martes, 13 de diciembre de 2011

LA NOVENA MARAVILLA , TRES SIGLOS DESPUÉS. Presentada la primera edición moderna de la obra del sacerdote cuzqueño Lunarejo publicada en Valladolid en 1695

La novena maravilla es uno de los libros más destacados de la literatura barroca escrita en el Perú durante el siglo XVII. Reúne treinta sermones de Juan de Espinosa Medrano, conocido como “El Lunarejo”, maestro del Seminario de San Antonio de Abad del Cusco, donde se distinguió como predicador.

La publicación del Fondo Editorial del Congreso y el Banco de Crédito del Perú constituye la primera edición moderna de esta obra que no había sido reeditada de forma completa desde 1695. Precede la obra un estudio de Luis Jaime Cisneros, sin duda el mejor conocedor de Espinosa Medrano. Cisneros trabajó la edición con José A. Rodríguez Garrido, especialista en literatura colonial. El prólogo es de Ramón Mujica.

La solemne presentación tuvo lugar el pasado lunes 12 de diciembre en la Casa Goyeneche (Jr. Ucayali 358, Lima. Dio un gran realce la presencia del Director del Banco de Crédito  Dionisio Romero quien destacó las 8 grandes publicaciones de l Biblioteca Clásicos del Perú. De igual modo, se hizo presente el segundo vicepresidente del Congreso Manuel  Merino de Lama, quien destacó la importancia de la edición. El congresista Víctor Andrés García Belaunde, en representación del Fondo Editorial del Congreso, nos brindó un delicioso discurso acerca de la “octava maravilla”, del Escorial.

Los comentarios centrales corrieron a cargo de Carlos García Bedoya, Ramón Mujica y el propio editor José A. Rodríguez Garrido. Los tres enfatizaron la categoría del autor, la importancia de la oratoria sagrada y la trascendencia de esta moderna edición del manuscrito de la Biblioteca Nacional de Lima. Destaco la interpretación iconográfica de una portada de iglesia que representa unas sirenas tocando laudes; podría ser la tentación y el pecado. Según la doctora Teresa Gisbert podía tener que ver con la mitología griega platónica. Otros no daban ningún crédito a su comentario y lo dejaban como algo misterioso. Sin embargo, si se lee uno de los sermones de Lunarejo se refiere a María vencedora del pecado y coronada en medio del sol y de la luna.

Noche realmente mágica por la excelente acogida brindada por el Banco de Crédito y el Congreso de la República, unidos para “volver la mirada a la tradición cultural” y afrontar con decisión nuestro Perú global.

Toca ahora leer la excelente obra, magistralmente editada. Ojalá que pueda llevar a todos los peruanos, especialmente en las instituciones docentes.

LAS SIETE MARAVILLAS DEL MUNDO

En el Siglo II AC, según Antípatas de Sidón y Filón de Bizancio, la LISTA DE LAS SIETE MARAVILLAS DEL MUNDO incluía las siguientes maravillas escultóricas y arquitectónicas dignas de ser visitadas, por ser para ellos insignes monumentos de la creación y el ingenio humano. De todas ellas sólo una, la Gran Pirámide, permanece en pie pese a las intenciones presentes y pasadas de reconstruir algunas de ellas.

1.       Pirámides de Gizeh (Egipto).  Fueron construidas durante la IV dinastía (2680 AC-2544 AC), constituyen el conjunto arquitectónico más antiguo, el único que ha sobrevivido hasta nuestros días. 

2.   Jardines Colgantes de Babilonia (Irak). Probablemente fueron construidos por Nabucodonosor II hacia el 600 AC, consistían en una serie de terrazas ajardinadas que formaban una especie de montaña artificial.

3.   Estatua de Zeus (Olimpia). Construida a mediados del siglo V AC fue una figura de 12 m de altura tallada por Fidias para el templo de Zeus en Olimpia.

4.       Templo de Artemisa (Éfeso, Grecia). Construido el 356 AC fue destruido por los bárbaros en el año 262 DC. 

5.       Mausoleo de Halicarnaso (Bodrum, Turquia).  Tumba del Rey Mausolo de Caria. Se terminó de construir aproximadamente en el 350 AC. Fue destruido en 1200 por un terremoto. 

6.       Coloso de Rodas. Estatua de bronce de 30 m de altura que representaba a Helios, dios griego del Sol. Erigido entre el 303 AC y el 280 AC como puerta de entrada a la bahía de Rodas. Fue destruido parcialmente en el 225 AC. 

7.   Faro de Alejandría. Construido el 280 AC, situado en una isla de la bahía de Alejandría (Egipto), se convirtió en el faro más célebre de la antigüedad gracias a su impresionante altura de 134 m. Fue destruido en el siglo XIV.

8.       Desde la colocación de su última piedra, el Monasterio del Escorial y su entorno (La Fresneda -La Granjilla-, Monasterio, El Campillo) fue considerado la Octava Maravilla del Mundo tal como se escribió en "Descripción de la Octava Maravilla del Mundo", Juan Alonso de Almela, 1594. Para celebrar su IV Centenario,. en 1984, la UNESCO proclamó Patrimonio de la Humanidad, "El Escorial, Monasterio y Sitio".

La novena maravilla” sería esta obra literaria, de Juan de Espinosa Medrano (circa 1632-m. 1688) cumbre de la cultura barroca peruana. En ella los mitos de la Antigüedad Clásica coexisten con la reflexión teológica de inspiración tomista para dar lugar a un discurso evangelizador virreinal que pone en evidencia la fuerza autónoma de la tradición letrada criolla en los Andes peruanos. 

Tras la muerte de El Lunarejo, Agustín Cortez de la Cruz, discípulo suyo, seleccionó 30 sermones de su maestro y los hizo publicar en Valladolid –capital del mundo hispánico-, en 1695, a su costa, con este título: La novena maravilla. Para Cortez, Capellán Real de la gran ciudad del Cuzco, se trataba de “un libro verdaderamente de oro” y así se recibió. Los fulgores de la prosa, la inteligencia y la sabiduría de Juan Espinosa Medrano explican el deslumbramiento de su editor y atenúan lo hiperbólico –tan de la época– del título puesto al sermonario: ese libro es uno de los más notables de las letras coloniales de América. En la antología póstuma de treinta sermones, predicados en la ciudad del Cusco entre 1656 y 1685, se puede apreciar cómo en los púlpitos virreinales confluían la literatura, la apreciación por la pintura y la emblemática, la exégesis bíblica, la teología y las devociones religiosas —incluido el culto a Santa Rosa de Lima— con una mirada "providencialista" de la conquista histórica y espiritual del Perú. El sermonario es un testimonio excepcional de la creatividad criolla para releer la tradición cristiana y fundamentar un pensamiento propio cuyo fruto sería más tarde el proceso emancipador. La obra de Espinosa Medrano diluye el lugar común que relaciona el periodo virreinal peruano con un tiempo oscurantista y falto de genuina actividad intelectual.

Juan de Espinosa Medrano, conocido como El Lunarejo, fue un seminarista del Colegio de San Antonio Abad en el Cusco, donde se formaban la nobleza indígena y la mestiza. No obstante sus méritos académicos y literarios, se desempeñó con humildad durante muchos años como párroco de la iglesia de San Cristóbal, donde sus elocuentes sermones convocaban multitudes. Durante sus últimos años integró el cabildo diocesano en la catedral del Cusco y dictó cátedra en el Seminario. Murió el 13 de noviembre de 1688, en medio del sentimiento general de un pueblo que lo había acogido como suyo.

 

0 comentarios:

Video homenaje a Manolo

"¡Cómo no creer!. Señor de los Milagros

 

José Antonio Benito Copyright © 2009 Gadget Blog is Designed by Ipietoon y adaptado por ANGEL SANTA MARIA R. Sponsored by Online Business Journal