martes, 21 de octubre de 2014

¡Cómo no creer en Dios! Espectacular álbum de 365 fotos de Sara Manjón acerca de la devoción al Señor de los Milagros

¡Cómo no creer en Dios!

 

Espectacular álbum de 365 fotos de Sara Manjón acerca de la devoción al Señor de los Milagros

 

Fue presentado el martes 14 de octubre en el Salón cultural del Parque de la Amistad de Surco, en cumplimiento de una promesa hecha al Señor por la autora.

 

José Antonio Benito

 

Mi aportación fue entrevistar a la autora en "El Puente" del canal PAX, exponer sus fotos al público a través del CEPAC (Centro del Patrimonio Cultural) de la UCSS (Universidad Católica Sedes Sapientiae) y escribir la introducción histórica. Pero a mí me apremia decirles desde ya disfruten, gocen, vivan la procesión, la devoción, la historia y la actualidad a través de las imágenes de nuestra nazarena de honor, Sara Manjón.

El Señor Cardenal ha tenido la deferencia de presentar la obra mediante una carta titulada Creer y crecer en familia con el Señor de los Milagros En ella puede leerse:

Qué bonito es cuando los medios muestran a un Dios que ilumina los hogares y los corazones. Qué bello cuando ponemos nuestro don de comunicar en la prensa, en la radio, en la TV, en internet al servicio de la verdad, de la causa del Evangelio. Qué sugestivo se hace el mensaje cuando –como en el presente libro- lo convertimos en imágenes que valen por mil palabras. Qué fácil se hace creer cuando encontramos razones de belleza, de humanismo, de espiritualidad como en estas hermosas fotografías para todos los días del año.

Imagino la escena familiar de contemplar este atractivo álbum de fotos de la procesión y devoción del Señor de los Milagros. Contemplamos, comentamos, oramos, nos emocionamos, lloramos quizá, pero, sobre todo amamos, nos dejamos amar, y sentimos de veras que el Señor de los Milagros sana de nuevo nuestro corazón y lo lanza a velas desplegados por los senderos de la fe, la esperanza y la caridad.

 

          El 2015 la humanidad celebrará el natalicio de Teresa de Jesús, la renovadora del Carmelo en aquel cambio de época que fue el Renacimiento, el siglo XVI. En ninguna parte del mundo, sus hijas que en sustantivo son "carmelitas" llevan un adjetivo tan calificativo como en La Ciudad de los Reyes, Lima, "las nazarenas". Y todo, gracias al Nazareno, el Cristo de Pachacamilla, el Señor de los Milagros. Cuando visitamos su santuario llama la atención el espíritu carmelitano en las imágenes de los altares, en las voces de los cánticos, en la presencia del silencio sonoro de sus oraciones, y resuena con más rotundidad la elegante y nostálgica glosa de Fray Luis de León sobre la personalidad de la santa reformadora:

 

"Yo no conocí ni vi a la Madre Teresa de Jesús mientras estuvo en la tierra; mas agora que vive en el cielo la conozco y veo casi siempre en dos imágenes vivas que nos dejó de sí, que son sus hijas y sus libros, que a mi juicio son también testigos fieles y mayores de toda excepción de su gran virtud"

.

También nosotros podríamos glosar a Fray Luis, aplicándolo al Señor de los Milagros: "Yo no conocí ni vi al Señor mientras obraba sus milagros en el Perú, mas agora que vive en el cielo lo conozco y veo casi siempre en dos imágenes vivas que nos dejó de sí, que son sus hijas carmelitas y sus cofrades de la Hermandad". Yo añadiría una tercera –y que me perdone Sara Manjón, autora de este libro,  las miles de fotografías captadas por su lente que "a mi juicio son también testigos fieles y mayores de toda excepción de su gran virtud" y del permanente milagro que en la procesión y en el día a día experimentan cuantos se encuentran con el Señor.

En torno a la devoción del Señor de los Milagros de Nazarenas, en Lima (Perú), brotan múltiples realidades culturales (Hermandad, Monasterio de Nazarenas, Liturgia, Devotos, Autoridades civiles y eclesiásticas, Comerciantes, Prensa…) que la convierten en una vivencia espiritual compartida por cientos de miles de peruanos, tanto en Lima como fuera de la metrópoli. En un país tan social, cultural, económica y étnicamente diverso, el Señor de los Milagros asume un rol integrador que no es ni transitorio ni meramente simbólico.

Con toda razón, el año 2005, el INC (hoy Ministerio de Cultura) declaró la "Festividad del Señor de los Milagros" como Patrimonio Cultural de la Nación (Nº 1454/INC) y el Congreso de la República el 18 de octubre del 2010 publicó la ley N° 29602 que declara al Señor de los Milagros patrono de la espiritualidad religiosa católica del Perú y símbolo de religiosidad y sentimiento popular.

 

La autora, Sara Manjón de Garay, es periodista fotógrafa graduada por la Universidad Complutense de Madrid. Vive en el Perú desde 2008. Desde el primer momento en que participó de la procesión del Señor de los Milagros, se dio cuenta de su belleza visual, de la riqueza de personajes, situaciones, el costumbrismo, intuyéndolo como un proyecto perfecto de fotoperiodismo. De este modo, comenzó a tomar sus primeras fotos, y después de cinco años tiene más de 5.000 fotos que nos brindan la hondura del patrimonio cultural expresado en la devoción del pueblo creyente del Perú por el Cristo Morado.

 

El nombre de la muestra y del libro "¡Cómo no creer!" se debe a que a medida en que iba adentrándose en el proyecto foto periodístico, la procesión se iba poco a poco convirtiendo en un proyecto personal donde iba redescubriendo su propia fe en Dios. Así lo comentó en el programa televisivo "El Puente" (PAX TV): "Tantas veces durante estos años he escuchado la canción "Cómo no creer en Dios" que le cantan al Señor de los Milagros su letra refleja perfectamente el espíritu de la procesión y también la imposibilidad de no creer en Dios estando como estamos rodeados de todos los milagros que el nos ha dado. La gratitud por todo lo que tengo es un regalo que me ha dado el estar involucrada en este proyecto".

 

La muestra y el libro, por tanto, buscan interpelar al espectador, porque la autora se ha convertido en testigo de este signo del amor misericordioso de Dios que vive corporativamente el pueblo del Perú a través de su Cristo Moreno, su Señor de los Milagros.

 

La autora cual nueva evangelista ha puesto sus ojos, sus manos, su pasión para difundir la buena nueva que ella ha descubierto en este quinto evangelio regalado al Perú. Y lo hace a través de la belleza de la devoción popular captada en sus fotos. El Señor de los Milagros se convierte en una suerte de embajador silencioso del Perú pues su fe se extiende más allá de sus fronteras. Como dijo el Papa Francisco "el Señor de los Milagros lleva el amor del pueblo peruano a todos los rincones". Piensa la autora los que siguen la procesión, el mes morado es demasiado breve y pasa el resto del ano esperando a que el anda regrese de nuevo a las calles, por lo que describiese magistralmente M. Proust sobre la recuperación del tiempo pasado, se puede tener presente al Señor a través de las fotos. Como dijo el Cardenal Juan Luis Cipriani, arzobispo de Lima: "todos deseamos poder guardar algún recuerdo de esos instantes que van a ser la fuerza de todo el año".

 

Reconoce la autora que aunque la imagen verdadera, la milagrosa que se salvó del temblor, es la que esta en el altar de la Iglesia de Nazarenas, es, sin embargo, "el anda con el lienzo del Señor que peregrina por las calles y te visita en tu casa o en tu negocio, que llama a las puertas de cada uno, la que te encuentra y te impacta de manera muy especial". A pesar de contarse hasta por millones los que le siguen en la procesión, quiere Sara Manjón que su muestra fotográfica sea "una invitación a acercarse a conocer la imagen auténtica, la que siempre esta en la Iglesia de Nazarenas y que no es otra que la representación del Cristo Vivo, rostro humano de Dios, rostro divino del hombre".

 

Ciertamente, la procesión es una suerte de dramaturgia sacra por las calles de Lima, en la que oraciones, canciones, olores, sentimientos, decisiones, acciones, constituyen un espectáculo formidable de fe, esperanza, amor, en un mundo que necesita el espíritu como nunca.

Nuestra fotógrafa registra especialmente las acciones de gracias de la gente. Se siente conmovida por "las expresiones de las personas cuando tocan el anda; las manos puestas en el anda, por unos instantes, lo dicen todo, pues se que esa imagen la llevaran en sus corazones para siempre y significara todo para ellos; Cuando necesiten ser reconfortados, recordaran que caminaron junto al Señor, lo tocaron por un instante, y ese recuerdo les hará seguir adelante".

 

Ojalá pueden comprar el libro, obsequiarlo, difundirlo…Además de disfrutar, de orar, ayudarán a la hermosa obra social que las Madres Nazarenas llevan día a día en el Santuario (sirven gratis desayuno y almuerzo a los niños e indigentes), ¡otro de los milagros del Señor!)

 

 

Video homenaje a Manolo

"¡Cómo no creer!. Señor de los Milagros

 

José Antonio Benito Copyright © 2009 Gadget Blog is Designed by Ipietoon y adaptado por ANGEL SANTA MARIA R. Sponsored by Online Business Journal