martes, 22 de febrero de 2011

Fallece Bernard Nathanson: "rey del aborto, convertido en apóstol de la vida"

Pasó de practicar abortos a defender la dignidad del no nacido

Fallece Bernard Nathanson, apóstol de la vida

El Dr. Bernard Nathanson murió ayer después de una larga batalla contra el cáncer. Nathanson fue durante muchos años médico abortista en Nueva York, donde practicó más de 75.000 abortos. Al ver lo que era en realidad un aborto a través de una ecografía, se convirtió en un activista por vida. Tras ello, dedicó su vida a luchas contra el aborto y el vídeo «El Grito Silencioso» es considerado un clásico, ya que fue el primero en utilizar la tecnología de ultrasonido para demostrar que los niños no nacidos son seres humanos que merecen protección legal desde su concepción.

(Lifenews/InfoCatólica) El video que muestra a un bebé nonato huyendo durante un aborto, y su continuación titulada “El Eclipse de la Razón”, que explica en detalle los diferentes procedimientos de aborto, consagró a Nathanson como un héroe pro-vida y un auténtico converso que abriría el camino para otros como Norma McCorvey y Abby Johnson.

Lila Rose, la periodista que dirige Live Action y graba los videos secretos que muestran las felonías del negocio del aborto (como el encubrimiento de la trata sexual) dijo a LifeNews.com este lunes por la tarde que el movimiento pro-vida ha perdido uno de sus más grandes portavoces: “Hoy nuestro movimiento lamenta el fallecimiento de uno de los más grandes portavoces de la vida. El Dr. Nathanson es un testimonio de la Gracia de Dios, que puede transformar cualquier corazón en un faro de amor y verdad”.

“En su memoria, cuando se intensifica la lucha en el Congreso en estas próximas dos semanas, vamos a trabajar incansablemente para apoyar los esfuerzos valientes del Dr. Nathanson para desvelar el mal y proteger a los inocentes. Nuestros pensamientos y oraciones están con él y su familia “, dijo Rose.

Converso al catolicismo

Aunque su cambio de parecer sobre el aborto no tuvo que ver con ningún tipo de razón de orden religiosa, Bernard Nathanson acabó por convertirse al catolicismo. De ello dio testimonio en España cuando asistió a uno de los congresos "Camino a Roma" que tuvo lugar en la localidad de Ávila.

Nathanson también ganó elogios por su sinceridad al reconocer que el movimiento pro-aborto (dirigido por él como líder del grupo pro-aborto NARAL), se había inventado que un gran número de mujeres habían sido asesinadas y heridas por los abortos ilegales, en su afán por legalizar el aborto.

“Hablamos de 5.000 a 10.000 muertes al año ... Confieso que yo sabía que las cifras eran totalmente falsas .. era una cifra útil, ampliamente aceptada, así que ¿para qué molestarnos en corregirla con datos veraces?

En 1996, Nathanson escribió su autobiografía, “La mano de Dios”, en la que expuso su transformación de médico abortista y defensor del aborto a ser un pro-vida. Afirmaba, con pesar, que “Yo soy uno de los que ayudaron a traer esta era de barbarie”.

Nathanson también llamó la atención por sus comentarios sobre el tiroteo del infame médico de abortos tardíos, George Tiller, cuando dijo que le sorprendió que nunca se hubiera hecho pro-vida. “Conocí a George hace años, cuando estaba a favor del aborto”, dijo al Washington Times. “Él vino a un curso que yo estaba dando sobre la técnica del aborto en Nueva York en 1970 bajo los auspicios de NARAL. Yo también hice abortos tardíos, hasta que cambié en 1980”.

Mi cambio a favor de la vida no tuvo nada que ver con la religión”, dijo al periódico. “Tiller era un hombre que iba a la iglesia, lo cual no dice mucho en este país, pero uno se pregunta por qué nunca cambió de opinión en base a la evidencia científica. Ahí es donde yo cambié de opinión, a partir de las fetoscopias y los estudios de ultrasonido”

“Cuando empezamos a dominar la ecografía, se podía estudiar al feto y ver que era un miembro de nuestra especie. Si no lo haces, no eres más que un producto de la ideología política. En 1970 había aproximadamente 1.100 artículos sobre el feto. En 1990, había 22.000. Los datos se acumularon rápidamente y se abrió una ventana en el vientre materno “, decía Nathanson.

Al dar la noticia sobre su muerte, Stephen Vincent, del National Catholic Register, aseguró que “su testimonio en favor de la vida no podría ser fácilmente descartado como propaganda unilateral. Nathanson ya había tenido un gran prestigio entre los partidarios del aborto como co-fundador de la Asociación Nacional para la Revocación de las Leyes Aborto (ahora llamada NARAL ProChoice América), y como creador de lo que llamó el centro de mayor actividad abortista del país. Nathanson y sus colegas idearon una clínica ambulatoria independiente en la que el aborto y la recuperación no duraban más de tres horas. “

Joan Andrews Bell, una activista pro-vida, dijo al periódico: “Él será recordado como un gran defensor de los bebés. Quienes le conocíamos bien sabíamos que sentía un dolor profundo por lo que había hecho en su época de abortista. Recuerdo que ayunaba a menudo como penitencia y reparación por ello”.

 


Universidad Catolica Sedes Sapientiae

Video homenaje a Manolo

"¡Cómo no creer!. Señor de los Milagros

 

José Antonio Benito Copyright © 2009 Gadget Blog is Designed by Ipietoon y adaptado por ANGEL SANTA MARIA R. Sponsored by Online Business Journal