sábado, 11 de septiembre de 2010

JOSÉ ANTONIO DE CHABUCA GRANDA

Hoy he gozado de una caminata desde el Puente de los Suspiros hasta el Morro Solar. En el punto de partida me encontré con este magnífico grupo escultórico dedicado a la inmortal Chabuca Granda y su célebre canción “José Antonio” que tantas veces con tanto cariño he escuchado en Perú.

http://www.youtube.com/watch?v=etyVJ5hZqLw

José Antonio

Por una vereda viene
cabalgando
José Antonio,
se viene desde el barranco
a ver la flor de Amancáes.

En un bere-bere criollo,
va a lo largo del camino,
con jipijapa, pañuelo,
y poncho blanco de lino.

Mientras corre la mañana,
su recuerdo juguetea,
y con alegre retozo
el caballo pajarea.

Fina garúa de junio,
le besa las dos mejillas,
y cuatro cascos cantando,
van camino de Amancaes.

¡Qué hermoso que es mi chalán!
¡Cuán elegante y garboso!
Sujeta la fina rienda de seda,
que es blanca y roja.

¡Qué dulce gobierna el freno
con sólo cinta de seda,
al dar un quiebro gracioso
al criollo bere-bere!

Tú, mi tierra, que eres blanda
le diste ese extraño andar
enseñándole el amblar
del paso llano (ya no) gateado.

Siente cómo le quitaste
durezas del bere-bere,
que allá en su tierra de origen
arenas le hacían daño;

fina cadencia en el anca,
brillantes se ven las crines,
y el nervio tierno y alerta
para el deseo del amo.

Ya no levanta las manos
para luchar con la arena
quedó plasmado en el tiempo
su andar de paso peruano.

¡Qué hermoso que es mi chalán!
¡Cuán elegante y garboso!
Sujeta la fina rienda de seda,
que es blanca y roja.

¡Qué dulce gobierna el freno
con sólo cinta de seda,
al dar un quiebro gracioso
al criollo bere-bere!

José Antonio, José Antonio,
¿Por qué me dejaste aquí?
Cuando te vuelva a encontrar
que sea junio y garúe.

Me acurrucaré a tu espalda,
bajo tu poncho de lino,
y en las cintas del sombrero,
quiero ver los amancáes,

que recoja para ti,
cuando a la grupa me lleves
de ese tu sueño logrado,
de tu caballo de paso.

¡Aquel del paso peruano!


José Antonio

"A José Antonio de Lavalle y García, barranquino, gran señor peruano, angustiado desde su juventud por la desaparición irreparable de nuestras esencias, por ejemplo: el Caballo de Paso.

Desaparecía este admirable animal de trabajo y viajes largos. José Antonio tenía un potro, Pancho Fierro y del embride de éste con una yegua moqueguana, propiedad de un señor chino, brotaron todos los ambladores de hoy.

Para gloria de José Antonio, los criadores actuales de nuestro país - angustiados, como es natural, por una u otra cosa - siguen perfeccionando el genotipo y varios paises sudamericanos se surten de este animal nuestro. En California, inclusive, hay un cálido lugar - Lomita - donde le creían bajo el nombre de The Peruvian Paso Horse.

José Antonio me contó tanto de este caballo que le hice esta canción, pero no me la oyó. Por eso la letra tiene la fuga al final, que dice: José Antonio, ¿porqué me dejaste aquí?. Y cuando algunas señoras la cantan con ira, yo digo: NO, si la canción es de amor. El señor se me murió. Era un señor muy viejo, muy amigo de mi padre y muy amigo mío.”

Chabuca Granda.

 

PUENTE DE LOS SUSPIROS

Puentecito escondido
Entre follajes y entre añoranzas
Puentecito tendido
Sobre la herida
De una quebrada
Retoña el pensamiento
Tus maderas
Se aferra el corazón
A tus balaustres

Puentecito dormido
Y entre murmullos
En la querencia
Abrazado a recuerdos
Barrancos y escalinatas
Puente de los suspiros
Quiero que guardes
En tu grato silencio
Mi confidencia

Es mi puente un poeta
Que me espera
Con su quieta madera
Cada tarde
Y suspira y suspiro
Me recibe y le dejo
Solo sobre su herida
Su quebrada

Y las viejas consejas
Van cantando
De la injusta distancia
Del amante
Sus arrestos vencidos
Vencidos por los ficus
De enterradas raíces
En su amada

 

0 comentarios:

Video homenaje a Manolo

"¡Cómo no creer!. Señor de los Milagros

 

José Antonio Benito Copyright © 2009 Gadget Blog is Designed by Ipietoon y adaptado por ANGEL SANTA MARIA R. Sponsored by Online Business Journal