lunes, 20 de septiembre de 2010

MINISTRO DE CULTURA JUAN OSSIO PRESENTA CONGRESO "NUEVOS MESIANISMOS EN AMÉRICA LATINA HOY"

MESIANISMOS ANDINOS

El nuevo ministro de Cultura, Dr. Juan M. Ossio, con su ponencia El Mesianismo Andino presentó el congreso “Nuevos mesianismos en América Latina, hoy” el sábado 18 de septiembre en la sede de Paulinas de San Isidro, Av. Víctor A. Belaúnde 121, en medio de gran expectativa y gozo.

El ilustre ponente confesó su interés por este tema particularmente desde sus estudios sobre Guaman Poma de Ayala, indígena quechuahablante que escribió “un español hablado por un indio”. Lo que su autor quería era transmitirle una información al rey de España para que este restableciera el orden. Al erigirse como un intermediario entre los indígenas y el monarca, Guaman Poma no ve al rey de España solo como un líder político, sino más bien como un inca capaz de restablecer el orden social y natural, roto por la conquista española -nuevo pachacutic o cataclismo cósmico. Poma tiene una mirada mesiánica; por una u otra vía busca la grandeza de la Corona española proporcionando el bienestar de los indígenas. Él fue un enemigo del mestizaje, un convencido de la endogamia social, que guarda correspondencia con la orientación social que aún existe en el mundo de relaciones interétnicas andinas, donde pervive el atavismo de contrastar lo local con lo foráneo y lo legítimo con lo ilegítimo.

Considera el mesianismo, tal como Norman Cohn concibe al milenarismo, como una expresión religiosa que se centra en una idea de "salvación" descrita como colectiva, terrestre y no en un cielo fuera de este mundo, inminente , total, milagrosa o con ayuda sobrenatural. El Dr. Ossio prefiere el término de "mesianismo", porque enfatiza la idea de salvación a través de un Principio Mediador que está muy marcado en la sociedad andina con tres notas saltantes: Una imagen de desorden total que trae malestar social, una imagen de un principio mediador cuyo poder salvador es proporcional a la magnitud del desorden y una imagen de orden terrenal y social. Cristo sería el salvador que penetra en todas las sociedades y ayuda a recuperar el orden perdido.

Aparte de religioso, este mesianismo es para nosotros un fenómeno eminentemente histórico, estrechamente vinculado al sentimiento de crisis de un pueblo. Ya en 1973 publicó una compilación de artículos que puse por título “Ideología Mesiánica del Mundo Andino” en la que identificaba cinco elementos. Una visión cíclica del tiempo que lo encapsulaba en una sucesión de edades de numeración fijada por criterios simbólicos, la presencia de un rey divino como principio ordenador, una representación del orden cósmico bajo esquemas duales y una imagen estática de un orden social jerarquizado basada en premisas de status adscrito derivadas del parentesco y de una orientación matrimonial endogámica.

El tránsito de un ciclo a otro es representado por un cataclismo cósmico como un diluvio, una lluvia de fuego, etc. que recibe el nombre quechua de "pachacuti". De hecho la Conquista se asocia con la muerte del Inca Atahuallpa, que se ha perpetuado en el folklore. La propia difusión del mito de Inkarrí que habla de la decapitación del inca y del inicio del drama de los indios bajo la “sujeción colonial y republicana” proviene de la misma noción. De aquí que se mantenga la esperanza de la reconstitución del inca a partir de su cabeza y la posibilidad del retorno a un orden perdido. Algunas versiones nos refieren que este ordenamiento ya está vigente, en una tierra sin mal, que está bajo el dominio de un inca y que correspondería al Paititi del que habla Túpac Amaru, cuando lo incluyó en sus dominios, y que actualmente ha sido motivo de muchas exploraciones frustradas.

¿Porqué la reconstrucción del pasado andino para convertirlo en una alternativa del presente bajo la figura del “retorno del Inca” puede ser considerada como utopía? ¿Porqué hablar de retorno al Tawantinsuyo no puede ser equivalente a aquella búsqueda de la “tierra sin mal” que hacían los Tupi Guaraníes? ¿o tener nostalgia por el Inca ser parecido a la necesidad de seguir contando con un sustentador del mundo como son los monarcas divinos? Como expresiones del mesianismo andino seleccionó el Taki Onqoy (1560 - 1570), la rebelión de Juan Santos Atahuallpa (1742 - 1756?), la rebelión de Túpac Amaru (1789 - 1791), el levantamiento de Atusparia (Marzo a Mayo de 1885), y en nuestros días el caso de la Asociación Evangélica de la Misión Israelita del Nuevo Pacto Universal cuyo líder, un hablante quechua originario del pueblo de Huarhua de la provincia arequipeña de La Unión, es visto por algunos como un nuevo Inca. Denunció mesianismos negativos como el de Sendero Luminoso.

Al fin de su conferencia no obvió ninguna pregunta como la referente a su consideración sobre la cultura cristiana. Reconoció la fuerza de la tradición cristiana y la necesidad de defenderla a través de sus fiestas religiosas, danzas y canciones como el “Apu yaya” o “Hanan pacha”. Sin perder de vista su defensa sobre la diversidad cultural en Perú así como la unidad en la globalidad.

FUNDAMENTOS Y MOTIVOS DEL CONGRESO (José Antonio Benito , 18 septiembre 2010)

Dignas autoridades, queridos amigos:

Las Hermanas paulinas cumplen 50 años de vida misionera en el Perú y han decidido -entre las celebraciones principales- realizar un congreso académico internacional denominado: “Nuevos mesianismos en América latina”. Han querido compartir su jubileo con todos nosotros con este magno evento. Al efecto, nos convocaron a un grupo de personas del mundo de la cultura y de la iglesia para poder multiplicar el bien del jubileo al mayor número. En nombre del equipo, les comparto las razones y motivaciones del congreso, deudoras en buena medida de la reflexión teológica del P. Carlos Castillo. Antes de nada, vaya nuestra gratitud al Dr. Juan Ossio por su generosa presencia que honra y enaltece nuestro encuentro; de hecho, desde el primer momento sin sospechar en su nombramiento como Ministro de Cultura, pensamos en él para que nos hablase -como tema medular- del MESIANISMO ANDINO puesto que es autoridad indiscutida del mismo. Gracias, por tanto, Dr. Juan Ossio, por su magnífica conferencia y su generoso coloquio. Gracias, Monseñor Adriano Pacífico Tomassi, obispo auxiliar de Lima y presidente de la comisión episcopal de educación y cultura de la Conferencia Episcopal Peruana. Gracias y felicitaciones a la Congregación de las Hermanas Paulinas. Gracias a todos ustedes, miembros de los medios de prensa, movimientos eclesiales, amigos todos.

Mesías y mesianismo

La palabra mesianismo como ustedes saben deriva de mesías, término bíblico, en hebreo (masha) que significa ungir, es decir derramar aceite sobre la cabeza de un rey, de un profeta, o de un sacerdote. Originalmente como todos los poderes se concentraba en los reyes, la acción de ungir con el aceite era un símbolo para expresar que el rey era el depositario del espíritu de Dios, por medio del cual el rey harían en la tierra la voluntad de Dios. Por la ligazón con el tema del rey y de la justicia, el tema del mesianismo ha estado relacionado estrechamente con la justicia y en especial con la acción política justa en favor de todos, y en especial de los pobres. Un reino justo debería ser expresión de un rey justo que respeta la voluntad de Dios en la tierra y ejerce los derechos de Dios.

Jesús no se autodesigna nunca como el "mesías". Son los otros, los discípulos o la gente quienes lo llaman mesias, christós, o con fórmulas equivalentes como "hijo de David". No sólo Jesús no se presenta nunca como "mesías", sino que se muestra reticente y en algunos casos contrario frente a semejante reconocimiento por parte de los demás. Incluso cuando Pedro le confesó como Mesías, les impuso a todos los apóstoles severamente que no hablasen de él a nadie (cf. Mc 8, 30). Se trata del famoso secreto mesiánico. ¿Por qué? Porque había tendencia de entender el término "mesias" desde el punto de vista demasiado político y social. Y Jesús quería evitar a toda costa ese significado. No es un mesías político ni social, sino un mesías espiritual, un ungido de Dios, que nos salvó del pecado a través de su pasión y muerte en la cruz. No vino a instaurar un mesianismo nacionalista judío. Incluso la fuerte acentuación religiosa de su proyecto, que incluye una nueva imagen de Dios-Padre que acoge a los pobres, a los pequeños y desamparados, a los pecadores y a los extranjeros, choca abiertamente con la visión de un mesianismo político.

Jesús empezó su predicación anunciando que El era el Mesías prometido: venía del desierto, de las tentaciones del demonio y de la lucha victoriosa contra ellas; enseñaba "impulsado por el Espíritu Santo"; era alabado por todos. El sábado entró en la sinagoga, según su costumbre: "Le entregaron un libro del profeta Isaías y, desenrollándolo, dio con el pasaje donde está escrito: "El Espíritu Santo está sobre mí, porque me ungió para evangelizar a los pobres; me envió a predicar a los cautivos la libertad; a los ciegos, la recuperación do la vista; para poner en libertad a los oprimidos; para anunciar un año de gracia del Señor." Y enrollando el libro se lo devolvió al servidor y se sentó. Los ojos de cuantos había en la sinagoga estaban fijos en El. Comenzó a decirles: "Hoy se cumple esta escritura que acabáis de oír" (/Lc/04/14-21; Mt/13/53-58; Lc/01-6; cfr. Is. 61, 1-2).

El evangelista Juan nos confiesa testimonialmente (Jn 1, 37): “Al día siguiente, otra vez, hallándose Juan con dos de sus discípulos, 36 fijó la vista en Jesús, que pasaba, y dijo: He aquí el Cordero de Dios. 37 Los dos discípulos que le oyeron, siguieron a Jesús. 38 Volvióse Jesús a ellos, viendo que le seguían, y les dijo: ¿Qué buscáis? Dijéronle ellos: Rabí, que quiere decir Maestro, ¿dónde moras? 39 Les dijo: Venid y ved. Fueron, pues, y vieron dónde moraba, y permanecieron con El aquel día. Era como la hora décima. 40 Era Andrés, el hermano de Simón Pedro, uno de los dos que oyeron a Juan y le siguieron. 41 Encontró él luego a su hermano Simón y le dijo: Hemos hallado al Mesías, que quiere decir el Cristo”.

Mesianismo en sentido mas moderno es una corriente de pensamiento suscitada en las sociedades marginadas, maltratadas, excluidas, en crisis, carentes de identidad, que colocan a un líder carismático como ideal de sus esperanzas ante todo tipo de sufrimientos vividos y que creen en él en forma espontánea, sin mayor sentido crítico, como el salvador de su situación. Lo que tiene de relación con la idea de mesías de la Biblia es que los mesianismos tienen una fe casi religiosa en el líder carismático que se fraguan y lo consideran con poderes absolutos para resolver sus problemas. La forma religiosa sin duda ocupa un lugar importante.

Actualidad del problema

Para muchos observadores de la realidad postmoderna actual, en la vida social dispersa y compleja de los pueblos globalizados, especialmente los pueblos más pobres se han ido dando, tanto en otros continentes pobres como en América latina, movimientos de tipo “mesiánico”. Mesías: 1.990.000 entradas en google.

El congreso Nuevos mesianismo en América latina pretende estudiar y debatir acerca de la novedad de estos movimientos llamados mesiánicos a la luz de lo que ha sido el mesianismo en israel y sobre todo el mesianismo de Jesus, con la intención de inspirar, orientar y ofrecer criterios de reflexión que permitan influir en el discernimiento critico de dicho movimientos, y permitir así una recapacitación de la sociedad ante los peligros posibles de formas a veces extremas y fanáticas y de ayudar a alentar los elementos positivos que pudieran permitir que la sociedad recupere un sentido profundo de su esperanza de una sociedad mejor, que la lleve no a ilusiones si no a transformaciones concretas y responsables de la vida social.

El aporte que como iglesia podemos dar a la sociedad retomando un tema que esta en su vida mas acuciante será importante si, entendiendo mejor el sentido de Jesus como Mesías, ayuda a relatividad y radicalizar cualquier mesianismo que se erija en la panacea de las soluciones humanas sociales y políticas. Relativizar, aminorando el sectarismo y al fanatismo, radicalizar, es decir yendo a la raíz profunda de un mesías que “no alzaba la voz por las calles, ni rompía la caña quebrada, ni apagaba la mecha mortecina” sino que se esforzaba por implantar en cada caso y ampliamente el derecho en la tierra.

Nos parece que el aporte propio de “un mesianismo en la vida cotidiana” (Rizzi) propio de Jesus puede iluminar las actitudes y decisiones sociales y políticas de quienes integran un pueblo necesitado y esperanzado, pero al cual le urge razonamiento y seriedad.

El congreso será una pequeña contribución a la reflexión sobre este punto crucial, especialmente en el periodo electoral en que ocurren los 50 años de las paulinas.

Las ponencias para cada día

Hemos elegido cinco grandes temas con ponencias de diverso tipo. Comenzará siempre con la reflexión por parte de un obispo, la conferencia central y tres comunicaciones como comentario o vivencia del tema desarrollado. El primer día: Origen y proceso de los mesianismos en la historia. Segundo día: Postmodernidad, cultura e identidad: los problemas de los mesianismos actuales. Tercer día: Mesianismos peruanos Cuarto día: Situación mesiánica y mesianismo de Jesús. Quinto día: Signos y testigos del mesianismo actual

En conclusión, no queremos un congreso que niegue la importancia del mesianismo pero tampoco que deje la idea mesiánica como si fuera intocable. Una sociedad necesita inspiraciones mesiánicas de valor para no estancarse creyendo que esa sociedad es el único mundo posible y el mejor de los mundos. Es la tarea también de las Hermanas Paulinas, para ayudar a librar a este pueblo que quiere caminar y respirar en esperanza.

Benedicto XVI nos obsequió con una encíclica mesiánica SPE SALVI hace 3 años, en el 2007. Concluyo con un texto, n.49:

La vida es como un viaje por el mar de la historia, a menudo oscuro y borrascoso, un viaje en el que escudriñamos los astros que nos indican la ruta. Las verdaderas estrellas de nuestra vida son las personas que han sabido vivir rectamente. Ellas son luces de esperanza. Jesucristo es ciertamente la luz por antonomasia, el sol que brilla sobre todas las tinieblas de la historia. Pero para llegar hasta Él necesitamos también luces cercanas, personas que dan luz reflejando la luz de Cristo, ofreciendo así orientación para nuestra travesía. Y ¿quién mejor que María podría ser para nosotros estrella de esperanza, Ella que con su « sí » abrió la puerta de nuestro mundo a Dios mismo; Ella que se convirtió en el Arca viviente de la Alianza, en la que Dios se hizo carne, se hizo uno de nosotros, plantó su tienda entre nosotros.

ANUNCIO DEL CONGRESO CON MOTIVO DEL AÑO JUBILAR PAULINO
Las Hermanas Paulinas agradecieron a todos los participantes y anunciaron el próximo evento del 11 al 15 de Octubre.

Video homenaje a Manolo

"¡Cómo no creer!. Señor de los Milagros

 

José Antonio Benito Copyright © 2009 Gadget Blog is Designed by Ipietoon y adaptado por ANGEL SANTA MARIA R. Sponsored by Online Business Journal