viernes, 9 de diciembre de 2011

GRAN VIGILIA DE LA INMACULADA en LIMA CONCURRIDA DE CIENTOS DE FIELES

 

GRAN VIGILIA DE LA INMACULADA en LIMA CONCURRIDA DE CIENTOS DE FIELES

 

Con el lema ¡María, puerta de la fe, estrella de la misión! los militantes de Santa María convocaron a la sociedad limeña para la Gran Vigilia de la Inmaculada  este miércoles 7 de diciembre, de 8 p.m. – 10 p.m. en la Iglesia de la Encarnación (MM. Agustinas), Av. Brasil 1778 (Cruce con Bolívar) Pueblo Libre.

 

Comenzó con el rezo del Santo Rosario  que fue comentado en sus cinco misterios por cinco laicos, dos de ellos jóvenes participantes en la Jornada Mundial de la Juventud, quienes manifestaron su gozo y su compromiso por haber tenido ocasión de estar en Madrid junto al Papa y con dos millones de jóvenes de todo el mundo. Cabe resaltar en el comentario del tercer misterio la familia Santa María Alvarado que salió con su hijita y el bebe que están esperando, ofreciendo el rezo por las familias. Como detalle emotivo del acto cabe resaltar que en cada avemaría uno de los fieles ofrecía una rosa a la Virgen y que se recogieron oraciones escritas en volantes para presentar en el ofertorio.

 

De la habitual alocución laical se hizo cargo José Antonio Benito, quien se refirió al lema de la Vigilia “puerta de la fe y estrella de la misión”, instando a todos los presentes al amor a Cristo, la devoción a María, la comunión con la Iglesia, y el apostolado especialmente entre los jóvenes; resaltó las palabras del Cardenal  Bertone con motivo de los 50 años de la Milicia de Santa María, en las que animaba al gran ideal de aspirar con gozo y sin reservas a la santidad con la determinación incansable del fundador el Venerable Tomás Morales, siendo así fermento de profunda vida cristiana en la juventud de hoy”.

 

Entre el numeroso público asistente, destacan los participantes en el programa de Catequesis de adultos del Arzobispado de Lima, quienes aprovecharon para confesar y comulgar.

La Santa Misa fue presidida por Monseñor Adriano Pacífico Tomasi, obispo auxiliar de Lima, quien puso como intenciones del acto la persona del Visitador del Papa para la PUCP–el Cardenal Péter Erdó-, los 50 años de los militantes de Santa María, y las familias abiertas a la vida. En su homilía, al ver que el acto se desarrollaba en el templo de la Encarnación, resaltó la actitud de disponibilidad de María en el momento de la Encarnación, dando libremente un “sí” sin condiciones y cómo en su vida siempre estuvo pronta al servicio. Invitó a todos los fieles a vivir este tiempo de Adviento a mirar a la Inmaculada como modelo de fe en nuestra peregrinación por la vida. Ella es la Madre a la que todos los pueblos recurren con estupor porque es la llena de gracia, que siempre estuvo con su Hijo, y es la que nos lleva ahora a la gracia de ser hijos de Dios y libres del pecado, para dar testimonio del amor a Cristo y prepararnos gozosos para vivir el misterio de la Navidad. Mirar la Inmaculada es dejarse transformar por la gracia de Dios y vivir su humildad, su fe, su esperanza y su caridad.

 

Como gestos concretos misioneros, se hizo presente Radio María para brindar papeletas de su rifa de viaje para Tierra Santa,  se recogieron firmas para que el Gobierno declare el 2012 como el año del cincuentenario de la canonización de San Martín de Porres; a la salida pueden firmar y recoger planillones, se difundió el periódico “Correo Mariano”, la prensa católica del Perú.

 

Al final se obsequió con una bella postal recuerdo de la Inmaculada del pintor B. Bitti con invitando a prolongar el acto a lo largo del año.

 

Tal como quería el venerable Padre Tomás Morales, S.J., iniciador de las vigilias, se ha querido movilizar a los laicos a través de la Inmaculada para contribuir a crear un ambiente limpio, espiritual, llevando los jóvenes a Cristo (confesión, comunión, oración, trabajo, apostolado). Se palpó en todo momento lo que pronunció Benedicto XVI en la fiesta de la Inmaculada del 2010: La Inmaculada Concepción es fuente de luz interior, de esperanza y de consuelo. En medio de las pruebas de la vida, y especialmente de las contradicciones que experimenta el hombre en su interior y a su alrededor, María, Madre de Cristo, nos dice que la Gracia es más grande que el pecado, que la misericordia de Dios es más potente que el mal y sabe transformarlo en bien...

 

--------------------------------------------

Les comparto mi alocución completa

 

MARÍA PUERTA DE LA FE, ESTRELLA DE LA MISIÓN

 

Llegamos al momento culminante de nuestra celebración, a punto de comenzar la Eucaristía. El ruido de la calle no debe ser obstáculo para nuestro silencio interior. Les agradecería especialmente a los jóvenes que tomen asiento y que vivan la liturgia, que la gocen.

El precioso cuadro de Bernardo Bitti del afiche, el volante y el recuerdo que se les dará, es mucho más que un bello adorno de escaparates y tablones de anuncio, es un icono para una nueva humanidad y los jóvenes son sus abanderados. El P. Kolbe solía repetir: ¡Todo por la Inmaculada! Sí, todo por Ella. Porque Ella nos dirá: “Hagan lo que Él les diga”. Y Jesús nos dice: “Id por todo el mundo”. Son alrededor seis mil millones los que todavía no conocen a Cristo. Con María, lo conseguiremos. Es cuestión de poner el agua (nuestro tiempo, nuestras ganas) y Él lo convertirá en vino (felicidad, amor). ¡Vamos, en marcha con los jóvenes!

En un mundo de violencia y de inmundicia, la Inmaculada es Paz y Limpieza; en un mundo “maculado” (manchado), Ella es la “In-maculada” la “No-manchada”, o si lo ponemos en positivo la TODA LIMPIA, la Llena de Gracia. En labios de Georges Bernanos: “Ella es más joven que el pecado, más joven que la raza de la que ella es originaria y, aunque Madre por la gracia, Madre de las gracias, es la más joven del género humano”.

Y los jóvenes se convierten en las manos de María para ser portadores de su gracia y llevarla a nuestro mundo. Gracias a María nos vino Jesús y gracias a María llegaremos a Jesús, Ella es como la gran autopista que facilita el camino para llegar al que es Camino, Verdad y Vida.

La Campaña de la Inmaculada ha buscado poner en marcha el deseo del Papa Benedicto XVI con su llamamiento de fe –“porta fide” (puerta de la fe) para el 2012 conmemorando los 50 años del inicio del Concilio Vaticano II. La devoción a María es como el viento que aviva las brasas apagadas por la ceniza. ¡Bienaventurada, Tú, María, porque has creído! Tú eres la PUERTA DE LA FE y la Estrella de nuestra Misión como quiere Aparecida.

Gracias, Madres Agustinas por acogernos, gracias Heraldos del Evangelio por brindar este apoyo eclesial, gracias iglesia de Lima representado en Monseñor Pacífico Adriano Tomasi (Pachi), gracias contemplativas que rezan y se ofrecen por la Vigilia, gracias sacerdotes que confiesan, gracias al coro de la parroquia de Nuestra Señora del Carmen –de San Miguel- con el recién estrenado matrimonio de Wilson y Sandra a la cabeza, gracias al equipo de catequistas del programa del arzobispado de Lima coordinados por Iván Landa y gracias a todos ustedes porque han acudido a esta convocatoria.

Quiero compartir cuatro deseos, que son peticiones, que son desafíos, tomados de una carta entrañable de Monseñor Francisco Cerro Chaves, obispo de Cáceres, Comisario Apostólico de los Cruzados de Santa María, con motivo de los 50 años de la Milicia de Santa María, y que han significado para los militantes organizadores de la Vigilia gratitud, responsabilidad, gozo

1.   Centralidad en Cristo: Sin Cristo, por El, con Él y en Él, nada, con Cristo todo. Oración, adoración, Eucaristía, lectura espiritual, Ejercicios Espirituales… Les comparto un texto del Papa a los jóvenes de la pasada JMJ en Madrid:

Si permanecéis en el amor de Cristo, arraigados en la fe, encontraréis, aun en medio de contrariedades y sufrimientos, la raíz del gozo y la alegría. La fe no se opone a vuestros ideales más altos, al contrario, los exalta y perfecciona. Queridos jóvenes, no os conforméis con menos que la Verdad y el Amor, no os conforméis con menos que Cristo…Aprovechad estos días para conocer mejor a Cristo y cercioraros de que, enraizados en Él, vuestro entusiasmo y alegría, vuestros deseos de ir a más, de llegar a lo más alto, hasta Dios, tienen siempre futuro cierto, porque la vida en plenitud ya se ha aposentado dentro de vuestro ser. Hacedla crecer con la gracia divina, generosamente y sin mediocridad, planteándoos seriamente la meta de la santidad. Y, ante nuestras flaquezas, que a veces nos abruman, contamos también con la misericordia del Señor, siempre dispuesto a darnos de nuevo la mano y que nos ofrece el perdón en el sacramento de la Penitencia.

 

2.   Amar apasionadamente a la Iglesia. Debemos ser la Iglesia sin complejos, en la calle, en la fábrica, en la universidad, en la diversión, en la familia, …Amar a la Iglesia significa sintonizar con toda su realidad, su belleza, sus limitaciones, su santidad, su pecado…en comunión con el Papa, con los obispos, con los sacerdotes, los bautizados… Qué alegría este año vivir la beatificación de Juan Pablo II y la JMJ, saber que cada mes nuestra Iglesia de Lima incorpora unos cien bautizados y unos doscientos confirmados…La Iglesia avanza. Y nosotros somos la Iglesia. Otro texto del Papa en la JMJ:

Jesús construye la Iglesia sobre la roca de la fe de Pedro, que confiesa la divinidad de Cristo. Sí, la Iglesia no es una simple institución humana, como otra cualquiera, sino que está estrechamente unida a Dios. El mismo Cristo se refiere a ella como «su» Iglesia. No se puede separar a Cristo de la Iglesia, como no se puede separar la cabeza del cuerpo (cf. 1Co 12,12). La Iglesia no vive de sí misma, sino del Señor. Él está presente en medio de ella, y le da vida, alimento y fortaleza.

La Iglesia es Madre y Maestra, la necesitamos y nos necesita.

 

3.   La ternura de María. La Facultad de Teología Redemptoris Mater del Callao ofreció una preciosa exposición sobre María en el Perú; la última Revista Peruana de Historia Eclesiástica publica un largo artículo del P. Javier Campos sobre las fiestas de la Inmaculada en Lima allá por 1619. Les ofrezco un detalle precioso que nos indica cómo el Inca Garcilaso cuenta que los naturales del Cuzco, escuchando los nombres que los sacerdotes daban en lengua latina y castellana a la Virgen, en el rezo de las letanías, trataron de adaptarlos y traducirlos a su lengua general, y así llamaban a María: “… Huarcarpaña, sin mancilla. Huc hanac, sin pecado. Mana Chancasca, no tocada, que es lo mismo que inviolada. Tazque, virgen pura…

 

En aquellos tiempos se cantaban  unas coplas sencillas a la Inmaculada que imprimieron y difundieron con enorme éxito por toda la ciudad, y cuyo estribillo se hizo inmediatamente popular en toda Andalucía:

 

Todo el mundo en general, / a vos, Reina escogida, / diga que sois concebida / sin pecado original.

De modo magistral, el Papa  nos lo dijo el año pasado ante el monumento de la Inmaculada en Roma; tienen el texto en el reverso de los volantes:

 

El misterio de la Inmaculada Concepción es fuente de luz interior, de esperanza y de consuelo. En medio de las pruebas de la vida, y especialmente de las contradicciones que experimenta el hombre en su interior y a su alrededor, María, Madre de Cristo, nos dice que la Gracia es más grande que el pecado, que la misericordia de Dios es más potente que el mal y sabe transformarlo en bien...La Sagrada Escritura nos revela que en el origen de todo mal se encuentra la desobediencia a la voluntad de Dios, y que la muerte ha dominado porque la libertad humana ha cedido a la tentación del Maligno. Pero Dios no desfallece en su designio de amor y de vida: a través de un largo y paciente camino de reconciliación, ha preparado la alianza nueva y eterna, sellada con la sangre de su Hijo, que para ofrecerse a sí mismo en expiación "nació de mujer" (Gálatas 4, 4). Esta mujer, la Virgen María, se benefició de manera anticipada de la muerte redentora de su Hijo y desde la concepción quedó preservada del contagio de la culpa. Por este motivo, con su corazón inmaculado, nos dice: confiad en Jesús, Él os salva.

 

4.   Los jóvenes. Tenemos muy reciente esa olimpiada espiritual de la juventud que fue la JMJ. Este año ha cumplido 50 años de vida el grupo que está organizando la Milicia de Santa María, y desde el Vaticano recibimos esta carta del Cardenal Tarsicio Bertone, Secretario de Estado de Su Santidad:

Al cumplirse 50 años de las actividades de la MSM SS Benedicto XVI saluda cordialmente a sus miembros y responsables, uniéndose a la acción de gracias a Dios por los dones espirituales que ha concedido a esa asociación dedicada a la formación espiritual y apostólica de adolescentes y jóvenes en diversas partes del mundo. Al mismo tiempo les exhorta a seguir fomentando el gran ideal de aspirar con gozo y sin reservas a la santidad con la determinación incansable del fundador el Venerable Tomás Morales, siendo así fermento de profunda vida cristiana en la juventud de hoy”.

 

Tenemos muy recientes las muertes de jóvenes como Walter Oyarce por la violencia sin sentido, suicidios juveniles que nos sacuden de nuestra indiferencia… Jóvenes pandilleros…jóvenes en la droga, sin sentido… Necesitan de ti, de cada uno de nosotros.

 

Cristo no tiene otros labios para hablar que los tuyos, ni otros pies para caminar que los tuyos, ni otro corazón para amar que el tuyo. Es la hora de la Misión…como nos recuerda Aparecida. Avivemos nuestra fe.

El Señor nos espera en cualquier recodo de nuestra vida, esta misma noche… el Señor nos puede convocar, como hizo con la fundadora de este monasterio –el primero de toda América del Sur-.  La viuda del encomendero Francisco Hernández Girón, tras la visita del pacificador Lagasca y su derrota al igual que Gonzalo Pizarro, fue decapitado. Su viuda, doña Mencía de Sosa, así como su madre doña Leonor de Portocarrero, fueron las primeras religiosas, las fundadoras el monasterio, un 25 de marzo de 1558; en 1627 había más de 600. Un 10 de agosto de 1602, cuatro religiosas agustinas, doña Justina de Guevara, doña Ana de Illescas, doña Bárbola de la Vega y doña Isabel de la Fuente fundaron el monasterio de Santa Clara. Fíjense, eran agustinas y dejaron de serlo para convertirse en clarisas. ¡Qué amor por Cristo y por su iglesia!

 

En cualquier sitio y circunstancia. Por mi condición de docente universitario y mi trabajo con los jóvenes, les pido de modo especial por la PUCP, una institución tan significativa en la historia del Perú que en este momento está recibiendo al Visitador, Cardenal Péter Erdó. Que el Señor les ilumine a encontrar la mejor solución para el bien de la Iglesia y del Perú.

 

Estamos a las puertas del Año de la Fe. Siempre podemos dar algo más, rasgar apariencias y fiarnos del Dios humanado, Cristo, quien todo lo puede. Les animo a colaborar en detalles concretos. Primera: Están con nosotros las hermanas de Radio María, quienes están organizando una rifa de viaje para Tierra Santa. Segunda: Apoyemos con nuestra firma para que el Gobierno declare el 2012 como el año del cincuentenario de la canonización de San Martín de Porres; a la salida pueden firmar y recoger planillones. Tercera: Apoyemos el periódico “Correo Mariano”, la prensa católica del Perú.

En definitiva, seamos misioneros comprometidos, intrépidos; que sepamos florecer allí donde el Señor nos plante. Termino con un texto de la bula convocatoria para este año singular que conmemora los 50 años del inicio del Concilio Vaticano II:

Por la fe, María acogió la palabra del Ángel y creyó en el anuncio de que sería la Madre de Dios en la obediencia de su entrega (cf. Lc 1, 38). En la visita a Isabel entonó su canto de alabanza al Omnipotente por las maravillas que hace en quienes se encomiendan a Él (cf. Lc 1, 46-55). Con gozo y temblor dio a luz a su único hijo, manteniendo intacta su virginidad (cf. Lc 2, 6-7). Confiada en su esposo José, llevó a Jesús a Egipto para salvarlo de la persecución de Herodes (cf. Mt 2, 13-15). Con la misma fe siguió al Señor en su predicación y permaneció con él hasta el Calvario (cf. Jn 19, 25-27). Con fe, María saboreó los frutos de la resurrección de Jesús y, guardando todos los recuerdos en su corazón (cf. Lc 2, 19.51), los transmitió a los Doce, reunidos con ella en el Cenáculo para recibir el Espíritu Santo (cf. Hch 1, 14; 2, 1-4).

 

Ésta es la Escuela de María, nuestra universidad. Hagamos de nuestra vida un magníficat cotidiano. Que así sea.

 

 

 

 

Video homenaje a Manolo

"¡Cómo no creer!. Señor de los Milagros

 

José Antonio Benito Copyright © 2009 Gadget Blog is Designed by Ipietoon y adaptado por ANGEL SANTA MARIA R. Sponsored by Online Business Journal