jueves, 13 de diciembre de 2018

ROSELL DE ALMEIDA, P. Carlos El humanismo de los padres griegos

ROSELL DE ALMEIDA, P. Carlos El humanismo de los padres griegos Colección Recta ratio, Facultad de Teología Pontificia y Civil de Lima, 2018, 47 pp

En tiempos recios como los que nos toca vivir en los que caen hasta los fundamentos y los pilares de la sociedad, reconforta que se nos presenten los modelos que nunca pasan, que siempre nos ayudarán a caminar, los clásicos, los de ayer, los de hoy, los de mañana.

La profunda crisis antropológica que nos golpea sólo se resolverá de la mano de estos gigantes del humanismo que fueron los santos padres, los que tendieron puentes desde su saber teológico y vivencia cristiana con su saber científico y vivencia humana, los que crearon la feliz armonía ciencia-fe-vida teniendo como centro la persona humana según Cristo, Verbo encarnado, Dios humanado.

Comienza por presentarnos las diversas definiciones sobre el humanismo, como movimiento cultural previo y hermanado con el Renacimiento del S. XV, como doctrina que estudia y profundiza en el sentido del hombre dentro del mundo.

A continuación traza las líneas fundamentales del humanismo patrístico griego; por una parte, la vertical por la que el hombre se orienta hacia Dios, como ser llamado a la divinización, como ser divinizado por Cristo y el Espíritu Santo, sin dejar de reconocer su enfermedad por el pecado; en segundo lugar, la línea horizontal en relación con la cultura (fecundo diálogo), con las autoridades (a las que respeta), con los ciudadanos (con los que establece la solidaridad), con la creación (el respeto al cosmos).

En síntesis, el humanismo de los padres griegos se abre a Dios (teologal), se proyecta en los demás (cultura solidaria) y abarca una visión total de la persona humana (humanismo integral).

Gracias, P. Carlos, por presentarlo con tanta sencillez y profundidad.

Leer todo...

sábado, 8 de diciembre de 2018

TESTIMONIO AGRADECIDO EN LA VIGILIA DE LA INMACULADA A LA LUZ DEL PAPA FRANCISCO Y EL VEN. PADRE TOMÁS MORALES

¡LUZ EN LA NOCHE! VIGILIA DE LA INMACULADA EN LIMA
Érase la noche llena de ruido, érase la Lima estresante, érase el caos de cada día, érase el agobio del instante…y ¡de repente! flotando en esta nebulosa de fealdad cosmopolita, divisé la luz de una cúpula celestial, los brazos abiertos de María, el Corazón Inmaculado, la paz. Y comenzaron las notas del órgano, ¡magníficat! El Señor hizo en mí maravillas… Y poco a poco, el inmenso templo, se va llenando, despierta cantando a la Madre, a la Inmaculada. ¡Qué recios y bellos testimonios los de sus militantes, ayer chiquillos hoy profesionales, deseos de llevar el Evangelio a la vida, al campo donde el Señor les ha plantado! Algunos cargados de hijos, hasta de pocos días de recién nacidos pero ya alabando a María, la llena de gracia, la fuente del amor y de la vida, la sierva de Dios, su reina. 
¡Qué fuerza en el testimonio central, de Éder, llevando del Perú a España y trayendo de España al Perú, el estilo vital surgido al calor de estas vigilias, tras las huellas del venerable Padre Tomás Morales, fruto del amor misericordioso de Jesús, como Abelardo, cofundador de los militantes de Santa María, como Manolo y Vicente, cruzados misioneros que del Perú se fueron al cielo!
¡Qué reconfortante es ver acercarse al confesionario, reconciliarse, llenarse de la paz y del amor, y a continuación participar en la comunión!
¡Cuánta esperanza ver a Monseñor José Ignacio Alemany, un joven de más de 80 años, confesando, celebrando, predicándonos la belleza de la sin pecado, de la Inmaculada, de la llena de gracia, y su interpelación para que vivamos la belleza de la santidad, en el día a día, en el apostolado del alma a alma, como discípulos-misioneros, como nos dijo glosando el mensaje papal a la vigilia!
Ánimo, militantes, ánimo familias, en medio de la noche, son luces de verdad, son la ilusión en el desánimo, son la paz en el caos, son comunión y esperanza, son gozo y alegría, como nos recordó nuestro Papa Francisco en esta tierra bendita y ensantada del Perú. Sed custodios en Vigilia, con María, la Inmaculada, y entonces –tras este afanoso Adviento- llegará radiante, feliz, la Navidad, no de un día, sino la de todos los días. ¡Que así sea!

JAB

TESTIMONIO AGRADECIDO EN LA Vigilia de la Inmaculada A LA LUZ DEL PAPA FRANCISCO Y EL Ven. PADRE TOMÁS MORALES[1]

Queridos amigos, es un privilegio enorme poder compartir esta noche con ustedes un pequeño y sencillo testimonio de cómo la Virgen me ha ido conduciendo por un camino insospechado y, a veces, confuso para mí, pero que ha sido sin duda el que más me ha acercado a Dios. Y me van a permitir hacerlo intercalándolo con algunos pasajes de la Exhortación Apostólica "Alégrense y regocíjense" [2]de nuestro querido Papa Francisco, donde nos habla de la santidad en el mundo actual, una santidad entendida y proclamada también por el venerable P. Tomas Morales, cuyo Año Jubilar declarado por Roma, termina mañana con la Fiesta de la Inmaculada.

1.   Mi nombre es Eder Falcón, nací en Lima y soy ingeniero agrícola de profesión. Vamos a ir directo al grano… Yo conocí a la Virgen al conocer a los Cruzados de Santa María. Y ¿cómo fue esto? Recién salido de la universidad, pretendía terminar mi tesis de pre-grado, pero aún no estaba preparado. Frustrado en este intento quedé desencantado de la vida y de las personas. Fue en ese preciso momento en el que mi hermana (a sugerencia de la Virgen sin duda) me invitó a un encuentro de oración que organizaba la pastoral de su universidad. Decidí ir. Será el primer paso de un proceso que cambiaría toda mi vida.

Dejémonos estimular por los signos de santidad que el Señor nos presenta a través de los más humildes miembros de ese pueblo que «participa también de la función profética de Cristo, difundiendo su testimonio vivo sobre todo con la vida de fe y caridad». Pensemos, como nos sugiere santa Teresa Benedicta de la Cruz, que a través de muchos de ellos se construye la verdadera historia: «…Seguramente, los acontecimientos decisivos de la historia del mundo fueron esencialmente influenciados por almas sobre las cuales nada dicen los libros de historia. Y cuáles sean las almas a las que hemos de agradecer los acontecimientos decisivos de nuestra vida personal, es algo que solo sabremos el día en que todo lo oculto será revelado (n.8).

2.   La pastoral de la universidad donde estudiaba mi hermana estaba a cargo de algunas cruzadas y cruzados de Santa María, y, por lo tanto, muy impregnada de la espiritualidad del P. Tomas Morales. El día del encuentro de oración, después de muchos años, me acercaba seriamente al sacramento de la reconciliación. El Señor es paciente, pero, sobre todo, misericordioso. Fue una confesión decisiva, que marcaría mi trayectoria futura. Aquel sacerdote sería, no mucho tiempo después, mi director espiritual.

En la Iglesia, santa y compuesta de pecadores, encontrarás todo lo que necesitas para crecer hacia la santidad. El Señor la ha llenado de dones con la Palabra, los sacramentos, los santuarios, la vida de las comunidades, el testimonio de sus santos, y una múltiple belleza que procede del amor del Señor, «como novia que se adorna con sus joyas» (Is 61,10) (n.15).

No tarde en participar de manera activa en las actividades de la pastoral universitaria, éramos muchos los jóvenes involucrados. Pude experimentar el ser parte de una iglesia viva, activa, creativa, con rostro juvenil y con el deseo de exigir y ser exigida. Una de las actividades más atractivas, pero a la vez más exigentes, eran las misiones universitarias. Y para allá me fui. En esas misiones pude comprobar aquel pasaje bíblico que dice: "Hay más alegría en dar que en recibir". Esto es muy significativo, y quisiera ahora dirigirme principalmente a los jóvenes que se encuentran en este templo, querido joven, si quieres ser verdaderamente feliz, has de salir de ti mismo, has de empezar a darte a los demás, has de perder para ganar, tienes que subir bajando… es la mejor inversión de tu vida. Lo pudieron comprobar aquellos 30 jóvenes universitarios, viviendo en un asilo en Manchay, en condiciones muy austeras, levantándose muy temprano todos los días y saliendo a la calle para visitar a la gente, casa por casa. Porque como dice la Madre Santa Teresa de Calcuta "cuanto menos se tiene, más se puede dar".

No es sano amar el silencio y rehuir el encuentro con el otro, desear el descanso y rechazar la actividad, buscar la oración y menospreciar el servicio. Todo puede ser aceptado e integrado como parte de la propia existencia en este mundo, y se incorpora en el camino de santificación. Somos llamados a vivir la contemplación también en medio de la acción, y nos santificamos en el ejercicio responsable y generoso de la propia misión (n.26).

3.   Al poco tiempo conocí personalmente a los cruzados de Santa María y me quedé encantado por el testimonio de alegría, entrega y disponibilidad que recibí. Era la sutil presencia de la Virgen, que ya se empezaba a vislumbrar para mí en torno a su Cruzada-Milicia. Empecé a formar parte de la Milicia de Santa María. Ejercicios espirituales, caminatas, campamentos, retiros mensuales, campañas… parecía duro ser militante, pero todo se suavizaba con la presencia maternal de María.

Una de las actividades que más aportó a mi formación como laico militante, fueron los campamentos. Profesionalmente, ya había terminado la universidad y había retomado la tesis. Sin lugar a duda, puedo afirmar que sin la formación en valores humanos recibida en la Milicia no hubiera podido culminar con éxito mi tesis de fin de carrera. En ese sentido, la pedagogía del venerable padre Tomas, desarrolla un trabajo intenso en la base de la persona, en sus cimientos, concretado en la capacidad de vivir los valores humanos, muy echados en falta en nuestra sociedad actual.

No se puede esperar, para vivir el Evangelio, que todo a nuestro alrededor sea favorable, porque muchas veces las ambiciones del poder y los intereses mundanos juegan en contra nuestra. San Juan Pablo II decía que «está alienada una sociedad que, en sus formas de organización social, de producción y consumo, hace más difícil la realización de esta donación [de sí] y la formación de esa solidaridad interhumana». En una sociedad así, alienada, atrapada en una trama política, mediática, económica, cultural e incluso religiosa que impide un auténtico desarrollo humano y social, se vuelve difícil vivir las bienaventuranzas, llegando incluso a ser algo mal visto, sospechado, ridiculizado (n.91).

4.   Al cabo de unos meses tuve que salir de Lima por trabajo. Era mi primera incursión en el mundo laboral, una oportunidad para empezar a ejercer mi profesión. Ica, el lugar de mi destino, parecía no estar muy lejos de casa, pero la ausencia de la familia, la lejanía del grupo, se hicieron al principio muy acusadas, sin embargo, una vez más el Señor, por medio de la Virgen, me ayudó a sobrellevar la situación y convertir esa dificultad en una oportunidad para dar testimonio de laico en medio del mundo. El ambiente laboral era muchas veces hostil, por conversaciones obscenas, comportamientos ajenos a la moral y una visión distorsionada de la mujer que la reducía a un mero objeto. Ahí, precisamente en ese ambiente, había que dar testimonio de lo eterno, y hacer conocer a la Virgen, signo de pureza, valor diametralmente opuesto a lo que se vivía en ese ambiente. Está claro que si no hubiera conocido antes a la Cruzada-Milicia me habría perdido. Empecé a ser yo mismo, a manifestar abiertamente mis convicciones y a vivir en consecuencia. Una dificultad: No tenía grupo en Ica, Una solución: me busqué uno. Así ingresé a apoyar en el programa de confirmación de la parroquia cercana a la habitación que había alquilado. Hice grandes amigos, todos ellos comprometidos con la formación de los jóvenes. Consecuencia: por la misericordia de Dios, varios compañeros de trabajo fueron de Ejercicios Espirituales.

Me gusta ver la santidad en el pueblo de Dios paciente: a los padres que crían con tanto amor a sus hijos, en esos hombres y mujeres que trabajan para llevar el pan a su casa, en los enfermos, en las religiosas ancianas que siguen sonriendo. En esta constancia para seguir adelante día a día, veo la santidad de la Iglesia militante. Esa es muchas veces la santidad «de la puerta de al lado», de aquellos que viven cerca de nosotros y son un reflejo de la presencia de Dios, o, para usar otra expresión, «la clase media de la santidad» (n.7).

5.   A los pocos años salí del país por estudios. Después de varios años de dejarlos, no fue fácil retomarlos, por lo que significó un esfuerzo adicional, sumado esto a la competitividad de los compañeros de clase y a la exigencia propia de la universidad. Nuevamente destaco el papel de la formación recibida en la Milicia de Santa María como base fundamental para desarrollar lo que ahora solemos llamar "resiliencia", que le sonará a más de uno. Pero no todo fueron dificultades. En España, lugar donde retomé mis estudios, tuve la oportunidad de entrar en contacto directo con la obra del P. Tomas Morales: lugares, personas, familias y diversas realidades que habían nacido al calor de su espiritualidad. Este tipo de experiencias permiten descubrir los detalles y la ternura de Dios en nuestra vida. A veces cuesta mucho rasgar las apariencias de personas, situaciones y cosas para descubrir en ellas a un Dios providente y amoroso. Sin duda, si estás muy cerca de la Virgen, Ella te lo hace descubrir.

Recuerdo de manera especial una situación muy complicada por la ausencia de recursos económicos durante mi estancia en Madrid, había pasado casi un año y me había quedado sin dinero. La solución era obtener un trabajo o alguna beca. Era el año 2013 y en España estaban en el momento más crítico de la crisis económica. Ni los mismos jóvenes españoles que salían de las universidades conseguían empleo, menos posibilidades podrían tener los que veníamos de fuera. Un cruzado, que en ese momento era mi guía espiritual, me dijo: "Dejémoslo en manos de la Virgen". Y así lo hicimos. A los pocos días, pude comprobar una vez más eso que tanto le gustaba decir al padre Morales: "La Inmaculada nunca falla". Mi tutor de la universidad había logrado una entrevista con la Fundación de una empresa. Al día siguiente de la entrevista me llamaron para empezar a trabajar. A fecha de hoy sigo estando con ellos.  

Quiero que María corone estas reflexiones, porque ella vivió como nadie las bienaventuranzas de Jesús. Ella es la que se estremecía de gozo en la presencia de Dios, la que conservaba todo en su corazón y se dejó atravesar por la espada. Es la santa entre los santos, la más bendita, la que nos enseña el camino de la santidad y nos acompaña. Ella no acepta que nos quedemos caídos y a veces nos lleva en sus brazos sin juzgarnos. Conversar con ella nos consuela, nos libera y nos santifica…(n.176).

6.   Ya de regreso en Perú, estuve cerca de 2 años hasta que la providencia divina dispuso que regresase a España en el 2015 para culminar la última etapa de mis estudios… para eso y para alguna otra cosa más. Precisamente ese año en la Iglesia se produciría un hecho histórico, el Papa Francisco había anunciado un Año Jubilar, el Año Jubilar de la Misericordia. Fue como un llamado a plantearse realmente… ¿Tanto me ama Dios siendo yo tan miserable? ¿Será posible que Dios llame a alguien como yo para una entrega total y exclusiva? Y ese mismo año, el 8 de diciembre, se abrieron para mí las puertas de la Misericordia.

"Te amo tal cual eres"… son las palabras que me dirigió Dios de manera personal y que dirige a todo aquel que se le acerca. En el Año Jubilar de la Misericordia contemplamos lo esencial de Dios, lo medular del mensaje evangélico… Dios no se cansa de perdonar, es más, se siente realizado al hacerlo… nos busca para regalarnos su Misericordia y abrió sus entrañas para dárnosla. Muchas veces pecamos de baja autoestima, la Misericordia de Dios es el mejor antídoto…y si, efectivamente, a ti también te llama Dios, sin duda, a consagrarte a Él para toda la vida.

La misericordia tiene dos aspectos: es dar, ayudar, servir a los otros, y también perdonar, comprender. Mateo lo resume en una regla de oro: «Todo lo que queráis que haga la gente con vosotros, hacedlo vosotros con ella»…. Dar y perdonar es intentar reproducir en nuestras vidas un pequeño reflejo de la perfección de Dios, que da y perdona sobreabundantemente. Por tal razón, en el evangelio de Lucas ya no escuchamos el «sed perfectos» (Mt 5,48) sino «sed misericordiosos como vuestro Padre es misericordioso…(n.80)»

7.   "Soy un milagro de la Virgen". Por todo esto que voy contando, mirando lo que fui y lo que soy, puedo decir sin lugar a equivocarme, que soy un milagro de la Virgen, ha sido Ella quien me ha conducido y me sigue conduciendo hacia su Hijo.

Llegados a este punto, traigo a mi memoria las figuras de nuestros queridos Manolo y Vicente, verdaderos ejemplos de dejarse hacer en manos de la Virgen, y que ya gozan de la presencia de Dios en el cielo. Sus vidas nos inspiran a seguir sus huellas y aumenta en nosotros ese ardor por una entrega a Dios en lo oculto, en la sencillez de la vida ordinaria, en lo que ellos fueron maestros aventajados.

Para ir terminado quisiera destacar algo que quizá haya pasado desapercibido por muchos. Y es que todos, absolutamente todos los que hemos venido esta noche, hemos respondido, consciente o inconscientemente, al llamamiento de la Inmaculada. Ella nos ha convocado y no lo ha hecho sin motivo. Que sepamos descubrir en nuestra vida ordinaria los diversos llamados que Ella nos hace para ser santos en el mundo de hoy.

Ojalá puedas reconocer cuál es esa palabra, ese mensaje de Jesús que Dios quiere decir al mundo con tu vida. Déjate transformar, déjate renovar por el Espíritu, para que eso sea posible, y así tu preciosa misión no se malogrará. El Señor la cumplirá también en medio de tus errores y malos momentos, con tal que no abandones el camino del amor y estés siempre abierto a su acción sobrenatural que purifica e ilumina (n.24).

8.   Todos llamados a la santidad. Precisamente esta es la idea que nos sugiere el Papa Francisco en el saludo que nos hace a todos los que hoy participamos en la Vigilia de la Inmaculada, aquí en Perú y en diversas partes del mundo. El Papa nos dice en este saludo que "la relación con María Inmaculada, nos enseña el camino de la santidad y que la actuación exterior sólo es eficaz si rezuma interioridad" y nos "exhorta a un decidido empeño por responder a la llamada a la santidad, pues solo los santos son los verdaderos misioneros que transmiten, con su vida, la belleza y atracción de Jesucristo. Y termina diciendo que "nos anima a buscar "alma a alma" con olvido de sí mismos, para contagiar la alegría del Evangelio en los corazones".

No quisiera terminar sin decir que quien mejor ha encarnado y encarna lo que nos pide el Papa es Abelardo de Armas, un hombre consagrado a la formación de los jóvenes y gran impulsor de estas Vigilias en España, que, a pesar de estar postrado en una cama, sin valerse ya por sí mismo en nada, sigue siendo signo de esperanza y de misericordia para muchos. A él le dedico mis últimas palabras. Gracias.

 



[1] Éder Falcón Roque. Alocución en la Vigilia de la Inmaculada, 7 diciembre 2018, templo santuario del Corazón Inmaculado de María, Magdalena del Mar, Lima

Leer todo...

TESTIMONIO AGRADECIDO EN LA VIGILIA DE LA INMACULADA A LA LUZ DEL PAPA FRANCISCO Y EL VEN. PADRE TOMÁS MORALES

¡LUZ EN LA NOCHE! VIGILIA DE LA INMACULADA EN LIMA
Érase la noche llena de ruido, érase la Lima estresante, érase el caos de cada día, érase el agobio del instante…y ¡de repente! flotando en esta nebulosa de fealdad cosmopolita, divisé la luz de una cúpula celestial, los brazos abiertos de María, el Corazón Inmaculado, la paz. Y comenzaron las notas del órgano, ¡magníficat! El Señor hizo en mí maravillas… Y poco a poco, el inmenso templo, se va llenando, despierta cantando a la Madre, a la Inmaculada. ¡Qué recios y bellos testimonios los de sus militantes, ayer chiquillos hoy profesionales, deseos de llevar el Evangelio a la vida, al campo donde el Señor les ha plantado! Algunos cargados de hijos, hasta de pocos días de recién nacidos pero ya alabando a María, la llena de gracia, la fuente del amor y de la vida, la sierva de Dios, su reina. 
¡Qué fuerza en el testimonio central, de Éder, llevando del Perú a España y trayendo de España al Perú, el estilo vital surgido al calor de estas vigilias, tras las huellas del venerable Padre Tomás Morales, fruto del amor misericordioso de Jesús, como Abelardo, cofundador de los militantes de Santa María, como Manolo y Vicente, cruzados misioneros que del Perú se fueron al cielo!
¡Qué reconfortante es ver acercarse al confesionario, reconciliarse, llenarse de la paz y del amor, y a continuación participar en la comunión!
¡Cuánta esperanza ver a Monseñor José Ignacio Alemany, un joven de más de 80 años, confesando, celebrando, predicándonos la belleza de la sin pecado, de la Inmaculada, de la llena de gracia, y su interpelación para que vivamos la belleza de la santidad, en el día a día, en el apostolado del alma a alma, como discípulos-misioneros, como nos dijo glosando el mensaje papal a la vigilia!
Ánimo, militantes, ánimo familias, en medio de la noche, son luces de verdad, son la ilusión en el desánimo, son la paz en el caos, son comunión y esperanza, son gozo y alegría, como nos recordó nuestro Papa Francisco en esta tierra bendita y ensantada del Perú. Sed custodios en Vigilia, con María, la Inmaculada, y entonces –tras este afanoso Adviento- llegará radiante, feliz, la Navidad, no de un día, sino la de todos los días. ¡Que así sea!

JAB

TESTIMONIO AGRADECIDO EN LA Vigilia de la Inmaculada A LA LUZ DEL PAPA FRANCISCO Y EL Ven. PADRE TOMÁS MORALES[1]

Queridos amigos, es un privilegio enorme poder compartir esta noche con ustedes un pequeño y sencillo testimonio de cómo la Virgen me ha ido conduciendo por un camino insospechado y, a veces, confuso para mí, pero que ha sido sin duda el que más me ha acercado a Dios. Y me van a permitir hacerlo intercalándolo con algunos pasajes de la Exhortación Apostólica "Alégrense y regocíjense" [2]de nuestro querido Papa Francisco, donde nos habla de la santidad en el mundo actual, una santidad entendida y proclamada también por el venerable P. Tomas Morales, cuyo Año Jubilar declarado por Roma, termina mañana con la Fiesta de la Inmaculada.

1.   Mi nombre es Eder Falcón, nací en Lima y soy ingeniero agrícola de profesión. Vamos a ir directo al grano… Yo conocí a la Virgen al conocer a los Cruzados de Santa María. Y ¿cómo fue esto? Recién salido de la universidad, pretendía terminar mi tesis de pre-grado, pero aún no estaba preparado. Frustrado en este intento quedé desencantado de la vida y de las personas. Fue en ese preciso momento en el que mi hermana (a sugerencia de la Virgen sin duda) me invitó a un encuentro de oración que organizaba la pastoral de su universidad. Decidí ir. Será el primer paso de un proceso que cambiaría toda mi vida.

Dejémonos estimular por los signos de santidad que el Señor nos presenta a través de los más humildes miembros de ese pueblo que «participa también de la función profética de Cristo, difundiendo su testimonio vivo sobre todo con la vida de fe y caridad». Pensemos, como nos sugiere santa Teresa Benedicta de la Cruz, que a través de muchos de ellos se construye la verdadera historia: «…Seguramente, los acontecimientos decisivos de la historia del mundo fueron esencialmente influenciados por almas sobre las cuales nada dicen los libros de historia. Y cuáles sean las almas a las que hemos de agradecer los acontecimientos decisivos de nuestra vida personal, es algo que solo sabremos el día en que todo lo oculto será revelado (n.8).

2.   La pastoral de la universidad donde estudiaba mi hermana estaba a cargo de algunas cruzadas y cruzados de Santa María, y, por lo tanto, muy impregnada de la espiritualidad del P. Tomas Morales. El día del encuentro de oración, después de muchos años, me acercaba seriamente al sacramento de la reconciliación. El Señor es paciente, pero, sobre todo, misericordioso. Fue una confesión decisiva, que marcaría mi trayectoria futura. Aquel sacerdote sería, no mucho tiempo después, mi director espiritual.

En la Iglesia, santa y compuesta de pecadores, encontrarás todo lo que necesitas para crecer hacia la santidad. El Señor la ha llenado de dones con la Palabra, los sacramentos, los santuarios, la vida de las comunidades, el testimonio de sus santos, y una múltiple belleza que procede del amor del Señor, «como novia que se adorna con sus joyas» (Is 61,10) (n.15).

No tarde en participar de manera activa en las actividades de la pastoral universitaria, éramos muchos los jóvenes involucrados. Pude experimentar el ser parte de una iglesia viva, activa, creativa, con rostro juvenil y con el deseo de exigir y ser exigida. Una de las actividades más atractivas, pero a la vez más exigentes, eran las misiones universitarias. Y para allá me fui. En esas misiones pude comprobar aquel pasaje bíblico que dice: "Hay más alegría en dar que en recibir". Esto es muy significativo, y quisiera ahora dirigirme principalmente a los jóvenes que se encuentran en este templo, querido joven, si quieres ser verdaderamente feliz, has de salir de ti mismo, has de empezar a darte a los demás, has de perder para ganar, tienes que subir bajando… es la mejor inversión de tu vida. Lo pudieron comprobar aquellos 30 jóvenes universitarios, viviendo en un asilo en Manchay, en condiciones muy austeras, levantándose muy temprano todos los días y saliendo a la calle para visitar a la gente, casa por casa. Porque como dice la Madre Santa Teresa de Calcuta "cuanto menos se tiene, más se puede dar".

No es sano amar el silencio y rehuir el encuentro con el otro, desear el descanso y rechazar la actividad, buscar la oración y menospreciar el servicio. Todo puede ser aceptado e integrado como parte de la propia existencia en este mundo, y se incorpora en el camino de santificación. Somos llamados a vivir la contemplación también en medio de la acción, y nos santificamos en el ejercicio responsable y generoso de la propia misión (n.26).

3.   Al poco tiempo conocí personalmente a los cruzados de Santa María y me quedé encantado por el testimonio de alegría, entrega y disponibilidad que recibí. Era la sutil presencia de la Virgen, que ya se empezaba a vislumbrar para mí en torno a su Cruzada-Milicia. Empecé a formar parte de la Milicia de Santa María. Ejercicios espirituales, caminatas, campamentos, retiros mensuales, campañas… parecía duro ser militante, pero todo se suavizaba con la presencia maternal de María.

Una de las actividades que más aportó a mi formación como laico militante, fueron los campamentos. Profesionalmente, ya había terminado la universidad y había retomado la tesis. Sin lugar a duda, puedo afirmar que sin la formación en valores humanos recibida en la Milicia no hubiera podido culminar con éxito mi tesis de fin de carrera. En ese sentido, la pedagogía del venerable padre Tomas, desarrolla un trabajo intenso en la base de la persona, en sus cimientos, concretado en la capacidad de vivir los valores humanos, muy echados en falta en nuestra sociedad actual.

No se puede esperar, para vivir el Evangelio, que todo a nuestro alrededor sea favorable, porque muchas veces las ambiciones del poder y los intereses mundanos juegan en contra nuestra. San Juan Pablo II decía que «está alienada una sociedad que, en sus formas de organización social, de producción y consumo, hace más difícil la realización de esta donación [de sí] y la formación de esa solidaridad interhumana». En una sociedad así, alienada, atrapada en una trama política, mediática, económica, cultural e incluso religiosa que impide un auténtico desarrollo humano y social, se vuelve difícil vivir las bienaventuranzas, llegando incluso a ser algo mal visto, sospechado, ridiculizado (n.91).

4.   Al cabo de unos meses tuve que salir de Lima por trabajo. Era mi primera incursión en el mundo laboral, una oportunidad para empezar a ejercer mi profesión. Ica, el lugar de mi destino, parecía no estar muy lejos de casa, pero la ausencia de la familia, la lejanía del grupo, se hicieron al principio muy acusadas, sin embargo, una vez más el Señor, por medio de la Virgen, me ayudó a sobrellevar la situación y convertir esa dificultad en una oportunidad para dar testimonio de laico en medio del mundo. El ambiente laboral era muchas veces hostil, por conversaciones obscenas, comportamientos ajenos a la moral y una visión distorsionada de la mujer que la reducía a un mero objeto. Ahí, precisamente en ese ambiente, había que dar testimonio de lo eterno, y hacer conocer a la Virgen, signo de pureza, valor diametralmente opuesto a lo que se vivía en ese ambiente. Está claro que si no hubiera conocido antes a la Cruzada-Milicia me habría perdido. Empecé a ser yo mismo, a manifestar abiertamente mis convicciones y a vivir en consecuencia. Una dificultad: No tenía grupo en Ica, Una solución: me busqué uno. Así ingresé a apoyar en el programa de confirmación de la parroquia cercana a la habitación que había alquilado. Hice grandes amigos, todos ellos comprometidos con la formación de los jóvenes. Consecuencia: por la misericordia de Dios, varios compañeros de trabajo fueron de Ejercicios Espirituales.

Me gusta ver la santidad en el pueblo de Dios paciente: a los padres que crían con tanto amor a sus hijos, en esos hombres y mujeres que trabajan para llevar el pan a su casa, en los enfermos, en las religiosas ancianas que siguen sonriendo. En esta constancia para seguir adelante día a día, veo la santidad de la Iglesia militante. Esa es muchas veces la santidad «de la puerta de al lado», de aquellos que viven cerca de nosotros y son un reflejo de la presencia de Dios, o, para usar otra expresión, «la clase media de la santidad» (n.7).

5.   A los pocos años salí del país por estudios. Después de varios años de dejarlos, no fue fácil retomarlos, por lo que significó un esfuerzo adicional, sumado esto a la competitividad de los compañeros de clase y a la exigencia propia de la universidad. Nuevamente destaco el papel de la formación recibida en la Milicia de Santa María como base fundamental para desarrollar lo que ahora solemos llamar "resiliencia", que le sonará a más de uno. Pero no todo fueron dificultades. En España, lugar donde retomé mis estudios, tuve la oportunidad de entrar en contacto directo con la obra del P. Tomas Morales: lugares, personas, familias y diversas realidades que habían nacido al calor de su espiritualidad. Este tipo de experiencias permiten descubrir los detalles y la ternura de Dios en nuestra vida. A veces cuesta mucho rasgar las apariencias de personas, situaciones y cosas para descubrir en ellas a un Dios providente y amoroso. Sin duda, si estás muy cerca de la Virgen, Ella te lo hace descubrir.

Recuerdo de manera especial una situación muy complicada por la ausencia de recursos económicos durante mi estancia en Madrid, había pasado casi un año y me había quedado sin dinero. La solución era obtener un trabajo o alguna beca. Era el año 2013 y en España estaban en el momento más crítico de la crisis económica. Ni los mismos jóvenes españoles que salían de las universidades conseguían empleo, menos posibilidades podrían tener los que veníamos de fuera. Un cruzado, que en ese momento era mi guía espiritual, me dijo: "Dejémoslo en manos de la Virgen". Y así lo hicimos. A los pocos días, pude comprobar una vez más eso que tanto le gustaba decir al padre Morales: "La Inmaculada nunca falla". Mi tutor de la universidad había logrado una entrevista con la Fundación de una empresa. Al día siguiente de la entrevista me llamaron para empezar a trabajar. A fecha de hoy sigo estando con ellos.  

Quiero que María corone estas reflexiones, porque ella vivió como nadie las bienaventuranzas de Jesús. Ella es la que se estremecía de gozo en la presencia de Dios, la que conservaba todo en su corazón y se dejó atravesar por la espada. Es la santa entre los santos, la más bendita, la que nos enseña el camino de la santidad y nos acompaña. Ella no acepta que nos quedemos caídos y a veces nos lleva en sus brazos sin juzgarnos. Conversar con ella nos consuela, nos libera y nos santifica…(n.176).

6.   Ya de regreso en Perú, estuve cerca de 2 años hasta que la providencia divina dispuso que regresase a España en el 2015 para culminar la última etapa de mis estudios… para eso y para alguna otra cosa más. Precisamente ese año en la Iglesia se produciría un hecho histórico, el Papa Francisco había anunciado un Año Jubilar, el Año Jubilar de la Misericordia. Fue como un llamado a plantearse realmente… ¿Tanto me ama Dios siendo yo tan miserable? ¿Será posible que Dios llame a alguien como yo para una entrega total y exclusiva? Y ese mismo año, el 8 de diciembre, se abrieron para mí las puertas de la Misericordia.

"Te amo tal cual eres"… son las palabras que me dirigió Dios de manera personal y que dirige a todo aquel que se le acerca. En el Año Jubilar de la Misericordia contemplamos lo esencial de Dios, lo medular del mensaje evangélico… Dios no se cansa de perdonar, es más, se siente realizado al hacerlo… nos busca para regalarnos su Misericordia y abrió sus entrañas para dárnosla. Muchas veces pecamos de baja autoestima, la Misericordia de Dios es el mejor antídoto…y si, efectivamente, a ti también te llama Dios, sin duda, a consagrarte a Él para toda la vida.

La misericordia tiene dos aspectos: es dar, ayudar, servir a los otros, y también perdonar, comprender. Mateo lo resume en una regla de oro: «Todo lo que queráis que haga la gente con vosotros, hacedlo vosotros con ella»…. Dar y perdonar es intentar reproducir en nuestras vidas un pequeño reflejo de la perfección de Dios, que da y perdona sobreabundantemente. Por tal razón, en el evangelio de Lucas ya no escuchamos el «sed perfectos» (Mt 5,48) sino «sed misericordiosos como vuestro Padre es misericordioso…(n.80)»

7.   "Soy un milagro de la Virgen". Por todo esto que voy contando, mirando lo que fui y lo que soy, puedo decir sin lugar a equivocarme, que soy un milagro de la Virgen, ha sido Ella quien me ha conducido y me sigue conduciendo hacia su Hijo.

Llegados a este punto, traigo a mi memoria las figuras de nuestros queridos Manolo y Vicente, verdaderos ejemplos de dejarse hacer en manos de la Virgen, y que ya gozan de la presencia de Dios en el cielo. Sus vidas nos inspiran a seguir sus huellas y aumenta en nosotros ese ardor por una entrega a Dios en lo oculto, en la sencillez de la vida ordinaria, en lo que ellos fueron maestros aventajados.

Para ir terminado quisiera destacar algo que quizá haya pasado desapercibido por muchos. Y es que todos, absolutamente todos los que hemos venido esta noche, hemos respondido, consciente o inconscientemente, al llamamiento de la Inmaculada. Ella nos ha convocado y no lo ha hecho sin motivo. Que sepamos descubrir en nuestra vida ordinaria los diversos llamados que Ella nos hace para ser santos en el mundo de hoy.

Ojalá puedas reconocer cuál es esa palabra, ese mensaje de Jesús que Dios quiere decir al mundo con tu vida. Déjate transformar, déjate renovar por el Espíritu, para que eso sea posible, y así tu preciosa misión no se malogrará. El Señor la cumplirá también en medio de tus errores y malos momentos, con tal que no abandones el camino del amor y estés siempre abierto a su acción sobrenatural que purifica e ilumina (n.24).

8.   Todos llamados a la santidad. Precisamente esta es la idea que nos sugiere el Papa Francisco en el saludo que nos hace a todos los que hoy participamos en la Vigilia de la Inmaculada, aquí en Perú y en diversas partes del mundo. El Papa nos dice en este saludo que "la relación con María Inmaculada, nos enseña el camino de la santidad y que la actuación exterior sólo es eficaz si rezuma interioridad" y nos "exhorta a un decidido empeño por responder a la llamada a la santidad, pues solo los santos son los verdaderos misioneros que transmiten, con su vida, la belleza y atracción de Jesucristo. Y termina diciendo que "nos anima a buscar "alma a alma" con olvido de sí mismos, para contagiar la alegría del Evangelio en los corazones".

No quisiera terminar sin decir que quien mejor ha encarnado y encarna lo que nos pide el Papa es Abelardo de Armas, un hombre consagrado a la formación de los jóvenes y gran impulsor de estas Vigilias en España, que, a pesar de estar postrado en una cama, sin valerse ya por sí mismo en nada, sigue siendo signo de esperanza y de misericordia para muchos. A él le dedico mis últimas palabras. Gracias.

 



[1] Éder Falcón Roque. Alocución en la Vigilia de la Inmaculada, 7 diciembre 2018, templo santuario del Corazón Inmaculado de María, Magdalena del Mar, Lima

Leer todo...

Aurora en América (María, estrella de la primera y de la nueva evangelización. P. Esteban PUIG T.,

P. Esteban PUIG T., Aurora en América (María, estrella de la primera y de la nueva evangelización) (Ediciones Paulinas, Lima, 2016, pp.151)

 

La obra se publicó en una primera versión en la  USAT (Chiclayo, Perú, 2002, 145 pp) y se puede consultar en el repositoriohttp://alicia.concytec.gob.pe/vufind/Record/UDEP_0efe9bdedcbe2754e1214f5df2d8c4b9/Details

https://www.facebook.com/sharer/sharer.php?u=https%3A%2F%2Fpirhua.udep.edu.pe%2Fhandle%2F11042%2F2308

 Presenta en portada la imagen de "Nuestra Señora de la Evangelización" de Roque Balduque y que regaló Carlos I a la Catedral de Lima; en la anterior era Nuestra Señora de Copacabana de Lima.

Se prescinde también de la cordial dedicatoria "con amor filial a la siempre Virgen Santa María, Madre y evangelizadora de América" así como del obligado y preciado prólogo de Monseñor Jesús Moliné, en aquel momento obispo de Chiclayo y gran canciller de la universidad editora. En su lugar figura la delicada figura de Nuestra Señora de Guadalupe con sus elocuentes palabras: "¿No estoy aquí yo, que soy tu Madre?".

En la introducción se da cuenta del modo más coherente, según la teología, la historia y el sentido común, que si "María es la Estrella matutina que precede al Sol que es Cristo… convirtiéndose en "el prototipo de la presencia viva de la mujer en la inculturación del evangelio" (p.7) así sucederá en la aurora de la evangelización americana y a lo largo de toda su historia.

Destaca el autor cómo "el amor singular de Madre para con los hijos latinoamericanos, posee matices y rasgos maternales muy característicos y entrañables. Siempre que se aparece o se manifiesta, se dirige a sus hijos con palabras y hechos llenos de profunda ternura. Sus manifestaciones y palabras llegan a lo hondo del corazón porque van impregnadas de cariño" (p.7)

Como preámbulo se inserta la descripción de la Virgen del Pilar, a la que pone fecha exacta dos de enero del 40, y que recoge la tradición según la cual la Virgen María, estando aún viviendo en Jerusalén, se presenta (no se "aparece") en carne mortal al apóstol Santiago, en Zaragoza, y pide levantar una Iglesia para dispensar sus favores.

El P. Esteban señala la feliz coincidencia entre la celebración de la fiesta del 12 de octubre desde tiempo inmemorial y la llegada al Nuevo Mundo de la nao Santa María. Del mismo modo, Nuestra Señora de Guadalupe, en México, se hace presente en la tilma de Juan Diego y manda construir un templo "para allí demostrar todo su amor".

Los destinatarios de sus palabras y de su mensaje son almas francas, sencillas, humildes, pobres, sin dobleces, muy buenas... ¡niños al fin! Todos los que recibieron estas "visitas" de María fueron auténticos evangelizadores enamorados de la Virgen. Se registran sus nombres: Guatícaba, bautizado con el nombre de Juan Mateo, de la República Dominicana, mártir en 1496 Los mexicanos Cristóbal (1527), Antonio (1529) y Juan (1539) oriundos de México, San Juan Diego (1531) el vidente de Guadalupe; Gregorio López, 1596, Sebastián Aparicio, "santo carretero", 1600, el "Negrito" Manuel de Argentina, Beata Mariana de Jesús (1645) "azucena de Quito", Tito Cusi Yupanqui, Sebastián Quimichu, en Perú...

En América surgieron advocaciones propias de cada país, en el modo y manera más fiel a su identidad específica y culturas ancestrales, como lo muestran sus bellos y armoniosos nombres: Guadalupana, Aparecida, Suyapa, Coromoto, Treinta y Tres, Cobre, Cocharcas, Luján, Chiquinquirá...Esto le hará constituir un principio de identificación, unificación y surgimiento de la Patria amada. A Ella acudirán para reafirmar sus valores cuando están amenazados por intereses malsanos que quieran arrancarle el timbre de gloria de cristiana y católica. De ahí que por ejemplo Argentina o Cuba hasta en su misma bandera patria el color azul se deba al manto azul de la Virgen. "María es la Patrona, la Guardiana, la Mariscala, la que vigoriza la raíz de la unidad nacional en su identidad y en su destino" (p.151)

María, Madre de Jesús y Madre nuestra "viene a ser como el nudo de seda que ata, fuertemente, sin apretaduras subyugantes, la cultura hispánica con la autóctona y la africana originando la cultura mestiza, hija vigorosa y espléndida del feliz entramado entre América, África y Europa" (p.11).

Entre las numerosas advocaciones se ha privilegiado las narraciones más clásicas y documentadas.

De forma didáctica, se presentan las naciones dispuestas en orden alfabético. En primer lugar, Argentina, con Nuestra Señora de Luján. De la que se ofrece una foto de su imagen (en blanco y negro en cada capítulo y una selección a todo color en las páginas centrales), la historia de la advocación y su culto, seguido de una síntesis de la historia de la iglesia de la nación y de la bibliografía usada que se brinda un texto. Lo mismo se hará con los veinte países restantes: Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Puerto Rico, República dominicana-Santo Domingo, Uruguay y Venezuela.

Si tuviésemos que seleccionar algunos relatos emocionantes estaría el de la Virgen de Copacabana y su devoto y escultor Francisco Tito Yupanqui, a punto de ser declarado siervo de Dios, la de Guadalupe con una espléndida síntesis del relato y retrato de Juan Diego, y para el caso peruano, Nuestra Señora de Copacabana de Lima con la que "se llenaron dos cálices de aquel sobrenatural licor (sudor)" –en frase de Santo Toribio, y Nuestra Señora de Cocharcas, "más bella que la flor de Amancay" y el indio Sebastián Quimichu, según el relato de Pedro Guillén en 1625 y el bello librito de Monseñor Enrique Pélach i Feliu.

Se añade en esta edición la entrañable advocación arequipeña de "Nuestra Señora de la Candelaria de Chapi" con un tierno subtítulo proveniente del habla popular "la Mamita de los lonccos" y que concluye con una bellísima oración en ese lenguaje (pp.120-123).

Culmina con un argumento lógico contundente: "Dios quiera y la Virgen María, Estrella de la Primera evangelización, sea también, impostergablemente, la de la Nueva Evangelización renovada" (p.151).

Agradecemos a su autor el gesto de editar y actualizar con leves retoques esta obra agotada a la que deseamos –gracias a la presencia planetaria de Paulinas- una difusión universal de lo más auténtico del genio latinoamericano surgido al calor de Aparecida del que el Papa Francisco es el mejor representante.

 

José Antonio Benito

Leer todo...

viernes, 7 de diciembre de 2018

300 homilías del P. Carlos Rosell en la tesina del IESP CEPEA de Freddie Romero

TESINA EN EL IESP CEPEA SOBRE INFLUENCIA DEL PROGRAMA "BÁLSAMO CATÓLICO CON EL PADRE CARLOS ROSELL" EN LA RED SOCIAL DE YOUTUBE, AÑO 2017

 El pasado 6 de diciembre FREDDIE ARMANDO ROMERO PAREDES presentó su proyecto de Investigación por el que se la concedido el Título Profesional Técnico de Ciencias de la Comunicación

La tesina profundiza el mensaje y la influencia en la vida cotidiana de la feligresía gracias al programa "Bálsamo Católico con el Padre Carlos Rosell" que se graba y cuelga en YouTube en el canal de Freddie Armando Romero Paredes.

La producción destaca en el acercamiento a Dios, donde se establece diversas formas de amor al prójimo mediante la cultura de valores a través de enseñanzas, moralejas y principios establecidos por Jesucristo, la Virgen María y los santos reconocidos oficialmente por la iglesia católica.

Cuando el programa "Bálsamo Católico", apareció en el 17 de abril del 2014, solamente tenía 700 seguidores. Pero en los años posteriores, tras realizar algunos cambios al formato con ayuda del Padre Carlos Rosell de Almeida y el Padre Augusto Sakihama, sumó más seguidores en el 2017 y en lo que va del año 2018 ya nos ven 1044 personas.

El programa católico le permitió al autor tomar conciencia de la vida que estaba llevando, reivindicándose con su religión católica y dar comienzo a una nueva vida en la que estuviese presente Dios, "el cual comparto como productor con el conductor, Padre Rosell, para dejar una huella en los seguidores de Twitter en el mundo".

En uno de los apéndices (n. II), incluye la entrevista que me hizo el autor para su trabajo:

Entrevista. Por Freddie Armando Romero Paredes

José Antonio Benito Rodríguez: "Resulta como le sucedía a don Quijote con el Bálsamo Fierabras que era un reconstituyente, una energía que te ayuda a caminar"

 

Conversamos con José Antonio Benito Rodríguez sobre Evangelización. Benito Rodríguez es, actualmente, director del Instituto de Estudios Toribianos y decano de la Facultad de Humanidades de la Universidad Católica San José. Él es, además, bloguero en jabenito.blogspot.com, historiador, conductor de programas en Pax Televisión y Radio María y miembro de Cruzados de Santa María y de la Milicia de Santa María. Asimismo, José Antonio ha escrito libros como "Señor de los Milagros, Identidad de un Pueblo" y "Francisco, el Papa de Todos", los cuales se pueden encontrar en las Librerías Paulinas.

 

1.      ¿Cómo ayuda el Bálsamo Católico en la evangelización?

 

Creo que lo más importante es que busca lo palpitante, lo actual y va al lugar de los hechos. Ayuda a que la evangelización sea efectiva, sea rápida y pueda ser incluso global y hasta planetaria.

 

2.      ¿Qué efecto tiene el Bálsamo Católico en los que escuchan y ven los videos?

 

Para decirte algo muy concreto, a mí me encantaría escuchar directamente al Padre Carlos Rosell por sus cualidades, por lo bien que lo prepara, cómo llega; pero, me da pena no poder estar. Gracias al Bálsamo Católico, todos los que estamos en Lima podemos escucharle, estar presente y no solamente los de Lima, sino que puede llegar a todo el mundo. Claro, para eso hace falta que alguien vaya allá directamente. Y el Bálsamo Católico, como bien dice su título, resulta como le sucedía a don Quijote con el Bálsamo Fierabras que era un reconstituyente, una energía que te ayuda a caminar. Entonces, el Bálsamo Católico te lleva y te hace estar presente junto a esta persona como lo es el Padre Carlos Rosell fundamentalmente. Y lo mismo sucede con otras personas a las que se está grabando.

 

3.      ¿Crees que el Bálsamo Católico es un buen aliciente para los enfermos, desanimados y atribulados?

 

No solamente lo creo, sino que lo experimento. Y no solamente para los enfermos y atribulados, sino que para los que aparentemente estamos bien; pero, sobre todo deberíamos estar mejor porque un bálsamo no solamente cura, sino que también es como un reconstituyente que te fortalece. Entonces, el bálsamo es el que te da energías físicas; el Bálsamo Católico te da energías espirituales. En definitiva lo que el Papa Francisco quiere es que se combata la asedia, que se combata la tristeza, que se combata la indiferencia, que se combata la atonía. Y el Bálsamo Católico justamente responde a esa petición del Papa porque te da vitaminas, te da energías, te ayuda a caminar con lo que llamaban los teólogos, la parrecilla. O sea, el entusiasmo por la evangelización.

4.      ¿Crees que casos como el Bálsamo Católico y el Correo Mariano se deben repetir y multiplicar en el mundo católico, en el mundo actual?

 

Gracias a Dios hay más iniciativas. Has citado el Correo Mariano, el Bálsamo. Pero, por ejemplo, Catholic Link, Aleteia, Infocatólico, también ACIPRENSA, Zenit. Gracias a Dios se van multiplicando estas agencias que tienen ese cometido de facilitar, de multiplicar la evangelización. El mayor número, pero de la mejor manera y con el evangelio integral.

 

5.      ¿Qué es evangelización y cuál es la importancia de evangelizar?

 

Es llevar el evangelio a los demás, esto es la "Buena Nueva", anunciar a Cristo y la importancia es decisiva porque es ayudar a que todo ser humano se encuentre con Cristo que es la buena noticia, que es Dios hecho hombre y es el hombre Dios.

 

6.      ¿Cómo se origina la evangelización?

 

La evangelización se origina por la aceptación del evangelio, por la recepción de la "Buena Nueva", por la conversión en Cristo, por recibir la alegría más grande que puede haber por ser hijo de Dios.

 

7.      ¿Cuáles son las etapas o períodos de la evangelización? ¿Cuáles han sido los momentos de crisis y apogeo?

 

Hay grandes momentos en la historia de la evangelización de la iglesia. La antigua que tiene que ver con el momento de los mártires, ese momento también de los grandes padres de la iglesia, la edad media que es cuando se construye la cristiandad, sobre todo en torno a Europa. Luego ya pasaríamos a la edad moderna, donde en torno al renacimiento van a surgir grandes órdenes como la Compañía de Jesús, y se abren las fronteras sobre todo para la evangelización de América, Asia con Francisco Javier. Luego, tendríamos la etapa contemporánea, a partir del siglo XVIII, después de la expulsión de la Compañía de Jesús de varios lugares, donde estaban los dominios de España, Hispanoamérica, y tiene que haber un reajuste, una readaptación para ser sustituidos por los franciscanos, también por otras órdenes, por los diocesanos. Ya en el siglo XIX vuelve a surgir la Compañía de Jesús. El siglo XIX es cuando tiene que enfrentar las ideologías, el liberalismo, el marxismo, el cientifismo. El Concilio Vaticano I va a dar respuesta a toda esta problemática. Y el siglo XX, lo más importante es el Concilio Vaticano II y es un momento en que la iglesia va a llevar el evangelio a todo el mundo.

 

8.      ¿Cuáles han sido los tipos de evangelización?

 

Podemos decir que por una parte, relacionado con el ser humano, evangelización para niños, para jóvenes, para adultos, para ancianos, para mujeres, o sea es una evangelización personalizada. También podemos hablar de una evangelización, diríamos desde la cabeza, desde la jerarquía. Y luego, también, otro tipo de evangelización, podríamos decir capilarmente, de tú a tú, de alma a alma. Otro tipo de evangelización es impositivo. Y otro tipo de evangelización puede ser inculturado, o sea, que uno tiene muy en cuenta a las culturas a las que va evangelizar. Entonces, busca lo más positivo de todas las culturas, se adapta a ellas en lo que tienen de positivo y es como un puente para llevar a Cristo.

 

9.      ¿Qué misiones de evangelización se han emprendido en el Perú y en el mundo?

 

En el Perú, desde un primer momento, las órdenes religiosas buscaron el llevar lo específico del cristianismo; pero, con el carisma propio de las órdenes. Los franciscanos, la pobreza; los dominicos, sobre todo la predicación; los mercedarios, la redención de cautivos; los agustinos, sobre todo el cultivo de la liturgia; los jesuitas, sobre todo a través de los ejercicios espirituales. La evangelización en las doctrinas. Y en el mundo, tanto como los carismas que han ido surgiendo de las distintas órdenes, de los distintos movimientos. El espíritu santo ha suscitado miles de carismas que enfatizan algunos de los puntos clave del evangelio como pueden ser virtudes, como pueden ser aspectos importantes como los laicos enfatizan sobre todo la profesión, no separarse del mundo, sino que buscan sobre todo es hacer de puentes entre el mundo y la iglesia, y, la iglesia y el mundo.  Son el corazón de la iglesia en el mundo y el corazón del mundo en la iglesia.

 

10.  ¿Qué razón de ser tienen los santorales como medio de evangelización?

 

Presentar a los santos como evangelios vivos en el aquí y en el ahora. La palabra de Dios es el evangelio hecho carne en una persona, en el santo.

 

11.  ¿Qué razón de ser tienen las festividades como medio de evangelización?

 

Celebrar festivamente un santo, celebrar festivamente una advocación mariana o también un santuario, algo particular de Cristo, una misión. Por ejemplo: el Señor de los Milagros, lo que se tiene en cuenta es sobre todo la misericordia de Dios en un pueblo concreto como es el pueblo peruano. Eso hace que a través de su cultura, a través de sus modos de ser se acercan a Cristo de una manera familiar y con todos los ingredientes tanto en la comida, tanto en la música, tanto en la forma de vestir. De alguna manera es vivir con alegría, festivamente un hecho significativo, una advocación o también un santo.

 

12.  ¿Qué razón de ser tienen los ritos y ceremonias como medio de evangelización?

 

Adaptarse a las particularidades, a los modos culturales que son propios de una sociedad. Y eso ayuda a que el cristianismo se haga como más vivo, se haga más familiar, se haga más carne.

 

13.  ¿Qué rol cumple el Vaticano o Santa Sede en el proceso de evangelización?

 

Es la autoridad, es el centro, es quien regula la evangelización, quien anima, quien encauza, viene a ser también el alma, el árbitro, recoge también todas las inquietudes y ayuda a que se beneficie el mayor bien al mayor número.

 

14.  ¿Qué rol cumplen las diócesis en el proceso de evangelización?

 

Es el territorio que se encomienda a un obispo. Entonces, ayuda mucho la planificación particular de esa geografía, de esa jurisdicción y, sobre todo, ayuda a hacer memoria de lo que se ha vivido en esa diócesis. Hay un plan pastoral que sirve como programa, sirve también para ir aplicando a una zona territorial, jurisdiccional, concreta que está presidida por un obispo.

 

15.  ¿Qué rol cumplen las parroquias en el proceso de evangelización?

 

La parroquia viene a ser como una comunidad dentro de una comunidad mayor que es la diócesis. En este sentido ayuda a que todas las personas vivan la fe de una manera mucho más familiar, de una manera más cordial.

 

16.  ¿Cuál es la situación actual de la evangelización en el Perú?

 

Pienso que está viviendo una mayoría de edad. Como ha dicho el Papa, el Perú es una tierra ensantada, ha sido evangelizada por santos y los tenemos como modelos no solamente en la época del virreinato, sino también en la época actual. Y se va logrando una evangelización mucho más en profundidad. Ya tenemos incluso órdenes religiosas, movimientos que han brotado aquí en el Perú, que tienen vocaciones y que, incluso, están dando frutos apostólicos en otras diócesis, fuera incluso del Perú. Entonces, yo pienso que es un momento muy rico de madurez y que se está abriendo a otras realidades que quizás todavía no ha llegado como pueden ser institutos seculares, movimientos laicales. Y pienso que es un desafío, que estos grupos sean más responsables y sean todavía más protagonistas.

 

17.  ¿A qué se debe la existencia de cristianos perseguidos?

 

Se debe en principio al mal en el mundo, al diablo que mete esta cizaña, a la falta de respeto todavía como una consecuencia del pecado original y de alguna manera es el misterio de la cruz que nos tiene que animar a ser co - redentores con Cristo.

 

18.  ¿Cómo el mundo y la iglesia católica con el Papa a la cabeza pueden ayudar a los cristianos perseguidos?

 

En primer lugar, con la oración; en segundo lugar, dando a conocer la cruz que están viviendo; en tercer lugar, también a través de donativos podemos ayudarle; cuarta, podemos también escribirles, podemos hacer campañas de ayuda, también podemos hacer manifestaciones en contra de estados que están persiguiendo, luchando por los derechos humanos y, sobre todo, vivir ese martirio como ellos en nuestra tarea cotidiana.

 

19.  ¿Tenemos que esperar a que los cristianos perseguidos pasen por el martirio para luego ser canonizados?

 Con la oración ayudamos a los cristianos perseguidos. En segundo lugar, luchar para que se respeten los derechos humanos donde están siendo perseguidos porque es intolerable que en la actualidad se persiga por motivos ideológicos, por motivos de fe, sobre todo cuando hay una declaración de derechos humanos que lo debe respetar. Y los que han vivido el martirio, por una parte, respetar; por otra parte, introducir la causa para que sean declarados mártires y en la medida de lo posible sirvan como modelo para todos nosotros. Como decía Tertuliano, los mártires son semillas de nuevos cristianos. Y tienen que darnos a nosotros unas pautas, pues como decía San Francisco, si ellos lo hicieron, yo también tengo que hacerlo. Tengo que ser mártir en mi vida para que la cruz sea una cruz gloriosa.

Leer todo...

Video homenaje a Manolo

"¡Cómo no creer!. Señor de los Milagros

 

José Antonio Benito Copyright © 2009 Gadget Blog is Designed by Ipietoon y adaptado por ANGEL SANTA MARIA R. Sponsored by Online Business Journal