jueves, 15 de febrero de 2024

PADRE LUIS DE LA PUENTE, 400 años después

IV CENTENARIO DE UN VALLISOLETANO CON PROYECCIÓN PADRE LUIS DE LA PUENTE, de la COMPAÑÍA DE JESÚS. 16 febrero 1624 / 2024

Javier Burrieza Sánchez

 

Este 16 de febrero se cumplen cuatrocientos años de la muerte del jesuita Luis de La Puente. Él no conoció, desde su Colegio de San Ambrosio, los tiempos fuertes de la expansión de la devoción del Sagrado Corazón de Jesús pero vivió en la Compañía, los cambios y configuraciones de la espiritualidad que lo hicieron posible ¿Quién es Luis de La Puente? ¿Por qué tenemos que recordar su trayectoria desde la Iglesia de Valladolid? Este profesor, escritor de éxito, hombre de gobierno entre los jesuitas, fue maestro de la espiritualidad católica, en su tiempo como confesor y director espiritual muy requerido; desde su tiempo a través de sus obras impresas, con numerosas ediciones y traducciones a distintas lenguas.

Había nacido en Valladolid en 1554, en la conocida y popular Plaza del Rosarillo. Durante mucho tiempo se conservó su casa y en ella una importante placa donde recordaba este acontecimiento histórico allí sucedido. Ésta, la placa, se puede contemplar en Villagarcía de Campos. Su padre era funcionario de la Chancillería. Sus hermanos fueron frailes de la Orden de Predicadores y una hermana monja profesó en la misma familia religiosa. Sintió desde pequeño la inclinación hacia la vocación sacerdotal. Tras ser bachiller en Artes en 1572 continuó los estudios de Teología con matrícula en la Universidad pero con asistencia al Colegio de dominicos de San Gregorio (hoy Museo Nacional de Escultura). Fue la observación de cómo ejercían los ministerios de la palabra los jesuitas Martín Gutiérrez y Francisco Suárez, maestros de estudiantes en el de San Ambrosio, los que le condujeron a iniciar su preparación como jesuita. Fue recibido en aquel importante centro vallisoletano con veinte años recién cumplidos, para iniciar el noviciado en Medina del Campo. Aunque sintió el atractivo de las misiones para territorios lejanos, sus superiores no se lo permitieron. Comenzó su itinerario por diversas casas de la Compañía en Castilla la Vieja y en el nuevo establecimiento del noviciado, en Villagarcía, siguió muy de cerca al que fue su maestro: Baltasar Álvarez, del que llegó a escribir su Vida. Fue aquel tiempo el mejor periodo que experimentó en su trayectoria como jesuita, según confirmó el propio La Puente.

Ordenado sacerdote el día de San José de 1580, se sucedieron las obediencias en San Ambrosio de Valladolid, Salamanca o León. No solo fue profesor sino que destacó en el llamado "acto heroico del confesar" como él mismo lo definía. La Puente se fue perfilando más como director espiritual y maestro de formación en tiempos difíciles en la expansión de la Compañía. Fue especialista en solucionar controversias entre escuelas teológicas –por ejemplo en la propia de la "gracia o de auxiliis" –, supo manejarse entre gentes de poder sin desviar su misión, actuó entre los seminaristas ingleses, preparó la fundación de la Orden de Santa Brígida en España y escribió sin parar. Destacaron sus "Meditaciones de los misterios de nuestra santa fe", cuya primera edición fue en Valladolid en 1605, con ejemplares en todas las bibliotecas –como estudió Camilo Abad– hasta bien entrado el siglo del Vaticano II. Manuel Ruiz Jurado indicó que fue precursor de la "teología de la perfección" con la inclusión del estado seglar en sus diversas posibilidades.

Desde su muerte en febrero de 1624, la Compañía intentó conseguir el reconocimiento de su santidad. Había sido enterrado en el Colegio de San Ambrosio, hoy en la Basílica Santuario de la Gran Promesa, y su celda convertida en relicario-oratorio. Cuando los jesuitas fueron expulsados de España en 1767, se había incoado su proceso de beatificación y el papa Clemente XIII había declarado la heroicidad de sus virtudes. Todo ello se vio muy afectado por el propio extrañamiento de la Compañía y su extinción en la Iglesia como orden. Vale la pena que en la Cuaresma de 2024, nos acerquemos a alguna de sus obras donde también descubriremos que La Puente escribió el guión espiritual para que los escultores tallasen los pasos procesionales en Castilla.

Para conmemorar el IV centenario de su muerte, se ha organizado el 16 de febrero, a las 18.00 horas la conferencia de Javier Burrieza "400 años Padre La Puente. Centenario de un jesuita maestro de espiritualidad". Seguidamente, a las 19.30 horas se celebrará la Eucaristía en la Basílica Santuario de la Gran Promesa, presidida por los padres jesuitas de la comunidad de Valladolid

https://dbe.rah.es/biografias/15568/luis-de-la-puente

 

Leer todo...

jueves, 8 de febrero de 2024

P. LUIGI BOLLA, SDB (1932-2013), ¡UNA BENDICIÓN PARA EL PERÚ!

P. LUIGI BOLLA, SDB (1932-2013), ¡UNA BENDICIÓN PARA EL PERÚ!

El Archivo Histórico Salesiano del Perú, que custodia su valiosa colección documental y fotográfica, un auténtico tesoro histórico y etnográfico, nos recuerda que un día como hoy, se cumplen cuarenta años de la llegada del Siervo de Dios Luis Bolla al Perú para incorporarse definitivamente a la Inspectoría Salesiana Santa Rosa de Lima. Desplegó su labor entre nosotros desde febrero de 1984 hasta su fallecimiento en Lima en febrero de 2013. Parte de ella es el cuaderno "Ruta misionera" donde él registró, de su puño y letra, su actividad entre los Achuar del Perú. Su primera fecha es justamente su llegada a Lima, el 8 de febrero de 1984, un día como hoy hace 40 años.

El P. Luis Bolla, SDB, nombrado como "Yánkuam" en Achuar, nació en Schio (Vicenza) Italia, el 11 de agosto de 1932 de una familia muy creyente. A los 7 años empezó a frecuentar el Oratorio salesiano. Las narraciones de los misioneros lo motivaron vocacionalmente. A los 11 y 12 años, en la capilla del Oratorio escuchó una voz que le decía: "Tú puedes ser sacerdote, y misionero. Caminarás mucho en tu vida". Su sueño era vivir para siempre en alguna de las selvas del planeta, con la única finalidad de hacer conocer y amar a Jesús.

Con grande emoción, el 22 de noviembre de 1953 salió del puerto de Génova para Ecuador. Tenía 21 años. Aprendió rápidamente el español y la lengua Shuar para trabajar por la etnia. Ordenado sacerdote, le pide al Señor: poder aprender las lenguas indígenas, ir siempre a los lugares más lejanos y difíciles entre los indígenas, ser instrumento del Señor para que tengan el don de la gracia de Dios para salvarse.

Posterior a su profesión perpetua en 1952 en Cuenca, recibe toda su formación teológica en Bogotá, Colombia, siendo ordenado sacerdote el 28 de octubre de 1959. Siempre con la étnia Achuar, es transferido de la inspectoría de Ecuador a la inspectoría de Perú en 1984. Y desde 1992 a trabaja en el Vicariato de Yurimaguas, Perú (hoy diócesis), hasta el 2010, año en el cual es trasladado a Kayun como párroco.

Don Bolla, o como es conocido en Achuar, Yánkuam Jintia, que significa "estrella Venus y camino",  es autor de cuatro libros en castellano y lengua Achuar; por lo cual se considera de gran ayuda a la conservación y al conocimiento del rico patrimonio de la cultura Achuar. Efectivamente al ver que los shuar estaban atendidos y los Achuar estaban abandonados, iluminado por Dios pidió entregarse a ese pueblo. A los superiores les solicitó: no ir a las misiones como conquistador, que respetaría y defendería sus tierras, que pudiera vivir como ellos pero conservando su identidad sacerdotal y religiosa, y confiaría plenamente en la Providencia sin pedir nada a los superiores.

Obtuvo el permiso de fundar la misión de Wichim con los Achuar. Estuvo 30 años en Ecuador y 30 en Perú. Llega al Perú en 1984 para trabajar en el Vicariato Apostólico de Yurimaguas. Le esperaban años de soledad y aislamiento debido a las distancias y a la falta de una comunidad religiosa. Se identificó con el pueblo Achuar. Y, a pesar de los peligros y amenazas de todo tipo, no perdió nunca la confianza en Dios. Siguió investigando las costumbres, etnología y cultura de ese pueblo. Su misión principal era siempre anunciar el Evangelio a todos los Achuar a quienes quería como a hijos.

El P. Luis Bolla no limitó su labor a anunciar la Palabra de Dios, sino se esmeró para acompañar al pueblo Achuar en su organización, fomentó la educación, y cuidó de la salud y el desarrollo alternativo de este pueblo. Escribió muchos sobre esta etnia.  La vida de este gran misionero se apagó en Lima, el 6 de febrero de 2013. La vida de "Yánkuam" se ha apagado como una candela, pero como nos indica el P. Vicente Santilli, su biógrafo, su recuerdo permanece vivo, su testimonio ayudará a hacer "una Iglesia siempre en salida". El 5 de mayo de 2017 fueron trasladados sus restos a la Basílica de María Auxiliadora de Breña, desde donde fueron traslados a la tierra donde se encarnó, y donde "hizo la opción de ser uno de ellos, vivir con ellos, como ellos y, sobre todo, por ellos" y ahora se encuentra en medio de ellos. 

El 1 de agosto de 2019 fue presentado oficialmente por el Vicario Inspectorial de la Inspectoría "Santa Rosa de Lima" P. Humberto Chávez, y por el P. Vicente Santilli, al Arzobispo de Lima (Perú), Mons. Carlos Gustavo Castillo Mattasoglio, el "Supplex libellus", la petición oficial con la que la Congregación Salesiana, en la persona del Postulador General, P. Pierluigi Cameroni, solicita la apertura de la investigación diocesana sobre las virtudes, la fama de santidad y los signos del P. Luis Bolla, Sacerdote Salesiano de la Sociedad de San Francisco de Sales. Un testimonio original de vida consagrada, de evangelización e inculturación del Evangelio y del carisma salesiano en sesenta años, compartiendo plenamente la vida de los pueblos indígenas Shuar y Achuar de Ecuador y Perú.

Ha escrito el Rector Mayor, P. Ángel Fernández Artime: "El patrimonio espiritual y cultural del Padre Bolla es extraordinario. El inicio de su Causa de Beatificación nos permite conservarlo, profundizarlo y transmitirlo a las nuevas generaciones como respuesta significativa a los grandes desafíos que la Iglesia y la humanidad de nuestro tiempo afrontan en este momento de la historia. La grandeza de esta Causa es de gran amplitud que tiene relación con la celebración del octubre de 2019 en la Asamblea Especial del Sínodo de los Obispos que reflexionarán sobre: "Amazonía: nuevos caminos hacia una Iglesia más encarnada".  Un Sínodo que interesa a toda la Iglesia y que empieza, como hizo el Padre Bolla, por escuchar a los pueblos indígenas y a todas las comunidades que viven en la Amazonía.

Su recuerdo, aún con el paso del tiempo, sigue vivo en el pueblo donde entregó su vida. Fueron más de 50 años conviviendo con las etnias, en una zona inhóspita, alejada y en condiciones muy difíciles, en el corazón de la selva amazónica.

Del tesoro custodiado en el Archivo he tenido la suerte de leer sus apuntes de Retiros. El Padre Bolla toma nota de lo que más le impacta de las lecturas y las prédicas. De igual manera consigna bellas oraciones y personales comentarios que revelan su intimidad con el Señor y el celo de apóstol para llevar a los fieles, especialmente los achuar, el fruto de su contemplación. Les comparto lo que anotó el 8 de septiembre de 1978 en Wichin, el día de la fiesta de la Natividad de la Virgen: "Comprendo  siempre más que Tú eres celoso de tu amor y quieres de mí una donación total, absoluta y no a medias. Ayúdame, Señor, yo también lo quiero, pero soy demasiado miserable y pequeño. María, Madre de la Iglesia y también de la Iglesia achuar, mírame y conviérteme a tu Hijo".

Les comparto el enlace del catálogo de la Colección Bolla en https://coleccionpadrebolla.pe/ para que gocen de su celo y nos convirtamos como él en protagonistas de la misión.

José Antonio Benito Rodríguez

 

 

Leer todo...

lunes, 22 de enero de 2024

Monseñor Salvador Piñeiro García-Calderón. Un pastor con corazón de padre. Rasgos biográficos, homilías y reflexiones al celebrar los 50 años de ordenación sacerdotal, 2024

Monseñor Salvador Piñeiro García-Calderón. Un pastor con corazón de padre. Rasgos biográficos, homilías y reflexiones al celebrar los 50 años de ordenación sacerdotal (Arzobispado de Ayacucho, 2024, 200 pp)

Nada agrada tanto después de una celebración como la oportunidad de recordar, saborear, revivir las gracias del jubileo, aquí los 50 años de vida sacerdotal del autor del libro.

Comienza con un listado de agradecimientos por el jubileo sacerdotal del 2023, dedicado como año vocacional para "reflexionar, orar y trabajar por las vocaciones". Agradece a la carmelita que le pidió compartir su biografía y fue apoyado por el escritor Miguel Salomón, autor del primer capítulo, y por el diácono, periodista que le formuló 50 cincuenta preguntas, una por año del jubileo. Además, sus secretarios Angélica Espinoza y Pedro Villanueva, quienes diseñaron y editaron y grabaron las homilías y disertaciones.

Se brinda el mensaje del Santo Padre, la bendición papal y la felicitación del Sr. Nuncio del Perú.

El capítulo primero se titula "Salvador, padre, hermano y amigo" y ha sido redactado por el periodista Miguel Salón, quien de modo sencillo (pp. 19-39) nos narra la trayectoria vocacional y misional del joven; seminarista; párroco; vicario del arzobispado, obispo auxiliar, obispo castrense, arzobispo de Ayacucho, presidente de la CEP (2012-2018).

El capítulo 2 "Una vida en 50 preguntas" nos presenta de modo muy original y sistemático un completo cuestionario elaborado por José Antonio Varela acerca de su trayectoria vital y pastoral, estructurado en diferentes rubros: relación comunitaria, cambio social y religioso, vida espiritual, una vida con significado, rol como arzobispo, enseñanzas y mensajes, legado y futuro, ser agradecido, iglesia y sociedad.

El capítulo 30 recoge homilías del año 2023, la Semana Santa, Eucaristía de 6 de mayo por sus bodas de oro sacerdotales en Ayacucho, misa de 28 de mayo en la catedral de Lima

El capítulo 4 recoge diversas conferencias , "la Virgen María en la vida del cristiano", correspondientes a los meses de junio y agosto de 2020 confinados por la covid-19, El Papa Francisco es el Pedro de hoy, Santa Rosa de Lima, mujer de fe y caridad, La parroquia comunidad de fe y servicio, Jesús Maestro porque forma discípulos, aniversario de la Universidad Nacional San Cristóbal de Huamanga (31 julio 2023), Mamacha Cocharcas, alivia al enfermo y acoge al pecador (8 septiembre 2023), Hacia el Bicentenario de la Batalla de Ayacucho (9 diciembre 2023), bellas y realistas palabras para "recordar a nuestros santos (Rosa, Martín, Toribio) y nuestros héroes patrios" (María Parado de Bellido, Basilio Auqui, Ventura Ccalamaqui), el respeto por la institucionalidad como alentaba Sánchez Carrión y la gratitud por el legado y compromiso de engrandecer como advirtió José de San Martín.  Un Bicentenario para "curar heridas, globalizar la fuerza del amor con signos concretos de solidaridad" (p.173)

El capítulo 5 "Una vida en 50 imágenes" nos brinda un entrañable álbum de las fotos más significativas.

Al concluir su lectura nuestro corazón rebosa gratitud por tanto bien recibido y compartido -sinodalmente- por pastor tan querido y valorado de nuestro Perú que generosamente nos brinda como en un "magnificat" tantas gracias recibidas en su familia, parroquia, Perú, Iglesia. Bendiciones, Monseñor Salvador, y muchas gracias a cuantos han posibilitado tan rico contenido y esmerada edición.  

Leer todo...

sábado, 20 de enero de 2024

SANTO TORIBIO DE MOGROVEJO EN SUS CARTAS. ESTEBAN PUIG, prólogo José Antonio Benito


SANTO TORIBIO DE MOGROVEJO EN SUS CARTAS

Autor: PUIG ESTEBAN/
Editorial, PAULINAS: VARIAS PERU
Clasif: BIOGRAFIA/SANTOS
Nro de páginas: 342
Reseña:

El libro "Santo Toribio en sus cartas, de Monseñor Esteban Puig, expone la vida, hechos, y palabras a través de las cartas que Santo Toribio Alfonso de Mayorga, arzobispo de la ciudad de los Reyes de Lima, capital del Perú, escribió a lo largo de sus 25 años de arzobispo de la ciudad de los Reyes donde llegó el 12 de marzo de 1581 para tomar posesión de su Sede. En este libro compartimos los ecos de los numerosos diálogos mantenidos por Santo Toribio con cuantas personas se relacionó. – Formato: Tapa blanda, 14,5 x 20,5 cm. PVP: 20 soles. En todas las librerías PAULINAS


CARTA DE PRESENTACIÓN antes del actual PRÓLOGO

 

Querido Monseñor Esteban:

 

Contesto agradecido a su larga carta dirigida por el Ilustrísimo y Reverendísimo Monseñor Toribio a Su Majestad Felipe II. De veras que he recibido sumo gozo y contento con tantas y buenas nuevas a lo largo de vida tan plena como santa. Por la misma desfilan cientos de personas y lugares, desde el Papa al último fiel, desde el Rey al último súbdito, españoles e indios, peripecias y aventuras sin cuento, instituciones y personas, siempre para el bien de sus fieles y con el fin de acercarlos a Cristo y a la Iglesia, buscando el mayor bien de toda la persona y de todas las personas.

 

A través de los diferentes capítulos Monseñor Esteban logra compartirnos los ecos de los numerosos diálogos mantenidos por santo Toribio con cuantas personas se relacionó, en primer lugar con su inseparable Sancho Dávila, siguiendo por sus familiares, autoridades civiles y religiosas, así como sacerdotes, religiosos, monjas, cofradías y hermandades, que logran mostrarnos el alma, el corazón y la vida de quien es el Padre de América, forjador de la Iglesia del Perú, crisol de lazos solidarios, Borromeo de los Andes, y, para Monseñor, amigo del alma. Para mí lo más importante es que logra contagiarnos esa amistad y consigue que Santo Toribio sea nuestro Padre y Amigo.

No conozco ningún libro sobre santo Toribio tan cordial, tan sacerdotal. Desde luego que las cartas personales son fiel reflejo de lo que bulle en el corazón, del crujido de las entrañas como lo que nos muestra su capítulo La Carta y que se refiere a la que escribió desde "Lambayeque llanos de la ciudad de Truxillo a 10 de março de 1594 años" en respuesta a la reprensión real por la injusta acusación del Virrey Cañete; al desmentir las calumnias vertidas en la carta, como de pasada, expresa du dolor y expansión filial por la muerte de su madre: "Y, como entre los contentamientos y alegrías de este mundo suelen muchas veces mezclarse dolores y trabajos y persecuciones, fuera (han sido) de una carta que recibí entre las cédulas que tengo dicho…tuve aviso (conocimiento) de esta Corte de la muerte de mi madre, de que tuve el sentimiento que la razón a ello me obliga (que sentí gran dolor por tan sentida pérdida)"

 

Conocí a Monseñor Esteba Puig en Arequipa por los años 90 gracias a Monseñor Luis Sánchez Moreno Lira, su arzobispo, que nos convocó como asesores en la Comisión de Bienes Culturales. Inolvidable será nuestra visita familiar al Valle del Colca con el fin de verificar in situ la custodia del Patrimonio. Desde entonces fuimos cultivando una amistad académica y espiritual en la que siempre el lazo era santo Toribio, intercambiándonos nuestros" hallazgos" y propuestas.

 

Fue con motivo del IV Centenario de su partida para el Cielo -2006- cuando  aupamos conjuntamente nuestros estudios y nuestra devoción por el santo. Singular fue su aporte en el homenaje de la Academia Peruana de Historia de la Iglesia en su revista nº 9 monográfica en que escribió "Cartas de Santo Toribio de Mogrovejo (El alma y la pluma de Santo Toribio a través de sus cartas" sin duda un anticipo a la presente obra. De igual manera cabe reseñar sus motivadores artículos por entregas que fueron recogidos en Marcando huellas. Vida y Obra de Santo Toribio de Mogrovejo (1536-1606), USAT, Chiclayo, 2005, así como su biografía Es hora de caminar (Santo Toribio de Mogrovejo) PIRHUA, Chiclayo,2006, pp.90. Aquel año acometió también la feliz iniciativa de dedicarle un monumento recordatorio al Santo en el lugar donde fue enterrado y estuvieron sus reliquias por casi un año en la bendita tierra de Zaña.

 

Me resultan conmovedoras sus palabras introductorias en las que Monseñor Esteban nos comparte las razones últimas de la presente obra: "Sancho Dávila, su fiel paje que le acompañó desde sus 14 años hasta el final de su vida y, por qué no, pedir a los autores que han escrito, con solvencia y buena pluma, sobre Santo Toribio "el sol del Nuevo Mundo", que me prestaran sus trabajos, ideas y efemérides. Con su venia, tomaría las espigas de sus biografías, juntando espiga con espiga, y con la harina cernida, hornear un buen pan candeal sazonado, íntegro".

Gracias, Monseñor Esteban, gracias por esta espiga convertida en pan. ¿Sabe que en Mayorga, la patria chica del Santo, sin que se enfade nuestro buen amigo don Manuel Giganto ni los vecinos de Villaquejida, existe un Museo del Pan? Junto a tantos instrumentos de labranza, hornos, variedades de pan, solicito un lugar para su obra que se me antoja buen y caliente pan.

 

José Antonio Benito Rodríguez

Director del Instituto de Estudios Toribianos

 

Leer todo...

sábado, 13 de enero de 2024

MÁS DE 80 PARTICIPANTES EN EL VII SEMINARIO DE ARCHIVOS ECLESIÁSTICOS EN HUACHO. José Antonio Benito




MÁS DE 80 PARTICIPANTES EN EL VII SEMINARIO DE ARCHIVOS ECLESIÁSTICOS EN HUACHO

José Antonio Benito

En un clima de familia y amistad en torno al organizador y motor Melecio Tineo Morón,  calificado como "señor de los archivos", más de 80 participantes han vivido estas séptimas jornadas del Seminario de Archivos Eclesiásticos auspiciado y apadrinado por el Archivo del Obispado de Huacho (AOH). Los días 11 y 12 de enero del 2024 , asume en la Casa de Retiro "María Reyna" de Huaura.. El evento se inauguró con la Santa Misa presidida por Monseñor Antonio Santarsiero Rosa,  obispo de Huacho, quien aprovechó para dar gracias a Dios por los anteriores seminarios y actividades desempeñadas, dando a todos la bienvenida y encomendando el fruto de la presente, ponderando la labor de con palabras el compromiso de Melecio Tineo en la puesta en valor del archivo y su fructífera labor por el bien de los archivos y el acervo documental custodiado por la Iglesia al servicio del patrimonio cultural del Perú.

Son 15 años ininterrumpidos desde que el 2009 el Archivo del Obispado de Huacho (AOH) viene impulsando estos eventos con el fin de exponer y dialogar sobre el quehacer de los repositorios archivísticos, la importancia de su organización y el enriquecimiento de compartirlos para motivar que todas las diócesis de Perú tomen conciencia y asuman un rol activo en la protección, organización y defensa de su patrimonio documental. Gracias a ello, es una realidad el hecho de que varias diócesis han asumido el compromiso de brindar la difusión y accesibilidad para el desarrollo de las investigaciones, e l derecho a la información y las diversas formas de su preservación, facilitando el  conocimiento y desarrollo de la ciencia archivística en nuestro país.

Las primeras ponencias fueron impartidas por emblemáticos profesionales peruanos del mundo de la archivística. Comenzó la Dra. Aída Mendoza Navarro con ·"La Legislación Archivística y acceso a la información" quien se refirió a la gran labor archivística y legislativa del Papa Benedicto XIII, así como todo el marco legislativo de la Iglesia y el Estado Peruano acerca de los archivos, refiriéndose de modo especial a la relación Iglesia-Estado en pro de la custodia documental y acceso a la información.

Yolanda Bisso Drago, del archivo del Ministerio de Relaciones Exteriores, nos compartió los  "Aspectos básicos de la archivística" como el ciclo del documento, valorando la continuidad del mismo. Luis Guillermo Núñez Soto se refirió a  "El Estado del Arte de la Conservación Documental" en el que nos presentó los grandes desafíos para la ciencia archivística como el de la inteligencia artificial y los cambiantes sistemas de almacenamiento que exigen conversar el documento para poder servir.

Fernando López Sánchez se refirió a un aspecto bien concreto de la defensa de nuestro patrimonio documental "Los Archivos y el programa Memoria del Mundo- UNESCO" compartiendo su experiencia en la preservación  documental para divulgar lo más valioso de nuestra memoria institucional, aludiendo al caso del "Libro Becerro de los Conquistadores", toda una reliquia patrimonial elegida para el proyecto de "memoria del mundo".

Graciela Arismendi dio testimonio del valor y estado del Archivo de la Policía Nacional del Perú, aportando la gran cantidad informativa custodiada en las fichas personales de sus miembros, así como el plural contenido documental para conocer la total realidad del Perú, especialmente en su vida cotidiana.

Al final tuvo lugar una interesante presentación personal de todos los participantes que ayudó a valorar la calidad profesional y humana de los asistentes que representaban a la mayoría de las circunscripciones eclesiásticas, sobre todo aquellas que cuentan con un archivo diocesano organizado o en proceso de organizar.

La segunda jornada se inició con la ponencia de Manuel Salazar Tentalean, de la Universidad de San Marcos, "Digitalización de documentos y archivos" quien recordó el fundamento legal para el Perú, detallando con precisión los objetivos que deben guiar el proceso, especialmente mediante la organización, descripción y valoración de los documentos. Enfatizó que no se puede digitalizar el desorden y cómo el plan debe llevarnos a lograr una mejora del documento. 

El historiador Fernando Armas Asín ofreció una apretada síntesis de la historia de la evangelización en su ponencia "La Iglesia Católica en el Perú y el Patrimonio Documental". Comenzando por el proceso de conquista y misión en el siglo XVI y la necesidad de conocer a la población indígena, lo que llevó a elaborar informes, registros, tanto por parte de las diócesis como las órdenes religiosas. Señaló los momentos decisivos de pérdidas documentales como la expulsión de los Jesuitas, la reforma de regulares de 1826 que conllevó el cierre de 61 conventos o monasterios como el de Ocopa, la supresión de la Inquisición (1812, 1820) que causó la desaparición de numerosos documentos. La segunda parte se orientó a motivar la necesidad del cuidado de los materiales por parte de la Iglesia, en virtud del Código de Derecho Canónico de 1917, el Código Civil Peruano de 1936, el Acuerdo de la Asamblea Episcopal sobre Bienes. Eclesiásticos del año 1938, la ley de preservación de fuentes de 1971, las disposiciones de la UNESCO y las directivas de la Conferencia Episcopal Peruana, así como los documentos del Vaticano

 

José Antonio Benito expuso acerca de "Fuentes archivísticas para el estudio de las visitas pastorales en el Perú. El libro de las visitas de santo Toribio". Como todos los ponentes comenzó ponderando y agradeciendo al organizador del evento, Melecio Tineo, motivó la noble vocación y misión de historiadores y archiveros, caracterizó las diferentes visitas indianas, centrándose en la visita diocesana pastoral, que de modo ejemplar ejecutó santo Toribio como se refleja en su valioso "Libro de visitas" (escrito entre 1593 y 1606) y otras fuentes como las cartas (unas 75) y los testimonios del proceso de beatificación (12 legajos).  y el diario de la visita. Por último se refirió al valioso hallazgo del director del archivo de Huacho,  en el Libro de Bautizos (1570-1620), folio 58v de la Parroquia Inmaculada Concepción de Chancay, se da cuenta de la Visita realizada por el Segundo Arzobispo de Lima Santo Toribio Alfonso de Mogrovejo a la Villa de Arnedo hoy

"Domingo en trece días del mes de febrero de mil quinientos y noventa i ocho años yo el bachiller Diego Dávila cura y vicario de esta Villa de Arnedo fui visitado por el ilustrísimo Señor Arzobispo y asimismo Su señoría Ilustrísima visito este Libro con sus partidas de baptismo y casamientos en el dicho día mes y año suso dicho. Para memoria lo asenté en este dicho libro".

Tania Quispe Bustamante y Nancy Nataly Mendoza Romero, archiveras voluntarias, nos mostraron las "Pautas básicas para la conservación preventiva de un Archivo y medidas preventivas aplicadas en el Archivo de la Provincia Dominicana de San Juan Bautista del Perú", dirigido por Melecio Tineo.

Estaba programado -aunque no pudo estar presente y exponer- Jimmy Martínez con su ponencia teórico-práctica "Historia de la Paleografía en el Perú". En su lugar pudimos comprobar las bondades del programa “FamilySearch. Donde las generaciones se unen” expuesto por Pedro Bravo, gerente de relaciones institucionales quien nos compartió su decisión a raíz del terremoto vivido en su Pisco natal que dejó sin documentos a la población de dedicarse a preservar la memoria documental, mostrándonos de modo práctico la utilidad de la web www.familysearch.org especialmente en el archivo diocesano de Huacho. 

Por último, el historiador·Raúl Adanaqué Velásquez disertó acerca de "La importancia de las Fuentes Primarias para el Estudio de la Iglesia en el Perú, siglos XVI-XX", tanto de modo conceptual como vivencial, ya que nos relató varias anécdotas de su trayectoria en el fascinante mundo de la investigación recordando auténticos maestros como los archiveros P. Valentín Trujillo, Mario Ormeño y la historiadora Ella Dumbar Temple.

Las palabras de clausura corrieron a cargo del organizador y motor del seminario, Melecio Tineo, quien conmovió a todos por su sincero testimonio vocacional y misional hacia los archivos. Terminó por agradecer el total apoyo del obispado de Huacho, en la persona de Monseñor Antonio Santarsiero, así como el de su equipo de colaboradores Naydu Tena Montes, Lorena Fuentes y Dante Romero Pimentel que en todo momento brindaron un cordial servicio.

Debo resaltar la generosidad de los organizadores que han logrado acoger a casi un centenar de participantes a los que se ha facilitado información, hospedaje y manutención gratuita durante todo el tiempo. Con la entrega de los certificados debidamente firmados por la autoridad episcopal y el director del archivo y evento se dio por finalizado el maratónico pero familiar séptimo seminario de archivos. El próximo sería dentro de dos años, pero con toda razón se formuló la petición de que fuese el próximo año. 

Leer todo...

Profeta de Nuestro Tiempo

Aguchita

Video homenaje a Manolo

Blogs Amigos

Seguidores

 

José Antonio Benito Copyright © 2009 Gadget Blog is Designed by Ipietoon y adaptado por ANGEL SANTA MARIA R. Sponsored by Online Business Journal