martes, 22 de diciembre de 2015

ENTREVISTA AL PADRE FIDEL GONZÁLEZ FERNÁNDEZ, HISTORIADOR DE LA IGLESIA

ESPECIALES DE PAX TV

ENTREVISTA AL PADRE FIDEL GONZÁLEZ FERNÁNDEZ, Año 2008

LOS SANTOS EN LOS TIEMPOS DE LA HISTORIA DE LA IGLESIA

Muy buenas amigos. Hoy tengo el gozo de presentarles al padre Fidel González, asturiano de nacimiento y misionero de corazón, vocación y hasta de profesión; el es catedrático en la Universidad  Urbaniana, también en la Gregoriana y está como visitador aquí en esta querida Ciudad de los Reyes, en el Perú. Y yo le he invitado para que descanse un poquito de tan ajetreada agenda  aquí en este canal que da mucha paz, por eso es PAX Televisión. Bienvenido y muchísimas gracias padre Fidel.

 

Gracias a ustedes

Como yo sé que hay muchísima gente que le gustaría saludarle y estar con usted, que tenga por lo menos estos minutos para con ellos, yo tengo por aquí este libro de Las actas del Congreso de Santo Toribio, donde su ponencia es prácticamente un libro  ¿no?, porque fue la ponencia que abrió nuestro Gran Congreso con motivo del IV Centenario del transito a la gloria de Santo Toribio y cuantos le escucharon pues sin duda que les gustaría tambien ahora volverle a escuchar. Antes de empezar la conversación voy a presentar tres libros de nuestra historia quien le ha acompañado esta tarde también es el padre Ernesto Rojas y acaba de publicar hace unos meses su tesis doctoral titulado el Báculo y la Espada el Obispo Goyeneche ante la iniciación de la República Perú 1825 y 1841, ojalá que el autor un día se anime y esté aquí con nosotros porque este libro ganó un premio nacional allá en España y felizmente la fundación  Manuel Bustamante y el Instituto Riva Agüero pues lo ha publicado. Tenemos otro libro que recoge los latidos de nuestra iglesia Mar Adentro. Con los Remos y con las Velas dedicado a recoger el magisterio de Monseñor Eguren con motivo de los 25 años de su vocación y consagración Mar Adentro y lo publica la editorial Vida y Espiritualidad y este libro más pequeñito que parece así como un caramelo de tofi que es de La sobrina más engreída de América y la más mimada de América Teresita, la sobrina de Santa Teresa de Jesús editado por Colibrí que yo he disfrutado escribiéndola, porque es la historia entrañable de la sobrina de Santa Teresa de Jesús la primera Carmelita de América. Bien, no tenemos aquí todos los libros del padre Fidel que son muchos y únicamente hemos mencionado su ponencia en el congreso de Santo Toribio, me gustaría padre Fidel que nos contase un poco de cómo arranco su vocación por la historia y también su vocación misionera, misionero comboniano.

 

-Bueno, mi vocación por la historia aunque no lo crean nace con migo, porque la afición a la historia yo la llevo desde que era niño. Recuerdo en casa de mis papas por las noches las discusiones con mis hermanos, pues tendría yo siete u ocho años cuando ya me empecé a exhibir con preguntas, las preguntas lógicamente de un niño y las discusiones bajo la mirada sobre todo de mi papá y de mi mamá también. Entonces ese gusto por la historia lo llevo dentro de mí, hay cosas siempre que uno lleva dentro y como una especie de gene, en el sentido por ejemplo de los artistas Miguel Angel llevaba el arte dentro de su estructura de ser, de persona ya desde niño, así mismo como los grandes poetas; yo creo que también  las vocaciones de este estilo uno las puede descubrir tardíamente, pero hay otros que ya se manifiestan desde muy temprano.

 

 

Usted ha tenido algún familiar historiador o sus padres

No, no he tenido familiares historiadores..

 

O algún maestro quien le impulso ahí

Pues esto es una cosa que yo no me lo explico, porque fue un interés por la realidad, por la vida, por las cosas, por los acontecimientos; la apertura hacia la realidad, la apertura hacia la vida y luego tambien pues lógicamente ya desde muy chico con las personas que me rodeaban empezaron a suscitar e incrementar este interés, me recuerdo pues mis párrocos.

 

¿Usted en ese momento está en Oviedo?

Sí, si soy asturiano de un pueblecito cerca de Oviedo y entonces recuerdo que ya desde niño cuando yo tenía nueve, diez, once o doce años las conversaciones con mi párroco, que era una persona que se interesaba tambien, era  una persona amante de la literatura, historia y pues yo platicando, conversando con él.

Ahí seguramente que hablaban de cosas de guerra de la persecución. Bueno, hablábamos tambien pero eso más que hablar de conversaciones sobre la guerra.

 

En el ambiente quizás

En el ambiente sí, yo desde niño pues he percibido muchas de estas historias vivas y dramáticas ciertamente. Luego en mis estudios cuando decidí por un proceso vocacional  largo algunos años de consagrarme a la vida misionera y entré al Instituto de los Misioneros Comboníanos, porque quería ser misionero; dudaba donde, bastaba ser misionero en África o en otros lugares, continentes y recuerdo que cuando entre a los misioneros combonianos inmediatamente me mandaron a Inglaterra y ahí empecé yo una formación mas especifica. Años después siendo yo ya sacerdote, un día entrando en el archivo general de los Combonianos, había todo un apartado dedicada a cada uno de nosotros y también a mí y le dije al archivero puedo ver lo que hay aquí dentro de mí mismo y el archivero me dijo como no; y con mi gran sorpresa encontré una carta de un personaje que había mandado lógicamente los informes sobre mí y les decía cosa que me extraño dice: "este muchacho tiene una inclinación muy característica hacia los estudios de la historia" quizá él no se imaginaba, no solamente mi vocación era misionera no era ser historiador  en el sentido de que más adelante llegar a serlo y entonces me llamo poderosamente la atención esta nota que puso este personaje que era Rector de una institución en Oviedo precisamente, era el Rector del Seminario Metropolitano de Oviedo el que escribió esta nota. Pero esto lo he llevado toda mi vida, lo que ha determinado mi vida no ha sido simplemente los estudios de la historia, si no lo que ha determinado mi vida ha sido precisamente el deseo de un seguimiento cercano al señor a Jesucristo, porque me llenaba el corazón desde el principio, toda mi vida y porque correspondía totalmente a los deseos profundos de mi corazón. Luego a lo largo de mi vida frecuentemente  sin yo pedirlo o pretenderlo, otras personas superiores míos a distintos niveles fueron llamándome para que entrase dentro de este camino y entonces lo que yo nunca imagine, antes de mi ordenación sacerdotal yo estaba cumpliendo estudios en la universidad Central de Madrid, luego deje aquella carrera que estaba estudiando en ese entonces estudiaba periodismo y porque deseaba ir al mundo de las misiones.

 

A comunicar la pasión de Cristo

Exactamente, comunicar una experiencia que ha sido determinante a lo largo de toda mi vida, porque la misión es otra cosa que la comunicación de un encuentro de una experiencia que es el encuentro con el señor que determina toda tu vida. Y de hecho así fue me volvieron a mandar a Inglaterra y después seguí estudios en Inglaterra para prepararme mejor y desde Inglaterra pase a África.

 

¿En donde estuvo en África, en qué lugar?

Estuve en un país de África central centro oriental Uganda, estuve allí once años en este país, pero en un momento cuando yo menos lo pensaba pues tuve que volver a España para concluir los estudios, los grados de teología que yo no los había cumplido totalmente e hice el doctorado en teología en Salamanca. Después cuando ya acabe el doctorado que ya  creía yo que estaba todo concluido  me hicieron hacer otro este en Roma en la Gregoriana y no me imaginaba que yo un día iba ser el catedrático de lo que en aquellos momentos estaba estudiando allí e hice el doctorado en historia en la Gregoriana.

 

¿Qué maestro  recuerda?

Yo tuve grandes maestros historiadores, en la tesis doctoral en la Gregoriana yo la hice con un celebre historiador que todavía vive se llama Giacomo Martina al que yo sucedí años después.

 

El tema de su tesis ¿cuál fue ?

El tema de mi tesis doctoral en historia se relaciona sobre todo a la apertura y fundación de la evangelización a lo largo del Valle de Nilo, en el siglo XIX por obra sobre todo de aquel que fue el primer Obispo de todo el África Central que es lógico que cualquiera que sepa un poco de historia misionera sabe que lleva un nombre que es Daniel Comboni, entonces de mano de este personaje yo recorrí toda esta historia misionera,  que me llevo varios años hacer esta tesis doctoral y ha sido publicada hoy en día esta agotada las ediciones de este libro, pero que se encuentran ciertamente en bibliotecas notables.

 

Usted está dirigiendo varias tesis doctorales y que ahora esta de orquesta, aquí ahora en Perú hay una fiebre impresionante por la capacitación con tesina, tesis, maestrías, doctorados  que consejos le da a sus dirigidos.

Pues, yo de tesis doctorales la facultad de historia la que se encuentra la Universidad Gregoriana de Roma de Historia de la Iglesia, que fue fundada por el Papa Pío XI en 1933, por tanto cumple este año 75 años, fue la primera facultad de historia específicamente creada en el seno de la Iglesia Católica; pues allí han seguido un método muy claro desde entonces que es el que intentamos continuar adelante, es decir que en la investigación de la historia tenemos que aplicar rigurosamente un método critico e histórico de la investigación de las fuentes de la crítica interna y externa de las fuentes, de la contextualización de los hechos y de las fuentes  y después siempre con una apertura a la trascendencia, es decir al misterio a Dios que no se puede borrar de la vida, porque si intentamos borrar a Dios de la vida seria borrar a la vida misma un sin sentido, un absurdo. Entonces a los alumnos míos a los estudiantes de doctorado; pues yo habré dirigido ya un centenar de tesis de doctorado, mas no de licenciatura, yo a ellas ni las cuento.

 

Son palabras mayores las tesis

El doctorado es la útil de los cinco continentes, desde el continente americano (Estados Unidos) hasta aquí abajo del todo y después de África, Asia, España, Europa central, oriental, de la antigua Unión Soviética. Es un arco de tesis en los que uno ve y palpa con la mano las realidades sociales, históricas, eclesiales de las distintas partes del mundo; y en estos momentos lógicamente no todas las tesis llevan el mismo ritmo porque hay tesis de investigación histórica que duran varios años y normalmente las medias suelen ser cinco años de investigación después de la licenciatura antes de llegar a la tesis de doctorado. Ahora cálculo, ya que no lo recuerdo con exactitud pero deben de ser sobre las veinticinco no quiere decir que las veinticinco acaben en el mismo momento, una de las tesis es la de tu hermana.

 

Saludos para Marian  que está viendo este programa desde España y que está investigando sobre un arzobispo burgalés

Exactamente, en el siglo XIX Español, pues las tesis de doctorado es una aventura para el doctorando, porque descubre mundos nuevos y es como descubrir nuevas tierras, nuevos horizontes pero el director de la tesis aprende siempre.

 

¿Usted ha dirigido algunas en Perú padre Fidel?

En Perú he dirigido varias, sobre todo he dirigido temática relativas a siglo XVI y finales del siglo XVII. Últimamente este año pero no es en Perú he dirigido una sobre argumentos que entonces tocaban al Perú, porque es de un Boliviano, ya que la parte actual de Bolivia es la parte del virreinato de entonces del Perú, pero un poco de todos los sitios.

 

Padre Fidel de ese rigor que hablaba, de ese método, aquí tuvimos al padre Eduardo Chávez sobre la virgen de Guadalupe y creo que es un modelo de cómo ustedes han seguido la investigación de San Juan Diego.

Bueno pues ha tocado uno de los puntos diríamos más lindos para mí y también más difíciles.

 

Incluso aquí se escribió un articulo en el diario el comercio que dudaba de la existencia de San Juan Diego.

Bueno, la cuestión está que en el año 1988 se celebró en Roma,  ya venía desde el año 1974 y se llegó al año 1988 para celebrar diríamos el proceso romano de beatificación de Juan Diego. Yo me encontraba desde el año 1985 lo que se llama técnicamente un consultorio histórico y teólogo, es decir equivale a la figura de los jueces en los procesos de canonización antes de pasar al examen de los cardenales que aconsejan al santo padre y al santo padre mismo. Pero en definitiva este proceso con este grupo de consultores jueces es fundamental y en  1988 se celebró el de Juan Diego para la beatificación. Yo en aquellos momentos tuve mis puntos interrogativos y los expuse tanto a mis colegas como un servidor, pero quizás el más duro fue precisamente el que yo emití en aquel entonces y ciertamente fue reconocido el hecho de la beatificación de Juan Diego un par de años después por el mismo papa.

 

Parece que fue el papa Juan Pablo II el que impulso o tuvo alguna decisión.

No, ni impulso ni tuvo alguna decisión el papa estas cosas dejaba libre totalmente; la beatificación fue con un sistema que seria largo explicar se llama Beatificación Equipolente, es decir el papa reconoció el hecho de que existía una devoción grandiosa a la virgen de Guadalupe y dentro de esta  tradición una figura que era de Juan Diego y no paso de aquí. Después de la beatificación los Obispos de México y de América Latina quisieron que se llegase al fondo de la cuestión y si era posible una canonización, entonces esto eran palabras mayores, donde la Santa Sede me pidió a mí recuerdo todavía que me convocaron en el vaticano si yo comprometía a tomar en mis manos ese papel sumamente ingrato, que es lo que llaman corrientemente abogado del diablo que quiere decir el fiscal del proceso, entonces un fiscal en este caso tiene que examinar las pruebas.

 

Con lupa

Si exactamente y tienen que ver si existe o no existe, entonces fue ese el papel que yo desempeñe durante doce años hasta la canonización. En este proceso de trabajo fueron comprometidos muchas personas, una de ellas que yo comprometí mandándole al archivo vaticano para examinar para ver si encontraba algún tipo de documentación fue precisamente tu hermana, que entonces era alumna mía y esto ya hace muchos años y lo hizo por cierto muy bien, con mucha meticulosidad y rigor, pero intervinieron otras personas entre ellas unas cincuenta.

En el libro al encuentro con la virgen Guadalupe las menciona.

Unas cincuenta personas y entre ellas se encontraba el padre Eduardo Chavez, porque él tiene un doctorado en historia y estaba entonces trabajando en Roma como secretario de estudios del colegio mexicano y otro sacerdote que es un gran experto según mi parecer en temas explícitamente Guadalupanos es actualmente Monseñor José Luis Guerrero un canónico de la basílica de Guadalupe que va todo mi respeto hacia él, pero aparte de estos dos todo ese grupo de personas muy variadas como competencias y había de todo historiadores, antropólogos, expertos en códices de todos, porque yo te veía compulsar, examinar, ver, escuchar a todos y llevar a cabo como un director de orquesta no es que el director de orquesta toca el violín y todos los instrumentos, pero él coordina, dirige y esto hace que la orquesta funcione y esto fue mi trabajo durante aquellos años. Luego al final del proceso les lleve a estas dos personas que acabo de nombrar que trabajaban mas de cerca con migo los lleve a Asturias a la casa de mis padres y ahí nos encerramos durante un mes  y yo les digo esto que hemos llevado a cabo me gustaría y vamos a ponerlo en forma de un libro; un libro divulgativo, critico, histórico y ese libro lleva como título El encuentro de la Virgen de Guadalupe con Juan Diego, ese libro salio de una planificación que un servidor había hecho y que había presentado a la congregación o sea los capítulos de ese libro no son otra cosa que la organización del archivo y debo decir que el archivo de la canonización de Juan Diego todavía está en mi poder completo, porque todavía lo estoy organizando ara en su día llevarlo totalmente al organismo competente en el Vaticano donde están todos los archivos de las causas. Así nació este libro, pero luego mas adelante cuando el papa fue a México y yo tuve ocasiones de relaciones bastante cercanas con el papa Juan Pablo II precisamente por esto, hasta me atreví a pedirle en una ocasión poco antes de morir le dije porque no me das un regalo de la virgen de Guadalupe, él tenía una imagen de la virgen de Guadalupe en su cuarto, en su recamara encima de la puerta y porque no le regala lo que leva puesto a la virgen, no recibí contestación durante un año y un día el secretario del papa me llamo por teléfono y me dijo lo que usted a pedido al papa aquí lo tiene venga a buscarlo. Entonces fui al vaticano y pude subir al apartamento del papa  Juan Pablo donde él vivia y donde murió y ahí sobre  una larga mesa tenia todo preparado desde el solideo hasta los zapatos, su rosario, escapulario, su sotana, su fajín todo quitando las prendas meramente interiores todo hasta el abrigo, la maleta, la toalla, los pañuelos todo y me dice quieres más, estas contento. Entonces el solideo lo firmo con su nombre todo esto está hoy en la basílica de Guadalupe y quiere decir que inmediatamente llame por teléfono al cardenal de México y le dije mire todo lo que tengo, era el regalo que el papa hacia a la virgen tuve alguna tentación quedarme yo con el solideo, pero dije no el solideo el papa lo ha dado a la virgen mas no me lo ha dado a mí.

 

Yo creo que de este canal van a ir un día y lo van a ver porque la patrona es la virgen de Guadalupe también del canal.

Fue una aventura muy importante con el santo padre el cual se dio cuenta de la importancia que tenía el acontecimiento Guadalupano no solamente para México, si no para todo el continente Americano y me pasaría hasta mañana hablando de esto,  ya desde el principio, no olvidemos que la virgen de Guadalupe en tiempos del Rey Español Felipe V y después Fernando VI fue proclamada patrona de todos los dominios del entonces imperio español; y mas adelante la virgen de Guadalupe ya en el siglo XIX es reconfirmada en este patronazgo y el I  Concilio Plenario Latinoamericano la reconoce como tal y de ahí ya toda una serie de cosas. Entonces hay una relación muy importante y lo más resaltante de todo es que yo mismo comencé muy crítico al principio, como todo historiador debe de ser viendo, verificando, confirmando, demostrando cada cosa y entonces llegue a estas conclusiones pero estas conclusiones personales con muchos colaboradores lógicamente como lo he dicho emplee en todo este proceso exactamente doce años o sea que no fue de hoy para mañana sino hasta el final. Me acuerdo una vez una anécdota en la secretaria de estado del vaticano llevaba yo una maleta llena de documentos para el papa para que lo vea y el cardenal encargado de todas estas cuestiones me dice padre Fidel hasta este punto tú como te sientes y dice pon la mano en el corazón y si te fueses a morir en estos momentos lo que has escrito aquí lo firmarías, claro que si lo firmaría. yo me pare en la  investigación porque era el objetivo los primeros cien años, es decir desde 1531 hasta 1631, porque después los documentos son millares yo mismo encontré y esto es una de las cosas misteriosas de la providencia en un lugar escondido de México en un viejo convento donde yo no me lo imaginaba encontré uno de los documentos a mi modo de ver mas importantes también  sobre el hecho Guadalupano y entonces así fue como el papa fue a Guadalupe, fue el último viaje fuera del continente Europeo lo corono precisamente en Guadalupe, fue algo que le marco a él profundamente y después de todo esto cuando yo ya no estaba atado por una obligación de carácter jurídico o de secretos, entonces publique un libro, es uno de los mejores que yo haya escrito y no le digo gloria santa a Dios, pero creo que tengo a mi haber no menos cien libros publicados y si ponemos los artículos científicos creo que llegan sobre los trescientos. Pues este libro que es una de las cosas mejores que he escrito me lo publicó la editorial encuentro de Madrid y lleva como título Pulso y corazón de un Pueblo El acontecimiento guadalupano El Acontecimiento de la Fe y de la Cultura Americana, de todo el continente eso ya fue ya después de todo este proceso diríamos un poco en la que yo me deje llevar como un ensayo crítico e histórico sobre todo esto y el significado de este acontecimiento tiene.

 

Padre, me ha dicho que se le va el tiempo y se tiene que ir, pero antes de eso me gustaría que nos recordase qué es lo que está haciendo ahora últimamente. Sé que va a ir a México y que acaba de escribir un libro.

Es un libro un poco importante según mi parecer, importante para mí porque lo empecé a escribir en el año 1995 contemporáneamente a esto poco a poco y lleva como título casi como una resonancia de este otro Sangre y Corazón de un pueblo, el primero es Guadalupe Pulso y Corazón de un Pueblo el Acontecimiento Guadalupano, este es SANGRE Y CORAZÓN DE UN PUEBLO Historia de la persecución antirreligiosa en México y sus Mártires son dos volúmenes de 800 páginas pasadas cada uno, el primero es un ensayo critico-histórico sobre la raíz de lo que es un mártir las raíces de la persecución y el porque el desarrollo y el segundo volumen es una presentación concreta a través de las actas de los procesos de martirio de los cuarenta mártires canonizados o beatificados mexicanos.

 

Los cristeros que llaman popularmente ¿o son posteriores?

No, no, no, eso es uno de los errores que hay que evitar

 

Pues me alegro que lo haya cometido para que no lo cometa.

Porque así como yo me opongo que se diga los mártires de la guerra civil española, la guerra civil es una guerra civil punto y basta, los mártires de la fe Católica son otra cosa. Entonces los cristeros es un movimiento importante de rebelión justificada ante las injusticias tremendas contra los sentimientos mas profundos del pueblo mexicano que se dio en el año 1926 hasta el año 1928 y luego algunas repercusiones posteriores. Los mártires son anteriores, contemporáneos y posteriores que pueden ser algunos que estuvieron involucrados, pero los mártires son y esto es la demostración del martirio el por qué, yo en mi libro trato los mártires trato también algunos asuntos.

 

Algunos célebres aparte del padre Pro

El padre Pro es uno de los célebres pero el más célebre de entre los laicos es Aniceto Gonzales Flores un laico, laico casado y con hijos. Entre los mártires digo un seglar porque entre estos mártires hay un buen número de seglares, sacerdotes, religiosos y creo que está representado todo el arco iris del mundo católico mexicano. Y luego al final de estos dos volúmenes aparecen publicado una serie de documentos que son muy difíciles de encontrar hoy día que pertenecen a ese momento, estos libros han salido en estos días precisamente.

 

Pan caliente, padre Fidel usted nos ha dicho que le tenemos que avisar pero como ve nos a sabido a poco y tiene que decir muchas cosas más y aquí le estamos esperando.

Lo que más me interesa de todo esto no es, pues el peligro que corren estas entrevistas es una autoincensación  y es lo último que yo desearía en mi vida, lo que yo quiero dejar patente es que el encuentro mío con el señor con Jesucristo pasó a través del encuentro con muchas personas que me han ayudado a crecer a encontrarlo y que ese encuentro correspondió totalmente a los deseos profundos de mi corazón, diríamos que fueron mis papas, mi familia, mi pueblo; cito también luego entre muchos otros a mis párrocos, a los misioneros combonianos que me introdujeron en la vocación misionera y luego más adelante en mi vida yo he tenido un encuentro particularmente fuerte con un sacerdote italiano muy amigo de Juan Pablo II, muy amigo del cardenal Ratzinger futuro Benedicto XVI que muere prácticamente un mes antes de Juan Pablo II, se llama Luigi Giusanni el encuentro con este sacerdote fue determinante en mi vida para hacer carne verdaderamente este encuentro con el señor, luego a mí por motivos particulares me ha tocado reorganizar su propio archivo personal y muchas cosas de su vida y cada vez me doy cuenta que solamente en la medida que uno esta abierto a la realidad y mira los rostros de los santos es la manera más fácil para encontrarse y para dejarse abrazar por ese abrazo de misericordia del cual renace siempre el hombre el abrazo de cristo, pero que nunca es abstracto pasa a través de rostros de personas, de encuentros, de circunstancias, de situaciones donde uno si se deja abrazar ciertamente renace en una autentica humanidad esta es la experiencia de un pobre hombre como puedo ser yo y que ha experimentado el abrazo de tantos santos a lo largo de mi propia vida.

 

Padre Fidel muchísimas gracias, porque a sido un autentico encuentro que ha compartido con miles de televidentes y ha sido una autentica bendición que me gustaría que incluso la formalizase para todos los que nos están viendo y así terminamos el programa con una bendición.

Pues a través de la intercesión de Santa María, Santa María de Guadalupe, madre y emperatriz de las Américas y de todos los santos, de Santo Toribio de Mogrovejo y todos aquellos que nos han acompañado a lo largo de los tiempos en este continente y en todo el mundo que a través de su intercesión; la bendición de Dios todo poderoso él que es padre, hijo y espíritu santo descienda sobre todos nosotros Amén.

Así sea muy bien gracias.

 

APÉNDICE: Gran iniciativa del P. Fidel: El Ddiccionario de Historia Cultural de la Iglesia en América  Latina

 

El DHCIAL se debe a la iniciativa del cardenal Gianfranco Ravassi, jefe del dicasterio del Consejo Pontificio de la Cultura, quien señaló el día de la presentación -11 de diciembre del 2014- que el objetivo era recordar la gran tradición cultural de América Latina, con el aporte de los autóctonos y el mestizaje entre España, Italia y otros pueblos europeos con los de las poblaciones locales, y que la obra "es como un árbol que deberá seguir creciendo en el tiempo".

El alma de la obra es el comboniano y egresado de la Universidad Pontificia de Salamanca, Padre Fidel González, hoy profesor de la Pontificia Universidad Urbaniana y editor del proyecto.

"El diccionario ya tiene 700 voces, hay mil más sobre mi escritorio que tienen que ser controladas, otras dos mil aún en estado de borrador y esperemos llegar a las cinco mil". La obra, puede ya ser consultada en la webhttp://www.enciclopedicohistcultiglesiaal.org

Precisó que la idea original fue del sacerdote Javier Magdaleno Cuevas, entonces oficial del dicasterio, encargado de América Latina, recogida por el padre Bernard Ardua, premostratense, secretario entones del Consejo Pontificio de la Cultura. La idea fue sostenida por el entonces presidente de dicho dicasterio, el cardenal Paul Poupard, y llevada adelante por el cardenal Ravasi.

Colaboraron con el mismo, expertos de las comisiones culturales de cada Conferencia Episcopal. "Un diccionario puesto on-line, y que irá creciendo con el tiempo y alimentándose  con artículos que irán confluyendo, como los afluentes a un río", añadió el editor.

"Lo que se intenta es recoger en resúmenes breves los datos históricos ya conocidos y elaborados sobre hechos, instituciones, personajes, asuntos culturales y eclesiásticos relacionados", indicó el profesor de la Urbaniana, que "se propone además que ninguna manifestación cultural apreciable de esa Iglesia, a lo largo de sus más de 500 años de vida, quede segregada".

http://enciclopedicohistcultiglesiaal.org/diccionario/index.php/Glosario

- See more at: http://salamancartvaldia.es/not/80149/aumentan-las-voces-del-diccionario-de-historia-cultural-de-la-iglesia-en-america-latina-on-line#sthash.wuLxsMpq.dpuf

 

Video homenaje a Manolo

"¡Cómo no creer!. Señor de los Milagros

 

José Antonio Benito Copyright © 2009 Gadget Blog is Designed by Ipietoon y adaptado por ANGEL SANTA MARIA R. Sponsored by Online Business Journal