolada pampa de Yauca, cuando fue encontrada escondida entre matorrales por los vecinos del lugar una diminuta imagen –casi una muñeca- de Nuestra Señora del Rosario, con el Niño Jesús y un rosario nacarado en sus manos, que al parecer habían perdido unos arrieros que al bajar de la serranía ayacuchana se perdieron en medio del desierto iqueño. Los afortunados campesinos que encontraron la imagen fueron Nicolás Ortega, Diego Gutiérrez y Francisco Córdova, quienes pensaron trasladarla a Ica, pero al intentar levantarla y no conseguirlo interpretaron que era deseo de la Madre de Dios permanecer allá. Fue entonces, con la ayuda de Calixto Muñoz cuando le edificaron una sencilla capilla en las inmediaciones; y tras una plegaria que la imagen se dejó conducir. La noticia se propagó veloz y desde entonces la Virgen de Yauca es venerada por sus hijos iqueños como su Patrona.

Son más de trescientos años en los que la gente de Ica y alrededores ha recibido innumerables favores en el cuerpo y en el alma. Gran propagador de su devoción fue el Venerable Padre José Ramón Rojas de Jesús María (1775-1839), Padre Guatemala, quien desde 1835 hasta su muerte fue asiduo peregrino a Yauca, cubriendo la distancia a pie dos o tres veces por semana. El propio templo franciscano de Ica cuenta con un bello vitral dedicado a la Virgen de Yauca.

El actual Santuario se debe al esfuerzo y piedad de Mons. Francisco Rubén Berroa y Bernedo, primer obispo de Ica, y al entusiasmo y la generosidad de miles de devotos que contribuyeron con las limosnas necesarias para su edificación. Iniciados los trabajos en diciembre de 1947, se terminó de construir en febrero de 1951. En su interior se guarda también una réplica de la imagen conocida como la peoncita, pues es la encargada de recoger las ofrendas de los fieles.

Fue coronada canónicamente en agosto de 1988 durante el Primer Congreso Eucarístico Mariano, recibiendo la Corona de Oro de manos del Cardenal Legado, Mons. Juan Landázuri Ricketts.

En el Segundo Congreso Eucarístico y Mariano 1996 recibió la visita del Cardenal Augusto Vargas Alzamora Arzobispo de Lima Primado del Perú, el Nuncio Apostólico de Roma, Obispo de ICA Monseñor Guido Breña y los Obispos del Perú, fue coronada en presencia del pueblo de la Región Ica.

Con motivo del IV Congreso Eucarístico y Mariano del 2004, tuvo la visita del Señor Cardenal Arzobispo de Lima, Juan Luis Cipriani, quien por primera vez visitó el Santuario de Yauca ICA, acompañado de los obispos de ICA y Caravelí, el clero y fieles de la diócesis.

En el 2015, el Obispo de Ica Mons. Héctor Eduardo Vera Colona y el Rector del Santuario Padre Michel Huamán Sánchez presentaron la Maqueta de la Futura Basílica del Rosario de Yauca así como del Complejo de Multiservicios al Peregrino.

 

Una semana antes de su fiesta, que se celebra el primer domingo de octubre, tiene lugar el tradicional barrido, surgido de la necesidad de mantener limpio el templo y sus alrededores para las celebraciones, y es realizado por voluntarios que retribuyen de esa manera a la Virgen del Rosario los favores recibidos.

 

Y, como lo importante es llegar, son múltiples las modalidades, en carro propio, ómnibus, mitad en carro y desde la pampa caminando, o, como los valientes, a modo penitencial, a pie, algunos hasta cargando a sus pequeños, los 30 Km. que separan a la ciudad de Ica del Santuario.

Cada quien organiza su romería. Con mi grupo del Movimiento de Santa María fuimos meditando textos del Papa Francisco a los jóvenes, en silencio, contemplando los misterios del Santo Rosario, desgranando avemarías, recitando las letanías, cantando…con la tímida luz de las linternas y la ardiente –así la pedimos- de nuestra fe.

Nosotros llegamos a las 2.30 a.m., gozosos de sumergirnos en las oraciones y los cánticos de los peregrinos y la acogida de la Comisión Responsable del Santuario, especialmente los seminaristas de Ica. A continuación tuvimos el gozo de participar en la Santa Misa de las tres de la mañana. Mereció la pena. A lo largo del camino habíamos ofrecido oraciones, nuestro cansancio, por numerosas intenciones, la paz del mundo, las vocaciones, las familias, los jóvenes, el Sínodo, el Perú…Sentíamos que Nuestra Madre las acogía y las presentaba ante su Hijo, Gozo y Paz. En medio del fervor de cientos de fieles, algunos descansando en el templo, luchando contra el frío,  vivimos la Misa de amanecer, encendidos por la Palabra de Dios, el vibrante comentario del sacerdote oficiante, agradecidos por el Pan de Vida.

A la salida cientos de puestos de comida para calmar la necesidad del cuerpo. Numerosos peregrinos pasan la noche en vela o dormitando arropados por una frazada o en tienda de campaña. Al regresar en el ómnibus quedan los propósitos de volver, de colaborar y mejorar la peregrinación. Mi sugerencia es señalizar el camino, colocar motivos religiosos (estación de vía crucis, misterios del rosario, textos espirituales), cuidar la limpieza (colocar tachos, papeleras, avisos ecológicos), un tríptico con la historia, oraciones y canciones.

Gracias, Santa María del Rosario de Yauca. Que el próximo año seamos más y lo hagamos mejor.

 

José Antonio Benito

 

 

BIBLIOGRAFÍA:

 

Boletín Diocesano de Ica, año II, nº 6, octubre-diciembre de 1948

 

DONAIRE VIZARRETA, Juan Leyendas y Tradiciones Iqueñas, 2ª edición, t. II, p. 140-153.

SANCHEZ BAIOCCHI, César E. Santísima Virgen del Rosario de Yauca. Luz de fe en el desierto de Ica (Ica, 2018)

 

VARGAS UGARTE, P. Rubén S.J.Historia del Culto de María en Iberoamérica, Madrid, 1956, t. II, p. 89-90.

 

https://www.fatima.org.pe/articulo-161-la-virgen-del-rosario-de-yauca-ica

 

https://www.facebook.com/pg/VirgendeYaucaICA/posts/

 

Leer todo...

Video homenaje a Manolo

"¡Cómo no creer!. Señor de los Milagros

 

José Antonio Benito Copyright © 2009 Gadget Blog is Designed by Ipietoon y adaptado por ANGEL SANTA MARIA R. Sponsored by Online Business Journal